El día del eclipse en el Tzolkin

Una vez que hemos encontrado que el eclipse sucede en ese día que parte el año en 182 a un lado y 182 al otro lado, podemos preguntarnos qué aparece en el Tzolkin en ese lugar que sería el sello 183. Y en ese lugar aparece la noche magnética o noche con el tono 1.

El eclipse pudiera estar señalando, de la mano de Valum Votan, un lugar, y si ese lugar es la noche magnética como sello 183, entonces nos lleva a la forma azul en el cuarto castillo. Eso subraya la importancia de lo que te transforma, lo que te produce modificaciones, cuando estás viviendo la cuarta dimensión, que has iniciado como voluntario (onda tierra). Cuando te has situado como voluntario es cuando comienzas ese diálogo.

¿Y dónde te lleva ese propósito?, porque la noche 1 es un propósito, el propósito de ensoñar la abundancia para todos. El voluntario ensueña la abundancia para todos y eso le transforma. Claro, lo sueña desde el amor incondicional (onda perro), que es la forma blanca. Y le lleva a sanar su visión, despertando al águila en forma trascendente.

De esta manera aparece especialmente relevante en este momento, en estos tiempos, ensoñar activamente la abundancia para todos, eliminando todos los pensamientos de carencia, engaño, sufrimiento y desconfianza.

¿Qué es lo que te puede transformar para adentrarte en la quinta dimensión? Tu ensueño. Directamente lo decimos.

Viracocha y los oráculos

Vemos a Viracocha y está claramente con los brazos en cruz. También Viracocha elige la cruz, como aquel que llamamos Jesús y que dicen que dijo “toma tu cruz y ven”.
Pero, ¿qué es tomar tu cruz sino abrir la puerta que te convierte en Viracocha, o subir la escalera o cruzar el puente?

Y, ¿qué hace falta? Lo que hace falta es querer que suceda; afirmar solemnemente que quieres que suceda. Con tu palabra pronunciada desde tu corazón se abren puertas.
Las manos de Viracocha hacen.

Cuando miramos la Cruz que forma el oráculo maya también vemos a Viracocha. Si miras la imagen de un oráculo, verás una cruz.
En el centro de la imagen de Viracocha está su corazón. En el centro del oráculo maya se coloca tu kin de nacimiento.
Encontrar qué significa es encontrar que las cualidades que expresa ese kin que te define también expresan el corazón de Viracocha.

En la parte alta vemos la cabeza de Viracocha y en el oráculo encontramos algo que definimos como guía, según la tradición yucateca, o como origen, según la tradición quiché.
El ensueño de Viracocha te guía y también es tu origen.

Abajo están las rodillas de Viracocha, porque Viracocha en la puerta del Sol de Tiahuanaco está sobre las rodillas y no se ven los pies.
En el oráculo, abajo, está tu oculto según los hermanos yucatecos y tu destino según los hermanos quichés.
Este oculto está oculto porque pertenece a la realidad plegada, y es tu destino, porque llegas a tu destino al desplegar la realidad, al hacer real a Viracocha que está en tu corazón, pero que ahora está plegado.

Viracocha en la tradición tiene dos ayudantes, y aquí vemos que son las manos. Las manos, con su conexión con el corazón, son tus ayudantes.
Antípoda y análogo también les llaman, pero son manos. La mano es la acción. Lo que haces, presenta a Viracocha.
También la mano, manik, es el Venado Azul de los hermanos Huicholes.
Para hacer bien es necesario reconocer qué no haces desde el amor.

¿Por qué llora Viracocha?

Hola. Disculpen si molesto. No es mi intención.
Estoy hablando de la Chacana desde la admiración y el respeto.
Estoy hablando de la Chacana, de Viracocha y de la cultura andina desde el cariño y la complementariedad.

Sucede que Chacana tiene un significado de UNIR lo separado. Según Wikipedia en el Quechua Chinchay, tsakana significa “útil o material para usar como puente o unión entre dos elementos o partes separados”. Por eso puede ser considerada la Chacana como una escalera que une arriba y abajo, también como una puerta que une dimensiones, o como un puente que une en lo horizontal. Entonces, claramente su intención es UNIR lo separado.
Por eso encontramos que es la propia Chacana la que atrajo a la unión como un sacramento, es decir desde su sagrado designio, a los seres humanos separados por los mares océanos.

Entendemos que la Chacana es Viracocha, y Viracocha, el dios creador, es la Chacana.
Entonces la creación es Unión. Todo está Unido. Todo es Uno. Y el Uno une.
La ley es la unión. La ley de la gravedad te une a la madre Tierra aunque no te des cuenta.
El aire también une. Todos los seres humanos estamos como materia pegados a la tierra, que también une a todos los árboles, a los montes y a todas las cosas. Pero los seres humanos también estamos unidos por el aire que respiramos, que también nos une con los animales y con las plantas. Y también el tiempo une.
La ley es la unión, porque la unión es Amor.

El asunto entonces, al despertar la conciencia del amor, es la unión, el reconocimiento y honra del otro. Por eso existen los océanos, para escenificar la separación y para crear la unión.
La Chacana, que también es Viracocha, une la humanidad separada para realizar lo sagrado, transcendiendo el juicio.
Transcender el juicio hace ligera tu alma y te abre la puerta del gozo.

No NE CE SI TAS que te pidan perdón. Sí NE C E SI TAS perdonar.
Al perdonar, SANAS TU LINAJE.

¿Hay alguien que se cree libre de error? ¿Hay alguien que nunca ha hecho daño intencionadamente o sin intención?, ¿Hay alguien que nunca ha insultado, difamado, odiado, maltratado, abusado, etc., etc., etc., etc. Y a veces entre hermanos, padres, parientes, etc., etc.
Pues ahora piensa en tu linaje. Quizás lúcidamente encuentres que perdonar también te perdona y quizás encuentres que al perdonar actúas lo sagrado. Al perdonar liberas tu linaje, sanas tu linaje y también tu descendencia, porque es linaje Viracocha.

Al perdonar, eres Chacana, porque eres puerta, puente y escalera. Y quizás también entiendas por qué llora Viracocha. Viracocha llora porque quiere unión.

La realidad parece inerte. Las cosas parecen inertes. Las montañas, las estrellas, los árboles todo parece inerte, sin voluntad

5.
La realidad parece inerte. Las cosas parecen inertes. Las montañas, las estrellas, los árboles todo parece inerte, sin voluntad, pero Viracocha y Shu y su hipóstasis Heh muestran cómo las cosas son también la realidad creadora, que ofrece voluntaria y amorosamente el espacio y el tiempo para que tú existas, para que tú goces, para que tú ames, para que tú reconectes con tu realidad mágica, con tu linaje mágico.
La realidad se vuelve maravillosa cuando tú descubres esa realidad mágica y amorosa, y encuentras el Espejo donde todo eso ES.

Vemos esa realidad plegada, arrodillada, pero que se puede desplegar justamente cuando tú despliegas tu propia realidad plegada, tu ser espiritual, tu ser Hijo de Dios.
Sí, cierto, también la ciencia absoluta, que no necesita ser deísta, habla de “realidad plegada”, como Viracocha.

Gracias abuelos Andinos, gracias abuelos Mayas por vuestra paciencia.
Gracias y perdón.

Shu, viento y también palabras, crea la realidad, crea las cosas

4.
Shu es el Dios creador de la tradición de los constructores de pirámides en Egipto. Es el Dios del Viento, solo que las palabras son también expresión del Viento. Las palabras y las canciones necesitan aire de los pulmones para ser oídas. Y las palabras crean las cosas.

Shu, viento y también palabras, crea la realidad, crea las cosas. Ese es su poder creador, con el que separa el cielo de la tierra y abre espacio para que el ser humano viva, ame y bendiga.
Pero ese poder está en ti; ese poder de crear y sostener la vida; ese poder de abrir paso a la luz.
Ese poder está en todos los seres humanos, solo que está esperando ser activado. Está esperando que el ser humano abra la relación con Dios. Está esperando que el ser humano conecte y sea su ser espiritual y entre en la quinta dimensión, dimensión del amor.

Shu y los Heh son lo mismo, son hipóstasis. Heh, como Tawantinsuyo, los cuatro linajes, el Tzolkin y las cuatro parejas de abuelos expresan la cuarta dimensión y la puerta a la quinta dimensión.
Shu, el centro, aire, vacío de la Chacana y el quinto castillo del Tzolkin expresan la quinta energía, la quinta dimensión.

Como Shu crea a Geb y Nut, Viracocha crea al Sol y la Luna

3.
Vemos a Viracocha en la Puerta del Sol, en Tiahuanaco. Está arrodillado. No está parado sobre sus pies, sino que está sobre las rodillas. Con sus báculos, pero sobre sus rodillas. En la estela Raimondi lo vemos sobre sus pies, también con sus báculos.
Podemos preguntarnos por qué está representado el Dios creador en esa posición, por qué está arrodillado.

Viracocha crea el Sol, la Luna, los seres humanos, las montañas y las plantas. Entonces, ¿por qué está arrodillado? Esa no es la forma en que se representa al poderoso Dios creador.

En Egipto encontramos también una representación del Dios creador arrodillado.
Se trata de Heh, el Dios creador de Hermopolis. Heh también aparece arrodillado con dos varas, en este caso de palmera.
El asunto es que Heh no solo es un Dios primordial creador, sino que es Dios del infinito y de la Eternidad, y también es hipóstasis de Shu, es decir, otra forma de Shu.
Como Dios de la Eternidad y del Infinito, Heh aparece como ocho Heh, formando cuatro parejas.
Entonces, vemos la diferencia entre Shu y Heh. Shu, que crea espacio para el ser humano, es padre de Geb y Nut, el cielo y la tierra, de modo que en él se une la dualidad.
Pero en la forma Heh lo que aparece es la dualidad. Y vemos en los 8 Heh esa dualidad, porque cada Heh es una pareja.

También en la tradición maya hay 4 parejas que son 8 personas, como abuelos que dan origen a todos los seres humanos.
En la tradición de los Andes, Viracocha y el centro de la chakana, el centro circular vacío de la chakana, son antes que la forma, donde aparece la dualidad.
Como Shu crea a Geb y Nut, Viracocha crea al Sol y la Luna.

En el Popol Vuh vemos las cuatro parejas que dan origen al pueblo Maya. Balam Quiché, que es el primer hombre en ser creado a partir del Maíz por el Dios Creador Huracán y su pareja Cajá Paluná.
Luego aparece Balam Acab y su pareja Chomijá. Luego Mahucutac y Tzununijá y para terminar de formar el cuadrado, Tawantinsuyo, aparece en cuarto lugar Iqui Balam y Caquixajá.
Decimos que estos cuatro abuelos con sus abuelas parejas son un Tawantinsuyo porque “Tawan” significa cuatro y “suyo” significa linaje.
Estamos hablando de cuatro linajes cuando hablamos de Tawantinsuyo y también cuando hablamos de los cuatro abuelos mayas y sus abuelas parejas. Estamos hablando de los ocho abuelos que también son los ocho Heh.

Los ocho Heh son los cuatro pilares que sostienen la realidad. En esencia el dios creador Heh aparece indistintamente como uno y como ocho.
También los seres humanos somos uno en nuestra conciencia, pero somos muchos más. Somos uno o creemos serlo, como “yo ideal”, pero también somos alguien como hijo, como padre, como hermano, como vecino, como creyente, como político, etc. Por ejemplo, hay personas que en un determinado ambiente tienen fama de divertidos y en otro tienen otra fama diferente.
Quizás creamos que siempre somos el mismo, pero es fácil encontrar que no es así. Si eres el jefe en tu empresa te escuchan todos siempre, pero cuando estás con tus padres quizá tú actitud sea diferente y si estás comprando algo también tu comportamiento sea otro. Y así en muchas otras situaciones.
Podemos entender que somos uno y muchos más, sin que signifique esquizofrenia, aunque de alguna manera también.

Heh, Dios creador, aparece arrodillado como Viracocha, Dios creador, y también es los cuatro Heh con sus cuatro Heket, que son los cuatro pilares del mundo y las cuatro direcciones, los cuatro rumbos, pero también los cuatro linajes originales dónde está toda la humanidad, conformando entonces la tierra mágica dónde tú también siempre eres mágico porque tu linaje es mágico si tus palabras son mágicas.

Shu está entre el cielo y la tierra

2.
Vemos que Shu, de rodillas o de pie, lo que hace es separar el cielo, Nut, de la tierra, Geb, que por otra parte son sus hijos. Shu es como el viento, el aire que respiramos, la atmósfera y el aire con el que producimos palabras.
La atmósfera separa la tierra, donde estamos, del cielo, dónde está el sol, la luna y las estrellas. Shu está entre el cielo y la tierra. Eso en la traducción andina correspondería al territorio del Puma.

Vemos que las palabras (Shu) crean realidad. Shu también está en el interior de cada ser humano. Son las palabras las que crean y despliegan la realidad. Pero es necesario llevar la conciencia a ese encuentro.
Tú puedes desplegar la realidad, claro que primero has desplegado tu realidad interior.

Viracocha aparece de rodillas, ¿por qué?

1.
Vemos a Viracocha en la puerta del Sol de Tiahuanaco, con sus varas o báculos.
Está de rodillas, sujetando o apoyándose en las varas. Podemos creer que no está de rodillas sino de pie y que sus piernas son muy cortitas, pero no, no es así. Hay otras representaciones como la estela de Raimondi, donde Viracocha aparece también con los báculos, pero está de pie, no de rodillas y entonces sus piernas son más largas que en la puerta del Sol.


Viracocha aparece de rodillas.
¿Por qué?, ¿qué hace?
Esa postura no es habitual para mostrar a un Dios. Entendemos que cuando la tradición muestra algo como Dios está mostrando un concepto y un conocimiento, que el ser humano necesita reconocer, encontrar en su interior y al reconocerlo activarlo.
¿Qué significa esa postura arrodillada?

En otra tradición, en la de Egipto, encontramos a Shu, que también es un Dios Creador. Vemos que Shu también aparece de rodillas en ocasiones y también de pie, mostrando analogía con Viracocha.

Viracocha es un Dios Creador, que a veces es representado de rodillas y a veces de pie, como Shu, que también es un Dios Creador y aparece a veces de rodillas y a veces de pie. Es decir, a veces aparecen como plegados y a veces como expandidos. La realidad, Dios, todo lo que existe aparece plegado o expandido. También los científicos, hoy y no hace miles de años, dicen que la realidad está plegada y puede ser desplegada. Curiosa sincronía.