MES JULIO 2020

El mes de julio comienza con el mago 3 y concluye con la semilla 7. Cuando admites que hay un servicio a través de conocer qué es lo que hay más allá de la apariencia (mago 3) activas la resonancia de tu programa (semilla 7).

En este mes comienza el nuevo año maya tormenta 2. Todas las experiencias que se iniciaban desde el amor incondicional en el 2020 (onda perro) y anteriormente desde tu conexión con la realidad mágica como mago 1, que van a incluir el acceso a la quinta dimensión y la puerta abierta al sexto sol, y todos los trabajos acerca del ensueño y de permitir que tu programa florezca, van a dar como resultado un año maya tormenta 2 donde ocurren hechos milagrosos en tu relación con las demás personas y en general con la realidad que te rodea.

Los 5 días fuera del tiempo también comienzan con el mago. El 21 de julio, primer día fuera del tiempo, es mago 10, completando el trabajo de todo el año con la energía del año. El mago sana su visión (águila 11), expande su conciencia (guerrero 12), aparece como voluntario (tierra 13) y entonces se mira en el espejo como Quetzalcóatl. La experiencia recogida en las tradiciones de Quetzalcóatl mirándose en el espejo es algo que todas las personas vamos a hacer en algún momento y el resultado es iniciar tu relación con el otro en la dimensión donde suceden hechos milagrosos (tormenta 2), que también va a aparecer como semilla resonante.

La Tormenta (Libro de los Sellos)

La Tormenta está asociada a cambios repentinos, transformaciones y renovaciones; cataliza la autogeneración y acelera los procesos. Actúa favoreciendo el renacimiento, como en el ave Fénix, que resurge a partir de sus cenizas.

La Tormenta significa, en la forma más simple, cambios. Podrían ser cambios de humor, confusión, pero en realidad cuando se trabaja con conciencia aporta facilidad para descubrir tesoros, incluso resucitar.

Hablar simplemente de cambios puede ser caos, pero los cambios de la Tormenta significan precisamente salir de la confusión a la luz, porque la Tormenta es el sello anterior al Sol. Y en un trabajo evolutivo que comenzase en el Dragón y terminase en el Sol, justamente el paso previo al Sol, pero posterior a todos los demás sellos, es la Tormenta.

Normalmente se asocia Tormenta con crisis y crisis con dificultades que quisieras evitar. Y así es o suele ser en una cultura asociada al dolor y al sufrimiento, donde el hipotálamo está tan cargado de recuerdo del dolor que cualquier cosa te duele, y donde dolor y “lo conocido” pasan a ser lo mismo, de modo que necesitas el dolor, que es “lo conocido”, para que no aumente la angustia de lo desconocido.

Pero la conciencia de la realidad más allá del velo supone una sanación del dolor acumulado sin conciencia.

La Tormenta no es repetir. Por ese motivo, las crisis son estupendas, y cualquier persona que ahora se encuentre en el mayor sinsentido de su vida, está cerca de la puerta que le permitirá encontrar el mayor sentido de su vida.

La Tormenta es la resurrección, las grandes transformaciones, vitalidad desbordante. Pero si no sabes qué hacer, te da miedo; si no hay conciencia, piensas que la Tormenta son catástrofes.

Si no estamos en esta dimensión de las ondas, Tormenta significa simplemente crisis, cambios bruscos, no necesariamente exitosos, sino más bien lo contrario, por ejemplo accidentes y peleas. Es decir, algo propicia que cambies urgentemente. Si estás sordo terminarás por enterarte; la solución siempre está muy cerca, en la Tormenta.

La energía de la Tormenta no está hecha para aburrirse, sino que está asociada a grandes trasformaciones, y lo insólito está siempre cerca, de modo que conviene interiorizarse para entenderlo.

La tormenta augura cambios, resurrecciones, transformaciones totales hacia la vida. Es el momento de remover lo que te impide vivir, entendiendo que vivir es sinónimo de ser feliz, de dar gracias, de bendecir, de mirar y sólo ver amigos, sólo ver cosas maravillosas que te rodean.

Respuesta sobre el “auténtico” calendario maya

Compartimos por si es de interés la respuesta a una pregunta sobre el calendario maya.

Por alguna razón usted desea conocer nuestra opinión y con su permiso se la voy a dar, ya que encuentro algunos errores en su exposición.

Dice que entendió que el calendario gregoriano a veces tiene 28 días y a veces 29, y usted pensó que el calendario Tzolkin no tenía que hacer correcciones para coincidir con el Calendario Gregoriano.

De esto se puede deducir que usted cree que cuando el Tzolkin hace una corrección es porque quiere coincidir con el calendario gregoriano. Pero no es así, porque cuando los europeos llegan a América ya existía un calendario 20-13 Tzolkin y también existía un calendario Haab de 365 días, en el cual ya se hacían modificaciones cada cuatro años.

En realidad, todas las civilizaciones, y repito TODAS, en algún momento han necesitado hacer correcciones. En el viejo continente también el calendario más antiguo es de 360 días. Ese es el calendario egipcio, con sus 5 días epagómenos. Pero es un calendario errático, que quiere contar el año pero no acierta plenamente, y es modificado en Egipto y luego en Roma como calendario Juliano, que en realidad es un calendario egipcio.

Pero seguía siendo errático y entonces es modificado como calendario gregoriano, que entonces es un calendario egipcio, de 360, más 5 días, más la modificación juliana y más la modificación gregoriana, y que aun ha sido redefinido en las últimas versiones gregorianas.

El contacto de los europeos con la sabiduría maya y mexica del tiempo les favoreció para modificar su calendario juliano. Los europeos, cuando contactan con la sabiduría maya y mexica, modifican su propio calendario y aparece el calendario gregoriano.

No se a cuáles atribuye usted el valor de “mayas auténticos” discriminando a unos posibles “mayas no auténticos”. Solamente en Guatemala hay más de 27 idiomas mayas más algunas variantes que llaman dialectos y no son idiomas. Y en México hay también más de 10 idiomas mayas y varios dialectos.

Cada idioma expresa una tradición. No se a cuál le atribuye usted el valor de “auténtica” frente a las demás, que entonces pasarían a ser “no auténticas”.

Hay muchas tradiciones diferentes. De hecho, muchas de las tradiciones no contaban en años, sino en tunes de 18 X 20, con 360 días. No de 18 X 20 + 5, sino simplemente de 18 X 20, de tal manera que no contaban años, sino días.

Al contar días, están contando los giros de la tierra sobre su eje. Eso es importante, porque indica un nivel del presente. Pero no es todo el presente, ni mucho menos el presente al que todo el mundo se deba sincronizar, sino una posibilidad y un aspecto más.

Al mismo tiempo, en algunas tradiciones mayas, ya existentes antes de la llegada de los europeos, no contaban días, sino años, asociados al giro de la tierra alrededor del sol.  Entonces, necesitaban ver cuándo empezaba el año, con sus distintas estaciones.

Y para conocer sin error cuándo comenzaba el año necesitaban realizar rectificaciones, las cuales en algunas tradiciones (idiomas) eran cada cuatro años también, pero no para asemejarse a la forma de contar en Europa, con la cual no habían entrado en contacto todavía, sino desde su propio conocimiento.

Por lo demás, lo que usted llama dreamspell es simplemente un juego a través del cual se invita a todos los seres humanos del mundo a conocer la sabiduría de los abuelos, sin pretender una exclusividad ni una confrontación. Al que le informa algo vibracionalmente, eso que ha recibido, y al que no le informa nada, tendrá su propio camino.

Sin embargo, lo importante no es sincronizarse, sino despertar y acceder a una realidad expandida. En esa realidad expandida la sincronización es inmediata.

Entonces, lo que está condensado en el Tzolkin no es una historia acerca del tiempo, sino una historia acerca del espíritu, que es atemporal. De eso se trata, de despertar.

Gracias por su interés. Disculpe que me haya extendido tanto. Muchas bendiciones. Hoy es un maravilloso día para ser feliz.

Retiro año maya 2020: Encuentro en Robledo de Chavela (Madrid)

El fin de semana del 24 al 26 de julio, justo coincidiendo con el cambio de año maya, nos reuniremos en la naturaleza, compartiendo y enriqueciéndonos.

¿QUÉ CELEBRAMOS? Celebramos el nuevo año maya 2020 que comienza el 26 de julio, en un entorno natural.
Será el fin de semana del 24 al 26 de julio.

¿QUÉ ES EL TZOLKIN?: El Tzolkin es un mensaje enviado desde dimensiones superiores de la vida a todos los seres humanos. No tiene que ver con culturas ni etnias, porque es para todos.
El 26 de julio de 2020 comienza el año maya TORMENTA Lunar 2, asociado a las grandes transformaciones, el resurgimiento y la resurrección. La nueva realidad se muestra (onda del Espejo).

QUÉ ACTIVIDADES SE REALIZAN: Las actividades previstas a desarrollar son:
– El Tzolkin como herramienta evolutiva, propiciando el diálogo con dimensiones superiores
– Recapitulación, colocando lo sucedido en el año que termina- Marcha chamánica, entrando en el futuro. Lo que ves es el futuro
– Reencuentro con los antepasados: constelaciones familiares
– Otros: chi-kung, meditación, danza con animales de poder, …

CUÁNDO SERÁ: El encuentro comienza el viernes 24 de julio por la tarde y termina el domingo 26 de julio después de comer.

CUÁNTO CUESTA:
Talleres, estancia en habitación compartida y comida (2 desayunos, 2 comidas, dos cenas, meriendas…): 200 € si se reserva antes del 10 de julio. A partir de esa fecha el precio será de 250€.
Cada día añadido son 35 €, incluyendo estancia y comidas
¡Plazas limitadas¡

QUÉ NECESITAS:
– Tener ganas de compartir y disfrutar en la naturaleza, en un ambiente cordial y cercano, acercándote al Tzolkin o calendario maya como herramienta de autoconocimiento y evolutiva.
– Ropa cómoda para realizar paseos o actividades ligeras

PROFESIONALES: José Cabal y Ana de Lucas

INFORMACIÓN Y RESERVAS: 697.666.252 (Ana, whatsapp), calendariomaya@viatzolkin.com

REFERENCIAS
• www.facebook.com/viatzolkin
• www.viatzolkin.com
• www.facebook.com/Anaterapiasdeluz

Libros publicados:
• El Libro de los Sellos
• El Libro de las Sincronías
• El Libro de las Familias
• Tiempo de gracias. Tiempo de perdón
• El poder del agua, el poder de la emoción
• Subiendo la montaña o La impecabilidad sin esfuerzo
• Tzolkin 2012

El cuerpo es un maestro

El cuerpo es un maestro. El cuerpo sabe hacer las cosas y nosotros necesitamos aprender.
El cuerpo sabe respirar, deglutir, latir, digerir, defecar, crecer. El cuerpo sabe crear músculos, huesos, transportar oxígeno, reproducir celulas. Sabe hacer todo, incluso cosas que ni los más sabios con la más alta tecnología saben hacer. Pero nosotros necesitamos aprender todo.

Necesitamos aprender a sostenernos, a hablar, a ser utiles, autosuficientes. Necesitamos aprender a respetar, a colaborar, incluso a vivir.
Estamos aprendiendo siempre. Eso forma parte de la constante del universo.
La constante del universo te asocia a la energia y a la vida a traves de tu aprendizaje. Eres vida cuando expandes la conciencia.
Cuando expandes la conciencia eres el universo en expansión.
Por eso es necesario escuchar al cuerpo y sus enseñanzas.

Cualquier dolor o enfermedad contiene informacion para ti y a traves tuyo para todos los seres humanos, presentes, pasados o futuros.
Por eso antes que desear que desaparezca ese dolor y con la desaparecion del dolor la desaparicion de la informacion, parece apropiado recibir la informacion, encontrar la informacion, resolver el enigma.
Ante el dolor o la enfermedad mejor aprender que huir. Algo no haces y necesitas hacer.
La analgesia te mantiene en el error, en el sufrimiento, en la oscuridad, pero tú eres luz y puedes transmitir luz. Transmites luz al resolver el enigma.
El cuerpo es un maestro de luz y de gozo.

El sentido de la vida

Muchas personas se preguntan cuál es su misión.
En algún momento cualquier persona puede sentir la necesidad de saber qué sentido tiene la vida.

Te puedes preguntar por qué o para que has venido a este mundo, por qué o para que has encarnado en este cuerpo, en este momento.

Y la respuesta es siempre la misma dicha, de una forma o de otra. Estás aquí para hacer milagros. Y ser feliz. Para hacer posible la maravilla, y eso se hace a través del amor.

Tu misión es hacer milagros, quitarle el velo a la realidad para que aparezca como realidad maravillosa. Y ser feliz. Y eso lo haces sanando tu visión, como trabajo personal, dándote cuenta y reconociendo que siempre has sido amado, tanto cuando eras bueno como cuando no lo eras. Siempre has sido amado, tanto cuando todo parecía que iba bien como cuando venían los tiempos difíciles. Y precisamente en los momentos difíciles es cuando aparecían los milagros.

En algún momento se ha hecho claro en tu interior que hay un camino a la plenitud y la felicidad a través del amor que hace milagros. Y ves como ese camino se abre ante ti para que encuentres tu tierra y tu realidad, y para que abras ese camino a otras personas. El camino del amor. El camino de la maravilla. Esa es tu misión.

Y sabes que todo te ayuda. Te ayudan las montañas, los ríos, los lagos. Te ayudan los ángeles y las personas. Te ayudan las circunstancias, las casualidades, las alegrías y las desgracias, la maravilla o lo absurdo. Todo te ayuda porque todo está bien.

La conciencia construye puentes a través del tiempo

La conciencia construye puentes a través del tiempo.

El cuerpo no es atemporal, pero tú sí. Tu ser sí es atemporal, pero tu cuerpo no lo es. El cuerpo es como un reloj de arena. Inicia y acaba, y entretanto se abre la oportunidad de la maravilla.

Hay algo que puedes hacer y que al hacerlo te restituye a la maravilla, a la plenitud.

Algo puedes hacer, y quieres hacerlo. Quizás llevas varias vidas en el intento. Quizás llevas varias vidas de fracasos, quizás llevas varias vidas de fracaso y acierto, o quizás llevas muchas vidas de éxitos y ahora estas ya plenamente cumpliendo tu misión, enlazando personas, abriendo puertas, levantando puentes y bajando obstáculos.

Hay muchas personas en esas tareas, y reconocerlas te nutre, te refuerza, te alivia, te alegra y te empodera.

Hay una forma de mirar que te da sabiduría, y es mirar desde la inocencia sabia de tu alma.

Hay una forma de mirar que te conecta y unifica todos tus yo temporales de todas tus vidas, y es la mirada del mago, del reconocedor de la realidad expandida que ha sanado su daño emocional y recuperado su ser extraterrestre, donde todo existe y está unido con la magia de la alegría y el amor.

Se como el agua, hermano

“Se como el agua, hermano”. Eso decía el abuelo Bruce Lee y esas palabras tan sabias son especialmente útiles en estos momentos, donde hay una guerra de información, con informaciones contradictorias.

En esta guerra mundial de informaciones, en este fuego cruzado de informaciones, hay un camino, que es el camino del agua. De alguna manera es el camino del ser humano libre, que ha limpiado sus emociones y ha conectado con su agua cósmica, con su ser espiritual no contaminado por las emociones.

En esta guerra mundial de informaciones, donde a través del relato, la palabra, el cuento te quieren someter, hacerte sumiso a través del miedo, cuando conectas con el agua, actúas como el agua y eres como el agua, hermano. Entonces te adaptas, y al adaptarte sigues siendo libre, porque no te bloqueas.

Por una parte, eres lúcido y no te lo crees, y entonces sigues siendo libre, porque no eres víctima de ese espejismo que te quiere dominar a través del miedo. Sigues siendo libre, como el agua que fluye, pero al mismo tiempo tampoco entras en conflicto, tampoco entras en la guerra.

No crees la información dominante, que quiere dominarte, pero tampoco te peleas con ella. Ahí parece que se resume el “se como el agua”, fluye, sin entrar en la guerra. Si entras en la guerra es que hay en tu interior guerra. Si luchas contra la oscuridad, te atrapa la oscuridad. Si eres como el agua, no luchas, no entras en guerra, pero eres libre.

Dicho de otra forma, ser libre no es decirle a la gente lo que tiene que hacer, no es decirle a la gente “estás confundido”, “te están engañando”, “los poderes ocultos te engañan”. Ser libre no es decir al otro lo que tiene que hacer, sino hacerlo tú. Tú eres libre.