La realidad parece lógica

El mundo, la realidad parecen lógicos. Parece que hay unas leyes que sustentan la realidad y que todas esas leyes son lógicas, que son expresiones de una realidad lógica.

Si un cuerpo pesa 100 kg significa que hay una atracción de la ley de la gravedad, que pega ese cuerpo a la tierra con una fuerza que denominamos de 100 kg. Si tú consigues una fuerza superior, entonces puedes despegarte de la tierra. Puedes volar si generas una fuerza superior a la de la gravedad.

Eso parece lógico.

Si una persona está a un metro tuyo, tu voz te conecta con ella. Le dices “toma esto” y la persona se vuelve hacia ti y lo recibe, o dices “levántate” y entonces se levanta. Pero si la persona está a 1.000 km, a una distancia que está muy lejos del alcance de tu voz, entonces la lógica te dice que no puede oírte; si está fuera del alcance de tu voz, no te puede oír. Y entonces tienes que inventar algo que pueda llevar la voz hasta allí. Y eso es lo que la humanidad ha conseguido, desde el mundo de la lógica, a través de la telefonía móvil y los satélites.

La voz puede llegar a un sitio en un instante, porque has inventado algo para que llegue. Todo eso está dentro de la lógica.

Podría parecer que el mundo está sustentado por la lógica. Si estás enfermo, no estás sano; si estás dormido, no estás despierto. Entonces, hay cosas que puedes hacer o no, en función de las cosas que pueden hacer las personas despiertas o las que pueden hacer las personas dormidas. Pero todo eso está dentro de la lógica.

Podría parecer que todo en la realidad está sujeto a leyes que lo hacen lógico. Sin embargo, en algún momento te das cuenta de que hay otra realidad, que esa realidad lógica es una realidad aparente, porque por debajo hay otra realidad, más allá o de forma trascendente. Podemos utilizar el término que nos parezca bien y hablar de “nivel profundo”, “nivel superior” o simplemente de “realidad paralela”. Podemos decir lo que queramos, ya que las palabras están dentro de la lógica.

Cuando hablamos de “más allá de la realidad habitual” estamos intentando expresar algo que no está dentro de la lógica.

Sucede que eres una persona que en algún momento se dado cuenta de que no es la lógica la que crea la realidad, sino que se trata de algo maravilloso y que emerge cuando quiere que tú lo encuentres.

En algún momento te has dado cuenta de que la ley de la gravedad, que te pega a la tierra, está hablando de amor, porque sientes que hay fuerzas que te unen más allá de la distancia y más allá de la circunstancia, de la edad, de si estás dormido o despierto. Ves que hay cosas que te unen, que te incluyen y no que te excluyen, que te reconocen y acompañan.

Encuentras momentos que no responden a la lógica. Las leyes se saltan, y lo hacen en beneficio tuyo. Suceden hechos extraordinarios y maravillosos. Recibes ayudas ilógicas e impensables. Situaciones extremadamente conflictivas de repente se resuelven, o algo que ni siquiera sabes que existía te busca y alguien te entrega un conocimiento o una experiencia.

Entonces empiezas a darte cuenta de que hay otra realidad que no está sustentada por la lógica y sí por el amor. Ese es el momento en que se produce un despertar a otra conciencia, a otra lógica. Y puedes empezar a interesarte por esa nueva lógica, la lógica del amor o las leyes del amor, porque quieres conocer y ampliar tu conocimiento acerca de esa realidad más allá de la realidad aparente, esa realidad que responde a otra lógica, a la lógica del amor. Y hasta ahí puedo decir.

Lo importante es lo que tú haces, no lo que hace otra persona

Lo importante es lo que tú haces, no lo que hace otra persona.
Lo importante no es si otra persona lo hace bien, regular o mal, sino lo que tú haces; lo importante es si tú lo haces bien, regular o mal.

Porque cuando otra persona es feliz, no necesariamente tú eres feliz. En los momentos en que tú estás en situaciones más críticas o deprimidas, esas personas en el mundo son felices y tú no, y estamos hablando de millones quizá de miles de millones.
Lo importante no es lo que otra persona hace; lo importante es lo que haces tú.

Eso supone cambiar un criterio acerca de qué hacen otras personas, acerca de si otras personas lo están haciendo bien, mal o regular.

En estos momentos que hay una cierta vuelta a la ecología y también hay un reconocimiento de la madre tierra, sucede que hay personas que viven en la naturaleza y no han construido un desagüe para sus excrementos. Simplemente los depositan en la naturaleza y entonces el asunto es que, respecto a ese lugar donde depositan su excremento, no dicen “gracias, qué bello eres, hay belleza en ti como aquella montaña”, “veo esa montaña que es bella, veo ese paisaje que es bello y agradezco a la madre tierra por su belleza”. Pero en este caso no agradeces esto.

Ahora hay muchos lugares donde la gente vuelve a la naturaleza y recurre a técnicas antiguas. También existen los cajones donde pones tus excrementos y luego echas arena, y a esa arena no le agradeces ni le honras, simplemente la utilizas.
No ves su belleza, no puedes ver su belleza, no puedes ver que te acompaña en algo que tú estás haciendo.

También, cuando tú estás en una actitud que no corresponde a lo óptimo, estás acompañado de personas que tampoco están en lo óptimo. Entonces, tú puedes mirar y decir “vosotros no estáis en lo óptimo”. Sin embargo lo importante es lo que haces tú, porque tú tampoco estás en lo óptimo. Cuando tú ves personas que no están en lo óptimo, tú tampoco estás en lo óptimo. Eso es lo que significa.

Hay personas que son como ese lugar de la madre tierra que recibe tu excremento; simplemente te acompañan. Pero lo importante es lo que tú haces, no lo que hace otra persona.

Por eso parte del camino hacia el reencuentro de lo óptimo, que es tu lugar, de donde provienes y a donde vas, es honrar, reconocer, agradecer y bendecir.

Muchas personas, seres y fuerzas te acompañan y se sitúan en tu mismo nivel. Se sitúan en tu nivel porque te están acompañando hacia lo óptimo. Gracias.

ONDA EVOLUTIVA DEL ÁGUILA

ONDA EVOLUTIVA DEL ÁGUILA: Evolutivamente, cuando situamos el Tzolkin por ondas, la onda del águila corresponde a la fila 19, que tiene un valor de resurrección, ya que se superpone sobre los sellos de la tormenta. La visión de la estrella es resucitadora; algo que aparecía desvitalizado se presenta en plenitud, o sea la resurrección.La tormenta también es el águila, porque la línea 19 contiene simultáneamente a los sellos de la tormenta y a los de la onda del águila. Esa es parte de la fuerza transformadora de la visión.

COLUMNAS 12 Y 13:En las columnas, el águila se encuentra en la unión enlazadora entre las columnas 12 y 13. Por una parte, tiene los contenidos del tono 12, que expresa al humano como sello y a la semilla como onda, conteniendo el programa que en su expansión te lleva a lo óptimo, al castillo verde y a la sociedad de la estrella.La presencia en el final de la columna 12 aporta al águila, como onda y como impulso evolutivo, la característica imprescindible de colaborar con todo lo existente. La creatividad del águila, su intuición y visión sacan su fuerza del estado evolutivo en el cual la persona se ha entregado al programa, siendo su actitud de colaborar con TODO LO EXISTENTE.
Por otra parte, la onda del águila que se inicia en la columna 12 no acaba ahí, sino que enlaza con la columna 13, expresando la transcendencia. Es decir, la onda del águila eleva hasta los niveles de la transcendencia la actitud de colaborar con todo lo existente. Esta actitud, que aparece en la conciencia de algunas personas asociada a la expansión de la conciencia, enlaza con la transcendencia a través del tiempo expresado por la onda del águila, que está enfocada en la contemplación de la sociedad de la estrella.
El águila expresa los contenidos de la onda del viento (onda anterior), que significa comunicación y también Huracán o el corazón del cielo, y aparece como la estrella (onda siguiente).

ONDA ASOCIADA:La visión del águila en sentido retrógrado se expresa en la onda del mago (onda asociada), uniendo al águila 1 con el enlazador 13. De esta forma, la visión del mago trascendente expresada por el enlazador 13 también aparece en el desarrollo de la onda del águila.

EL ÁGUILA

EL ÁGUILA (Libro de los Sellos)
El Águila está asociada a la visión, intuición y creatividad.La creatividad está relacionada con seguir tu impulso en el momento en que se produce. Puede ser ahuyentada por el miedo, pero entonces nunca sabrás lo que hay detrás.Cuando escuchas la intuición te conviertes en una persona creativa; la intuición es como habla tu ser sabio contigo.Cuando nos perdemos en los detalles, el Águila nos ayuda a recuperar una visión más general, haciéndonos conscientes del punto del camino en que nos encontramos, y permitiendo observarlo con cierta distancia, sin apegos, con la sabiduría que nos ha aportado el Mago, que es el sello anterior y su onda oculta, innovando y disfrutando con ello. El Águila, la creatividad, quiere decir que eres creador, que hay algo activamente creador en ti siempre. Es ancestral porque está siempre, no depende de ti. Pero como eres libre, puedes crear y de hecho creas negatividades basadas en miedo, odio, envidia, egoísmo, donde lo que predomina es la falta de conciencia.


EL NÚMERO 15: El 15 traduce de alguna manera la creatividad del Águila. En las ondas, el número 15 es la Noche, el sello 3, que significa el servicio en los tonos. Cuando encuentras el poder dentro de ti y lo aceptas como parte de tu servicio, lo enriqueces. Estás colocando toda tu creatividad en la Noche, es decir, borras la palabra imposible; sueñas la abundancia, de tal manera que no admites que nada sea imposible, ni siquiera el que no suceda ya, de inmediato.


EL SELLO OCULTO: Como sello el Águila está asociada al Enlazador de mundos. Y la Noche tiene como onda asociada la del Enlazador. Pero el Enlazador es el sello 6, que corresponde a la sexta columna, donde están los portales. Por lo tanto la Noche-Águila abre los portales de las dimensiones, es decir la Noche-Águila es enlazadora con otras dimensiones. Cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.La característica del Enlazador es unir, enlazar con otras dimensiones, encontrar, y para eso hace falta desapegarse mucho del ego. Con lo cual, la creatividad está asociada al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos, que son, entre otras cosas, los del ego.

La onda del águila: del 17 al 29 de junio

El águila se asocia con la visión, y con la visión aparece la creatividad, que es una ampliación de las posibilidades, y la intuición, que es una visión sugerida desde dentro. Una característica importante del águila es su capacidad enlazadora. En la propia visión se establece para todas las personas la posibilidad de establecer un enlazamiento que tiene una realidad sólida muy consistente, no visible en el mundo de las apariencias, pero sí muy real, de modo que la visión enlazadora crea la realidad de un auténtico y real puente con otras dimensiones o incluso con otras personas.La simple visualización de una persona te une con ella de un modo totalmente real, sobre todo con tu intento.
También es importante reconocer en el águila una expresión del tiempo, que te va a decir dónde te encuentras, pero en la realidad real. Esto es debido a su color azul, que significa el tiempo, la conciencia y la activación de la transformación.El águila, dentro de los sellos azules ocupa el cuarto lugar del azul, por lo que como sello la activación de la visión te va a situar en una realidad de cuarta dimensión.La auténtica intuición, creatividad y visión enlazadora, como sello expresan algo relacionado con el 4, que es algo que podemos reconocer como cuarta dimensión, donde la persona ya está despierta y su modo temporal de estar despierto contiene el momento evolutivo transformador, en preparación para el acceso a la quinta dimensión.
Pero el águila como onda azul se presenta en el quinto lugar. La vivencia de la onda del águila ya contiene elementos de quinta dimensión, y por ese motivo se sitúa como expresión del tiempo del castillo verde. La onda del águila es la onda azul del quinto castillo, expresando la atemporalidad y las transformaciones asociadas al quinto castillo.El águila como sello, que es la cuarta vez que aparece el azul, está viendo al guerrero (siguiente sello), la expansión de la conciencia, pero como onda está viendo la expansión que se produce en la sociedad de la estrella (siguiente onda).
EL TONO 7 RESONANTE: La onda del águila canaliza la solidaridad y la del mago la iluminación. Cualquier conocimiento que no amplíe tu solidaridad, no te ilumina sino que más bien te oscurece.El tono 7, tono resonante, significa CANALIZAR. Lo que aparece en el tono 7 es algo que viene facilitado desde el cielo o dimensiones superiores de la vida. Es algo que viene canalizado.Luego el tono 7 en cada onda muestra qué cualidad resulta ser canalizada desde el propósito origen de la onda. Así podemos VER qué facilita, qué canaliza cada sello. Sólo tenemos que colocarlo como propósito, es decir como comienzo de onda o como tono 1.Así encontramos que el mago 1 tiene como tono resonante al sol 7 y el águila 1 al dragón 7.Por ello el mago te lleva a la iluminación sin esfuerzo, sin darte cuenta porque es canalizado, mientras que el águila, la creatividad, sirve para canalizar la solidaridad.

La quinta energía

La quinta energía, lo que despliega la realidad habitual que asociamos con el cuatro, con la cuarta dimensión, que es algo que todavía está plegado y no expandido, y que es de lo que hablan los cuatro colores del Tzolkin, también el Tawantinsuyo en la sabiduría andina y que también está presente en el evangelio, con los cuatro evangelios, se hace presente según el Tzolkin en los cuatro sellos que expresan el día verde y que conforman la familia señal.

Estos sellos son la noche-sello 3, la estrella-sello 8, el caminante del cielo-sello 13, y el espejo-sello 18.

El trabajo con los sellos de alguna manera expresa el trabajo interno. Por eso es importante reconocerlos, es decir, no solo conocerlos sino reconocer de qué se trata, más allá de tales o cuales palabras y sobre todo más allá de cuál sea tu sello. Es importante saber de qué energías estamos hablando, porque eso va a determinar cómo utilizas tú esa energía, y de cómo utilizas tu esa energía va a depender dónde te encuentras en el terreno espiritual.

Estos 4 sellos, que son los que siempre suceden en el día sin tiempo, van a determinar cuatro ondas, que también contienen energía verde. Las ondas ya aparecen de diferente manera que los sellos.

La primera onda en aparecer va a ser la del caminante del cielo, como primera onda del segundo castillo, después va a aparecer el espejo, como segunda onda del tercer castillo, la noche, como tercera onda del cuarto castillo, y la estrella, como cuarta onda del quinto castillo.

El trabajo con las ondas ya no es el trabajo interior, sino cómo te relacionas con las personas. Ya es algo grupal. Cómo te sitúas, cómo te expresas en relación a las demás personas.

El orden en que aparecen es importante. En los sellos aparece primero la noche y el significado es que lo primero que tienes que considerar es qué tipo de pensamientos y de imágenes cohabitan contigo. No es importante si eres amable o divertido, sino qué hay dentro de ti donde la gente no te oye lo que dices. ¿Qué imágenes aparecen en tu interior? A lo mejor eres muy divertido, pero piensas que en cuanto te descuides te van a robar y entonces estás ensoñando el robo. A lo mejor eres muy respetuoso, pero dentro de ti juzgas y enseguida encuentras cosas mal hechas entre lo que hace la gente. A lo mejor eres muy cariñoso, pero buscas sacar provecho de cualquier cosa, aunque sea en detrimento de otro.

Por eso, el primer sello que te conecta con la quinta dimensión, con la dimensión de lo óptimo, es aquel que te invita a dirigir tu fuerza interior hacia la abundancia para todos. No para ti, sino para todos, y cuando decimos para todos no es para los buenos, sino para los buenos y para los malos.

Entonces, se trata de un auténtico trabajo interior, porque la energía del ensueño, la energía de la noche, es una energía muy poderosa que crea la realidad. No solamente decretas con tus palabras y creas una realidad, sino que son sobre todo tus pensamientos los que decretan y crean. Es una auténtica energía.

En la numeración de los 20 sellos aparece con el valor 3. Quiere decir que ese poder es un servicio, y cuando estás utilizando ese poder como servicio en favor de todos, de la abundancia para todos, entonces empiezas a conectarte con la quinta dimensión. Y si te mantienes, verás que todo cambia a tu alrededor: tu relación con las personas, tu relación con las autoridades, con la salud, con la realidad…

Sin embargo, cuando esta energía se expresa en el nivel de las ondas, que es el nivel grupal, lo primero que aparece es como caminante del cielo y entonces, te pide que experimentes. Claro, si repites costumbres y actuaciones exitosas o por lo menos tranquilizadoras, te mantienes en la zona de confort, en la zona de seguridad, pero eso no te lleva a la quinta dimensión.

Estar tranquilito en tu casita no te conecta con lo óptimo. Por eso aquí la invitación es a ampliar la realidad, siempre desde la conciencia. Experimentar es una forma de ampliar la realidad. Si decimos que la realidad está, como dicen los científicos actualmente, plegada, experimentar es lo que va a permitir que se expanda.

Claro, cuando vemos la forma en la que se presentan las ondas, vemos que la secuencia se despliega de forma totalmente armónica, apareciendo el caminante del cielo como onda que inicia el segundo castillo, el espejo en el tercer castillo, la noche en el cuarto castillo y la estrella como onda que finaliza ese despliegue que se inicia con la experimentación del caminante del cielo.

El caminante del cielo, al salir del corsé de lo correcto, va a expandirse en la quinta dimensión, y al expandirse va a hacer aparecer todos esos frutos, va a madurar esos valores. Por eso, ahí vemos como una señal donde se despliega la familia señal.

Si volvemos a los sellos, vemos que la secuencia es azul-amarillo-rojo-blanco. Esa no es la expresión tipo del despliegue de los colores. Vemos que el asunto comienza en el color azul, que es tu trabajo interior en el presente, en el aquí y ahora, porque asociamos el color azul con el presente. Es el que va a dar ese fruto.

Ese trabajo en el presente va a producir una expansión, que a su vez va a producir una realidad. El amarillo es expansión y el rojo es realidad, y entonces el proceso finaliza con el blanco, con el espejo, que es el sello oculto de la noche.

Cuando empiezas voluntariamente, por encima de tus pensamientos, que pueden ser que la vida es peligrosa o que hay que aprovechar las oportunidades, y lo haces como un servicio educando a tu mente a evocar y a producir la abundancia para todos, eso te lleva al espejo, a la sabiduría de Quetzalcóatl y al reconocimiento del otro.

Seguir con los demás sellos sería muy largo. En otro momento seguiremos.

Pero falta hablar de muchas cosas, entre otras del quinto castillo, que es donde estamos y donde va a suceder un eclipse de sol y un eclipse de luna.

Viracocha y los oráculos

Vemos a Viracocha y está claramente con los brazos en cruz. También Viracocha elige la cruz, como aquel que llamamos Jesús y que dicen que dijo “toma tu cruz y ven”.
Pero, ¿qué es tomar tu cruz sino abrir la puerta que te convierte en Viracocha, o subir la escalera o cruzar el puente?

Y, ¿qué hace falta? Lo que hace falta es querer que suceda; afirmar solemnemente que quieres que suceda. Con tu palabra pronunciada desde tu corazón se abren puertas.
Las manos de Viracocha hacen.

Cuando miramos la Cruz que forma el oráculo maya también vemos a Viracocha. Si miras la imagen de un oráculo, verás una cruz.
En el centro de la imagen de Viracocha está su corazón. En el centro del oráculo maya se coloca tu kin de nacimiento.
Encontrar qué significa es encontrar que las cualidades que expresa ese kin que te define también expresan el corazón de Viracocha.

En la parte alta vemos la cabeza de Viracocha y en el oráculo encontramos algo que definimos como guía, según la tradición yucateca, o como origen, según la tradición quiché.
El ensueño de Viracocha te guía y también es tu origen.

Abajo están las rodillas de Viracocha, porque Viracocha en la puerta del Sol de Tiahuanaco está sobre las rodillas y no se ven los pies.
En el oráculo, abajo, está tu oculto según los hermanos yucatecos y tu destino según los hermanos quichés.
Este oculto está oculto porque pertenece a la realidad plegada, y es tu destino, porque llegas a tu destino al desplegar la realidad, al hacer real a Viracocha que está en tu corazón, pero que ahora está plegado.

Viracocha en la tradición tiene dos ayudantes, y aquí vemos que son las manos. Las manos, con su conexión con el corazón, son tus ayudantes.
Antípoda y análogo también les llaman, pero son manos. La mano es la acción. Lo que haces, presenta a Viracocha.
También la mano, manik, es el Venado Azul de los hermanos Huicholes.
Para hacer bien es necesario reconocer qué no haces desde el amor.