Comenzamos los cinco días fuera del tiempo, que finalizan este periodo de 13 ondas rojas

En este momento comenzamos los cinco días fuera del tiempo, que finalizan este periodo de 13 ondas rojas, donde ha habido muchos cambios y se han abierto muchas posibilidades. La humanidad se ha enfrentado a muchos desafíos y descubrimientos, pero cada persona en su vida también se ha enfrentado a muchos descubrimientos e iluminaciones, acerca de su naturaleza interior, acerca de sus errores, acerca de su espiritualidad y también acerca de su ego.

Por eso conviene recapitular. Estos 5 días fuera del tiempo conviene recapitular. El primero de estos días va a tener una característica roja (luna 9), el segundo va a tener un color blanco (perro 10), el tercero azul (mono 11), el cuarto amarillo (humano 12) y luego un día verde (caminante del cielo 13) como preludio del inicio de 13 años de ondas blancas desde el mago.

Este periodo de 13 años de ondas blancas se inicia con el propósito del mago y culmina cuando el mago llega a la trascendencia.

Pero ahora es el momento de recapitular acerca de tu vida en estos 13 años de surgimiento de una nueva realidad.

Onda evolutiva del dragón

ONDA EVOLUTIVA DEL DRAGÓN
Si comparas el Tzolkin de los sellos con el de las ondas, encuentras que todo el Tzolkin está transportando la fuerza que aparece en la resonancia. Es decir, desde un determinado enfoque, el Tzolkin es resonante.
El Tzolkin no se puede poner de cualquier forma, porque la secuencia de los 20 sellos y de los 13 tonos siempre es la misma y como consecuencia, la secuencia de las ondas siempre es la misma.La primera onda, onda del dragón, ocupa la primera columna, que es programática porque expresa en sí el programa.

Al situar los sellos y las ondas en sentido horizontal en lugar de en sentido vertical, aparece lo que llamamos Tzolkin evolutivo, que es una disposición donde no se ve alterada las secuencias de los sellos, tonos y ondas. Lo único que cambia es que en lugar de ir de arriba abajo va de izquierda a derecha. Así, con esta disposición es posible mantener los mismos contenidos.De la comparación de los dos Tzolkin se pueden extraer consecuencias, una de las cuales es que se transforma la secuencia +1 en una secuencia + 7. En el Tzolkin de sellos, va apareciendo cada sello siempre con el ritmo de +1: primero el sello 1, a continuación el sello 2 (1+1), después el 3 (2+1) y así hasta el sello 20, donde vuelve a comenzar (20+1=21, que sería el 1).Sin embargo, la secuencia que aparece en las columnas vemos que sigue un ritmo de +7, porque la primera columna aparece con el dragón 1, la segunda con el dragón 8 (1+7), la tercera con el dragón 2 (8+7=15, 15-13=2), la cuarta con el dragón 9 (2+7), y así las 13 columnas irían siempre con el ritmo +7.
Vemos que la onda del dragón ocupa en vertical los 13 primeros lugares, asociándose de esa manera los sellos a los tonos: el viento, sello 2, adquiere el tono 2; la noche adquiere el valor equivalente del 3; la semilla, el valor 4; la serpiente, el valor 5, es decir aquello que da fuerza al propósito.Este valor está actuando en el sello, impregnando toda su actividad por la analogía del tono. Por ejemplo, el enlazador va a tener una característica de portal, al corresponder el 6 a la columna donde están los portales; el perro siempre va a tener una característica que incluya la perfección; y el caminante del cielo, como sello 13, va a tener una característica que incluya la vivencia transcendente.
Cuando estos mismos sellos los situamos asociados al +7 se añade un nuevo contenido, de modo que el viento, que se asocia al 2, es decir al 1+1, cuando está como onda se sitúa en el 8, 1+7. Así la actividad del VIENTO aparece asociada a lo resonante cuando la vivencia de la comunicación contiene integridad (dragón 8).
La NOCHE, que es el ensueño, aparece con el contenido de servicio, lo cual significa que ensoñar siempre es un servicio al resto de los seres humanos y también al resto de la realidad. Pero a su vez, aparece en forma resonante cuando da contenido al tono 2, que es el resultado del 8+7.El dos, que es el otro, te da la oportunidad de experimentar la resonancia cuando te sitúas en la actitud de soñar la abundancia para el otro, no para ti. Tú eres el uno pero te sitúas como 2 en la “otreidad”; cuando de forma anónima e invisible deseas cosas buenas para “otro”, es decir, cuando dejas que el otro expanda su uno, su “ser el sujeto de la acción”.Cuando desde la actitud meditativa del ensueño das fuerza al otr@ como héroe o heroína de la acción mientras tú te quedas en lo invisible, estás actuando en forma resonante, es decir activando programas que no pertenecen a la lógica sino a la maravilla.La lógica no es la maravilla, porque la maravilla es supra-lógica, y cuando a través del ensueño entras a ocupar el papel del otro, del que no es el sujeto de la acción, permites que se active la resonancia de la maravilla en ti, lo cual en sí es una experiencia solamente apta para la conciencia del voluntario.
La SEMILLA, que aparece como 3+1 en la exposición de la onda del dragón, transforma al 4 en un 9. Cuando actúas como tú programa, es decir, sin interferencias, entras en un nivel de poder que te lleva a la transcendencia, a ti pero también a todo. El tono 9 es soporte del descenso de la fuerza para lograr la plenitud de la transcendencia.Encontrar el programa, que proviene de dimensiones superiores, es conectar con la fuerza que te impulsa a la transcendencia, y contigo a todo tu mundo.
La SERPIENTE, que es un 4+1, se convierte en un 9+7 en la resonancia, o sea la expansión de la kundalini forma parte de un servicio resonante.
El ENLAZADOR, que ya hemos dicho que es una puerta, se convierte, al transformarse en 3+7, en una expresión del amor incondicional. Claro, el enlazador es la expresión emocional blanca de la luz cumpliendo una misión al adoptar una forma, o sea del dragón.
La MANO, que es ese 6+1, aparece como el 4 en la columna resonante, que está asociada a la resonancia y es donde sucede el nuevo nacimiento. La mano está asociada con el contenido del venado azul, expresando la comunicación con dimensiones superiores y también la necesidad de reconocer, para favorecer esa conexión, los momentos en que una persona ha actuado sin amor.De modo que en el inicio de la columna resonante, o sea en el inicio de la vivencia que lleva al nuevo nacimiento, encontramos esos contenidos.
La ESTRELLA 8 va a situarse como dragón 11 (4+7), de modo que la integridad, la ética y la estética son una forma de aproximarse de modo resonante a esa liberación que contiene el tono 11 como expresión de cumplimiento de un servicio, donde no buscas el reconocimiento exterior y la gratificación, sino la gratificación interior propia de la conexión con el corazón del cielo.
La LUNA 9, como 8+1, va a aparecer en el lugar donde está el dragón 5 (11+7), de modo que la emoción de la luna, que te impulsa como vivencia personal a encontrar en ti la experiencia del caminante del cielo transcendente, como una forma de la solidaridad (dragón 1), aparece también con la formulación donde la solidaridad del dragón 5 da fuerza y refuerza los contenidos del voluntario, es decir de la tierra.Cuando has experimentado y te sitúas como voluntario ante todos los acontecimientos, estás viviendo una experiencia distinta de cuando vives los acontecimientos como víctima o como verdugo, o sea desde el depredador, y ese reconocimiento del voluntario ya te instala en unas vivencias que son resonantes.Ese dragón 5, esa fuerza de la solidaridad consciente, por un lado te refuerza como voluntario pero por otro te impulsa hacia la transcendencia del caminante del cielo.
El PERRO 10, el amor incondicional, aparece como 12. Recordamos que el 10 y el 12 son dos de los sellos presentes en la chacana que dibuja la estrella en el centro del telar. Contienen elementos que te introducen vivencialmente en el nuevo nacimiento.Colaborar con todo lo existente y el amor incondicional se traducen, y los matices nutren la conciencia.
El 10+1 hace aparecer al MONO y el 12+7 hace aparecer el 6, asociando a las características del osar, la inocencia y la alegría propios del mono, las características de puerta. Es decir, cuando actúas con inocencia más que con malicia, con alegría más que con juicio o con osar más que con miedo, estás abriendo una puerta a vivencias resonantes.
El 11+1 hace aparecer al HUMANO como 12, pero el 6+7 asocia al humano, cuando está actuando en favor de todo lo existente, con los contenidos del 13 de transcendencia.De esta manera, los contenidos del 13 y de la transcendencia aparecen asociados a la solidaridad en el dragón 13.
Por último, el 12+1, que da lugar al CAMINANTE DEL CIELO 13, aparece como dragón 7, es decir que la transcendencia también es una canalización. Esa fuerza de la resonancia que está en el 7, en la canalización, siempre nos lleva en este tiempo al reconocimiento del diálogo que establece el venado azul, que hace imprescindible la expansión de la conciencia hasta que reconoce en su indagación dónde puede estar escondido el depredador, o sea cuándo has actuado desde el depredador. Si eso no lo desactivas, puede estar durmiendo hasta que quiera despertar. Por eso, la resonancia, la canalización y la sanación, en este nivel precisan el recuerdo del venado azul y de esos caminantes huicholes en su peregrinaje sagrado, es decir transcendente.
Gracias huicholes, gracias madre tierra y gracias oportunidad. El 7, en su asociación con la mano también es azul, es decir la resonancia es tiempo de oportunidad, tiempo de conciencia, de abandono del miedo, o sea tiempo de amor.

EL DRAGÓN (Libro de los Sellos)

El primer sello es el Dragón y representa la solidaridad, energía maternal, energía femenina, cuidar, enseñar, proteger, nutrir.También se le relaciona con la madre cósmica, con gestar, iniciar, y con el servicio. Se le considera enérgico y protector, y que trae la memoria cósmica.En el ser humano es innato y no es cultural la solidaridad. Eso está representado por las neuronas espejo y es absolutamente básico en la enseñanza maya, ya que viene expresado por “tú eres yo, yo soy tu” o “In Lak’ech”. El Dragón significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo. La característica mítica del Dragón significa simplemente que esto es así incluso antes de que tú lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra. La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.El Dragón está representado por un glifo que es un recipiente de agua. Luego se le asignarán contenidos, pero visualmente es un recipiente de agua, un vaso de agua. Merece la pena para las personas interesadas en el Tzolkin adentrarse en los puros símbolos, que también son vehículos de significados.El inicio de Dragón es un inicio mítico, fantástico, maravilloso, ahistorico, incontable, inimaginable e incognoscible. Sólo se puede fantasear y hablar metafóricamente de ello, porque es el inicio antes del ser humano y de su razonabilidad. Pero es un inicio real. Eso se corresponde con que cuando naces ya existe todo. Cuando naces, naces en lo ya existente. Cuando naces, es el Mono que nace en lo ya existente, el Dragón. De hecho es como una ley. Todo lo que nace en la forma, todo lo que surge, todo lo que se inicia, ha comenzado antes en “lo sin forma”, lo inmaterial.El Tzolkin es algo que se repite incesantemente, pero que es posible vivirlo desde situaciones diferentes. Es evolutivo y te aporta nuevas posibilidades en cada momento evolutivo. Te acompaña.


EL DRAGÓN ES EL TZOLKIN:El Dragón es un propósito, algo así como un objetivo. Y tratando de realizar esa solidaridad llega a la iluminación, manifestada por el Sol 13. Si tratas de alcanzar la iluminación sin vivir la solidaridad y la energía femenina, no lo consigues.El camino hacia la iluminación y la trascendencia comienza por el Dragón: lo que nutre, lo que da vida, lo que enseña, lo que te cuida, lo que te escucha, lo que te acompaña. El Tzolkin une algo que está antes del comienzo, en el Dragón 1, y termina en algo que está más allá del Sol 13. De hecho todo el Tzolkin es el Dragón, pero en trocitos para poder ser comprendido, porque el asunto es la conciencia. En el Tzolkin, que es información viajando en el tiempo, el asunto es la conciencia. El Dragón representa el momento de pasar de la nada a algo; el surgir, el aparecer. De alguna manera, todos los sellos van a ser el Dragón. Y esto es así porque el orden en que aparecen los sellos es también un vehículo de información. La numeración completa el sentido del sello.


EL DRAGÓN COMO COMIENZO:Dragón comienza la secuencia de los 20 sellos, de los 4 colores, de la familia del Dragón, del primer castillo, y Dragón 1 comienza la secuencia de 260 sellos que es el Tzolkin.Cuando Dragón 1 comienza el Tzolkin, también da comienzo a la secuencia de los tonos y la secuencia de las ondas. El Dragón siempre es el primero de los sellos y como es rojo siempre es el primero de los colores, pero sólo es el tono 1 en la primera de las ondas.Todas estas posiciones guardan contenidos conceptuales que son expresables en cualquier idioma, porque son para todos. Están puestos de manera que cualquier persona pueda encontrarlos, aunque sólo hable su lengua materna, sea la que sea, porque es para todos. Tzolkin habla a todos en su idioma.Es importante encontrar estos contenidos para saber quién eres, qué haces, hacia dónde te mueves, con qué cuentas, qué te conviene considerar, donde encuentras sanación, e incluso cómo puedes sanar tu karma personal o familiar, encontrar tu maestría, tu dharma, tu paz, tu felicidad, tu sentido, tu sociedad, tu otro tu o tu otro yo.


EL DRAGÓN Y LA PARTÍCULA DE DIOS:El Dragón, como la luz entrando en la forma, se parece bastante a lo que los físicos teóricos llaman la partícula de Dios, Bosón W o Bosón de Higgs.Esta teoría explica cómo las partículas inicialmente no tienen masa, y la adquieren como resultado de moverse en un campo que produce masa.Esto es bastante parecido a lo que sucede con el Dragón. Decimos que la luz entra en la manifestación, y eso es el Dragón; otras veces decimos “entrando en la forma”. Está claro que la manifestación, la forma y la masa, que es la forma de las cosas en la manifestación, es lo mismo, porque la manifestación es que las cosas tienen un cuerpo.


LA ENERGÍA FEMENINA:La energía femenina aparece como manifestación de la energía de dimensiones superiores y Dragón, que ahora llaman partícula de Dios, como algo que necesita ser reconocido, respetado y sobre todo integrado, porque esa energía de dimensiones superiores es energía ascensional pura y maravillosa. Hay dos cosas asociadas a la mujer que son fundamentales en el Dragón: dar a luz, porque el Dragón es el oculto del Sol, pero también te lleva en un viaje del 1 al 20 hasta el Sol; y romper aguas, o sea nacer. El Dragón presenta a lo que llamamos energía femenina como la luz, solo que sin darte cuenta.
https://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/

ONDA DEL DRAGÓN: Del 13 al 25 de julio

ONDA DEL DRAGÓN: Del 13 al 25 de julio
Esta es la primera onda, y por lo tanto se convierte en la onda tipo.En la onda del dragón, por ser la primera, los sellos van apareciendo por primera vez, lo cual otorga a cada sello una impronta, un carácter asociado a ese posicionamiento numérico.La primera onda también es una propuesta. Te propone cómo llegar al cielo (caminante del cielo 13) desde la solidaridad (dragón 1), y para eso articula esos 13 posicionamientos numéricos que son los tonos, asociados a esos 13 valores presentados por los sellos, que supone un desarrollo gradual.
La primera onda presenta los 13 primeros sellos mientras propone llegar al cielo partiendo de la solidaridad. Lo primero que te cuestiona es acerca de la solidaridad, sobre si es algo referido a tu familia, a ti o qué cosa es.La onda del dragón también hace aparecer los colores, en el orden apropiado, eligiendo para sí el color rojo. El dragón 1 es el primer kin y es de color rojo, y la onda del dragón es la primera onda, también de color rojo, expresando así que lo primero es rojo.
Cada cosa que vemos por primera vez, lo primero que percibimos es su forma. Cada cosa que tocamos por primera vez, la podemos tocar porque tiene forma. Si fuese un pensamiento, no podríamos tocarlo. Cada vez que a través de los sentidos nos acercamos a algo por primera vez, percibimos su densidad material, que aparece bajo una forma. De esta manera podemos encontrar que aquello que representa lo rojo también representa la forma de las cosas o las cosas con forma.
Por tanto, al situar lo primero lo rojo también nos sitúa a nosotros en la dimensión de la forma. A partir de ahí, algo espiritual comienza un diálogo y va haciendo aparecer distintos valores conceptuales y estos a su vez los va a relacionar de distintas maneras, para transmitir una comunicación. Este sería el Tzolkin del cual forma parte la primera onda como primera comunicación.
La propuesta es que desde la solidaridad hay un camino para entrar en otra realidad donde aparece el cielo. El caminante del cielo también es un sello rojo, que representa una conformación de la realidad.
Si decimos que el dragón es solidaridad es debido a que el dragón 1 está unido al sol 13, El dragón 1 está a este lado de la frontera donde lo que aparecen son las cosas con forma, y por eso es el sello 1. Lo que no vemos es que el primer kin, dragón 1, es también el sol 13, sol transcendente, que desde el dragón 1 se encuentra en otra dimensión; no lo vemos, porque no está presente en esta dimensión sino solo a través del dragón 1.
De esta manera el dragón 1 representa a la luz que toma forma, y le añadimos “para cumplir una misión”, porque excluimos que la luz haya tomado forma accidentalmente, sino que aparece para realizar algo, porque eso es lo que comprobamos precisamente a través del diálogo.


PRIMER ESCALÓN DE LA ONDA: Dragón, Viento, Noche y Sol
El DRAGÓN significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo esto. La característica mítica del dragón significa simplemente que esto es así incluso antes de que tú lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra.La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.
El segundo sello de la onda es el VIENTO blanco, que significa de una forma sencilla la comunicación y la palabra. El tono 2 es fundamentalmente un regalo. Cuando has asumido el propósito se produce el tono 2 como regalo. Por eso, podemos decir que la primera onda es una comunicación, porque su tono 2 es el VIENTO.Hay palabras que tienen que ser dichas y ellas mismas se encargan de todo a través del diálogo interior. Eso es lo que significa el viento en tono 2.
El tercer sello de la onda primera, la NOCHE, nos habla del poder de la visualización, y de soñar la abundancia para todos. A esto le da la característica de ser tono 3, que significa servicio. Llega un momento en que lo importante es soñar la abundancia, pero hay que comprobarlo, qué sucede en tu interior y en tu exterior, como algo más importante que un concepto.La experiencia vale más que un concepto. El color azul significa vivencia experiencial, es decir, es algo que haces. Te invita a comprobar cómo te transformas cuando sueñas la abundancia, porque activas en ti una fuerza creadora, que es la fuerza que crea la vida.
El tono 4 significa cómo lograr el propósito, y la SEMILLA responde “siendo tú mismo, siendo como eres”. El color amarillo habla de limpiar los hechizos, porque las creencias equivocadas te impiden ser tú.
Estos 4 primeros tonos forman una unidad, que se puede considerar unidad tipo, donde hay algo que representa la realidad (color rojo); algo asociado al diálogo, que hace presente al otro, al grupo y a la emoción (color blanco); algo que expresa el momento presente, a través del servicio (color azul); y algo que te hace ser más tú (color amarillo).

Estamos terminando el Tzolkin y también un año solar según los mayas yucatecos

1.

Estamos terminando el Tzolkin y simultáneamente también estamos acabando un año solar según el calendario de los mayas yucatecos.

El nuevo Tzolkin comenzará el día 13 de julio y el próximo año maya acabará el día 24 y recomenzará el día 26 como mago 1, haciendo emerger el día sin tiempo el 25 de julio, donde la energía verde está presente.

Son dos calendarios distintos. El Tzolkin es un calendario sagrado de 260 días, y el año solar ocupa un calendario de 365 más alguna fracción que obliga cada cierto tiempo a hacer algún reajuste.

El asunto es que el calendario de 260 días que conocían los sabios mayas es un fractal del año platónico, que también era conocido por los griegos, babilonios y otras culturas antiguas, mostrando así la esencia que une a todas las culturas.

El año platónico, o precesión de los equinoccios, está midiendo el tiempo, según el eje de rotación de la tierra, que tarda en dibujar un círculo en el cielo, que son 26.000 años, mientras que el año solar es el tiempo que tarda la tierra en dar la vuelta al sol y son 365 días.

Si hablamos de ciclos de cientos de días se ve claramente que son ciclos humanos, pero los ciclos de miles de años no. El asunto es que tenemos conciencia de que estamos en un ciclo humano, pero no siempre tenemos conciencia de que estamos también viviendo un ciclo celeste. Tanto si lo sabemos como si no, todos los seres humanos vivimos un ciclo celeste.

Si tienes un hijo, está claro que tienes un hijo, pero quizá no está tan claro que toda la humanidad tiene un hijo y que de alguna manera todos los hijos están expresando el arquetipo humano.

El despertar de la conciencia a esa conexión con todos los seres humanos y también a la conexión con todos los planetas, con todos los átomos, con todas las partículas subatómicas, actualiza la conciencia y promueve un cambio de actitud que produce una transformación que podemos asociar al nuevo nacimiento o salto cuántico. El caso es que te abre una puerta dimensional y toda tu vida se transforma.

La trascendencia y el mago 1

Sucede algo con el 13 y con el 1, considerados como tonos; algo que no sucede con los demás tonos. Y es que son ocultos entre sí y están juntos.
Los tonos mayas van del 1 al 13, de modo que cuando llegas al tono 13 continúas con el tono 1. Eso sucede constantemente. Si hablamos de meses lunares, sucede varias veces en cada mes y si hablamos del año, también sucede varias veces.

El asunto es que el tono 13 y el tono 1 son ocultos entre sí como tonos. El oculto del dragón 1 es el sol 13. El oculto del caminante del cielo 13 es la estrella 1. La forma en que aparecen los ocultos de los demás tonos es la siguiente: el oculto del 2 es el 12, el oculto del 3 es el 11, el oculto del 4 es el 10, el oculto del 5 es el 9, el oculto del 6 es el 8 y el oculto del 7 es el 7.
De esta forma vemos que el 13 y el 1, que son tonos ocultos, aparecen juntos, pero todos los demás aparecen distanciados de su tono oculto. Parece que hay algún conocimiento encriptado en esta situación.

Nos interesa conocer qué es el 13. El tono 13 entendemos que es el tono de trascendencia. Entonces, nos preguntamos ¿qué es la trascendencia? Trascendencia puede ser una palabra muy sugestiva, que quizá no sabemos exactamente de qué se trata. Y quizá el Tzolkin de una explicación.

En el Tzolkin el 13 está asociado con el caminante del cielo, que es el sello 13, y también con la tierra, que es la onda 13.
El sello del caminante del cielo aparece por primera vez justamente como caminante del cielo 13. Luego se despliegan las 13 posibilidades en que puede aparecer el caminante del cielo, la última en la onda de la estrella como tono 6, es decir, caminante del cielo 6.

De esta manera no encontramos nada aparentemente relevante. Sin embargo, cuando miramos la onda de la tierra, onda 13, vemos que se inicia en la tierra como propósito, que es el lugar donde estamos. Nuestros pies descansan sobre la tierra, inevitablemente por la ley de la gravedad. En esa onda el tono 13 aparece configurado como luna. La luna está en el cielo y no pertenece al lugar donde estamos.
Vemos que la onda 13 es algo que te lleva de la tierra al cielo. Es como una escalera ascendente. Y podemos deducir que la trascendencia es un acceso a otra dimensión, a una dimensión superior.

De esta manera, la onda, si decides vivirla intencionadamente, con conciencia, es una escalera que te lleva al cielo. Pero ahí no se acaba la cosa, sino que comienza, solo que en otra dimensión. Y aparece un tono 1.
Entonces, la trascendencia es cómo evolucionar hasta que te sitúas en un lugar donde entras en contacto con dimensiones superiores y empiezas un nuevo ciclo.

Sin embargo, los sellos son 20 y cuando se desarrollan en el Tzolkin tipo encontramos dos propósitos, dos tonos 1. El primer propósito te lleva a la trascendencia en la onda del dragón, al caminante del cielo, sello 13. Pero el segundo propósito ya no te lleva a la trascendencia, si estamos hablando del mundo de los sellos, que son 20, sino a la resonancia.
Y si identificamos la resonancia con lo que acontece en la columna 7, vemos que es el nuevo nacimiento. Es decir, cuando llegas a la trascendencia se ha producido un cambio, pero tú todavía sigues gobernando, todavía son tus decisiones de persona adulta las que funcionan. Pero has entrado en otra dimensión.
Sin embargo, cuando llegas desde el nivel 14 de los sellos al nivel 20, llegas a un tono 7 de resonancia, y si lo asociamos con un nuevo nacimiento significa que ya no te riges con los criterios de tu conocimiento de adulto, sino que has conectado con tu inocencia sabia.
Al aparecer como tono 7, que también es canalización, sucede que tu transformación te hace totalmente transparente. Lo que canalizas es la luz, porque dejas pasar la luz a través tuyo.

Así, comprendemos por qué junto con esta onda 13 de la tierra aparece asociado el 13 como caminante del cielo. El caminante del cielo también es, si la luna es el cielo, el que tiene los pies en el cielo, el que ha subido esa escalera.
Entonces, comprendemos que esa escalera que te ha llevado al cielo, que es la luna, lo que hace es llevarte a la quinta dimensión, porque la luna, que identificamos como la transformación o conversión de la tierra en cielo, es el inicio del quinto castillo y el lugar que expresa la familia del caminante del cielo, como quinto color, color verde.

Entonces, tú comienzas el primer propósito, que te va a llevar a la forma trascendente de la primera onda, como habitante de la tierra, pero cuando inicias el segundo propósito ya se ha cambiado algo en ti. Y ese es el lugar que describe el mago.

Nos estamos dirigiendo al propósito del mago, que será el inicio del nuevo quantum de tiempo, el nuevo año maya, mientras viajamos alrededor del sol.

ONDA EVOLUTIVA DE LA ESTRELLA

ONDA EVOLUTIVA DE LA ESTRELLA:La onda de la Estrella, que como sello se asocia con la belleza, la ética, la estética y la armonía, encuentra su lugar en el Tzolkin en la columna 13 y más concretamente en los 13 últimos sellos.De este modo, cualquier contenido que queramos darle a la estrella como onda debe incluir la expresión de la transcendencia, que es lo que se atribuye al tono 13. La onda de la estrella es una vivencia de la transcendencia, como algo espiritual más allá de la materia y de la forma. A este contenido se le añade, como expresión de la sociedad de la estrella donde encuentras a tus pares, el de la pluralidad, donde uno y todos los unos gozan, viven y se nutren de la presencia de los otros, o sea de los demás.
También nos recuerda, posiblemente con algún nivel interrogativo, cómo en los libros sagrados de la tradición sagrada el primer nombre con que se expresa la realidad Dios es con un plural: Elohim. El uno aparece como plural, quizá para incluirte en el uno sin dejar de ser tú.El uno incluyente de Elohim mantiene abierta siempre la puerta al despertar, donde tú te reconoces en él, invitándote precisamente a entrar en la realidad, ya que uno de los contenidos que expresa el espejo es “ser la realidad”, pero la realidad del amor.Al mirarte en la realidad del amor permites que el amor te transforme y ahuyente el miedo, dejando fuera todo lo relativo al depredador, que es aquel que busca la vida fuera del amor, o sea en la dominación. La estrella, cuyo contenido es que encuentras a tus pares, también está hablando de la realidad uno, que se realiza de forma plural. Este es un contenido que está asociado a la transcendencia.
Evolutivamente, todos los tonos 13 de las 13 últimas ondas van a aportar un contenido a la onda de la Estrella, por su situación en la columna 13. El 13 como tono expresa la transcendencia y como sello el gozo del caminante del cielo. La onda 13 es la tierra, cuyo propósito es la actitud del voluntario, donde quizá podamos encontrar que se trata del voluntario para el amor. La luna 13 es la transcendencia en la onda de la tierra, encontrando el voluntario la emoción como algo transcendente.
Por otra parte, la onda 20 de la estrella, evolutivamente, es decir cuando ordenas el Tzolkin siguiendo las ondas, se va a situar sobre las casillas que ocupan el sello 20 del sol. De modo que uno de los contenidos de la onda de la estrella es el sol.Los valores del 20 son propiamente los que aporta el sello del sol como luz, pero también como la parte no visible de la luz, ya que el 20 como vinal sería el día sin tiempo, que puede ser traducido a Neftis como la parte no visible de la realidad visible: sincronías, repeticiones, sucesos fortuitos, el que nazcas en un sitio, el que encuentres a una persona, etc. Todo eso entra dentro de los sucesos transcendentes cuando lo miras adecuadamente, reconociendo la actuación de lo uno múltiple sin forma.
Se trata de olvidarse de la guerra y afianzarse en la paz, que nutre la pluralidad y es una expresión de la transcendencia

LA ESTRELLA: Armonía, ética, estética

LA ESTRELLA (Libro de los Sellos)
La Estrella está asociada a la armonía, a la ética y a la estética. También tiene relación con la elegancia, la diplomacia y con la justa y perfecta medida. Representa la belleza, pero también la prosperidad.
Es un ser celeste y social, y representa a todas las estrellas, o sea al cielo como sociedad; a la comunidad celeste, tus pares, donde todos son importantes y necesarios, y tienen su función.La Estrella es el cosmos. Podemos mirar al cielo y verlo como algo lejano, accesible a nuestra vista, pero desde el sello de la Estrella, el cielo está en nuestros pies, porque ese es nuestro suelo. La Estrella significa encontrar a tus pares, encontrar a otros tú, encontrar que toda la gente es maravillosa. No es que tú seas el Sol y en los demás encuentras errores, quizás disculpables, no. La Estrella es encontrar solo gente maravillosa, y que además todo está bien. Por eso es imprescindible reconocer el error, pero en ti, y sanarte, o sea aprender.Estás en la Estrella cuando has sanado tus ojos y te has desecho del ego; cuando lo que ves con los ojos externos es tu realidad interior. Si algo te parece raro, mejor pensar que son muy buenos actores más que bandidos, porque tú seguro que eres un buen actor. La Estrella puede expresar el elemento aire, porque las estrellas son como las moléculas. No tienen una cohesión que las pegue unas con otras, porque eso sería el final de las estrellas, pegarse. Las estrellas actúan como las moléculas, libres, ocupando todo el espacio celeste. Por eso son un ejemplo de las moléculas o seres humanos, pero en otra dimensión. La característica de las moléculas de los gases es que son libres y tienen un movimiento ultradinámico.Aunque nosotros veamos las estrellas en el cielo como puntos aparentemente fijos, en realidad tienen un movimiento ultradinámico. Quizá por eso nos parecen fijas, porque no tenemos valores para comprender ese movimiento.
https://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-los-sellos/