ONDA DEL ESPEJO: del 7 al 19 de noviembre 2019

La onda del espejo lleva hasta la columna mística, hasta las puertas del nuevo nacimiento indicadas por el perro 13 y el mono 1, que son el centro del telar.
Con su número 10 tiene un significado de perfección. Pero más allá de la forma no hay perfección ni imperfección, solo realidad, plenitud y gozo. Por eso el espejo se convierte en alegría (onda del mono). No se trata de ironía, donde uno se ríe amargamente de algo, de bufonada, donde uno sobreactúa y tal vez lo que está es simplemente enfadado o asustado, ni de cosas así, sino que lo que hay más allá del espejo, rebasando la perfección que se quedaría en este lado de las cosas, es vida, pura vibración celular de vida.

El color blanco de la onda del espejo nos recuerda que se trata de vida emocional. La emoción y la vida van juntas. No es algo formal, sino que el pálpito de la vida es amoroso y sabio, ya que la emoción que crea la vida también es sabia.

Kin 27 julio 2019 : El desafío para el crecimiento de la persona que está aprendiendo a ser mago, es elevar la visión

27 julio 2019. ÁGUILA Lunar 2. Onda del Mago. Noche 1 y Viento 9 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 8 Luna.

El desafío para el crecimiento de la persona que está aprendiendo a ser mago, es elevar la visión, sin engancharse, sin limitar o etiquetar. No es necesario. Al elevar la visión aparece la magia creadora de una nueva realidad.

Gracias. Bendiciones.

7 mayo 2019: El mago es capaz de acceder a la realidad más allá de la apariencia, allí donde no hay carencia ni sufrimiento

7 mayo 2019. MAGO Cristal 12. Onda de la Noche. Tormenta 10 y Aguila 1 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 5 Estrella.

Para que el aprendiz se convierta en mago y conecte con la sabiduría es necesario que colabore con el entorno, ensoñando la abundancia para todos, tanto los cercanos y afines como para los lejanos y diferentes.
El mago es capaz de acceder a la realidad más allá de la apariencia, allí donde no hay carencia ni sufrimiento, donde el ego no tiene sentido ni existen los miedos y donde el in lakech o “tú eres otro yo” se manifiesta.

Gracias. Bendiciones.

25 febrero 2019: La visualización de nuevas realidades abre una puerta para su materialización

25 febrero 2019. NOCHE Rítmica 6. Onda del Espejo. Caminante del Cielo 7 y Perro 6 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 12 Tierra.

La visualización de nuevas realidades (noche, onda del espejo) abre una puerta (tono 6) para su materialización.

El espejo es la frontera. A un lado está la realidad conocida, pero más allá de lo aparente, de lo que se percibe con los sentidos físicos, hay otras realidades. Ya existen, pero para acceder a ellas somos nosotros los que tenemos que materializarlas.
Es como abrir una puerta. Lo que hay detrás existe, pero somos nosotros los que damos el paso y ponemos la intención de abrir la puerta y acceder a ello.
Y una forma de materializarlo es visualizándolo. Por ejemplo, la abundancia, que ya existe en el universo, está disponible para todos. Podemos ensoñarlo, creerlo, confiar en ello y así de alguna forma “crearlo”, es decir traerlo a nuestro presente.
La posibilidad quiere entrar en el presente.
Gracias. Bendiciones.

La envidia es buena

– “La envidia es buena”.
– “Oiga, está usted equivocado, la envidia es energía negativa”.
– “Sí, sí, sí, tiene usted razón, la envidia es energía negativa. Punto y aparte”.
– “La envidia es buena”.

– “Ya le he dicho que la envidia es energía negativa”.
– “Sí, sí, sí, tiene usted razón, pero que mucha razón, pero la envidia es buena”.
– “Me voy a sentar un ratito con usted para que me cuente porqué la envidia es buena, porque la envidia es energía negativa”.

Muchas gracias. La envidia es que usted ve algo bueno, pero usted no lo tiene. Ese proceso muchas veces es subjetivo. No es objetivo, no es exterior.
Quiero decir que es un sistema de alarma, del despertar; es algo que está encaminado al despertar, porque usted tiene que estar en lo óptimo, que es lo que le está pasando a esa persona que usted ve y que usted quizá envidia.
Esa persona está en lo óptimo y usted no está en lo óptimo. Ese es el problema. Usted está dormido. Usted está en el no estar. Usted está en el peso y no en el vuelo. Usted pesa. Hay óptimo para usted, pero usted no ha entrado ahí.

Los amigos siempre te envidian en tus éxitos, sin saberlo. Siempre se alegran, porque son tus amigos y te apoyan en lo que sea, pero también te envidian. Las amigas siempre te envidian y te copian. En parte se mimetizan, porque empatizan. Las amigas se alegran, pero también hay una parte, la parte dormida, que te envidia. Te envidia sanamente, porque de esa envidia tú recibes un extra de energía.
Nosotros recibimos un extra de energía en las interacciones. La interacción es fundamental, porque es la principal nutrición. Las personas nos nutrimos en la interacción. Por eso las personas nos nutrimos cuando la interacción es amorosa. Nos nutrimos del amor a través de la interacción.

Hay un extra en esa mezcla de admiración o envidia que aparece en las relaciones entre los seres humanos. Si caes en la envidia, pero ya sin amor, sin admiración, entonces es cuando la envidia adquiere una característica negativa porque te corroe a ti, te destruye.
Pero esa destrucción es como un acicate al despertar. La razón de esa destrucción es que te despierte, y al despertar, te pongas en marcha.
Pero si te entretienes en cultivar la envidia, eso sí te destruye y es absolutamente corrosivo. Todo tiene sentido en la vida, todo tiene participación en la vida. Todo lo que existe tiene sentido.

Cuando veas el triunfo de otra persona sueña, ensueña; ensueña que ese triunfo es tu triunfo. De hecho, todas las personas compartimos todos los triunfos. Todas las personas compartimos todos los momentos amorosos. Cuando triunfes piensa en todas las personas que amas. Cuando ames, piensa en todas las personas que conoces.

Todos somos astrofísicos

Todos somos astrofísicos. Todos somos astrofísicos, aunque quizá la conciencia no lo sepa.
La conciencia es más pequeña que el ser. Está muy circunscrita a datos que provienen del aquí y el ahora. Todo eso sucede en lo temporal, pero el ser está en lo atemporal. El ser no necesita ni del aquí ni del ahora, porque el ser es siendo y no siendo.
“Siendo” es en esta dimensión concreta, donde necesitas dejar de ser para volver a ser.
Si te quedas anclado en algo que eres, no te desapegas de eso que eres y entonces no abres el siguiente quantum de tiempo.
Si eres un águila y te quedas pegado a la tierra, no vuelas. Pronto dejarás de ser un águila porque pronto dejarás el aquí y el ahora. Pero tu ser seguirá volando, seguirá siendo, porque tu ser es atemporal.

Ser y no ser, y volver a ser y no ser, para volver a ser. Ese reinventarte constantemente te adentra en la inmortalidad. Y tu ser multidimensional está siendo, sin estar anclado en el pasado. Ese desapego es el que te permite reinventarte. Y ese desapego es una expansión de la conciencia que te libera del presente, porque el presente solo es el tiempo y tú eres en el tiempo y en el no tiempo. Tiempo y no tiempo, ser y no ser. Están en la esencia.

Entonces, todos los seres humanos somos astrofísicos, porque estamos conectados con la realidad de las estrellas. De hecho, nuestro cuerpo, el cuerpo de todos los seres humanos, contiene materia generada en las supernovas.
Todos los cuerpos de todos los seres humanos contienen elementos de una supernova. De hecho todos los cuerpos de los seres humanos son una expansión de la supernova. Esa supernova está preparando y favoreciendo la aparición de la conciencia, pero no es una conciencia restringida, sino una conciencia expandida.

La bendición pertenece al ser humano. Las piedras, el aire, las nubes dan soporte a la realidad. Pero el ser humano puede bendecir, puede amar, puede empatizar, puede gozar. Todo el gozo está en el ser humano, solo que la conciencia es más pequeña que el gozo, y parte de la tarea del ser humano es expandir la conciencia para expandir el gozo.
El gozo necesita bendición y también necesita perdón, porque todas las personas son necesarias, todas las personas son importantes, todas las personas están en ti. Pero tú estás en todas las personas.

Mirad hacia arriba. Gracias maestro Hawking.
Deja volar a tu águila. Es el momento del vuelo del águila, solo que el águila y todos los águilas están llevando a la humanidad al cielo.