El despertar es un transvase

El despertar es un transvase, porque gran parte del despertar sucede en el mundo de las emociones. Es necesario limpiar, desintoxicar y sacar el daño emocional, y la emoción es el agua.

La emoción conecta con el ser multidimensional, que de alguna manera es el ser extraterrestre. Todo el agua que hay en la tierra viene de más allá del sistema solar y el ser humano está también hecho de agua en un 70%. Conectar con ese agua extraterrestre es recuperar tu conciencia extraterrestre. Entonces, te das cuenta de que estás aquí no circunstancialmente sino cumpliendo una misión, intencionalmente. Has venido aquí a recuperar, a sanar algo, a recuperar tu conciencia de plenitud.

El caminar en ese presente, que te traslada del presente sufriente al presente maravilloso, se hace a través de la conciencia de la emoción, y eso es un transvase.

Dentro de esa conciencia, de esa iluminación de la emoción, se trata de eliminar aquello que proviene del miedo, del sufrimiento, del odio, de la envidia, del auto desprecio, del desprecio del otro o del desprecio de la vida, y conectar con la maravilla.

La forma de eliminar todo ese contenido desde lo mágico maravilloso es simplemente decir, deseando que suceda, sabiendo que es posible: “elimino estos programas y activo la conciencia de la plenitud, la conciencia del gozo y la conciencia del amor. Elimino y elijo”.

Desde el mundo mágico-maravilloso del agua cósmica, puedes elegir, y eso es lo que provoca el transvase, de una situación a otra.

Quizá es simplemente a lo que venimos, a despertar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.