EL ENLAZADOR DE MUNDOS

El Enlazador representa el desapego y la clarividencia; dejar ir, liberar para enlazar con otro presente.

Enlaza con la dimensión celeste y con la dimensión maternal de la Tierra. Ayuda a integrar mundos, ideas, creencias, personas, amigos que no se conocen; tendencias diferentes; mundos distantes; lo personal y lo laboral; masculino y femenino; singular y plural; creatividad y lógica; sentido y sensibilidad.

Pero para enlazar y unir hay que respetar. Unir sin respetar sería más bien anexionarse, apropiarse, forzar, o cosas así. La propuesta a través del Enlazador sería más bien unir con desapego, es decir sin ego, con una actitud de soltar, desaprender, deshacerte de viejos patrones.

El desapego requiere confianza y entrega. Es un nivel de madurez.

Al Enlazador se le suele atribuir una relación con la muerte, pero para nosotros está relacionado con el desapego, que es la muerte y el abandono de los apegos, de alguna manera ir hacia lo nuevo, sin miedo.

Y sobre todo el Enlazador está asociado con la capacidad de enlazar con otras dimensiones, de encontrar cosas nuevas, como el viaje de Colón, que pertenece a la onda del Enlazador.

LA SEXTA COLUMNA:

El número seis del Enlazador se corresponde con la sexta columna, que es una columna de portales dimensionales. Así, el Enlazador es una puerta. Todas las puertas enlazan lugares diferentes. Sólo hay que abrirlas para pasar.

El Enlazador es una cualidad existente en todas las personas, de poder enlazar a esa puerta. El Enlazador está dentro de cada uno, y es el sello y la garantía de éxito, incluso a través del error.

EL SELLO OCULTO:

El Enlazador de mundos es el sello oculto del Águila, que está asociado a la creatividad, intuición y visión. Desapegarnos de la realidad diaria nos permite tener una visión más global pero a la vez más profunda de las cosas, y, desde ahí, la intuición y la creatividad están a nuestra disposición.

Y viceversa, cuanta más creatividad, más te favorece para entrar en conexión o enlazar con otras dimensiones.

Con lo cual, la creatividad está asociada de alguna manera al resultado de encontrar formas de vida más allá de los límites restringidos. Los límites restringidos son, entre otras cosas, los límites del ego.

El desapego expresado por el Enlazador está hablando de una forma de viajar sin ningún peso que te pegue a la tierra, de acceder a otras dimensiones convirtiendo desapego en despegue, despegado del cuerpo, porque el Águila se despega de la tierra y enlaza con su vista dimensiones más allá.

LA FAMILIA:

El Enlazador de mundos es el sexto sello y también es la sexta onda.

Esa realidad de coincidir el número de la onda y el número del sello es el distintivo de su familia, que está compuesta por el Dragón, el Enlazador, el Mono y el Guerrero.

Esta familia del Dragón es realmente la familia tipo, y aquí el Enlazador, al considerarlo en la familia, se convierte en el regalo, en el desafío, en el 2.

Si leemos esta familia, podemos encontrar el propósito del Dragón; el desafío, que ya sabemos que es un regalo, del Enlazador; la misión del Mono; y el cómo realizarlo del Guerrero. Es una secuencia espiral, que va activando y habilitando cada vez más posibilidades: la energía femenina, el desapego, la alegría, la expansión de la conciencia.

El Dragón tiene que ver con la solidaridad y la energía femenina, y para refinar, para realizar esta solidaridad es imprescindible trabajar desde el desapego.

El Enlazador es la segunda presencia del Dragón; el Enlazador es el Dragón, cuando la persona se da cuenta de que la auténtica y única misión de todos los seres humanos es abrirse al amor; y se sitúa en el dos, en el otro, no en el ego, en el yo, sino que ocupa la segunda plaza y te cede a ti la primera, como expresión de la ley del amor, donde tú eres otro yo, “in lak’ech”. Cuando eso está instalado en el cuerpo, cuando ese trabajo evolutivo está hecho e instalado en el cuerpo, empiezas a disponer de un cuerpo enlazador.

Esta familia es en realidad siempre enlazadora de dimensiones superiores, pero también es enlazadora entre los seres humanos, porque la solidaridad es un esfuerzo para unir a todos los seres humanos y no dejar a ninguno excluido.

Y en el desapego están los valores mentales, raciales, adicciones, y un montón de trabas que pone el ego, y que crean diferencias entre las personas en lugar de unir.

Enlazador es una fuerza unitiva existente en cada persona capaz de permitirte conectar realidades, dimensiones y personas más allá de la lógica.

Como el Dragón que viene desde dimensiones superiores a ésta, el Enlazador conecta con otras dimensiones como fuerza espiritual y amorosa en el momento oportuno. En el momento oportuno, todo sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.