Es el momento de la fusión y de adentrarse en el espejo, en el tú eres otro yo

ES EL MOMENTO DE LA FUSIÓN (Extracto del Libro de las Sincronías)
Es el momento de la fusión, porque cuando se potencia la idea de que “tú no eres yo”, luego “yo soy yo, y no soy tu”, se adentra uno en la confusión y en el miedo, o, en el peor de los casos, se adentra uno en la confusión y el desprecio al débil, porque en ese momento, tal vez tú eres fuerte.
Pero sólo en ese momento, porque en realidad en la confusión siempre eres débil, sólo que pretendes que nadie se de cuenta y ni se acerquen.
Es el momento de la fusión, de adentrarse en el espejo, porque el espejo es Dios, ese Dios tan respetuoso que quiere que tú mismo te reconozcas y seas Dios.
Sin obligarte, porque ¿quién puede obligar a Dios?
Es el momento de la fusión y del espejo. El famoso saludo “In lak’ech” es el saludo del espejo, porque cuando te miras al espejo y ves una persona, que eres tú, dices “yo soy tu”, y además “tú eres yo”.
Por eso la ley del espejo es tal vez la mejor de las leyes. Y de cualquier manera, más allá de ser una ley, es un instrumento de conocimiento maravilloso.
https://viatzolkin.com/e-books-l…/el-libro-de-las-sincronias/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.