La luna: limpieza de emociones, purificación, conexión con la ancestralidad

LA LUNA (Libro de los Sellos)

La Luna en el Tzolkin representa la limpieza de emociones, la purificación, y también el agua. Está relacionada con la ancestralidad, con el karma del pasado y con la acumulación de experiencias, recogidas en el subconsciente y en los genes.
Las emociones son la puerta para acceder al más allá. Expresar nuestras emociones, sentir, comunicar y liberar, nos ayuda a superar situaciones pasadas, ancestrales o sociales que estén bloqueadas.

EL TONO 9:
La primera vez que se presenta la Luna en el Tzolkin, o tal vez es presentada, es como Luna solar, o sea Luna 9.
Junto con el tono 5 es un tono de poder, de fuerza. Esta fuerza proviene de dimensiones superiores, o sea no es de nuestra dimensión, que es temporal, sino de una dimensión más allá del tiempo y más allá de nuestros criterios, que son más bien de supervivencia y de carencia.
Esa fuerza amorosa de actividad constante es presentada en el Tzolkin Tipo en la primera onda, como Serpiente, sello 5 y onda 9 de fuerza, y como Luna, sello 9 de fuerza y castillo 5, también de fuerza porque es esa fuerza la que lo realiza; no es una fuerza humana, es pura fuerza Big Bang, y esa es la garantía del éxito.
De modo que en el programa, o sea en la presentación, esa fuerza amorosa Big Bang se asocia a Serpiente o energía vital, kundalini y a Luna, agua, emoción.
Energía vital, kundalini, está claro que es fuerza, pero lo que muchas veces las personas negamos, no reconocemos, incluso huimos, es de la emoción, y es precisamente el mundo emocional el que te hace humano y te abre el cielo.
La Serpiente es el sello 5 y la Luna el 9, pero la Serpiente se va a convertir en Luna, o sea en nueve, en su presentación como onda, y entonces su potencia es de llevarte al nuevo nacimiento. Pero la Luna, sello 9, donde te puede llevar como onda es al salto cuántico, o sea a dimensiones superiores de la vida manifestadas por el castillo verde.
La Luna, en esta primera presentación, ya se presenta como situada en un lugar misterioso y no inmediato, que precisa ser revelado, y todas las personas que nacen con un tono 9 tienen un acceso muy directo a una sabiduría desconocida, a la cual es posible que le tengan temor, y en nuestro deseo, todo lo contrario, fervor.
El 9 es un impulso a la máxima realización.

El guía de la Luna 9 es la Serpiente 9, de la onda de la Tierra, siendo la Serpiente en la onda de la Tierra el impulso, la fuerza para que la Tierra muestre su transcendencia, que es la Luna, es decir, que la Luna en tono 9, que es como se presenta en la primera onda, tiene como guía la energía vital, pero no como algo para llegar a ser ella misma, como podría parecer, sino como algo que transmuta la Tierra y la transforma en Luna, en perfección de la luz.

EL SELLO OCULTO:
La Luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto el Humano, que es la libertad y los pensamientos elevados.
De tal manera que limpiar las emociones te hace más libre. Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad; si una persona no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

LA FAMILIA:
La Luna forma familia junto con la Semilla, el Mago y la Tormenta, siendo la característica relevante de esta familia el AGUA.
Como ya hemos dicha la Luna es agua; la Semilla es agua convirtiéndose en vida orgánica; la Tormenta está compuesta de agua; y la energía blanca del Mago también representa el agua.
Quizá no es tan evidente relacionar el Mago con el agua, pero el Mago saca su fuerza del agua, de la emoción, de la empatía. El Mago sabe viajar a través de las neuronas espejo para sanarte, porque el oculto del Mago es la Mano, la sanación, y su herramienta es hacerse uno contigo desde la empatía.

EL CASTILLO VERDE:
La onda de la Luna es el inicio del castillo verde, quinto castillo asociado al éter, al cielo. El castillo verde es el tiempo final, pero nosotros estamos en el tiempo final, y ese tiempo curiosamente coincide con la Luna.
Los castillos comienzan siempre con una onda roja: Dragón rojo, Caminante rojo, Serpiente roja, Tierra roja y Luna roja.
Después de los cuatro primeros castillos (Dragón, Caminante, Serpiente y Tierra), aparece como transmutación y “4+1” la LUNA. Todos aparecen como inicio de castillo y como cuerpo o elemento sólido, que es lo que significa lo rojo. Pero la transmutación, quinto momento, sucede cuando aparece como cuerpo, o sea rojo, el agua, que es blanco, o sea la Luna.
Pero siendo agua la Luna, o sea como elemento lo blanco, inicia la realidad donde lo real es emoción, donde lo corpóreo, lo conformado, es emoción, siendo también corpóreo lo que nutre al cuerpo y su forma.
Encontramos que igual que en esta realidad el cuerpo se nutre de cosas materiales con forma, en esa realidad lo que nutre es la emoción, el agua, el amor.
Con la Luna como 4+1 y cuerpo, se inicia lo blanco, simultáneamente a la finalización de lo rojo, porque la Luna es roja, pero en ese quinto castillo ya no puede estar el líder de lo rojo, que es el Dragón, y de hecho lo que supone es la transmutación de lo rojo en lo verde.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

2 pensamientos en “La luna: limpieza de emociones, purificación, conexión con la ancestralidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.