La trascendencia y el mago 1

Sucede algo con el 13 y con el 1, considerados como tonos; algo que no sucede con los demás tonos. Y es que son ocultos entre sí y están juntos.
Los tonos mayas van del 1 al 13, de modo que cuando llegas al tono 13 continúas con el tono 1. Eso sucede constantemente. Si hablamos de meses lunares, sucede varias veces en cada mes y si hablamos del año, también sucede varias veces.

El asunto es que el tono 13 y el tono 1 son ocultos entre sí como tonos. El oculto del dragón 1 es el sol 13. El oculto del caminante del cielo 13 es la estrella 1. La forma en que aparecen los ocultos de los demás tonos es la siguiente: el oculto del 2 es el 12, el oculto del 3 es el 11, el oculto del 4 es el 10, el oculto del 5 es el 9, el oculto del 6 es el 8 y el oculto del 7 es el 7.
De esta forma vemos que el 13 y el 1, que son tonos ocultos, aparecen juntos, pero todos los demás aparecen distanciados de su tono oculto. Parece que hay algún conocimiento encriptado en esta situación.

Nos interesa conocer qué es el 13. El tono 13 entendemos que es el tono de trascendencia. Entonces, nos preguntamos ¿qué es la trascendencia? Trascendencia puede ser una palabra muy sugestiva, que quizá no sabemos exactamente de qué se trata. Y quizá el Tzolkin de una explicación.

En el Tzolkin el 13 está asociado con el caminante del cielo, que es el sello 13, y también con la tierra, que es la onda 13.
El sello del caminante del cielo aparece por primera vez justamente como caminante del cielo 13. Luego se despliegan las 13 posibilidades en que puede aparecer el caminante del cielo, la última en la onda de la estrella como tono 6, es decir, caminante del cielo 6.

De esta manera no encontramos nada aparentemente relevante. Sin embargo, cuando miramos la onda de la tierra, onda 13, vemos que se inicia en la tierra como propósito, que es el lugar donde estamos. Nuestros pies descansan sobre la tierra, inevitablemente por la ley de la gravedad. En esa onda el tono 13 aparece configurado como luna. La luna está en el cielo y no pertenece al lugar donde estamos.
Vemos que la onda 13 es algo que te lleva de la tierra al cielo. Es como una escalera ascendente. Y podemos deducir que la trascendencia es un acceso a otra dimensión, a una dimensión superior.

De esta manera, la onda, si decides vivirla intencionadamente, con conciencia, es una escalera que te lleva al cielo. Pero ahí no se acaba la cosa, sino que comienza, solo que en otra dimensión. Y aparece un tono 1.
Entonces, la trascendencia es cómo evolucionar hasta que te sitúas en un lugar donde entras en contacto con dimensiones superiores y empiezas un nuevo ciclo.

Sin embargo, los sellos son 20 y cuando se desarrollan en el Tzolkin tipo encontramos dos propósitos, dos tonos 1. El primer propósito te lleva a la trascendencia en la onda del dragón, al caminante del cielo, sello 13. Pero el segundo propósito ya no te lleva a la trascendencia, si estamos hablando del mundo de los sellos, que son 20, sino a la resonancia.
Y si identificamos la resonancia con lo que acontece en la columna 7, vemos que es el nuevo nacimiento. Es decir, cuando llegas a la trascendencia se ha producido un cambio, pero tú todavía sigues gobernando, todavía son tus decisiones de persona adulta las que funcionan. Pero has entrado en otra dimensión.
Sin embargo, cuando llegas desde el nivel 14 de los sellos al nivel 20, llegas a un tono 7 de resonancia, y si lo asociamos con un nuevo nacimiento significa que ya no te riges con los criterios de tu conocimiento de adulto, sino que has conectado con tu inocencia sabia.
Al aparecer como tono 7, que también es canalización, sucede que tu transformación te hace totalmente transparente. Lo que canalizas es la luz, porque dejas pasar la luz a través tuyo.

Así, comprendemos por qué junto con esta onda 13 de la tierra aparece asociado el 13 como caminante del cielo. El caminante del cielo también es, si la luna es el cielo, el que tiene los pies en el cielo, el que ha subido esa escalera.
Entonces, comprendemos que esa escalera que te ha llevado al cielo, que es la luna, lo que hace es llevarte a la quinta dimensión, porque la luna, que identificamos como la transformación o conversión de la tierra en cielo, es el inicio del quinto castillo y el lugar que expresa la familia del caminante del cielo, como quinto color, color verde.

Entonces, tú comienzas el primer propósito, que te va a llevar a la forma trascendente de la primera onda, como habitante de la tierra, pero cuando inicias el segundo propósito ya se ha cambiado algo en ti. Y ese es el lugar que describe el mago.

Nos estamos dirigiendo al propósito del mago, que será el inicio del nuevo quantum de tiempo, el nuevo año maya, mientras viajamos alrededor del sol.

Un pensamiento en “La trascendencia y el mago 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.