Los castillos y las ondas marcan un camino evolutivo para el ser humano, real pero arquetípico.

familias y castillos 2
LAS FAMILIAS Y LOS CASTILLOS (Extracto del Libro de las Familias)
En el Tzolkin hay veinte sellos y veinte ondas. Los veinte sellos aparecen en un orden determinado y preciso, y las veinte ondas también en un orden preciso pero diferente al de los sellos, estando cada uno de los 20 sellos como propósito o tono uno de una agrupación de trece.

La familia es una estructura que aparece con los sellos. Hay cinco familias de cuatro sellos cada una. También hay una agrupación para las ondas, donde aparecen las veinte ondas formando cinco castillos, cada uno de 4 ondas.
Cinco familias de 4 sellos y cinco castillos de 4 ondas.

Cada castillo contiene 52 experiencias, 52 kines o sellos con su tono, de los 260 del total del Tzolkin. Igualmente, las familias representan 52 experiencias anuales a lo largo de 52 años (4 sellos X 13 tonos)
De modo que hay una similitud entre las familias y los castillos. Se trata de algo muy práctico y la información que contiene se dirige a modificar la conducta.
La vocación de esta información es sugerirte otras posibilidades de enfocar las cosas y de vivir.

Los castillos aportan información acerca de las dimensiones de la vida y de los valores activos en cada dimensión, favoreciendo la evolución hacia realidades más reales.
Las experiencias anuales que conforman tu familia son informaciones acerca de ti, de quién eres y qué estás haciendo, y también permiten experimentar y conocer todas las ONDAS, porque las vives desde los cuatro sellos de tus cumpleaños y desde todos los tonos.

Sin embargo, desde los castillos vives todos los SELLOS.
La información de los castillos está dirigida al ser humano, al arquetipo del ser humano; es válido para todas las personas. Les recuerda a todos los seres humanos que su origen es celeste, y cómo regresar al cielo, a la vivencia de la plenitud.

Los castillos y las ondas marcan un camino evolutivo para el ser humano, real pero arquetípico.
“Tú eres otro yo, yo soy otro tu” activa la parte celeste del ser humano y le presenta cómo más allá de sus problemas domésticos, personales o laborales, hay una realidad REAL atemporal, celeste y experimentable en esta dimensión.

https://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/el-libro-de-las-familias/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.