Los pensamientos son la casa donde vives

Los pensamientos son la casa donde vives. Tus pensamientos son tu casa. Es donde estas.
Eso lo sabían muy bien los aztecas.

A veces no nos damos cuenta de que todo son creencias, todo son pensamientos. La forma en que interpretamos lo que sucede y que da orígen a nuestra respuesta ante lo que sucede, todo son pensamientos.
No decimos pensamiento como resultado de la acción de pensar o de reflexionar pausadamente, sino que decimos que la realidad es subjetiva, todo son interpretaciones, todo son imágenes mentales, cuya base muchas o muchísimas veces esta basado en pensamientos- imágenes mentales surgidos en la más temprana infancia, a partir de sensaciones y emociones y también a partir de trasferencias de las personas de tu entorno vinculadas afectivamente.

Los niños pequeños piensan- crean imágenes de la realidad a través de las emociones que les trasmiten sus padres, abuelos, hermanos y entorno afectivo. Y luego con ligeras variantes les sirven para ver la realidad.
Por eso es importante re dialogar contigo, con tu subconsciente, que es donde están todos esos pensamientos, sentidos y no pensados.
Revalidar, repensar es importante para ser libre, para ser tú.

Muchos de esos pensamientos no pensados que parten de lo subconsciente también son simples trasferencias del entorno, creencias que no sabes que crees. Por eso considerar lo que crees es ganar libertad y autenticidad.
Lo bueno es que si los pensamientos son la casa, la casa se puede limpiar, ordenar y elegir.

Un pensamiento no pensado frecuente es que no se puede ser feliz. Mucha gente no sabe que lo piensa sin pensarlo.
Un pensamiento que no se sabe que se piensa es que es mejor estar preocupado, que es mejor no decir lo que piensas y cosas así que te inhiben y secuestran, entretienendo tu creatividad.

A veces es mejor reconstruir la casa. Es como resucitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.