Tradiciones hermanas del 19 de julio: la libertad, el humano y el camino

Enlazamiento de tradiciones hermanas del 19 de julio. Humano y Enlazador.
Vemos como kin al humano 4 de la onda de la luna. El tono 4 indica cómo lograr el propósito, en este caso cómo lograr limpiar las emociones y acceder a la quinta dimensión (quinto castillo), que es lo que realiza la onda de la luna. La respuesta a cómo hacerlo está expresado por el glifo del humano, que de alguna manera representa la libertad y los pensamientos elevados.
En la tradición de los abuelos se relaciona al humano con el camino. Quizá no nos damos cuenta, pero camino significa libertad. Si estás encerrado, no tienes caminos. Ahora mismo puedes pararte y dar una vuelta sobre ti mism@ y quizá puedas recuperar la libertad, simplemente porque tu conciencia te dice “puedes ir donde quieras, porque eres libre”, “donde quieras que estés yendo es porque quieres”.
Es importante ser libre, llegando a la conclusión de que cualquier cosa que haces es porque lo eliges, aunque sea dentro de algún tipo de adversidad, ya que ni siquiera la adversidad importa si eres libre.

Si al pararte y dar la vuelta sobre ti no te sientes libre, es importante que sepas que sí lo eres.
Quizá hay algo que no te permite sentirte libre, pero eso es un hechizo. El camino de la quinta dimensión es para personas libres, y “personas libres” son todas las personas. Es decir, se trata de que aquello que haces lo hagas porque quieres, aunque en ese momento te esté tocando soportar la realidad y no haya gozo en ello. Pero es importante encontrar que la motivación es que tú quieres.

Este periodo que estamos disfrutando está relacionado con el contenido que hay en el sello del humano. Merece la pena dedicarle un tiempo a dialogar con el sello. Merece la pena, aunque no sea tu sello ni tu onda, situarte en esa vibración, y además de una forma muy abierta, con una mirada enlazadora.
Vemos que el humano en este periodo está asociado al enlazador, que es el nawal, de modo que el humano siempre es enlazador. Conviene situarse en esa frecuencia. Toda persona es capaz de enlazar con otras dimensiones, con otras personas y con otras realidades, ampliando su realidad. Conectando con otras dimensiones y personas, te expandes.

El enlazador pertenece a la familia del dragón, por lo que en el criterio de esta propuesta de Valum Votan podemos decir que el enlazador es la forma emocional (color blanco) de la luz cumpliendo una misión. Pero eso es una realidad que está dentro de ti, porque también tu vehículo y tu cuerpo están formados por la luz.
Esta secuencia que estamos realizando, donde unimos el oráculo de Valum Votan con el de los abuelos, la hemos iniciado el 1 de marzo, que es cuando se ha producido el reajuste entre las dos tradiciones.
El 28 de febrero desde Valum Votan era mono y desde los abuelos, semilla. El 1 de marzo el mono se ha transformado en humano y la semilla en un enlazador, al haber entre medias un bisiesto. Así, ese día es simultáneamente mono y humano.

Ahí comienza el nuevo periodo donde el humano aparece como enlazador. Al mismo tiempo, nos dirigimos al cambio de año maya. El nuevo año va a estar precedido por un día sin tiempo, donde va a estar presente el humano, pero desde la tradición de los abuelos. Ese día sin tiempo se abre un camino y te sitúas en la libertad.
Va a estar asociado al espejo 10, por lo que durante todo este tiempo el humano va a estar asociado al enlazador, pero también el espejo al humano.
Hoy podemos refusionar los dos contenidos de forma más compleja a cómo lo hemos hecho anteriormente.

De cualquier manera, nos sitúa ante la libertad, ante el humano, ante el camino.
En este tiempo el camino sirve para enlazar dimensiones, y al mismo tiempo la libertad proviene del espejo, es decir, de la ley del amor.
Gracias y bendición.

19 de julio. La mejor opción es la que nos haga conectar con nuestra parte más humana y amorosa

19 de julio. HUMANO Autoexistente 4. Mago 11 y Tierra 12 en el tzolkin evolutivo.
El ser humano está eligiendo su propio camino, desde su libre albedrío y sus pensamientos elevados.
Quizá es un camino que él mismo está creando (“se hace camino al andar”) con su decisión de experimentar.
Pero aun siendo su responsabilidad, es un camino con ayudas y compañía, tanto de seres humanos como de otras dimensiones.

Desde el punto de vista evolutiva el voluntario está colaborando con su entorno, enlazando otras realidades y aprendiendo a ir más allá de lo aparente. A esto le llaman magia o poder personal, aunque en realidad se trata de conectar con la sabiduría existente en el programa primigenio.
La magia y los milagros existen, aunque muchas veces no sepamos interpretarlos.

A la hora de elegir, la mejor opción es la que nos haga conectar con nuestra parte más humana y amorosa.
Demos una oportunidad a las emociones, para aprender a gestionarlas y expresarlas, permitiendo que nos encaminen a lo óptimo.
Sin emociones tampoco se vislumbra la luz (ondas del sol y la luna asociadas).

Gracias por sentir y ser empáticos.
Gracias por ser mucho más de lo que indican las apariencias.
Perdón por en ocasiones no saber respetar la libertad de los demás.