23 de julio. Podemos situarnos frente a amenazas y agresores o dirigirnos a la paz

23 de julio. Guerrero galáctico 8. Enlazador de mundos 11 y Tierra 1 en el Tzolkin evolutivo
El guerrero de la luz no necesita luchar con sus emociones. Es capaz de sentir, pero eso no le resta fuerza, sino al revés, le refuerza.
En estos momentos se nos pide posicionarnos con claridad en lo que somos y en lo que sentimos, con integridad y coherencia. El mundo emocional no nos amenaza, sino que las heridas están en nuestro interior, esperando a que las atendamos.

No perdamos tiempo luchando frente a aparentes amenazas y agresores. Podemos situarnos en la guerra o dirigirnos a la paz, reconociéndonos unos a otros como seres de luz.
¿Dónde estamos?, ¿cuál es nuestra “lucha”?

Nos acercamos al día fuera del tiempo, un día de paz antes de comenzar el nuevo año, que seguro será transformador, intenso y liberador.

Gracias por permanecer en el intento.
Yo soy otro tú. Tú eres otro yo.

Tradiciones hermanas del 23 de julio: Para ser un guerrero de luz tienes que ser incondicional

23 de julio
Enlazamiento de tradiciones hermanas del 23 de julio. Guerrero y perro.
El tercer día del uayeb vemos como kin al guerrero 8 y como nawal al perro con la fuerza 1. Podemos decir que la expansión de la conciencia que expresa el guerrero es ser incondicional, entrando en la plenitud del amor incondicional.
Solamente puedes ser un guerrero de la luz, cumpliendo la misión de la luz, cuando estás siendo plenamente incondicional. Por eso en el tercer día del uayeb, en el aquí y ahora presente, que corresponde a las vivencias experienciales del azul que te introducen en la inmortalidad, es decir en la plenitud, encontramos la propuesta del guerrero, que es el amor incondicional.
De la misma manera podemos decir que encontramos la propuesta del amor incondicional, que es ser un guerrero de la luz.
Nos interesa decirlo en una dirección y también en la opuesta, porque no es algo que vaya en una sola dirección.

El guerrero 8 en el Tzolkin evolutivo va a aparecer como enlazador 11, y el perro con la fuerza 1 como enlazador 9.
De esta manera vemos que la actitud del enlazador, que es justamente el antípoda del guerrero (el guerrero es el 11 desde el enlazador y el enlazador es el 11 desde el guerrero) está muy presente en la experiencia que expresa el día.
El antípoda está asociado al tono 11 y ocupa el lugar 11, pero también está relacionado con el nuevo nacimiento, algo que se ve especialmente reforzado para este año.
También se asocia con el tono 11 la emisión de luz. El tono 11 espectral te pide la actitud del servicio que expresa el tono 3, que es su oculto.

Estamos viendo al guerrero y su relación con el 11 que hace aparecer al enlazador, y tenemos que asociar el contenido del desapego como algo fundamental para lo que aporta este tercer día del uayeb, que es la vivencia del azul, es decir, cómo entrar en las situaciones y cómo vivir las experiencias. En este caso la respuesta es desde el desapego. Eso te va a permitir ser un guerrero y ser incondicional, pero también entrar en otro tiempo deslocalizado, y no en el tiempo del calendario.
Eso libera tu águila, o sea, ves la maravilla.
Gracias y bendición.