Las personas que tienen sellos blancos o azules, a través de sus experiencias están viviendo el presente

Hay unas personas que nacen en sellos blancos o sellos azules, y otras que nacen en sellos amarillos o rojos.

El blanco y el azul son sellos ocultos, y también el rojo y el amarillo. Así, la persona que nace en sello blanco tiene como oculto un sello azul, y al revés, y la persona que nace en sello amarillo tiene como oculto al rojo.

Las personas que tienen sellos blancos o azules, a través de sus experiencias están viviendo el presente. Son personas que están concretizando el presente, mientras que las personas con sellos rojos o amarillos, que están más relacionadas con el futuro y el pasado, están concretizando en el mundo real lo que está en el mundo de lo posible, pero sin una implicación emocional. No les mueve una emoción, sino más bien el cumplimiento de una misión, qué tienen que hacer, qué saben hacer y qué terminan por hacer, a pesar de cómo interfiere toda la parte educacional, que les lleva en otras direcciones, pero finalmente se conectan con esa misión que tienen que realizar.

Entonces, hay unas personas cuyo cometido es vivir el presente, aportando esa conexión con las emociones (sellos blancos y azules), y otras que están creando realidad (sellos rojos y amarillos).

El amarillo es el rojo, solamente que ha madurado y ha dado un fruto. El rojo-amarillo es la necesidad de crear realidad y el azul-blanco es cómo entra la emoción, el agua de más allá del sol. El agua, que es creador, crea el presente a través de las personas que nacen con esa configuración.

Entonces, por una parte está el agua y por otra está lo que llamamos la luz, el sol, el calor. Hay unas personas que son rojo y amarillo, que tienen más relación con la luz y son más creadoras y menos emocionales, y otras que tienen más que ver con el agua, con el amor y son más emocionales.

Todas las personas estamos hechas de agua

Todas las personas estamos hechas de agua. Parece que estamos hechos de otra cosa, pero en su mayor parte el cuerpo esta hecho de agua. 

El agua no tiene forma, excepto cuando aparece en forma de nube, lo cual sucede ante nuestros ojos cuando el agua está en el cielo.

Parece que en nuestra dimensión, la dimensión donde la Madre Tierra nos sostiene y nos nutre amorosamente mientras tal vez aprendemos a volar, como la luz entre las dimensiones, el agua no tiene forma.

Las piedras y las cosas sí tienen forma, pero el agua no, el agua toma la forma de lo que la contiene. El agua se adapta a cualquier forma. Su única forma es la horizontal, que en realidad es circular. La horizontal solo es horizontal en lo pequeño, ya que en lo grande lo que parecía horizontal es circular. 

Entonces, podemos decir que ese agua cósmica, que pertenece al cielo y que no tiene forma, crea un cuerpo con ayuda de la Madre Tierra para que tú seas tú con una conciencia personal y en algún momento inicies el camino hacia lo óptimo, el gozo, la maravilla, la plenitud y el amor.

Claro que el agua también son las emociones y la emoción te quiere llevar al cielo. Parece que el agua baja; parece que su lugar, su destino, su vocación o su atracción es bajar, pero no, la vocación del agua es subir, volver al cielo de donde proviene. Por eso te crea un cuerpo de agua en más de un 70%, para llevarte al cielo desde tu emoción. 


También lo vemos en los árboles, maestros de la paz y el amor. El árbol es agua mostrando el camino al cielo desde la paz, la sabiduría y el amor.

Como la espuma que flota sobre el agua, ese es Viracocha

Espuma sobre el agua; espuma que flota sobre la superficie del agua. Ese es el nombre que se otorga a esa energía benéfica, ayudadora y sabía, que crea y sustenta la realidad.

Como la espuma que flota sobre el agua, ese es Viracocha.
Pero todo ser humano también es Viracocha. Hay un despertar del ser humano que es flotar sobre el agua, pesar menos que el agua, ser elevado sobre el agua.

En el juicio de Osiris, el corazón debe pesar menos que una pluma de la Maat, de un ser que se eleva en el cielo, y entonces pertenece al cielo.
La imagen símbolo que presenta Viracocha, espuma sobre el agua, es conectar con la emoción, conectar con la paz, conectar con esa sabiduría amorosa. Pero eso supone limpiar tus emociones y transmutar el daño emocional.

El agua viene de más allá del sistema solar. El agua viene de más allá del sol, de más allá de la luna. Se trata de conectar con tu ser extraterrestre que está aquí cumpliendo una misión, como el agua. Se trata de fluir sin conflicto, como un voluntario amoroso.

Viracocha flota como la espuma sobre el mar.
También en el viejo continente vemos a Moisés flotando sobre el agua.
También en el viejo continente Moisés flota como la espuma sobre el agua, abriendo un camino hacia la libertad y los hechos milagrosos.

No te singulariza tu ego, sino tu misión

No te singulariza tu ego, sino que quien te singulariza es tu misión.
El ego no te singulariza, sino que más bien te apelmaza y te agrupa según los criterios del miedo y te saca de tu auténtica singularidad, que es la que te lleva a cumplir tu misión y a ser feliz cumpliendo tu misión.

El ego te lleva a intentar ser poderoso para huir del miedo, y entonces te juntas, te apelmazas con las personas que te hacen sentir poderoso.
El ego te lleva a querer sobresalir, y entonces te unes, te apelmazas con los que te ayudan a sobresalir, haciendo como bandos de unos contra otros, porque estás utilizando el arquetipo del miedo, de las fronteras, de las guerras y de los abusos.

El abuso te hace sentir fuerte, que es lo que quiere el ego, pero es una distorsión que anula el sentimiento de amor, es decir, rompe los lazos que te unen a todas las demás personas y te aísla.
Lo que te aísla, no te hace feliz. Puede parecer que sí en algún momento, pero finalmente no.

Conectar con tu misión te conecta con tu agua. Pero es que el agua en esta dimensión está cumpliendo una misión. Por eso es adecuado reconocerte en el agua, pero en el agua cumpliendo una misión.

Eso también abre una nueva cuestión. Si el ser humano es en su mayor parte agua, entonces por qué el agua al cumplir una misión se ha singularizado y te ha hecho diferente de todas las demás personas que como tú también son agua; por qué el agua busca singularizarse y lo realiza; por qué cuando el agua se pone unos zapatos, una camisa y un traje busca singularizarse.

Si el agua está cumpliendo una misión es porque esa singularidad que eres tú es parte de esa misión. Y entonces se trata de recuperar todos esos contenidos asociados a esa singularidad.

La sabia es la risa de los árboles

La sabia es la risa de los árboles, porque los árboles siempre se ríen.

El agua de los ríos es risa.
El agua de los ríos es la risa de la madre tierra.
La madre tierra siempre se ríe. Siempre hay risa, siempre hay río. Si no hay río no hay risa.
Pero la madre tierra sabe reír. Siempre habrá río.

La madre tierra se comerá el microplástico.
La madre tierra eruptará. La madre tierra dejará escapar el gas y seguirá riendo.

La vida es bella y seguirá siendo. Da igual como sea la llama, el fuego sale de otra dimensión.
La llama sirve para ver en la circunstancia. Solo que la circunstancia es aquí y es ahora, pero la esencia está fuera del tiempo.

Aquí y ahora tienes que hacer algo, ser tú. Es decir florecer, quizás ser feliz y reír, quizás bendecir y no estar encogid@,quizás perdonar, quizás encontrar tu agua.

El agua resucita lo que está muerto. Tu tienes poder cuando amas. Tu eres risa cuando amas.

La perfección es la consecuencia de haber entrado en el inframundo

La perfección que aparece expresada en el tono 10 es la consecuencia de haber entrado en el inframundo, llevando luz como expresa el tono 9 solar. La perfección, tono 10, es la consecuencia del tono 9. Lo que consigues al vivir el tono 9 es que aparezca el tono 10.
Mientras tienes cosas que aprender o desarrollar en un tono, no puedes pasar al otro.
Si nos focalizamos en la perfección expresada en el tono 10, es la consecuencia, lo que consigues, lo que abres o lo que logras cuando realizas lo que expresa el tono 9.

El tono 9 es el tono solar, pero también está expresando el valor del jaguar, que vive en el árbol, en el agua y en la tierra. Es fuerte en el árbol, en el agua y en la tierra. Esa capacidad de entrar en el agua se asocia con la capacidad de entrar en el inframundo, en la muerte, porque en el agua los mamíferos que necesitan respirar oxígeno se mueren, excepto los que están adaptados, como pueden ser los delfines, las ballenas, etc.
El jaguar es fuerte en el agua porque al entrar ahí la muerte no acaba con él. Eso es una experiencia para todas las personas en su trayecto hacia las dimensiones superiores. El paso a las dimensiones superiores necesita que hayas entrado en la muerte y que la muerte no te haya atrapado, porque seas luz. Si entras en la muerte y tú eres muerte, no estás vivo, no puedes pasar a la dimensión de la vida en plenitud.

En este lenguaje Tzolkin encontramos el 9 asociado a la luna, al agua cósmica. El agua cósmica es el agua que, como nos expresan los astronautas, crea la tierra, con polvo de una supernova. Es el resultado de la evolución, donde las partículas subatómicas van organizando la parte material de la vida, de modo que hay una elevación a través de la interacción. Se van incorporando nuevas partículas subatómicas, desde el hidrógeno, donde todo sucede en el uno, a otras formas, como el carbono o el oxígeno.
Eso se hace a través de la oxidación-reducción. Siempre supone la presencia de calor. El platino, por ejemplo, solo aparece con un calor que no existe en la tierra, solo en las estrellas supernovas. El platino solo es producido en la supernova, de tal manera que cuando encontramos platino en la tierra quiere decir que es polvo de estrellas. Pero, lo que ha compactado ese polvo de estrellas es el agua cósmica, agua que viene de más allá del sol.

Nosotros estamos más acá del sol, pero más allá del sol existe ese agua que ha creado la tierra. Y aparece en el sello 9, porque todos los seres humanos estamos más acá del sol, compuestos en un 70% de agua, que es agua cósmica. No sabemos quiénes somos, nuestra conciencia no está despierta, pero lo que está sucediendo en este tiempo es precisamente el despertar de la conciencia.

Aquí vemos cómo el 9 es recuperar la conciencia de la luz en la oscuridad, que es justo donde estamos nosotros. Es el despertar de la luz en un territorio donde no hay luz, porque si hubiera luz, no aparecería, ya que ya estaría.
Entonces, en esta frontera en que estamos, necesitamos de ese despertar, que lo vemos asociado al tono 9, del despertar del jaguar.

Despertar el jaguar es la parte anterior a la perfección. El tono 9 se asocia con el sello 9, la luna, que es esa riqueza del agua que está dentro de cada persona, aunque la desconozca. El 9, como onda, es también la serpiente, que es una energía de luz. Dentro de ti tienes agua, aunque no la veas, y tienes luz. Cuando conectas con estos dos vectores, cuando vives tu agua y vives tu luz, es cuando puedes acceder a la perfección, que está asociada al amor. Cuando te reconoces como agua y te reconoces como luz puedes salir del estrés, del triunfo, de la necesidad y la defensa, para situarte en el amor.

La medicina del futuro

La medicina del futuro son las palabras. Podemos afirmarlo con total rotundidad, porque en parte ya es un presente. Podemos afirmar con total rotundidad que la medicina del futuro no va a estar hecha de sustancias, operaciones y prótesis, sino de palabras, de palabras verdaderas y de imágenes: poder ver y poder nombrar.
Ya es camino de sanación hoy, pero se adentra en el futuro con plenitud, porque ahora estamos reactualizando esas técnicas, esas formas de recuperación de la salud, y cuantas más personas se adentren en esa recuperación de la salud desde la vibración, más activo será el resultado.
No estamos diciendo algo especialmente esotérico, sino que ya hay muchos sistemas que están basados en la vibración y en la frecuencia. De hecho, los astronautas son controlados a través de sensores que permanentemente envían señales a su base, acerca de cómo está funcionando su corazón, su hígado, sus glóbulos rojos, sus constantes vitales, y desde la base, a través de frecuencias son modificados.

Entonces, podría parecer que la máquina es la que crea la frecuencia sanadora, pero no, la máquina solo imita la frecuencia sanadora, que ya está en el propio cuerpo del hombre. Está en sus cromosomas, que se comunican a través de frecuencias y liberan su información, que puede ser modificada igualmente a través de frecuencias. Y está en todos sus órganos, cada uno con una frecuencia idónea.
Las máquinas solo intentan aproximarse a esa frecuencia. Esa frecuencia que se emite a través de máquinas, se emite a través de palabras, sobre todo cuando la palabra está cargada de la emoción adecuada y verdadera; cuando la palabra está conectada con el agua cósmica, que ha creado la tierra por un designio, por un plan amoroso.
Cuando la emoción está cargada de esa energía es totalmente sanadora. Y eso aparece a través de mantras, palabras, imágenes, visualización de símbolos, oraciones y sobre todo de esa disposición de reconocimiento de la fuente, de la divinidad, de la energía desbordante del amor que crea la vida.

Limpiar el agua es eliminar todas las transferencias

Limpiar el agua, limpiar tu agua, es eliminar todas las transferencias, todas las informaciones y todas las creencias acerca de qué es la realidad que vienen transferidas y se instalan desde la infancia temporal o la infancia de la conciencia y son aquello que te coloniza y te hacer creer que la realidad es de una determinada manera, porque es la forma de pertenencia al grupo, lo que crea la realidad de grupo, que tu asumes sin contrastarlo. Eso es una transferencia.

Entonces, limpiar el agua es limpiar todas esas transferencias. Teniendo en cuenta que el ser humano es un 70% u 80% agua, esa limpieza es fundamental, porque te saca de ser simplemente reactivo y te pasa a ser consciente, es decir, a ser libre, a elegir desde tu libertad, desde tu conciencia y no a reaccionar según los programas que tienes instalados, que han entrado y se han instalado sin tu aquiescencia consciente, sin tu afirmación consciente, sin que tu quieras o creas que sea así.

Todo eso forma tu sistema de creencias reactivo, no contrastado. Forma tu sistema de creencias como transferencia. Recuperar eso es parte de recuperar la libertad, que es lo que te reconecta con tu ser alado, lo que te devuelve tus alas, lo que te despega, te desapega, lo que te permite elevarte.

En parte es una tarea personal, pero también en parte es una tarea en favor del colectivo de la humanidad, del arquetipo. En parte es una tarea personal que te lleva al gozo y a la plenitud personal, pero en parte es una tarea que concierne a la humanidad, al ser humano total.

El ser humano total se está elevando. Cuando te instalas en tu parte ser humano, como arquetipo, estás entrando en el presente. Entonces, hasta tu propio gozo se expande.

Una de las cuatro direcciones está representada por el mago, que es el mago del agua

En el mundo maya y en la sabiduría de ese pueblo, de esa nación misteriosa, que tiene un conocimiento tan profundo de los movimientos estelares y del tiempo, una de las cuatro direcciones o cuatro puntales que sostenían la realidad está representado por el mago, que es blanco. Es el mago del agua. El término mago se asocia con el agua, en esta sabiduría ancestral primigenia.

Aquello que representa el mago es tan fundamental como aquello que representa el agua. El agua es imprescindible para el cuerpo del ser humano, para que se mantenga vivo y no acontezca el final, sino que continúe.
Entonces, se vuelve especialmente importante saber de qué se trata ese conocimiento que expresa el mago, de qué conocimiento trascendental se trata.
Y aparece como más importante, como más trascendental cuando vemos que lo que expresa el mago, es justamente lo que hace, permite o está asociado a que el cuerpo esté vivo, por cuanto tiene calor. El blanco, que expresa al mago y al agua, va con el azul, que expresa al águila y al fuego. Sí, el águila, la visión elevada, la visión de la maravilla, de aquel que ve la maravilla, está asociado al mago como onda. Son las ondas asociadas.

El mago aparece antes del espejo y el águila después, cuando has atravesado esa línea, esa frontera dimensional entre la dimensión material y la dimensión espiritual.
¿Cómo podemos traducir esto a un lenguaje coloquial? Vamos a recurrir a María Magdalena. El mismo cuerpo, la misma persona corpórea es María Magdalena cuando está sometida a los siete demonios que dice el Evangelio, y cuando está viendo la resurrección.
El mismo cuerpo, que es lo que expresa el color rojo. La misma persona, el mismo cuerpo que está sometido a los siete demonios es el mismo cuerpo de la misma persona que está viendo la resurrección, pero en otro momento. La resurrección es la maravilla.

Entonces, el mago está expresando un nivel de realidad que podemos asociar al agua, en cuanto que es algo que une, que son las emociones. Las emociones, el amor, unen a las personas: el hijo ama a sus padres, los padres a los hijos, los hermanos se aman entre sí. Hay algo que une, que está expresado por el blanco.

Hay una sabiduría en la que, aquello que une, esas emociones, también son lo que te permiten estar vivo. En realidad, todas las personas están unidas con todas las personas, pero como en círculos cada vez más amplios, trascendiendo el tiempo.
Estás unido a personas que hace milenios, siglos o años que no existen y estás unido a personas que todavía no han entrado en un cuerpo y que quizá no lo hagan nunca, porque quizá la evolución de la humanidad se dirija en otra dirección.

El caso es que lo blanco está asociado a lo azul, que es el fuego. El mago es la expresión de lo blanco y está asociado al águila, que es la expresión del azul, que también es el presente. Por eso sabemos que el blanco es tan importante para entrar en el presente.
Es importante conectar con tus emociones, pero con las trascendentes, no con las emociones que puede haber en la tercera dimensión, donde está el dolor, el miedo, sino conectar de forma trascendente.

Hay algo en ti que es anterior a cualquier afrenta, a cualquier dolor, a cualquier injusticia, a cualquier enfermedad. Si logras conectar con eso que es anterior a cualquier desastre, entonces saldrás de cualquier desastre, de cualquier enfermedad, de cualquier disgusto. Y si lo haces, cuéntalo, porque facilita el proceso.

Respuesta a una pregunta sobre la evolución planetaria actual

Compartimos la respuesta a una pregunta, por si es de interés.

PREGUNTA:
Estoy muy conciente de este cambio de esta evolución de la fusion y cada dia los signos de ello son mas evidentes.Vivo en el Peru y mi ciudad esta al pie de los Andes, siento la muy urgente necesidad de encontrar algo muy diferente , despierto con la enorme sensación de que estoy por encontrarme con alguien o algo muy diferente que me espera. El Perú en general ha despertado y se torna diferente, estamos con mas energia, fuerza, optimismo y union a pesar de tanta atrocidad que vemos todos los dias . Veannos en el MUndial de Rusia por ejemplo.Necesito saber mas al respecto.

RESPUESTA:
Estamos en un momento donde se están produciendo muy grandes cambios para la humanidad, que van precedidos de grandes cambios para cada una de las personas.
En ese nivel de las personas concretas, hay algunas que son llamadas a producir esos cambios, porque van a dar soporte al resto de la humanidad; van a ayudar a dar el salto a la humanidad. Es como si la cogiese en brazos y saltase; como un bebé que no se da cuenta de cómo está siendo transportado.

Usted parece ser una de esas personas que está llamada a la conciencia del cambio y así transportar al resto. Y en este año, que es luna cósmica y habla del agua cósmica, es importante que usted conecte con su agua. Las circunstancias personales van a ir surgiendo cada día, pero la parte que usted puede hacer es mantener despierta su conciencia.

La elevación de la kundalini de la tierra también es la forma en que el agua de manera invisible sube al cielo. Nosotros vemos el agua caer en la lluvia desde el cielo, pero no la vemos subir. Eso es parte de la elevación de la kundalini y en cada persona hay un agua que tiene que elevarse. Encontrar los valores del agua es importante y uno de ellos es que es de todos los sitios y no de un lugar. Es cósmica y está descendida en un lugar para cumplir una misión.
El agua de los Andes contiene actualmente la mayor cuenca si encontramos que tanto el Amazonas como el Río de la Plata y muchos otros ríos provienen de ahí.
Pero sucede que el Amazonas, siendo el de mayor caudal visible, tiene un caudal también subterráneo que le duplica y eso sin contar el resto de los ríos, de los cuales el Río de la Plata también maneja un caudal extraordinario. Entonces eso nos lleva de nuevo a lo que le decíamos al principio: es importante conectar con el agua personal y encontrar que es cósmica.

Sin duda que usted tendrá un maravilloso encuentro en este tiempo, porque cuando conecta con su agua cósmica se vuelve magnética y atrae.
Este año es luna cósmica y el próximo es mago magnético. Esa es una propuesta para que cada persona pueda vivirlo.