¿Por qué llora Viracocha?

Hola. Disculpen si molesto. No es mi intención.
Estoy hablando de la Chacana desde la admiración y el respeto.
Estoy hablando de la Chacana, de Viracocha y de la cultura andina desde el cariño y la complementariedad.

Sucede que Chacana tiene un significado de UNIR lo separado. Según Wikipedia en el Quechua Chinchay, tsakana significa “útil o material para usar como puente o unión entre dos elementos o partes separados”. Por eso puede ser considerada la Chacana como una escalera que une arriba y abajo, también como una puerta que une dimensiones, o como un puente que une en lo horizontal. Entonces, claramente su intención es UNIR lo separado.
Por eso encontramos que es la propia Chacana la que atrajo a la unión como un sacramento, es decir desde su sagrado designio, a los seres humanos separados por los mares océanos.

Entendemos que la Chacana es Viracocha, y Viracocha, el dios creador, es la Chacana.
Entonces la creación es Unión. Todo está Unido. Todo es Uno. Y el Uno une.
La ley es la unión. La ley de la gravedad te une a la madre Tierra aunque no te des cuenta.
El aire también une. Todos los seres humanos estamos como materia pegados a la tierra, que también une a todos los árboles, a los montes y a todas las cosas. Pero los seres humanos también estamos unidos por el aire que respiramos, que también nos une con los animales y con las plantas. Y también el tiempo une.
La ley es la unión, porque la unión es Amor.

El asunto entonces, al despertar la conciencia del amor, es la unión, el reconocimiento y honra del otro. Por eso existen los océanos, para escenificar la separación y para crear la unión.
La Chacana, que también es Viracocha, une la humanidad separada para realizar lo sagrado, transcendiendo el juicio.
Transcender el juicio hace ligera tu alma y te abre la puerta del gozo.

No NE CE SI TAS que te pidan perdón. Sí NE C E SI TAS perdonar.
Al perdonar, SANAS TU LINAJE.

¿Hay alguien que se cree libre de error? ¿Hay alguien que nunca ha hecho daño intencionadamente o sin intención?, ¿Hay alguien que nunca ha insultado, difamado, odiado, maltratado, abusado, etc., etc., etc., etc. Y a veces entre hermanos, padres, parientes, etc., etc.
Pues ahora piensa en tu linaje. Quizás lúcidamente encuentres que perdonar también te perdona y quizás encuentres que al perdonar actúas lo sagrado. Al perdonar liberas tu linaje, sanas tu linaje y también tu descendencia, porque es linaje Viracocha.

Al perdonar, eres Chacana, porque eres puerta, puente y escalera. Y quizás también entiendas por qué llora Viracocha. Viracocha llora porque quiere unión.

Mirando el Tzolkin podemos ver mejor la Chacana. Mirando la Chacana podemos ver mejor el Tzolkin.

Mirando el Tzolkin podemos ver mejor la Chacana.
Mirando la Chacana podemos ver mejor el Tzolkin.
La unión de tradiciones amplia la visión. Todas las tradiciones expresan al ser humano.

La Chacana tiene un eje vertical que señala los solsticios. El Tzolkin también tiene un eje vertical en la columna 7, columna resonante.
El eje vertical de la Chacana, al indicar los solsticios, muestra polarmente el momento de más luz en el año, que en el hemisferio norte sucede a finales de junio, 21, 22, 23 de junio y que también aparece en la tradición que da origen al año común en la fiesta de San Juan.
En el hemisferio sur lo que sucede es el momento de menor luz del año. En el hemisferio sur es el momento en que la noche es más larga y el día más corto.

En el otro solsticio, el que ocurre a finales de Diciembre entorno al 21, 22, 23 de diciembre, en el hemisferio sur sucede el día más largo y el momento de más luz, y en el hemisferio norte al revés. En esos momentos en el hemisferio norte ocurre la noche más larga y la mayor oscuridad. También este momento aparece en la tradición que dará surgimiento al año común con la Nochebuena y la Navidad.

Entonces, la Chacana muestra con su brazo vertical el momento de más luz que asociamos con arriba, el sol y el cielo, y el momento de más oscuridad que asociamos con abajo e inframundo.

En el Tzolkin las líneas verticales muestran también al sol, la iluminación, arriba, como final del proceso que se inicia con el dragón, que también es un caimán, un cocodrilo que te lleva abajo, a lo oscuro, a la muerte.
Los contenidos son similares: arriba, abajo, sol, iluminación, cielo, inframundo, muerte, oscuridad, etc.

En la tradición de los creadores del año común también hay luz y oscuridad. Aparece resaltado el humano celeste y el humano terrestre. En esta línea, el humano conecta con lo divino y se reconoce hijo de Dios, lo cual sucede en el mundo oscuro. La oscuridad manifiesta más claramente la luz.

En el Tzolkin en la columna central, columna 7 resonante, se expresa el nuevo nacimiento. La conexión con lo divino aparece como nuevo nacimiento y señala el espacio entre el cielo y la tierra como lugar del ser humano y lugar para la iluminación.
Ese lugar aparece diseñado en la Chacana como Tawantinsuyo, con la figura de un cuadrado. Es el lugar del medio, entre el arriba, el cóndor, y el abajo, la serpiente. Es el lugar del Puma.
Tawantinsuyo es el lugar mágico de los seres humanos despiertos y también corresponde al rectángulo que forma el Tzolkin, como aquí y ahora mágico donde los seres humanos que despiertan evolucionan.

La otra línea que aparece en la Chacana como reloj cósmico es la línea horizontal, que muestra la luz con la misma duración, como sucede en los equinoccios: línea vertical, máxima luz y máxima oscuridad; línea horizontal, misma luz, misma luz.
La dualidad se iguala. La dualidad aparece como complementaria en el despertar mágico; no hay supremacía. No es mejor arriba ni peor abajo.

La línea horizontal diseña un espacio similar pero durante mucho tiempo, como indicando que hay un tiempo puntual y otro tipo de tiempo; un tiempo estable que no cambia, para que tú tengas tiempo para hacer los cambios.
Es el tiempo mágico del Tawantinsuyo; el tiempo mágico del puma; el tiempo mágico donde el puma se transforma en colibrí.
El colibrí es “el Resucitado”. El puma está en la tierra, que es el Tawantinsuyo, y es el ser humano despierto, que reconoce que hay una realidad más allá de la apariencia, pero está en la tierra. En algún momento hay una experiencia que le transforma en el colibrí.
El colibrí está en la tierra, pero también es multidimensional. “El Resucitado” es el ser multidimensional que se nutre de la belleza.

En el Tzolkin vemos algo que sucede entre Dragón, cocodrilo y abajo, y el Sol, arriba e iluminación, y es justamente el nuevo nacimiento, que es la conexión con la multidimensionalidad, que te permite vivir en esta dimensión, con sus leyes de esfuerzo, sufrimiento, deterioro y muerte, de modo que entonces puedes identificar está dimensión con abajo y oscuridad, pero donde simultáneamente vives en otra dimensión maravillosa, dónde las leyes, es decir lo que sucede, es alegría, inocencia, gozo y amor. Y eso es multidimensionalidad.

Ese es el despertar, el nuevo nacimiento y lo que sucede en Tawantinsuyo.
Tawantinsuyo no es un concepto político, sino maravilloso o mágico. Si miras Tawantinsuyo como lugar político, entonces encuentras enemigos y frustración. Los enemigos y la frustración no son Tawantinsuyo.

En el Tzolkin la línea horizontal del tiempo expandido aparece en el Perro, que es amor, y en el Mono, que es alegría e inocencia. Dónde hay amor no hay enemigos, dónde hay alegría no hay frustración.
En la tradición que da origen al tiempo común, en esa línea de equinoccios, donde el tiempo te da tiempo, aparece el cumpleaños del mundo, Rosh Hashaná, y la libertad, Pascua: Pascua, libertad, salir de la aflicción y entrar en la tierra prometida; el lugar maravilloso, Tawantinsuyo, la multidimensionalidad, el lugar del trabajo personal.

Rosh Hasaná inicia el tiempo. Da igual que estés dormido o despierto; estás en el tiempo. Pero la experiencia de la Pascua inicia otro tiempo, el tiempo del Puma en Tawantinsuyo, donde la tierra se transforma en la tierra prometida, y arriba y abajo se unen.

Curso online martes 16 agosto: Los símbolos en el Tolkin

sellos estrella y espejo
El próximo martes 16 vamos a hablar de los símbolos en el Tzolkin.

Invitamos a mirar el Tzolkin, que, más que un calendario, es un libro de sabiduría que se expresa a través de símbolos, con el cuál interactúas a través del diálogo.
Uno de los ejemplos que se distinguen con más claridad son los símbolos de los sellos espejo y estrella:

Las casillas oscuras o casillas portal en el Tzolkin forman la llamada “tripleta de configuración binaria”, que es fundamental para encontrar los símbolos del Tzolkin.
En esta tripleta de configuración binaria aparecen resaltados con claridad la X del espejo y el rombo de la estrella.

La X del espejo, o sea del in lak’ech y del “tú eres otro yo” nos habla de la relación con las demás personas. La X señala cada uno de los rumbos o direcciones aquí en la tierra.
Mientras, la estrella señala la vertical, que conecta con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra, marcando así los dos rumbos ascensionales.

Desde el hemisferio creativo conectas con dimensiones superiores, es decir, con lo óptimo y con la energía del gozo, que también podemos denominar energía Dios. Pero no solo es una energía ascendente, hacia el corazón del cielo, sino que para elevarse la energía también debe ser profunda, es decir hacia el corazón de la tierra.
Ese diálogo es el que se establece desde el hemisferio creativo, siendo la puerta el lugar donde se conectan las 6 direcciones, las que corresponden a los cuatro rumbos en horizontal, y la elevación y lo profundo en la vertical. Ese lugar es el corazón de cada persona.

Mientras, el hemisferio lógico debe descender esa iluminación a la relación con las demás personas, en este caso a través de la palabra, de modo que puedas dar una explicación lógica de tu comportamiento y de tu sistema de creencias, es decir, de tu cosmovisión, saliendo del corazón, pero iluminado.
Hay una iluminación en lo creativo, pero ahora se trata de trasladarlo a las demás personas.

Cuando tus palabras traducen tu corazón iluminado, desde la integridad, lo que expresas libera los hechizos; la kundalini se ha iluminado y se eleva, mientras las palabras están llenas de luz, y el hemisferio lógico puede establecer un diálogo que también es lógico.
Es lógico en parte porque está enraizado. No solamente está elevado sino que ha descendido en profundidad, porque tú comprendes en ti mism@ dónde estás atrapado por el ego, o sea, dónde estás instalado en la dimensión del sufrimiento.
Entonces, ese discurso lógico produce liberación, porque produce luz.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
curso online

Los símbolos en el Tzolkin: audio de 6 minutos

Los símbolos en el Tzolkin. Audio de 6 minutos, extracto de la clase online de hoy.

En el Tzolkin se ven símbolos (chacana, cruz griega, estrella de David, Pakua…). No so excluyentes sino útiles para todas las culturas.
Todos tenemos que conocer todos los símbolos de las culturas primordiales, porque pertenecen al arquetipo del ser humano, donde “tu eres yo” y “yo soy tu”

Curso online: los símbolos en el Tzolkin. La chacana

chacana del tzolkin y de los andes
El próximo martes 1 de marzo en la clase online hablaremos de los múltiples símbolos que están en el Tzolkin:

En el interior del Tzolkin aparece una chacana.
En el interior del Tzolkin aparece una cruz escalonada, con tres peldaños o escalones, que en forma de doble espejo hace aparecer la misma figura a la derecha, izquierda, arriba y abajo.
La chacana pertenece a la cultura de Tiahuanaco en los Andes, donde aparece como figura y como arquitectura, definiendo de alguna manera esta cultura.
La chacana en el Tzolkin y en los Andes muestra algo que une los territorios de América del norte y América del sur.

Este nivel cultural es el más antiguo en el continente de América, asociado a culturas teocráticas, cuya sabiduría proviene y se expresa en los templos, es decir en la relación con la divinidad y con dimensiones superiores. Es la cultura más antigua y aparece unida, uniforme y relacionada.
Sobre esta cultura originaria, que expresa a los habitantes más antiguos, se van a ir superponiendo pueblos guerreros, que en parte son culturizados, educados, instruidos y conectados con la divinidad desde esta cultura. Pero también en parte tratan de apropiarse de forma exclusiva, al menos aparentemente, de estos conocimientos en favor propio.
La forma en que lo hacen también es común en las dos grandes áreas, en la zona que llegarán a dominar los aztecas, asociada a la cultura maya y a Teotihuacán, y en la zona que llegarán a dominar los quechuas, asociada a Tiahuanaco.
En los dos lugares lo harán de la misma forma: a través de los sacrificios humanos. En sus templos se hacen sacrificios humanos, normalmente de prisioneros de enemigos vencidos.

También hay otra similitud que refuerza esta concordancia simbólica entre las dos áreas, Centroamérica y los Andes, consistente en los libros de cuerdas y nudos. Ahí se guardaban los conocimientos en la zona de los Andes. Y el Tzolkin, al ser considerado como telar maya, también es una construcción de cuerdas, donde los distintos nudos contienen la información.
Descifrar la posición de los nudos y los colores de las cuerdas es leerlos.

El Tzolkin es como un libro, donde de alguna manera estamos hablando de un telar en el cual es importante la posición de los nudos y los colores de las cuerdas; los colores y las posiciones.
Un nudo de un color significa algo diferente que el mismo nudo de otro color; un nudo más arriba o más abajo también significa cosas distintas; y unir la cuerda dos con la cuatro es distinto que unir la dos con la tres.
Esto con el Tzolkin, que es un telar, se puede hacer en parte a través de los portales, de los colores de los kines y de los inicios de las ondas.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
Curso online
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)

La chacana en el Tzolkin y en los Andes muestra algo que une los territorios de América del norte y América del sur

chacana del tzolkin y de los andes

En el interior del Tzolkin aparece una chacana.
En el interior del Tzolkin aparece una cruz escalonada, con tres peldaños o escalones, que en forma de doble espejo hace aparecer la misma figura a la derecha, izquierda, arriba y abajo.
La chacana pertenece a la cultura de Tiahuanaco en los Andes, donde aparece como figura y como arquitectura, definiendo de alguna manera esta cultura.
La chacana en el Tzolkin y en los Andes muestra algo que une los territorios de América del norte y América del sur.

Este nivel cultural es el más antiguo en el continente de América, asociado a culturas teocráticas, cuya sabiduría proviene y se expresa en los templos, es decir en la relación con la divinidad y con dimensiones superiores. Es la cultura más antigua y aparece unida, uniforme y relacionada.
Sobre esta cultura originaria, que expresa a los habitantes más antiguos, se van a ir superponiendo pueblos guerreros, que en parte son culturizados, educados, instruidos y conectados con la divinidad desde esta cultura. Pero también en parte tratan de apropiarse de forma exclusiva, al menos aparentemente, de estos conocimientos en favor propio.
La forma en que lo hacen también es común en las dos grandes áreas, en la zona que llegarán a dominar los aztecas, asociada a la cultura maya y a Teotihuacán, y en la zona que llegarán a dominar los quechuas, asociada a Tiahuanaco.
En los dos lugares lo harán de la misma forma: a través de los sacrificios humanos. En sus templos se hacen sacrificios humanos, normalmente de prisioneros de enemigos vencidos.

También hay otra similitud que refuerza esta concordancia simbólica entre las dos áreas, Centroamérica y los Andes, consistente en los libros de cuerdas y nudos. Ahí se guardaban los conocimientos en la zona de los Andes. Y el Tzolkin, al ser considerado como telar maya, también es una construcción de cuerdas, donde los distintos nudos contienen la información.
Descifrar la posición de los nudos y los colores de las cuerdas es leerlos. El Tzolkin es como un libro, donde de alguna manera estamos hablando de un telar en el cual es importante la posición de los nudos y los colores de las cuerdas; los colores y las posiciones.
Un nudo de un color significa algo diferente que el mismo nudo de otro color; un nudo más arriba o más abajo también significa cosas distintas; y unir la cuerda dos con la cuatro es distinto que unir la dos con la tres.
Esto con el Tzolkin, que es un telar, se puede hacer en parte a través de los portales, de los colores de los kines y de los inicios de las ondas.

El tercer elemento que unifica estas dos culturas está formado por el colibrí y la cruz. Estas dos culturas establecen una cruz.
Los cuatro Tezcatlipoca muestran las cuatro direcciones pero también muestran una cruz.
También en la cultura de los andes aparece una cruz; de hecho la chacana es una cruz.
En cada extremo tiene un nombre, pero en la base va a aparecer el colibrí. Decimos en la base porque el colibrí va a aparecer en el lugar donde se unen las dos cruces. La cruz de américa del norte va a tener el norte arriba y el sur abajo, y en el sur es donde aparece el colibrí, y la cruz de américa del sur va a tener el sur arriba y el norte abajo, y en el norte va a estar el colibrí.
El colibrí va a estar donde se unen las dos culturas, en esa base y en esa cruz.

Donde se unen las dos cruces es el colibrí, correspondiendo ese lugar al Caribe y al istmo de Panamá.
En el lugar del colibrí, que es la iluminación, están llamados los hombres del norte y los hombres del sur, pero también hay un tercer llamado, como corresponde a los tres peldaños de la chacana y a los tres reyes magos del nacimiento del niño divino, que se realiza a los hombres del este y del viejo mundo, cuando el colibrí comunica su corazón con el corazón del cielo.
Allí es el lugar de la confluencia y allí es donde fueron las tres carabelas.

Pero eso no es historia; es presente. Todos están llamados a la confluencia, vengan de donde vengan.
Vengan, por favor.

La chacana es una estrella de Seshat. Pero ¿quién ha puesto una estrella de Seshat en lo alto de los Andes?

Chacana y Seshat
La chacana es una estrella de Seshat. Es una estrella de 8 puntas, como lo es la estrella de Seshat.
La pregunta es ¿quién ha puesto una estrella de Seshat en lo alto de los Andes?, porque la chacana es una estrella de 8 puntas hecha por los hombres con intención de comunicar algo.

En ese sentido es puro VIENTO, con su oculto tormenta. Sabemos que el viento como blanco contiene emoción, celeste, de dimensiones superiores, que abre un tiempo de resurrección asociado a la tormenta.
También sabemos que la zona geográfica de la chacana en un lugar alejado, muy alto. De alguna manera ha permanecido dormido, pero hoy está despierto y sabemos que ese lugar alejado, ELEVADO, es territorio de los Uros, o también llamados “gente del agua”.

La estrella de Seshat de 8 puntas se sitúa en un ámbito donde gente de Ur, como puede ser el señor Abraham proveniente de Ur de Caldea, entran en la historia. Pero ahora la historia busca a todas las personas.
Este pueblo procedente de Ur, como está fielmente atestiguado durante milenios y no como una invención repentina sino antigua, también es gente del agua, en dos versiones. Una, en la versión fenicia, o sea cananea, y otra, a través de una estrella de 6 puntas en que aparece la forma en que el agua cristaliza, como todo el mundo sabe hoy en día gracias a las fotos de un japonés – gracias señor japonés, y de forma personalizada gracias Masaro, ángel del agua-.
Los fenicios, o sea los cananeos, eran la gente del agua de Egipto. Y CONOCÍAN RUTAS QUE LLEVABAN HASTA AMÉRICA, rutas secretas pero reales.

Hoy la estrella de Seshat aparece en este lugar donde vivían PACÍFICAMENTE los hombres del agua.
Sucede una cosa en los Andes, y es que en sus alturas y su interior contiene la kundalini del agua, que va a emerger en la mayor cuenca acuífera del orbe, donde aparece el río Amazonas, el cual enlaza con el Orinoco a través del río Casiquiare, de tal manera que el río Orinoco también está dentro de la cuenca del Amazonas.
Agua procedente de la tierra de los Uros puede desembocar donde lo hacen el Orinoco y el Amazonas.

Por otra parte, en este agua de los Andes, lugar super elevado, habitan gentes del agua, Uros, posiblemente en extinción, aunque quizá aparentemente, porque en realidad no pueden desaparecer, sino que solamente se mezclan pacíficamente con las demás gentes.
Los Aymara y los Quechuas les impedían vivir en tierra y por eso tuvieron que desarrollar una forma de vida sobre balsas de juncos en los lagos. Quizá como forma de expresión del viento, porque estos hermanos Uros son expresión del Viento, para las personas del siglo XXI que buscan la paz, o sea que propicien el amor.

También, ¡QUÉ MARAVILLOSA SINCRONÍA¡, han sido utilizados como sacrificio a la divinidad conocida. Los uros no podían vivir en tierra ni podían poseer tierra. Por eso tenían que vivir en el agua y la única forma en que puede vivir una persona en el agua es sobre algo que flota. Así hacían una superficie de juncos sobre el agua de los lagos.
No podían vivir en tierra porque eran utilizados para los sacrificios. Eran holocausto y decimos holocausto con total resonancia, porque como víctimas eran sagrados; eran víctimas pero eran sagrados. Contienen lo sagrado, pero no desde el opresor. En un mundo donde manda la ley del fuerte, ellos eran la víctima.

También, estas gentes de Ur, o sea de Abraham, se han mezclado con todas las razas en el mundo, y de sus famosas 12 tribus hoy solo podemos hablar de Judá, que creo que es una sola tribu de entre 12, que en realidad son 13. Sí, claro, también podemos hablar parcialmente de Leví –gracias Leví-. Han sido utilizados como holocausto.

De hecho, místicamente se sigue ofreciendo Jesucristo como holocausto. Místicamente quiere decir desde una realidad espiritual, o sea super real. Estos descendientes de Ur a través de Abraham están conectados con Isis, ya que la luna de Isis es la luna de la Pascua y el inicio del pueblo, ya no como pueblo de Egipto sino como pueblo de la libertad.

Todas las personas, para entrar en la sociedad de la estrella, estaríamos requeridos para alguna modificación, en relación a la incondicionalidad o a la colaboración con todo lo existente.

La chacana en el Tzolkin dibuja un rombo en el centro del Tzolkin, el rombo de la estrella.
La chacana dibuja una estrella; no “una”, sino “la” estrella. Claro que es la estrella una, si entendemos que “una” une.
La chacana también puede ser una cruz orlada, cuando encontramos el conversor del cuadrado en círculo, o sea la cuadratura del círculo o la circulatura del cuadrado.

La chacana que aparece en el centro del Tzolkin está formada por portales dimensionales. Sabemos que es interesante mirar este símbolo como quien escucha, para recibir su consejo. Por supuesto nos referimos a las personas que perciben, o sea conviven y sienten la otra realidad, del amor, más allá del miedo.

Los portales de la chacana cuando dibuja la estrella solo contienen 6 sellos, por lo que quizá alguna persona pudiera darse en pensar que no va con él/ella, ya que su kin natal es otro y no uno de los 6.
Pero estos 6 sellos expresan una totalidad y están dirigidos a todas las personas, porque concentran todas las familias. Elegimos la palabra “concentran” para indicar que se trata de una energía concentrativa, o sea unitiva en grado extremo, porque contiene una super puerta.
Es como la puerta de entrada al coso o plaza de toros de Pamplona, donde toda una multitud corre hacia un lugar cada vez más estrecho, que es el paso de las calles al interior de la plaza, donde muchas veces se producen amontonamientos.

Los seis sellos son la estrella, la luna, el perro, el mono, el humano y el caminante del cielo.
En ellos se encuentran representadas las 5 familias, estando la del día verde o día sin tiempo, que es la que encuentra sus ocultos en su misma familia, representada dos veces.
Es decir, hay 3 sellos y sus 3 ocultos, y esto de manera doble.

Claramente podemos ver cómo es también una expresión de los colores, donde el verde surge como un nuevo rojo, o sea como un nuevo inicio, dándole de este modo al rojo el valor de verde, al menos si entre comillas ponemos “posible”. Todo rojo es un verde posible, donde “posible” significa real, solo que visto desde la dimensión donde no se ve, porque el verde no se ve si no te lo indican.
Los indicadores del verde realizan un maravilloso trabajo, un trabajo total, no para unos pocos sino para todos.

Este asunto ha sido guardado celosamente por los sabios guardadores, pero los que hoy quieran guardarlo ya no están trabajando para el verde, ya que hoy el verde quiere aparecer unitivamente, concentrativamente, amorosamente. Sí, gracias a todos y a todas, los guardadores y los guardadoras. Pero hoy se trata de hablar de tod@s sin excepción.

El diseño de la estrella hecho por la chacana enlaza la estrella con el caminante del cielo, perteneciendo ambos a la misma familia y siendo ocultos entre sí. Este es el portón agujero de gusano que comunica las dimensiones. Esta familia aparece de modo diferente a las otras, ya que expresa una realidad dimensional distinta.
Toda persona que haya nacido en algún sello de esta familia vive sus 52 posibilidades en el Tzolkin, cuando llega a vivir 52 años, pero los 4 kines que aparecen dibujados por la chacana (estrella 10, estrella 12, c.cielo 2, c.cielo 4) expresan un contenido que optimiza dimensionalmente la misión expresada inicialmente por el kin de nacimiento.
La persona que nace en esta familia en cualquiera de los 52 kines tiene como importante las vivencias de la estrella incondicional (ESTRELLA 10) y de la estrella que colabora con todo lo existente (ESTRELLA 12). Es decir, los tonos 10 y 12 son un extra en cualquiera de los sellos de la familia, pero sobre todo cuando la persona vivencia la sociedad de la estrella.

En la formulación del oculto de la estrella 10 va a aparecer el CAMINANTE DEL CIELO 4, que te dice que no puedes pensar que estás viviendo la experiencia del amor incondicional desde la sociedad de la estrella si tu comportamiento y tu manera de vivir no son los de un caminante del cielo. Y tu forma de colaborar con todo lo existente desde la estrella, que es lo que va a dar sentido a esta familia a nivel de experiencia personal, necesita también la presencia en tu hacer de lo que expresa el CAMINANTE DEL CIELO 2, donde claramente aparece su raíz en la libertad (humano 1). Eso que se denomina exploración es una desaparición de todas las fronteras y barreras, que va a habilitar tu colaboración con todo lo existente desde la estrella.

La familia portal va a estar presente, pero no a través del mago o de la tormenta, ni tampoco a través del descubrimiento de la perfección amorosa de la realidad, sino que las personas de esta familia acceden a la estrella cuando vivencian la emoción.
La LUNA aparece aquí con el tono 4, que también estaba presente en el caminante del cielo 4. Es decir, hay un modo de ser, de comportarse, que es fundamental en la estrella.
El comportamiento emocional aparece en esta familia también asociado al tono 7, donde podemos encontrar que la emoción viene de dimensiones superiores. Por eso el abrirse, dialogar con la emoción, reconocerla y dejarla fluir, forma parte del acceso y consolidación de la estrella.

La familia portal tiene sus ocultos en la familia central, donde podría parecer lo más importante el viento, ya que es una representación también del gran espíritu, la propia tierra, con su característica de alineación y voluntario, o la mano, donde encontramos al venado azul o la sanación, y sin embargo lo que aparece como más importante es el HUMANO, pero el humano emocional, ya que el humano 10, que indica perfección, contiene esa perfección asociado al cómo, que es el cómo emocional. Y también aparece la canalización, que es la entrada en la libertad.

La otra pareja de familias son Cardinal y Polar.
La familia Cardinal contiene al dragón, que es la luz entrando en la forma para cumplir una misión, pero que aquí aparece en forma de nuevo nacimiento, de MONO.
El mono es azul, por lo que es también una expresión del tiempo, que es una dimensión en sí mismo, y no tiene nada que ver con el reloj ni con el envejecimiento.
Hay un tiempo vibracional que es el de la luz cumpliendo una misión, que es reconocible desde el sentir, o sea desde el cuerpo emocional, y está asociado al amor incondicional, el PERRO.

Para estas dos familias lo más importante es lo expresado por estos dos sellos, el perro y el mono. La familia que contiene toda la expresión de la luz se va a concentrar en el amor incondicional, y la de la luz cumpliendo una misión se va a concentrar en la apertura, es decir en el nuevo nacimiento, que contiene algo de mirar sin miedo.

El mono aparece con los tonos 12 y 3, con lo cual se va a asociar a la estrella 12 y a colaborar con todo lo existente.
La otra pareja de familias, también se asocia a la estrella, a través del cuatro, donde se trata de una forma de vivir, de un “cómo”.
Cada pareja de familias va a tener una recomendación desde lo verde. Para una pareja de familias va ser más importante la expresión del amor incondicional a través de una manera de comportarse y para la otra, la indicación de colaborar con todo lo existente y de lo expresado por el tono 2 como desafío o regalo.

Parece como si las personas tuviesen que resolver dos tipos de problemáticas.
Una sería la expresada por la estrella 10, donde lo importante es el amor incondicional, y la otra sería la expresado por la estrella 12, donde lo importante es hacer cosas como traducción de colaborar con todo lo existente.
En el amor incondicional no se trata de hacer cosas, sino fundamentalmente de producir modificaciones internas que incluyan o asienten el no juzgar. Es decir, hay una modificación interior en la incondicionalidad, que permite que todo exista, soportando en ocasiones cosas que parecen contrarias, y todo eso es como una expresión del amor incondicional.
Mientras, colaborar con todo lo existente tiene una parte más activa y lo que le pide a la persona es que entable contacto con las demás personas y salga de sí mismo, de su cerco, protección, gusto o pequeño círculo para colaborar activamente con todo lo existente. Es decir, todo lo existente te pide abrirte al todo, es decir salir de tu pequeño mundo.
Sin embargo, en el amor incondicional, la incondicionalidad sería lo que tiene más valor y eso es algo que está relacionado con el sistema de creencias, con la forma en que organizas el mundo desde tus propias valoraciones.

Todas las personas, para entrar en la sociedad de la estrella, estaríamos requeridos para realizar alguna modificación.
La modificación de colaborar con todo lo existente se asocia a la luz cumpliendo una misión (familias cardinal y polar), y es algo activo, y la asociación con la incondicionalidad va a estar presente en las familias a las que se les requiere abrirse a las emociones (familias portal y central).

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma

Igual que hay 20 sellos y 20 ondas, podemos encontrar 20 columnas del venado azul. Nos estamos refiriendo a 20 columnas resonantes personalizadas.

Solo necesitas saber cuál es tu onda personal, es decir en qué onda se encuentra tu kin natal, y darle a esa onda el valor de onda 1.
En el Tzolkin tipo la columna resonante es donde se une la onda 10 del espejo con la onda 11 del mono, y en tu Tzolkin personal será donde se unen tus ondas 10 y 11 desde la primera natal.

Entonces, solo tienes que leerlas como si fuesen los ocultos uno de otro, como sucede entre las ondas 10 y 11. Así, meditativamente vas recitando tu onda 10, comenzando por el primer sello, y en sentido inverso tu onda 11, es decir empezando por el sello 13, hasta que confluyan en el equivalente del perro 13 y mono 1. Y luego sigues avanzando hasta donde has empezado.

Ahí has recitado cuatro ondas, dos en sentido fluyente y dos de forma retrógrada. Si observas el sello del espejo y su resonancia con la cruz chacana, encontrarás que aparecen 4 escaleras, cuyo sentido en unos casos es ascendente y en otros descendente. Hay dos tramos ascendentes y dos descendentes a contar desde el centro, y eso es lo que haces cuando recitas las ondas 10 y 11 del Tzolkin tipo o tus ondas 10 y 11 personal.

El sentido fluyente te lleva hacia el tiempo real en todos los códigos, pero el sentido retrógrado sirve para reparar los errores, es decir para limpiar el karma.
Las cuatro escaleras formadas por la recitación ascendente-descendente y descendente-ascendente de tus 2 ondas que componen el lugar resonante en tu Tzolkin personal, contienen esos dos valores posibles meditativamente, permitiéndote un maravilloso peregrinaje en busca del venado azul; de búsqueda y encuentro.

Gracias y perdón. Salvar Wirikuta, o sea salvar lo sagrado.

La información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética

Sincrónicamente se celebra fiesta a la cruz en las tierras andinas -parece ser que desde hace 3.000 años o más-, y también en el ámbito cristiano -solo que desde hace mucho menos, digamos que menos de 2.000 años-. Sincrónicamente se produce esa consideración especial hacia ese símbolo.

En los Andes, que es donde aparece la mayor cuenca fluvial del mundo y a donde se ha desplazado la kundalini de la tierra desde el Tíbet, como expresión de la kundalini de agua de la tierra, se celebra desde tiempo inmemorial una especial reverencia a la figura de la cruz.

La cruz de los Andes se conoce como cruz chacana, que es una cruz donde aparecen 4 escaleras. En realidad toda cruz es una expresión del 4, ya que siempre tiene 4 brazos, pero también es una expresión del 5 si consideramos que los 4 brazos se unen en el centro, que entonces aparece como un quinto lugar.
Podemos hablar de quinto lugar, quinta fuerza, quinta dimensión, y siempre estaríamos haciendo referencia al 5.
También podemos incluir a la mano como una expresión de 4+1, ya que hay cuatro dedos en una dirección y el pulgar; la dirección de los dedos es horizontal, mientras que la del pulgar es vertical, formando una cruz.
Y también podemos hablar de Tzolkin con sus cuatro castillos que representan a los 4 colores visibles, y al castillo verde, quinto color.

Por eso entendemos que es especialmente relevante esa sincronía entre los pueblos andinos, donde en el tiempo va a ser reconocida la presencia de la kundalini de la emoción o del agua de la tierra, y aquel hecho que va a dar origen al reconocimiento de lo común entre todos los seres humanos, que es lo que en el nivel arquetípico supone el inicio del tiempo común, y cuyo origen se instala en el nivel hijo de aquella cultura primigenia que hace posible internet y la máxima comunicación entre las personas a través de la creación sabia e intercultural de un alfabeto fonético, donde con sus 22 letras también van a estar representados los cromosomas.

Es decir, la información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética.

Esa sincronía aparece como transcendente, ya que la cruz de las 4 escaleras, que en los lugares andinos aparece normalmente en piedras milenarias, en la cultura del tiempo común, es decir del arquetipo humano donde está contenida la semejanza Dios, incluso expresada con total claridad en el salmo 82 donde dicen “dioses sois”, va a aparecer en este caso como hecha de madera, es decir como árbol.
También la cruz expresa siempre una pirámide, que a su vez siempre expresa una escalera.

Cualquiera puede reconocer que el árbol se riega y precisa agua.
En el verano del año 2012, bajaba del cielo, es decir cruzaba la atmósfera, un señor llamado “feliz jardinero de los árboles” –Felix Baumgartner-, hecho que sucedía 520 años después de la aproximación de tres naves donde aparecía en cada una de ellas una cruz en sus velámenes, enlazando así el mundo, las culturas, y haciendo posible la aparición del arquetipo y de lo común.
El feliz jardinero de los árboles, gracias, y su amigo el abuelo tejedor – Joseph Kittinger-, es decir el que maneja el telar, hicieron una señal sincrónica en ese momento en que tantas personas habían sido convocadas a observar, o sea al reconocimiento de los sucesos. Y pasó y está pasando.
Por alguna razón el momento es tan transcendente que aparecen señales enlazadoras que son vistas simultáneamente en todo el mundo en tiempo real, aunque quizá no suficientemente interpretadas.

La cruz chacana y la fiesta de la cruz se celebran el 3 de mayo, donde vemos el 3, que aparecía en las naves, también presente.
También sabemos, porque estamos todavía dentro de la primera luna de la primavera, que en este tiempo también se hace presente una gran nave, que es la de la inmortalidad de Isis, la pascua de la resurrección y la pascua de la libertad. Y también se conmemora en este tiempo el absurdo en que puede vivir el hombre y el dolor gratuito que puede producir, porque estamos en la resonancia del holocausto, que está hablando de una misión, de un voluntariado, de una alineación con el corazón amoroso de la realidad.

Gracias y perdón. Es necesaria la paz, es imprescindible, pero no hay paz sin amor, luego es imprescindible una apertura del corazón a una realidad transcendente, porque todo tiene sentido.
Gracias personas que sostenéis la realidad, dando tiempo al despertar de todos.