La realidad: Caminante del cielo rojo y tierra roja

LA REALIDAD: CAMINANTE DEL CIELO ROJO Y TIERRA ROJA

En la cuarta característica de la realidad, que expresa la cuarta dimensión, encontramos el gozo del CAMINANTE DEL CIELO ROJO al conectar con lo óptimo a nivel personal. Estamos describiendo el itinerario personal, donde hay más o menos aislamiento.
Hay un momento que descubres el gozo. Claro, en el nivel de la emoción ya se ha despertado al mago, que conoce otra realidad, y antes se ha liberado al águila que ve la maravilla y se ha expandido la conciencia.
A nivel personal es posible ese contacto con dimensiones superiores de lo óptimo y el gozo, empezando a aparecer tu cuerpo de gozo.
Eso contiene al espejo, la noche y la estrella.

El in lak’ech del ESPEJO es el reconocimiento de que cualquier persona es otro tú. Hay una unión entre todas las personas, tú eres otro yo.
Otro de los componentes es el ensueño (NOCHE). Sueñas la abundancia y todos los pensamientos son de abundancia. Ya se ha producido la conexión con el florecimiento (semilla) a través de la emoción, donde te pones en paz contigo mismo. Si no te amas, no estás en paz contigo, no te gusta cómo eres y tu emoción siempre estará enferma y dañada. Cuando se produce ese reconocimiento, esa paz contigo mismo, con tu programa, entonces se despierta el caminante del cielo. Es importante reconocer esa conexión. Si no te amas, no serás nunca caminante del cielo. Por eso gran parte de la tarea personal es ponerte en paz con tu programa, contigo, porque eso te convierte en un caminante del cielo y te libera el gozo.
El último componente es la ética, armonía, belleza y maravilla de la ESTRELLA.
Tienes al tú eres otro yo del espejo, al ensueño de la noche y a la estrella, y todo eso pertenece a la realidad del gozo.

La quinta característica de la realidad expresada por el color rojo en los sellos es la TIERRA ROJA, que es la alineación con el corazón del cielo. Por eso tienes que haber hecho las paces contigo y haber explorado el gozo de lo óptimo. Eso te lleva a alinearte con el corazón del cielo.
Ahí actúa el enlazador, ya que cuando ves la maravilla experimentas lo óptimo y te puedes unir a ello; ya eres voluntario para eso. Es un nivel de iluminación, que te permite reconocer, y entonces te adhieres y enlazas.
Todos los sellos tienen sentido en algún momento. Son necesarios para explicar la realidad.
En un primer momento puede parecer que tienes que ver con tu sello de nacimiento, pero en realidad tienes que ver con todos los sellos.
Esa alineación o forma en que la realidad aparece traduciendo la alineación con el corazón del cielo, que es la tierra, contiene también tres elementos: el viento, la mano y el humano.

Lo que produce la alineación es un hecho espiritual (VIENTO).
Otro de los componentes es la MANO, que es la impecabilidad de la acción y el reconocimiento como experiencia de en qué momentos has estado en contra del amor. Eso te lleva a la alineación. Reconocer en qué momentos has estado en contra del amor, te alinea. Aquí vemos claramente al antípoda, que te lleva al lugar correcto. Hace aparecer esa dimensión de la realidad, ese reconocimiento de cuándo has actuado en contra del amor y a favor del ego, liberándote de la sumisión al ego y alineándote con el corazón del cielo.

El tercer elemento es la libertad (HUMANO), personalizada en ti. Por eso en esta alineación, en este posicionamiento en quinto lugar del rojo de la realidad, en el viaje personal, aparece la tierra, ese voluntario, porque te lleva a ser humano, a ser tú como humano.
En un nivel anterior te lleva a hacer las paces contigo, pero cuando te alineas lo que ganas es libertad, que es fundamental.

El color rojo en el Tzolkin expresa la realidad

El color rojo en el Tzolkin expresa la realidad. Pero la realidad tiene muchos niveles, que dependen de tu despertar y visión. Inicialmente las personas estamos en una realidad de autómatas, es decir, en una realidad reactiva, basada en competir para que no te falte, no te quiten, para defenderte y que no te pongan mala nota o te regañen.
Pero eso es solamente la realidad inicial. De alguna manera estamos aquí para descubrir otra realidad más allá de la realidad aparente y entonces el Tzolkin es un magnífico camino de aprendizaje para la otra realidad.

El color rojo nos informa de la realidad. Representa la realidad material y tiene dos formas de desvelar su misterio, una siguiendo el color rojo en los sellos y otra siguiendo el color rojo en las ondas. Los 20 sellos colocan al rojo en una determinada manera, dragón-serpiente-luna-caminante del cielo-tierra, pero en las ondas aparece de otra forma, dragón-caminante del cielo-serpiente-tierra-luna.

Seguir los sellos representa el trabajo personal, el primer despertar. Es la primera forma de acceder al Tzolkin, mientras que seguir las ondas es el segundo despertar.
El primer despertar te lleva a la cuarta dimensión; es el trabajo personal, individual. El segundo despertar, siguiendo las ondas, te lleva a la quinta dimensión, que ya es un trabajo grupal.

Primero la realidad aparece como algo personal, donde las personas están resolviendo los problemas, y luego está el segundo despertar, donde siempre hay una solución, que se encuentra gracias a otras personas que ayudan.
En ese segundo despertar te das cuenta de que muchas personas están dedicadas a ti. Aparentemente hacen otras cosas, otros trabajos. Aparentemente están haciendo su vida normal, pero en realidad para ti son extraordinariamente benéficas, incluso te das cuenta de que, por lo menos desde tu realidad, lo que hacen es ayudarte.
Eso te lleva a encontrar que estás en el grupo, y así encuentras la quinta dimensión.
Cuando encuentras a personas que te ayudan, pareciendo que es su tarea, estás en la cuarta dimensión, solo que quizá tu aun no lo sabes, porque subjetivamente no lo consideras. Es el equivalente de las hadas, los ángeles o la calabaza que se convierte en una carroza.

Cuando miras el COLOR ROJO desde la cuarta dimensión, como tu trabajo personal, lo primero que aparece es la solidaridad (dragón rojo). La definición de la realidad es solidaridad. Por eso el final de ese trabajo es reconocer que hay personas que te ayudan sin esperar nada. La realidad finalmente es alineación (tierra roja), que te convierte en un voluntario. Descubres que hay un lugar y una realidad; es como hablar del sitio de poder, que es cuando estás alineado con el corazón del cielo y eres un voluntario.
Esta es la forma en que aparecen los sellos.

Si queremos saber en qué consiste cada uno de estos sellos rojos, encontramos la familia, donde cada rojo explica en qué consiste la realidad. Cada color rojo está compuesto de algo blanco, algo azul y algo amarillo, que son los que componen su familia.

De esta forma, en la primera familia, familia Cardinal, el DRAGÓN ROJO consiste en el enlazador blanco, el mono azul y el guerrero amarillo. El dragón es la luz que toma forma. La luz es creadora y toma forma; la realidad visible está creada por la luz.
El rojo en este nivel contiene 3 elementos. El primero (ENLAZADOR), por el que al ver las cosas las puedes enlazar. La luz te permite unirte. Cuando ves algo, te diriges hacia ello. Si no ves, no puedes dirigirte hacia ello porque no puedes reconocer su existencia ni cómo ir hasta allí. Por eso la primera característica de la realidad es enlazar. La realidad es enlazadora y todo lo que aparece ante ti de alguna manera te ofrece esa posibilidad.
La luz crea las cosas y uno de sus componentes en este nivel es que puedes unirlas y enlazarlas. Ahí empieza un poco la vida, porque el deseo te conecta con algo que te hace moverte.

Otro componente de la realidad que crea la luz está basado en la alegría (MONO). Cuando estás en la oscuridad lo primero que sucede es que no sabes dónde estás porque no ves nada; no sabes lo que te rodea. La emoción que existe en ese estado no es la alegría. Si de repente te encuentras en un sitio oscuro, sin ver nada y sin saber cómo has llegado allí, lo que menos tienes es alegría. Pero la luz hace aparecer una realidad enlazadora, basada en la alegría.
Otro elemento de la luz es la expansión de la conciencia (GUERRERO). La luz es enlazadora, produce alegría y te forma, expandiendo la conciencia.
Es especialmente importante lo que aparece en la relación entre la realidad, color rojo, y el color azul, que es lo que llamamos antípoda, porque contiene algo que te lleva a tu centro, a tu despertar. Es una experiencia transformadora, que te transforma.
Vemos que la realidad de la luz une y expande, pero en su centro tiene algo que está asociado a la alegría, la recuperación de la inocencia y la sabiduría inmediata, que es lo expresado por el mono.

El color rojo: incorporar la realidad (vídeo)

El color rojo: incorporar la realidad

El Tzolkin se inicia con un color rojo, el dragón, y de alguna manera todos los sellos son como una variación del rojo del dragón.
Los sellos dragón, serpiente, luna, caminante del cielo y tierra son de color rojo.

Asociamos el rojo con la materia y la forma. Decimos que el dragón es luz que entra en la forma y en la materia.
La forma es lo que vemos, que es lo que hemos aprendido. Es posible que no veamos las cosas que no hayamos aprendido. Todos los colores que vemos están entre el rojo y el violeta. Hay otros, pero no podemos captarlos.
Si vemos las cosas es porque hemos aprendido qué cosas son. La forma contiene un aprendizaje. Podemos ver porque tenemos conceptos para las cosas que vemos.

El rojo no solamente está hablando de una realidad material, sino de una “realidad”, donde la forma contiene el elemento.
Queremos incluir en el color rojo el concepto de “la realidad”
No solo estamos hablando de materia sino de luz, de realidades inmateriales asociadas a la materia.

Los colores. Extracto de la clase on line 10 de noviembre (audios)

Extractos clase online 10 de noviembre:

El color rojo (6 minutos):

– El color rojo pone en relación con el cuerpo, los ancestros y el ADN.
– El posicionamiento de los sellos dentro de un color también aporta características. Por ejemplo, en el color rojo: 1.dragón, 2.serpiente, 3.luna, 4. caminante del cielo y 5. tierra

Las emociones (3 minutos):
Opinando sobre las emociones en la clase de ayer, sobre los colores
¿Cómo se viven las emociones (color blanco) según las dimensiones?

Este año, luna 9, es un año rojo, donde se optimiza la corporeidad y el rescate del cuerpo en su plenitud

árbol con piñas small
Este año, luna 9, es un año rojo, donde hay un sello rojo pero también una onda roja, porque estamos en la onda del dragón.
La luna 9 es el 9 del dragón. Quiere decir que llevamos 9 años moviéndonos en años caracterizados por el color rojo.

En estos años, lo que se activa es la función expresada por el rojo, que es el cuerpo, la materia, la optimización de la corporeidad y el rescate del cuerpo en su plenitud.
Por tanto también estamos moviéndonos en algo que tiene que ver con el ADN, con ese viaje del cuerpo a través del tiempo, donde el cuerpo es luz cumpliendo una misión.

Una de las manifestaciones de ese viaje de la luz cumpliendo una misión es el ADN humano, que produce una replicación que activa el espejo -la replicación es un espejo- y nos conecta con la primera replicación de la energía Dios.
De esa manera, recuperar el cuerpo glorioso, que es el cuerpo donde está presente esa replicación Dios, es parte de lo que estamos viviendo estos 9 años.

Muchas personas se habrán dado cuenta de que en estos últimos tiempos están proliferando terapias que trabajan con el ADN, con los ancestros y con la parte corpórea invisible que viaja en el tiempo.
Incluso muchas personas, si miran cómo ha sido su vida en estos 9 años, verán que han pasado a veces por grandes crisis físicas. Su vida ha estado amenazada por enfermedades graves y el resultado en muchos casos ha sido que han salido de esas enfermedades mucho mejor, sanando ancestralidad en el proceso.

Es importante que observemos qué es lo que estamos viviendo ahora desde el físico y cuáles son sus mejorías. Quizá le hayamos quitado tóxico al cuerpo a través de la comido, o hayamos respetado al cuerpo a través de actividades deportivas y de inmersión en la naturaleza, o sobre todo, quizá hayamos abierto la expectativa y la vivencia a los estados emocionales, propiciando que puedan modificar el cuerpo.
Esto es lo propio de ese tiempo, y supone una reconexión con el alma.

Lo rojo es el cuerpo y lo importante es limpiar y sanar aquello que distorsiona el cuerpo glorioso.
El tiempo del cuerpo glorioso es donde está viva el alma.
El alma está despierta y activa en el cuerpo glorioso; se está mirando al espejo.

El color rojo se vincula con la luz que entra en la forma para cumplir una misión

El color rojo desde el punto de vista de la misión, que de alguna manera también es el autoconocimiento, está vinculado a la sanación de la propia luz.
El color rojo se vincula con la luz que entra en la forma para cumplir una misión; expresa la luz que toma una forma como tal vehículo, algo medible y pesable, para cumplir una misión.

De alguna forma sanar lo rojo es sanar la luz en las personas. El componente de la luz se asocia con un vehículo, y entonces el rojo es el vehículo, y sanar el vehículo es sanar el ADN, como vehículo a través del tiempo.
Hay un enlazamiento en el tiempo, una presencia y una actualización que está expresada y conformada por el ADN, que se dirige hacia la plenitud de forma exitosa, porque todo lo que existe, existe desde la plenitud.
Entonces, sanar el rojo es sanar la luz de la persona, y también sanar el viaje en el tiempo de sus cromosomas, su ancestralidad y la claridad respecto a quién es y qué es lo que hace, es decir su misión. Sanar la luz es sanar la misión de la persona.

Actualmente es muy corriente que las personas tengan baja autoestima y depresiones. También se potencia mucho la sumisión, el seguir a otras personas en lugar de la propia luz interior. Esto se traduce en la cantidad de enfermedades que hay autoagresivas y autoinmunes, donde te atacan tus propias defensas, es decir te atacas a ti mismo.

Sanar el vehículo, es devolver la luz y resituar el motivo por el que estás en esta encarnación, y el vehículo donde todo esto sucede, con la resonancia, a través el ADN, de sanar el pasado y sanar el futuro, es decir, sanar ese viaje en el tiempo para llegar a situarte en la plenitud.

En el color rojo empieza a expresarse la misión

El color rojo expresa lo sólido, el cuerpo; es el elemento tierra. Por esa razón expresa la encarnación, el tomar cuerpo, ya que estás entrando en la forma, en esta dimensión y en esta vida. En ese sentido es similar a lo que significa el dragón como luz que entra en la forma para cumplir una misión.

Lo primero que puedes considerar de tu sello es el color, ya que aunque aparentemente parezca menos importante que el dibujo, da una indicación que podría ser especialmente interesante.
En el color rojo empieza a expresarse la misión. Es el primer indicio, algo que está en la parte corpórea, pero también en tu encarnación y en tu nacimiento.
Tienes ese cuerpo para empezar a cumplir esa misión, y la primera forma en que lo haces es desde un cuerpo hombre o desde un cuerpo mujer.

Con tu cuerpo también va a aparecer una información genética, es decir, una referencia a la ancestralidad, que son unas personas concretas, estén o no en esta vida. Sus cromosomas están en ti, además de en otras personas.
Cuando empiezas a trabajar con tu cuerpo también estás trabajando en el arquetipo humano, en otras dimensiones físicas e incluso en otras dimensiones temporales. Eso forma parte de la misión en estos tiempos en que la humanidad se está preparando y está desarrollando la elevación.
De modo que hay una misión a través del cuerpo donde actúas en beneficio de la información que contienen tus cromosomas, en cuanto a cualquier tipo de negatividad, como odio, envidia y abandono. Por resonancia, alineas cuánticamente todos los ADN, es decir a todas las personas. De modo que cuando resuelves cualquiera de los problemas que están presentes en tu cuerpo a través de disfunciones, estás resonando en el arquetipo, y eso es parte de la misión.
Algunas personas vienen fundamentalmente a esto.

Otra de las manifestaciones que van asociadas al cuerpo es el hecho racial y cultural, es decir, nacer en un país donde hay una situación concreta y unos problemas, y es desde tu cuerpo desde donde vas a empezar a interactuar con ellas.