Los símbolos en el Tzolkin: la estrella de David (vídeo)

Los símbolos en el Tzolkin: la estrella de David (vídeo)
El Tzolkin utiliza un lenguaje de símbolos.

La tradición que sigue el tzolkin con la tripleta de configuración binaria cuenta años.
La otra tradición cuenta días.
Sin embargo, lo que interesa es no lo que separa sino lo que une y complementa.

Buscando la coherencia en el Tzolkin encontramos en su interior el símbolo de la estrella de David

Curso online martes 16 agosto: Los símbolos en el Tolkin

sellos estrella y espejo
El próximo martes 16 vamos a hablar de los símbolos en el Tzolkin.

Invitamos a mirar el Tzolkin, que, más que un calendario, es un libro de sabiduría que se expresa a través de símbolos, con el cuál interactúas a través del diálogo.
Uno de los ejemplos que se distinguen con más claridad son los símbolos de los sellos espejo y estrella:

Las casillas oscuras o casillas portal en el Tzolkin forman la llamada “tripleta de configuración binaria”, que es fundamental para encontrar los símbolos del Tzolkin.
En esta tripleta de configuración binaria aparecen resaltados con claridad la X del espejo y el rombo de la estrella.

La X del espejo, o sea del in lak’ech y del “tú eres otro yo” nos habla de la relación con las demás personas. La X señala cada uno de los rumbos o direcciones aquí en la tierra.
Mientras, la estrella señala la vertical, que conecta con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra, marcando así los dos rumbos ascensionales.

Desde el hemisferio creativo conectas con dimensiones superiores, es decir, con lo óptimo y con la energía del gozo, que también podemos denominar energía Dios. Pero no solo es una energía ascendente, hacia el corazón del cielo, sino que para elevarse la energía también debe ser profunda, es decir hacia el corazón de la tierra.
Ese diálogo es el que se establece desde el hemisferio creativo, siendo la puerta el lugar donde se conectan las 6 direcciones, las que corresponden a los cuatro rumbos en horizontal, y la elevación y lo profundo en la vertical. Ese lugar es el corazón de cada persona.

Mientras, el hemisferio lógico debe descender esa iluminación a la relación con las demás personas, en este caso a través de la palabra, de modo que puedas dar una explicación lógica de tu comportamiento y de tu sistema de creencias, es decir, de tu cosmovisión, saliendo del corazón, pero iluminado.
Hay una iluminación en lo creativo, pero ahora se trata de trasladarlo a las demás personas.

Cuando tus palabras traducen tu corazón iluminado, desde la integridad, lo que expresas libera los hechizos; la kundalini se ha iluminado y se eleva, mientras las palabras están llenas de luz, y el hemisferio lógico puede establecer un diálogo que también es lógico.
Es lógico en parte porque está enraizado. No solamente está elevado sino que ha descendido en profundidad, porque tú comprendes en ti mism@ dónde estás atrapado por el ego, o sea, dónde estás instalado en la dimensión del sufrimiento.
Entonces, ese discurso lógico produce liberación, porque produce luz.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
curso online

Los símbolos en el Tzolkin: audio de 6 minutos

Los símbolos en el Tzolkin. Audio de 6 minutos, extracto de la clase online de hoy.

En el Tzolkin se ven símbolos (chacana, cruz griega, estrella de David, Pakua…). No so excluyentes sino útiles para todas las culturas.
Todos tenemos que conocer todos los símbolos de las culturas primordiales, porque pertenecen al arquetipo del ser humano, donde “tu eres yo” y “yo soy tu”

Hay muchas señales en el cielo, un espejo donde puedes mirarte y encontrar lo óptimo dentro de ti

El símbolo de la paz, conocido como CND y que puede ser también reconocido como el ideograma chino del árbol, apareció por primera vez en público el 4 de abril de 1958, encabezando la marcha de Aldermaston contra la guerra nuclear.

El 4 de abril de 1958 es justamente la primera luna llena de Nisán, o sea la auténtica luna de Pascua, que también podemos reconocer como Nave de Isis. Merece la pena considerarlo.

El 4 de abril de 1958 es un día como otros, donde el sol apareció por el horizonte en unas zonas del globo terrestre y en otras, como todos los días, se estaba ocultando. Sin embargo, ese día sucedía la Pascua, un momento fundacional en el arquetipo humano.
No se trata de un hecho cultural o folclórico -entendiendo por folclore las tradiciones de un pueblo-, ni de algo racial. No sucede en la realidad dimensional donde los días son un día más, sino en la realidad dimensional de la transcendencia, porque en esa luna llena se expande la conciencia del arquetipo humano, cuya concreción va a suceder en cada ser humano particular.

Esa resonancia va a aparecer en el tiempo real hacia atrás en el tiempo, no empezando a celebrarse esa fecha en tal momento, sino en un momento mítico indeterminado que entonces era conocido como la Nave de Isis.
También va a resonar en un momento posterior hoy vigente en todo el mundo, con riesgo de la vida, manifestándose una conexión con dimensiones superiores por encima de los pequeños proyectos personales en las personas que nisanean –gracias nisaneadores, mejor dicho saneadores nisaneadores-, y también con riesgo de la vida para los que vibran en relación a la segunda Pascua, que da origen al tiempo común.
Sin embargo, en la versión de Nave de Isis, no hay ningún riesgo, porque esta versión no es funcional, sino que es simplemente programa para comparar con las otras dos versiones y que así se produzcan cambios internos en la persona al expandir su conciencia.

En 1958, las resonancias de la luna de Nisán, la pascua de resurrección y la nave de Isis habilitaron el símbolo de la paz, que ha acompañado al arquetipo humano en la expansión de la conciencia, en contra de las armas nucleares, en favor de la paz, y en manifestaciones a favor de la mujer y de los derechos civiles, apareciendo en cualquier parte del mundo.
Su creador, que ha demostrado ser un auténtico creativo, también ha demostrado ser una persona absolutamente a favor de todos los seres humanos, de modo desinteresado, porque siendo un artista plástico que conoce el valor de sus diseños, no puso ningún obstáculo a su difusión, donándolo a la humanidad –gracias Holtom-.

En este año se cumple el centenario de su nacimiento, que fue el 20 de enero.
En la fecha del 20 de enero actualmente toman posesión los presidentes de EEUU, entre ellos el primer presidente afroamericano. También esa fecha fue el inicio de la descolonización, firmándose el primer acuerdo para que Estados Unidos se independizase de Inglaterra, conteniendo así una expresión fundacional del tiempo actual.
También es la fecha en que Cristóbal Colón se pone en contacto con los Reyes Católicos, siendo también fundacional, en el sentido de devolver la redondez a la tierra que hasta entonces era un lugar plano.
Y también es una fecha significativa en relación con lo que se llamaba la solución final, que era como el suicidio de la humanidad, ya que pretendía nada menos que acabar justamente con lo que significa la luna de Nisán como acceso a la libertad, que es lo mismo que significa la resurrección y la Nave de Isis.
La solución final era el intento de acabar con Israel, Is-hombre, R-ver/espejo, EL-Dios.

Tampoco parece un día cualquiera si añadimos que el nombre de este creativo generoso es Holtom (hol-tom), donde podemos encontrar a “Tomás el del agujero”, es decir el que mete su mano en el agujero de la lanza.
Tomás es el nombre de ese arquetipo. El que llaman apóstol Tomás es un arquetipo de la persona que comprueba y al comprobar expande su conciencia.
Tomás, en hebreo, arameo y otras lenguas semitas incluida la lengua fenicia o lengua de Canán, contiene las letras Tau y Mem. Pero sucede que la tau con el aleph significa célula, y la mem con el aleph significa madre, de modo que hablar de Tomás es hablar de las células madre, es decir de lo mismo que significa la pascua como acceso a la libertad, la pascua de resurrección como acceso a la inmortalidad y la nave de Isis, que también expresa la inmortalidad y la resurrección. La inmortalidad y la resurrección expresan la plenitud de la libertad.
Tomás y células madre es lo mismo en esa lengua primordial que conecta con el big bang, pero no con un big bang ruidoso y fastidión, sino con el amoroso y pleno.
Tomás en los evangelios es llamado Tomás Dídimo, donde dídimo significa mellizo, de modo que Tomás significa células madre, que son células gemelas, y mellizo significa lo mismo.
Todo eso sucede. Gracias sucesos.

Para las personas que resuenan en el código astrológico, diremos que la luna, o sea Isis, que va a dibujar la gran cruz cardinal brevemente al inicio de este periodo lunar, señalando a Marte su lugar para que sostenga con más duración la gran cruz cardinal, y que después va a dibujar el triángulo de agua, es decir el triángulo del amor como propuesta, se va a dirigir al final del periodo, pero antes de la siguiente luna llena de Tauro, a una posición en la que va a hacer aparecer la estrella de David el día 9 de mayo.
El Sol en Tauro, la Luna en Virgo y Plutón en Capricornio van a dibujar el triángulo de la tierra, mientras que va a aparecer con claridad también el triángulo del agua, con Quirón en Piscis, Saturno en Escorpio y Júpiter en Cáncer.
De modo que sobre la gran cruz se va a formar la estrella de David, que es la representación en el código ayurveda del chakra corazón, ahora con la colaboración no sólo de la luna sino también del sol, que ha entrado a formar parte de este comunicado, configurando el día 29 de abril un eclipse anular.

Hay muchas señales en el cielo, un espejo donde puedes mirarte y encontrar lo óptimo dentro de ti.

Ta-am, células madre, resuena con Te Amo.
Perdón, gracias, Ta Am.

No accedes al nuevo nacimiento desde algo que pueda significar sol 10, como perfección o iluminación, sino desde la solidaridad

Encontramos que la forma del número 7, es decir el guarismo que expresa el 7, es similar en su aspecto formal a la columna 7, de modo que contiene una información auxiliar del contenido de la columna resonante 7.

La columna resonante número 7 desciende desde el dragón 4 hasta el sol 10, proviniendo de la columna 6 que está visualmente a su izquierda.
Y en el guarismo 7 también vemos que hay una línea que desciende pero que proviene de su izquierda. Enlaza en la parte superior, proviniendo de su izquierda, y desciende tan abajo como llega el número 7.

En el prototipo existe ese trazo, es decir que la línea que ingresa en la columna 7 proviene de la columna anterior, sin que sea imprescindible hacer presente a toda la columna anterior, o sea a la columna 6, mientras que sí conviene presentar a la columna 7 en su totalidad.

La información que contiene el guarismo 7 es que para entrar en la columna 7 tienes que venir con tu conciencia desde lo que expresa la columna 6, que es la línea de portales que están expresando el ascenso de la kundalini. Es decir la luz interior sale de su oscuridad, pero es la luz que está dentro de ti, es tu luz.
De modo que para entrar en el espejo, que es lo que representa la columna 7, tienes que haber vivido la experiencia del ascenso de tu kundalini, y entonces conectas con el espejo.
Y el pequeño trazo horizontal representa los 3 primeros sellos de la onda que va a dar contenido a la columna resonante pero que todavía está fuera, en la columna 6.

Para entrar en el 7, provienes del 6. Está claro, cuando aprendes a contar, es lo que haces: 1,2,3,4,5,6 y 7. Eso es lo primero que aprenden todos los niños, pero muchas personas lo que aprendemos cuando niños no lo procesamos, y a veces lo sustituimos por engaños, o sea el tipo de engaños que te hacen sentir bien, pero que no nutren al ser real sino al ego. Traducido esto a conceptos explícitos, es que no accedes al nuevo nacimiento desde algo que pueda significar sol 10, como perfección o iluminación, sino desde lo que significa dragón 4, es decir, desde la solidaridad, encontrando aquello que te une a las demás personas, a la realidad y a lo que hay más allá de la realidad, y no aquello que te hace sentir perfecto.

El 4 también significa algo asociado a una manera de vivir, a un “cómo” donde encuentras la autoexistencia como expresión de que todo está bien, es decir que tú no eres un mejorador sino un voluntario, quizá entregado a la maravilla que intuyes.
El guía del dragón 4, donde se hace presente esa solidaridad que tiene su origen en el espejo, es la tierra 4, donde el “cómo” expresa que eres un voluntario que está aprendiendo, porque es el tono 4 de la onda del 4. “Está aprendiendo” quiere decir que no impones tu conocimiento, sino que lo recibes a través de tu proceder entregado, observante y respetuoso, es decir amoroso.
Y eso es lo que da sentido al trazo superior que da origen a la línea que desciende.

También en el 7 existe, aunque muchas veces se omite, ese pequeño trazo en el centro que cruza la línea que desciende, y que justamente corresponde al lugar del nuevo nacimiento donde el perro 13 se convierte en mono 1 porque son lo mismo.
Es decir, la pequeña línea horizontal que cruza la vertical del 7 es la cruz donde se sitúa el nuevo nacimiento.

También tenemos que resaltar que la estrella de David es una estrella 6 –decimos estrella 6 para relacionarlo con la columna 6, simplemente porque es una estrella de 6 puntas, es decir que es estrella y 6-, pero sí miramos bien vemos que está compuesta por sietes. Es decir que David contiene algo similar a la columna 6, es decir que es una puerta.
Sí, David es una puerta al nuevo nacimiento; como arquetipo, es una puerta para el nuevo nacimiento, donde el nuevo nacimiento es el rey de la paz.
David expresa un nivel dimensional, y Salomón otro nivel dimensional y un nacimiento, y lo importante es que tú lo vivas, que seas David y que seas Salomón.

Ahí está la columna resonante. Pero el secreto de David no es que sea rey, que gane batallas o ni siquiera que sea elegido, sino reconocer su culpa. Allí donde David ve al ángel matando a los habitantes de Jerusalén es donde su hijo construye el templo. Y el ángel exterminador cesa en su exterminio cuando David dice “yo pequé”. Cuando lo dice, cesa el castigo, y allí donde ve al ángel, su hijo construye el templo.

Es decir, en el lugar y en el momento en que la persona reconoce su culpa, se inicia el arquetipo y la construcción del templo. No se gana ni se inicia por la acumulación de las obras de la perfección o de lo que podamos llamar amor incondicional, o sea que no se inicia con el 10 sino con el 4.
El oponoh-oponoh no comienza con el “te amo”, sino con “el perdón”. Hay algo primero que no es lo último, y lo último no será lo último sin lo primero, a no ser que el 7 esté equivocado, y aun así habría que comprobarlo.
Sí, el sol allá en el cielo ha empezado como una serpiente postrada en la tierra.

Gracias y perdón.

Libro segundo de Samuel, capítulo 24, versículo 17: “Cuando David vio al ángel que hería al pueblo dijo a Yahvé: yo fui quien pequé, yo cometí el mal…”.
Capítulo 24, versículo 25: “Levantó allí David un altar a Yahvé… Entonces Yahvé atendió a las súplicas en favor del país y la peste se apartó de Israel”.