ONDA DEL SOL: Del 21 de agosto al 2 de septiembre.

En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu (viento).La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas (noche).Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario (semilla).Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia (mono). Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.

La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.
En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).
La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.
Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.
También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.
Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.
La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.

Onda evolutiva de la Mano

ONDA EVOLUTIVA DE LA MANO:
Las ondas evolutivas aportan enfoques diferentes que permiten que se desplieguen contenidos compactados de la realidad. Así, la consideración del Tzolkin desde el punto de vista de las ondas, situando las ondas en las 13 casillas de cada fila, despliega y actúa como portal de las dimensiones compactadas, lo cual favorece el proceso evolutivo.
LA TERCERA FILA:En el caso de la onda de la mano, al establecer el Tzolkin de ondas aparece en la tercera fila, asociando los contenidos del ensueño de la noche a la actividad de la mano; hay una fuerza creadora del ensueño de la noche que procede de su característica como expresión de la familia verde y del día verde. De modo que ensoñar es el “hacer” de los ángeles.
La onda de la mano, cuando se considera desde esa perspectiva despliega y hace accesible una realidad compactada, que también traduce una expansión de la realidad y por eso es evolutiva.La mano, que también relacionamos con el peregrinaje sagrado de los Huicholes y su reconocimiento a las faltas del amor, asocia un ensueño creador, que le da realidad al “hacer” de la mano, que es un hacer sanador. Cuando es evolutivo no solo sana el cuerpo sino también la capacidad de acceder a la inmortalidad a través de la plenitud de las vivencias experienciales.
De modo que el propósito de la mano (mano 1) está asociado con el ensueño como servicio (noche 3) de la onda del dragón, es decir, en favor del cumplimiento de la misión desde la solidaridad. En su forma transcendente (tormenta 13), resurrección transcendente, se fusiona con la noche 9 de la onda del águila, es decir, es la sanación de la visión que permite ver la sociedad de la estrella, viendo siempre lo óptimo y conteniendo una fuerza que le impulsa al despliegue total de la onda en su forma transcendente, y que como expresa una tormenta, es una resurrección.
Hay un hecho resucitador (tormenta), que se activa desde la visión (onda del águila en el Tzolkin evolutivo) en el territorio de las vivencias (color azul), que en su máximo despliegue (mano 13), te sitúa en la expansión del castillo verde, onda estrella.
COLUMNA 2:La consideración de la línea vertical es que donde se sitúa la onda de la mano en el Tzolkin tipo van a aparecer todos los tonos 2 entre la onda 7 y la 19, conteniendo un regalo y también un desafío. La presencia del 7 a través de la onda 7 de la tormenta y del sello 7 de la mano quiere decir que estamos ante un fenómeno resonante en todos los niveles, que hace referencia a la vibración intrínseca de la realidad que entonces es excepcionalmente accesible.El propósito de la onda de la mano (mano 1) cuando la onda de la mano está situada en vertical (Tzolkin tipo) se superpone con el tono 2 de la onda de la tormenta que aparece cuando colocamos las ondas en sentido horizontal. El tono 2 de la onda de la tormenta es la iluminación como regalo, el sol. También, el resto de los lugares ocupados por la onda de la mano son regalos desde este nivel: caminante del cielo 2, mago 2, águila 2, etc., hasta el guerrero 2 en la onda del águila, creando así un puente entre las vivencias del segundo castillo y las del quinto castillo o castillo verde.
Se establece un puente -por eso es evolutivo- que propicia desde la experiencia vivencial el acceso al castillo verde, siempre como regalo, porque el cielo no es conquistable sino siempre un regalo desde la actitud.El acceso a la experiencia vivencial requiere una actitud de respeto, pero no de miedo sino de paz, es decir de aceptación, y sobre todo una actitud de amor.

ONDA DEL MAGO: Del 26 de julio al 7 de agosto

Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.
Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.
El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia. Pero si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, también encontramos al águila, asociada a la visión elevada. El águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la visión elevada como un regalo para potenciar más al mago. La visión y la contemplación son fundamentales para el mago.
El espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago. La persona “normal”, es decir “sufriente” y encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.
La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación. La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.
El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda (onda del mago), mostrando cómo en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante. La onda del mago te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad, que es el error, la enfermedad y la depresión.Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.
El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente (tono 13). El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.
La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y, de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los familiares y los karmas ajenos, porque el mago es alquímico.En el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

Onda evolutiva del dragón

ONDA EVOLUTIVA DEL DRAGÓN
Si comparas el Tzolkin de los sellos con el de las ondas, encuentras que todo el Tzolkin está transportando la fuerza que aparece en la resonancia. Es decir, desde un determinado enfoque, el Tzolkin es resonante.
El Tzolkin no se puede poner de cualquier forma, porque la secuencia de los 20 sellos y de los 13 tonos siempre es la misma y como consecuencia, la secuencia de las ondas siempre es la misma.La primera onda, onda del dragón, ocupa la primera columna, que es programática porque expresa en sí el programa.

Al situar los sellos y las ondas en sentido horizontal en lugar de en sentido vertical, aparece lo que llamamos Tzolkin evolutivo, que es una disposición donde no se ve alterada las secuencias de los sellos, tonos y ondas. Lo único que cambia es que en lugar de ir de arriba abajo va de izquierda a derecha. Así, con esta disposición es posible mantener los mismos contenidos.De la comparación de los dos Tzolkin se pueden extraer consecuencias, una de las cuales es que se transforma la secuencia +1 en una secuencia + 7. En el Tzolkin de sellos, va apareciendo cada sello siempre con el ritmo de +1: primero el sello 1, a continuación el sello 2 (1+1), después el 3 (2+1) y así hasta el sello 20, donde vuelve a comenzar (20+1=21, que sería el 1).Sin embargo, la secuencia que aparece en las columnas vemos que sigue un ritmo de +7, porque la primera columna aparece con el dragón 1, la segunda con el dragón 8 (1+7), la tercera con el dragón 2 (8+7=15, 15-13=2), la cuarta con el dragón 9 (2+7), y así las 13 columnas irían siempre con el ritmo +7.
Vemos que la onda del dragón ocupa en vertical los 13 primeros lugares, asociándose de esa manera los sellos a los tonos: el viento, sello 2, adquiere el tono 2; la noche adquiere el valor equivalente del 3; la semilla, el valor 4; la serpiente, el valor 5, es decir aquello que da fuerza al propósito.Este valor está actuando en el sello, impregnando toda su actividad por la analogía del tono. Por ejemplo, el enlazador va a tener una característica de portal, al corresponder el 6 a la columna donde están los portales; el perro siempre va a tener una característica que incluya la perfección; y el caminante del cielo, como sello 13, va a tener una característica que incluya la vivencia transcendente.
Cuando estos mismos sellos los situamos asociados al +7 se añade un nuevo contenido, de modo que el viento, que se asocia al 2, es decir al 1+1, cuando está como onda se sitúa en el 8, 1+7. Así la actividad del VIENTO aparece asociada a lo resonante cuando la vivencia de la comunicación contiene integridad (dragón 8).
La NOCHE, que es el ensueño, aparece con el contenido de servicio, lo cual significa que ensoñar siempre es un servicio al resto de los seres humanos y también al resto de la realidad. Pero a su vez, aparece en forma resonante cuando da contenido al tono 2, que es el resultado del 8+7.El dos, que es el otro, te da la oportunidad de experimentar la resonancia cuando te sitúas en la actitud de soñar la abundancia para el otro, no para ti. Tú eres el uno pero te sitúas como 2 en la “otreidad”; cuando de forma anónima e invisible deseas cosas buenas para “otro”, es decir, cuando dejas que el otro expanda su uno, su “ser el sujeto de la acción”.Cuando desde la actitud meditativa del ensueño das fuerza al otr@ como héroe o heroína de la acción mientras tú te quedas en lo invisible, estás actuando en forma resonante, es decir activando programas que no pertenecen a la lógica sino a la maravilla.La lógica no es la maravilla, porque la maravilla es supra-lógica, y cuando a través del ensueño entras a ocupar el papel del otro, del que no es el sujeto de la acción, permites que se active la resonancia de la maravilla en ti, lo cual en sí es una experiencia solamente apta para la conciencia del voluntario.
La SEMILLA, que aparece como 3+1 en la exposición de la onda del dragón, transforma al 4 en un 9. Cuando actúas como tú programa, es decir, sin interferencias, entras en un nivel de poder que te lleva a la transcendencia, a ti pero también a todo. El tono 9 es soporte del descenso de la fuerza para lograr la plenitud de la transcendencia.Encontrar el programa, que proviene de dimensiones superiores, es conectar con la fuerza que te impulsa a la transcendencia, y contigo a todo tu mundo.
La SERPIENTE, que es un 4+1, se convierte en un 9+7 en la resonancia, o sea la expansión de la kundalini forma parte de un servicio resonante.
El ENLAZADOR, que ya hemos dicho que es una puerta, se convierte, al transformarse en 3+7, en una expresión del amor incondicional. Claro, el enlazador es la expresión emocional blanca de la luz cumpliendo una misión al adoptar una forma, o sea del dragón.
La MANO, que es ese 6+1, aparece como el 4 en la columna resonante, que está asociada a la resonancia y es donde sucede el nuevo nacimiento. La mano está asociada con el contenido del venado azul, expresando la comunicación con dimensiones superiores y también la necesidad de reconocer, para favorecer esa conexión, los momentos en que una persona ha actuado sin amor.De modo que en el inicio de la columna resonante, o sea en el inicio de la vivencia que lleva al nuevo nacimiento, encontramos esos contenidos.
La ESTRELLA 8 va a situarse como dragón 11 (4+7), de modo que la integridad, la ética y la estética son una forma de aproximarse de modo resonante a esa liberación que contiene el tono 11 como expresión de cumplimiento de un servicio, donde no buscas el reconocimiento exterior y la gratificación, sino la gratificación interior propia de la conexión con el corazón del cielo.
La LUNA 9, como 8+1, va a aparecer en el lugar donde está el dragón 5 (11+7), de modo que la emoción de la luna, que te impulsa como vivencia personal a encontrar en ti la experiencia del caminante del cielo transcendente, como una forma de la solidaridad (dragón 1), aparece también con la formulación donde la solidaridad del dragón 5 da fuerza y refuerza los contenidos del voluntario, es decir de la tierra.Cuando has experimentado y te sitúas como voluntario ante todos los acontecimientos, estás viviendo una experiencia distinta de cuando vives los acontecimientos como víctima o como verdugo, o sea desde el depredador, y ese reconocimiento del voluntario ya te instala en unas vivencias que son resonantes.Ese dragón 5, esa fuerza de la solidaridad consciente, por un lado te refuerza como voluntario pero por otro te impulsa hacia la transcendencia del caminante del cielo.
El PERRO 10, el amor incondicional, aparece como 12. Recordamos que el 10 y el 12 son dos de los sellos presentes en la chacana que dibuja la estrella en el centro del telar. Contienen elementos que te introducen vivencialmente en el nuevo nacimiento.Colaborar con todo lo existente y el amor incondicional se traducen, y los matices nutren la conciencia.
El 10+1 hace aparecer al MONO y el 12+7 hace aparecer el 6, asociando a las características del osar, la inocencia y la alegría propios del mono, las características de puerta. Es decir, cuando actúas con inocencia más que con malicia, con alegría más que con juicio o con osar más que con miedo, estás abriendo una puerta a vivencias resonantes.
El 11+1 hace aparecer al HUMANO como 12, pero el 6+7 asocia al humano, cuando está actuando en favor de todo lo existente, con los contenidos del 13 de transcendencia.De esta manera, los contenidos del 13 y de la transcendencia aparecen asociados a la solidaridad en el dragón 13.
Por último, el 12+1, que da lugar al CAMINANTE DEL CIELO 13, aparece como dragón 7, es decir que la transcendencia también es una canalización. Esa fuerza de la resonancia que está en el 7, en la canalización, siempre nos lleva en este tiempo al reconocimiento del diálogo que establece el venado azul, que hace imprescindible la expansión de la conciencia hasta que reconoce en su indagación dónde puede estar escondido el depredador, o sea cuándo has actuado desde el depredador. Si eso no lo desactivas, puede estar durmiendo hasta que quiera despertar. Por eso, la resonancia, la canalización y la sanación, en este nivel precisan el recuerdo del venado azul y de esos caminantes huicholes en su peregrinaje sagrado, es decir transcendente.
Gracias huicholes, gracias madre tierra y gracias oportunidad. El 7, en su asociación con la mano también es azul, es decir la resonancia es tiempo de oportunidad, tiempo de conciencia, de abandono del miedo, o sea tiempo de amor.

ONDA DEL DRAGÓN: Del 13 al 25 de julio

ONDA DEL DRAGÓN: Del 13 al 25 de julio
Esta es la primera onda, y por lo tanto se convierte en la onda tipo.En la onda del dragón, por ser la primera, los sellos van apareciendo por primera vez, lo cual otorga a cada sello una impronta, un carácter asociado a ese posicionamiento numérico.La primera onda también es una propuesta. Te propone cómo llegar al cielo (caminante del cielo 13) desde la solidaridad (dragón 1), y para eso articula esos 13 posicionamientos numéricos que son los tonos, asociados a esos 13 valores presentados por los sellos, que supone un desarrollo gradual.
La primera onda presenta los 13 primeros sellos mientras propone llegar al cielo partiendo de la solidaridad. Lo primero que te cuestiona es acerca de la solidaridad, sobre si es algo referido a tu familia, a ti o qué cosa es.La onda del dragón también hace aparecer los colores, en el orden apropiado, eligiendo para sí el color rojo. El dragón 1 es el primer kin y es de color rojo, y la onda del dragón es la primera onda, también de color rojo, expresando así que lo primero es rojo.
Cada cosa que vemos por primera vez, lo primero que percibimos es su forma. Cada cosa que tocamos por primera vez, la podemos tocar porque tiene forma. Si fuese un pensamiento, no podríamos tocarlo. Cada vez que a través de los sentidos nos acercamos a algo por primera vez, percibimos su densidad material, que aparece bajo una forma. De esta manera podemos encontrar que aquello que representa lo rojo también representa la forma de las cosas o las cosas con forma.
Por tanto, al situar lo primero lo rojo también nos sitúa a nosotros en la dimensión de la forma. A partir de ahí, algo espiritual comienza un diálogo y va haciendo aparecer distintos valores conceptuales y estos a su vez los va a relacionar de distintas maneras, para transmitir una comunicación. Este sería el Tzolkin del cual forma parte la primera onda como primera comunicación.
La propuesta es que desde la solidaridad hay un camino para entrar en otra realidad donde aparece el cielo. El caminante del cielo también es un sello rojo, que representa una conformación de la realidad.
Si decimos que el dragón es solidaridad es debido a que el dragón 1 está unido al sol 13, El dragón 1 está a este lado de la frontera donde lo que aparecen son las cosas con forma, y por eso es el sello 1. Lo que no vemos es que el primer kin, dragón 1, es también el sol 13, sol transcendente, que desde el dragón 1 se encuentra en otra dimensión; no lo vemos, porque no está presente en esta dimensión sino solo a través del dragón 1.
De esta manera el dragón 1 representa a la luz que toma forma, y le añadimos “para cumplir una misión”, porque excluimos que la luz haya tomado forma accidentalmente, sino que aparece para realizar algo, porque eso es lo que comprobamos precisamente a través del diálogo.


PRIMER ESCALÓN DE LA ONDA: Dragón, Viento, Noche y Sol
El DRAGÓN significa la solidaridad y es justamente partiendo de ahí donde puede suceder todo esto. La característica mítica del dragón significa simplemente que esto es así incluso antes de que tú lo sepas, lo reconozcas, te lo creas o lo vivas, o incluso estés en contra.La solidaridad actúa dentro de ti aun estando en contra de ella, esperando que la autorices.
El segundo sello de la onda es el VIENTO blanco, que significa de una forma sencilla la comunicación y la palabra. El tono 2 es fundamentalmente un regalo. Cuando has asumido el propósito se produce el tono 2 como regalo. Por eso, podemos decir que la primera onda es una comunicación, porque su tono 2 es el VIENTO.Hay palabras que tienen que ser dichas y ellas mismas se encargan de todo a través del diálogo interior. Eso es lo que significa el viento en tono 2.
El tercer sello de la onda primera, la NOCHE, nos habla del poder de la visualización, y de soñar la abundancia para todos. A esto le da la característica de ser tono 3, que significa servicio. Llega un momento en que lo importante es soñar la abundancia, pero hay que comprobarlo, qué sucede en tu interior y en tu exterior, como algo más importante que un concepto.La experiencia vale más que un concepto. El color azul significa vivencia experiencial, es decir, es algo que haces. Te invita a comprobar cómo te transformas cuando sueñas la abundancia, porque activas en ti una fuerza creadora, que es la fuerza que crea la vida.
El tono 4 significa cómo lograr el propósito, y la SEMILLA responde “siendo tú mismo, siendo como eres”. El color amarillo habla de limpiar los hechizos, porque las creencias equivocadas te impiden ser tú.
Estos 4 primeros tonos forman una unidad, que se puede considerar unidad tipo, donde hay algo que representa la realidad (color rojo); algo asociado al diálogo, que hace presente al otro, al grupo y a la emoción (color blanco); algo que expresa el momento presente, a través del servicio (color azul); y algo que te hace ser más tú (color amarillo).

ONDA DE LA ESTRELLA: Del 30 de junio al 12 de julio

ONDA DE LA ESTRELLA: Del 30 de junio al 12 de julio
El oculto del dragón 1 es sol 13, que pertenece a la onda de la Estrella. La estrella (tono 1) se convierte en sol (tono 13), que es la luz.
Algo que es pero no se ve, algo que está como oculto dentro de otro algo, es como hablar de sin forma. Lo real sin forma es lo ESPIRITUAL. Es decir que lo espiritual del dragón como onda sería estrella. Efectivamente el sol es una Estrella, pero Estrella asocia además el concepto de grupo, de modo que estamos hablando de la sociedad celeste.
El propósito de esta onda es alcanzar la ética, la estética y la armonía, pero sobre todo la colaboración creando la sociedad celeste aquí en la tierra.A esa sociedad celeste de la Estrella le da fuerza la libertad del ser humano (tono 5, humano).
La perfección (tono 10) del propósito se alcanza estando alineado, con la tierra y el cielo, pero también con nuestro ser interior. Y cuando esto se consigue, llega la liberación (tono 11), al reflejar la realidad, sin etiquetar ni juzgar.
Lo que nos desafía (tono 2) pero a la vez nos hace avanzar es el trabajo con las emociones. Limpiar las emociones hace que avancemos hacia la luz (tono 13, sol).El sello oculto del sol es el dragón, luego el trabajo con la solidaridad y la energía femenina está detrás de la iluminación (Dios). La frecuencia del sol, tono 13 de esta onda, es la conciencia inicial, de la creación. Abrirte a la frecuencia del sol, es sanador. Sabemos que el sol tiene la vibración inicial que no ha sido modificada, y así entramos en contacto con esa vibración. Si una flor tiene una vibración sanadora, la del sol aún más.El sol está cargado del programa de la creación, y adecuarse a ese programa es abrirse a nacer de nuevo

ONDA EVOLUTIVA DEL ÁGUILA

ONDA EVOLUTIVA DEL ÁGUILA: Evolutivamente, cuando situamos el Tzolkin por ondas, la onda del águila corresponde a la fila 19, que tiene un valor de resurrección, ya que se superpone sobre los sellos de la tormenta. La visión de la estrella es resucitadora; algo que aparecía desvitalizado se presenta en plenitud, o sea la resurrección.La tormenta también es el águila, porque la línea 19 contiene simultáneamente a los sellos de la tormenta y a los de la onda del águila. Esa es parte de la fuerza transformadora de la visión.

COLUMNAS 12 Y 13:En las columnas, el águila se encuentra en la unión enlazadora entre las columnas 12 y 13. Por una parte, tiene los contenidos del tono 12, que expresa al humano como sello y a la semilla como onda, conteniendo el programa que en su expansión te lleva a lo óptimo, al castillo verde y a la sociedad de la estrella.La presencia en el final de la columna 12 aporta al águila, como onda y como impulso evolutivo, la característica imprescindible de colaborar con todo lo existente. La creatividad del águila, su intuición y visión sacan su fuerza del estado evolutivo en el cual la persona se ha entregado al programa, siendo su actitud de colaborar con TODO LO EXISTENTE.
Por otra parte, la onda del águila que se inicia en la columna 12 no acaba ahí, sino que enlaza con la columna 13, expresando la transcendencia. Es decir, la onda del águila eleva hasta los niveles de la transcendencia la actitud de colaborar con todo lo existente. Esta actitud, que aparece en la conciencia de algunas personas asociada a la expansión de la conciencia, enlaza con la transcendencia a través del tiempo expresado por la onda del águila, que está enfocada en la contemplación de la sociedad de la estrella.
El águila expresa los contenidos de la onda del viento (onda anterior), que significa comunicación y también Huracán o el corazón del cielo, y aparece como la estrella (onda siguiente).

ONDA ASOCIADA:La visión del águila en sentido retrógrado se expresa en la onda del mago (onda asociada), uniendo al águila 1 con el enlazador 13. De esta forma, la visión del mago trascendente expresada por el enlazador 13 también aparece en el desarrollo de la onda del águila.

Onda evolutiva del viento

ONDA EVOLUTIVA DEL VIENTO:

Uno de los componentes evolutivos de la onda del viento viene por su situación en el Tzolkin de las ondas en el nivel 18, es decir el ocupado en el Tzolkin tipo por el sello del espejo, o sea “tú eres otro yo” o la ley del amor.
El viento y el espejo contienen realidades similares, ya que el viento como espíritu da soporte a la realidad, creándola. Por eso dejar entrar el viento en tu vida es una sanación y en muchos casos un auténtico despertar resucitativo.

La onda del viento se desarrolla en su totalidad en la columna 12.
“Tú eres otro yo” como expresión del amor y “colaborar con todo lo existente” son los dos componentes evolutivos que animan el contenido de la onda del viento en un nivel transcendente.

FILA 18, EL ESPEJO:
El espejo (sello 18), que es donde se sitúa la onda del viento evolutivamente, se encuentra y expresa el tercer castillo, que es el castillo del nacimiento al tiempo real. El viento es una forma del espejo.

El espejo es la onda 10, que se asocia con la perfección, pero en la autenticidad, o sea en el programa, en algo que no es el resultado de un esfuerzo sino que expresa y toma forma desde la dimensión del ser siendo, de la gratuidad, de la facilidad y del desvelamiento de la realidad.

Cuando la perfección es el resultado de un esfuerzo, o sea de una dificultad y muchas veces de una competencia, estamos haciendo aparecer como expresión de la realidad cuántica -esa realidad donde tú eres parte de algo que en todas sus partes es igual a ti- el mundo de la guerra, la pérdida, la insatisfacción, la imposibilidad y todos sus corolarios, es decir la envidia, el odio, el miedo, la prostitución, la esclavitud, la infamia, etc.
Entonces, aparece la perfección asociada a la imperfección y no a la vida, pero la perfección es la vida en plenitud, que es la vida del ser siendo. Es decir, ser es fácil, solo tienes que ser, que es lo que eres.

De modo que no hay error. La asociación con el esfuerzo te sitúa en el error, por eso podemos encontrar que justamente es la autenticidad de ser tú mismo, es decir, canalizar lo real, de lo que se trata.
Es decir, no hay una competencia, porque nadie quiere usurpar tu realidad; no se trata de conseguir una plaza entre millones de aspirantes, porque tu plaza solo es para ti. Solo tú llenas ese lugar. Por eso se trata de que lo llenes.

La perfección (10) en el Tzolkin pertenece al color blanco. En el Tzolkin tipo la fila 10 la ocupan los sellos del perro, que es la perfección porque en ese lugar es donde también se produce el nuevo nacimiento.
Pero el nuevo nacimiento es algo que sirve cuando lo enfocas desde un ángulo. Desde otro ángulo lo que sucede, en el 11, es ese nacimiento como entrada en el tiempo consciente. El nacimiento que expresa el 11 es el nacimiento donde tu luz interior, expresada por la serpiente, tu kundalini, vive según la ley del amor del espejo. Y eso produce el nacimiento como ingreso en el tiempo real del amor con que tú has sido llamado a la vida desde dimensiones superiores o exactamente desde el ser siendo, lo cual está expresado con la onda de la semilla.

COLUMNA 12:
De forma evolutiva podemos encontrar que la onda del viento transcurre por completo en la columna 12, de modo que contiene un impulso interno que expresa que toda actividad espiritual evolutivamente contiene una determinación de colaborar con todo lo existente.
El viento evolutivamente colabora con todo lo existente. Tú estás haciendo una actividad realmente espiritual cuando tu decisión ya no es sanar mis cosas, mis proyectos o los de MI gente, sino que trabajas intencionadamente con todo lo existente, reconociendo tu vinculación no solo con una concreción de la realidad, que son tus circunstancias, sino con la realidad expandida que contiene la realidad de lo óptimo, o sea de dimensiones superiores.
Eres un colaborador.

Toda persona que nace en la onda del viento, según va expandiendo la conciencia va recuperando su condición de colaborador activo en favor de todo lo existente, o sea su vocación interna y creadora. Por eso su actividad se realiza en tiempo real de forma sanadora, rescatadora y resucitadora.

CASTILLO AZUL:
La onda del viento tiene mucha relación con el tercer castillo, castillo azul, formado por las ondas de la serpiente, el espejo, el mono y la semilla.
Decíamos que la onda del viento se relaciona evolutivamente con la columna 12 y también con el sello del espejo. Ahí aparecen la semilla (onda 12), con su onda asociada de la serpiente, y el espejo y su onda asociada del mono.
Cualquier cosa que queramos considerar acerca de la onda del viento, conviene asociarlo a aquello que sucede en el tercer castillo.

ONDA DEL VIENTO: Del 4 al 16 de junio

ONDA DEL VIENTO: Del 4 al 16 de junio

La onda del viento viene a expresar como propósito el espíritu y la comunicación. Podemos encontrar un despliegue maravilloso que en ocasiones aparece claramente como una sanación total.
La tormenta es el sello oculto y le aporta a cada expresión del viento un valor asociado a la resurrección o a reinventarse, todo ello como algo que está sucediendo, porque eso es el tiempo. Lo azul es algo que está sucediendo.

La onda del viento, que es el espíritu, en asociación con la tormenta está expresando al dios Huracán, que es la fuerza creadora, y ello con una característica blanca, es decir, pura emoción y puro amor.
La onda del viento finaliza en el mago (tono 13), por lo que cuando desarrollas esta onda, te conviertes en un mago, o, dicho de otra forma, la madurez de la comunicación es el mago.
Cuanto más te comunicas, más sabiduría recibes. Ahora bien, si te cierras a la comunicación también te cierras al mago. Puede que seas un brujo, consiguiendo poder, pero no un mago, porque este es benéfico.
El maestro en esta onda es la noche (tono 2); nos puede costar ensoñar la abundancia para nosotros o para los demás, pero es lo que nos hace despertar y movernos, avanzando hacia la sabiduría del mago
El tono 5 en esta onda es el desapego (enlazador de mundos), que es lo que da fuerza a la comunicación (viento) para conseguir llegar a la sabiduría (mago). Y en el camino a la sabiduría desde la comunicación, también da fuerza el amor incondicional (tono 9).

Onda evolutiva de la luna

ONDA EVOLUTIVA DE LA LUNA

Cuando colocamos el Tzolkin en la secuencia de sus ondas, encontramos que la luna, como onda 17, se va a superponer sobre los sellos que en la fila 17 ocupa la tierra. De modo que todos y cada uno de los 13 sellos de la luna van a sumar su contenido a cada uno de las 13 presentaciones del sello de la tierra, en el orden en que aparecen estos sellos numerados por las columnas.

Sabemos que la tierra significa esa alineación voluntaria con el corazón del cielo y el corazón de la tierra, por lo que todo lo relacionado con la entrada en el castillo verde es un acto donde está presente el VOLUNTARIO.
Es decir, al castillo verde no se entra por casualidad, ni a ver qué pillo, ni siquiera por simple curiosidad o porque voy a hacer lo que hacen todos, sino que se trata de la respuesta a un acto donde está presente la conciencia del voluntario, es decir, el voluntario consciente.
Ese voluntario consciente normalmente ha sido probado en la cuarta dimensión, donde la persona no se deja arrastrar por emociones tóxicas, sino que se deshace de ellas, las identifica y las dice “no me interesáis”, “esa persona que actúa por odio, envidia, juicio, etc. no soy yo”, “borro de mi programa todas esas exigencias, revanchas y victimismos”, etc.

COLUMNAS 11 Y 12:
Casi toda la onda de la luna, excepto su tono 13 o transcendencia, se encuentra en la columna 11, asociada al tono 11 de liberación. Quiere decir que la limpieza emocional supone una gran emisión de luz (sol, onda asociada) y una gran liberación. Y cuando se transcienden las emociones (columna 12) se entra en un proceso diferente, de colaboración con el entorno.