ONDA DEL SOL: Del 23 de enero al 4 de febrero

En esta onda, el propósito es la iluminación, de uno mismo y de los demás, y para ello el desafío (dragón) está en ser solidario, nutrir a la gente, proteger, cuidar con energía maternal.
El servicio hacia los demás se realiza a través de la comunicación, desde el espíritu (viento).
La forma de conseguir la iluminación es visualizar la abundancia y crear situaciones positivas (noche).Da fuerza en esta onda el encontrar la esencia de uno mismo, mostrándose como es, y sembrando en el momento oportuno, sin hacer más de lo necesario (semilla).
Para colaborar con la humanidad, hay que recuperar el niño que está en uno mismo, mostrando alegría e inocencia (mono). Y así se camina hacia la libertad (humano, tono 13), manifestándose en toda su esencia el ser humano.

La onda del sol es la cuarta onda del primer castillo. Cada castillo empieza con una onda de color rojo y la cuarta onda está reservada al color amarillo, que es la forma expandida. El color rojo significa la configuración material y el color amarillo es la forma expandida.
Así, el primer castillo nos dice que la materia está compuesta de solidaridad y luz cumpliendo una misión (dragón). Pero la forma expandida de la materia aparece expresada por la onda del sol, es decir, la forma expandida de la materia es luz.
Esta configuración nos hace considerar la materia bajo otro ángulo, no inerte y tonta, sino sabia y amorosa, cumpliendo una misión para que tu despiertes a la luz.
En el tono 7 de la onda encontramos al enlazador. El tono 7 expresa la resonancia y la canalización, y nos sitúa en que la materia, que en forma expandida es la luz, es resonante a través de su vibración enlazadora.
La materia enlaza, da un soporte a las personas y las permite encontrarse. El contenido que asociamos al enlazador es el desapego. Deshacerse del ego aumenta tu resonancia y libera al águila (el águila 7 es el oculto del enlazador 7).
La forma transcendente del sol, de la luz, es la libertad expresada por el humano 13, pero en el centro se encuentra esa resonancia que se abre de manera enlazadora hacia los demás, soltando el ego para liberar al águila que ve la maravilla.
Encontramos a la estrella, con los contenidos de armonía, belleza, estética y ética, como algo que da fuerza a esa transcendencia de la libertad, que es similar a hablar de luz transcendente.
También encontramos en la onda del sol una invitación al reconocimiento de las emociones. La luna en tono 10 indica la perfección. Te conecta desde la incondicionalidad con la emoción.
Cuando conectas con tu emoción te sitúas en la vibración del castillo verde, ya que la onda del sol y la onda de la luna, que es la primera del castillo verde, trabajan en conjunto.
El castillo verde precisa de tu iluminación, porque es una realidad visible con los ojos del alma.
Esta emoción que te introduce al castillo verde desde la incondicionalidad, te conecta con el núcleo central que está expresado por el antípoda. El antípoda del sol es el perro, de modo que el perro 11 te muestra cómo estás emitiendo luz. Y desde esa situación de amor incondicional que expresa el perro 11, puedes despertar al niño para poder colaborar con la humanidad desde la inocencia y la alegría, y entrar en la transcendencia, humano 13.
La onda del sol, cuando llega su transcendencia, te introduce en el caminante del cielo, dando origen al segundo castillo.
Via Tzolkin

Onda del Mago: del 28 de diciembre al 9 de enero

Es importante considerar la onda del mago, puesto que es la forma en que la persona va a ir evolucionando.

Lo primero que vemos es que la onda del mago es la primera onda blanca, pidiendo que pongas tu atención en lo que significa el blanco como expresión de la parte emocional, que es lo que te permite refinar o encontrar tu ser. A través de la emoción y del desapego refinas tu personalidad, para que se deshaga de los lazos que le unen al depredador, aquello que va contra la vida, y entonces te permita entrar en la sociedad de la estrella, en lo óptimo, en el desapego, en el amor incondicional y en la ley del amor del in lak’ech.

El viento, con esa joya que es la palabra, traduce al corazón y te hace más auténtico, refinándote. El trabajo de refinar es entrar en el tiempo del ser siendo, en el tiempo de la inmortalidad, es decir, entrar en el tiempo saliendo del tiempo. El refinamiento supone que sales del tiempo que te desgasta, te mata y te engulle, para entrar en el auténtico tiempo, que es el del amor.

El oculto del mago 1 es la mano 13, que es el final de la onda del águila, indicando su transcendencia. Pero si miramos el regalo, es decir el tono 2 de la onda, también encontramos al águila, asociada a la visión elevada. El águila es el número 2, el siguiente al mago, y sí, valoramos la visión elevada como un regalo para potenciar más al mago. La visión y la contemplación son fundamentales para el mago.

El espejo se presenta como el tono 5 de la onda del Mago. Da fuerza al estudioso, al que quiere saber, al Mago, al que busca la verdad. La realidad tiene que ser aprendida, descifrada, y al mismo tiempo es lo que le da fuerza al mago.

La persona “normal”, es decir “sufriente” y encaminada a ser crónica, vive en una realidad por inercia. El mago aprende, busca la realidad y recibe amorosamente energía de la realidad.

Contemplar la realidad habilita y despierta al mago que está dormido en el interior de cada persona y le abre un camino en su despertar hacia una transcendencia donde se abre el acceso a otra realidad.

La contemplación del mago, que es la contemplación de la realidad, aparentemente puede parecer no activa para las personas que van corriendo detrás de la materia, pero supone máxima actividad y máxima sanación.

La realidad oculta tras la apariencia contemplativa del mago es la acción expresada por la mano, oculto del mago, que parece quizá poco activa pero es porque se trata de canalizar, y canalizar es abrir paso a otra realidad, donde tal vez actúas únicamente como un catalizador, quedando inalterable pero produciendo una gran transformación.

La contemplación del mago es el máximo de salud, máximo de actividad y máxima acción benéfica en favor de la vida.

El primer tono 7 en el Tzolkin está en la primera columna y en la primera onda, y es la mano, la sanación y la canalización. Pero el segundo tono 7 resonante es el sol resonante, situado en la primera columna pero en la segunda onda (onda del mago), mostrando cómo en una primera instancia es necesaria la sanación, pero la auténtica sanación es la iluminación, el segundo tono resonante.

La onda del mago te sitúa como canal de la luz, ya que lo que aparece en séptimo lugar en esa onda, es el sol. Y lo que hace la luz es eliminar la oscuridad, que es el error, la enfermedad y la depresión.

Por ello trabajar voluntariamente en la onda del mago es adentrarse en la sanación, la salud, la iluminación finalmente.

El enlazador en esta onda es un mago enlazador, mago transcendente (tono 13). El mago lo que está aprendiendo es a enlazar, que es la transcendencia de esta onda. La transcendencia, el enlazador, significa que el aspirante a mago ha conseguido su objetivo, que es poder conectar con otras dimensiones siempre. Y la palabra, la fonética (el viento como tono 9), es una fuerza para conseguir esa transcendencia. Toda la humanidad está convocada a ese encuentro con otras dimensiones, sólo que quizá el aprendiz de mago es la avanzadilla.

La perfección del mago, es decir el tono 10 de su onda, nos lleva a la noche, porque soñar la abundancia es la fotosíntesis más poderosa, y, de hecho, puede limpiar todos los karmas, incluso los familiares y los karmas ajenos, porque el mago es alquímico.

En el quinto lugar de su onda está el espejo, que es el que da poder. El manejo del espejo confiere poder al mago, pero el espejo es también espejo-noche (pareja de ocultos), y la noche es soñar la abundancia.

Onda del Dragón: del 15 al 27 de diciembre

La energía del dragón (maternal, protección, nutrición) va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta), a la energía de la estrella, que es de belleza, armonía, ética, elegancia y prosperidad, y que también está asociada a la nueva sociedad en la tierra.

Las enseñanzas iniciáticas de muchas culturas lo confirman cuando dicen “quien siembra…recoge”: al cuidar, proteger, nutrir, enseñar (energía del dragón), se recibe un beneficio, en forma de prosperidad y armonía (energía de la estrella).

Puede que no tengas lujo u ostentación, pero sí prosperidad (como cuando entras en un bosque que prospera, es armónico, frente a otro que está roto o seco).

Cuando permites a la energía femenina que funcione, estás abriendo tu vida para que sea nutrida. Cuando nutres, habilitas al ser a que te nutra, y entonces vas a tener armonía, incluso a nivel material.

Conviene resaltar algo que no siempre es evidente, sobre todo cuando las cosas te pesan o te parecen hostiles, y es que se considera que dragón es la energía femenina, la solidaridad, la energía maternal, de modo que se identifica la luz con la energía maternal.

La luz es la energía maternal. La MADRE es la LUZ.

Y hay algo amoroso y solidario en el hecho de poder ver las cosas. Si ves el problema, algo amoroso y solidario está actuando, pero por ser espiritual no tiene forma, y en toda solución por traumática que parezca hay algo maternal actuando, llevándote hacia lo nuevo real, más real.

Entonces quizás encontremos un nuevo matiz en dragón al considerar que dragón también es una estrella, si consideramos que estrella significa armonía, ética, belleza.

Dragón, como energía madre que hace surgir las cosas, que hace aparecer la realidad, debe ser reconocido como algo amoroso y solidario, pero además al final, porque la onda estrella es la última.

También es algo que trata de llevarte al cielo, o sea a lo mejor, y merece tenerlo en cuenta para dejarte llevar.

También hay algo más, y es que la estrella es el tono ocho de la onda dragón, que significa integridad.

El auténtico dragón, o sea el dragón íntegro, aparece como estrella.

La estrella es un auténtico dragón, es el dragón íntegro.

Onda de la Estrella: del 2 al 14 de diciembre

El oculto del dragón 1 es sol 13, que pertenece a la onda de la Estrella. La estrella (tono 1) se convierte en sol (tono 13), que es la luz.

Algo que es pero no se ve, algo que está como oculto dentro de otro algo, es como hablar de sin forma. Lo real sin forma es lo ESPIRITUAL.  

Es decir que lo espiritual del dragón como onda sería estrella.

Efectivamente el sol es una Estrella, pero Estrella asocia además el concepto de grupo, de modo que estamos hablando de la sociedadceleste.

El propósito de esta onda es alcanzar la ética, la estética y la armonía, pero sobre todo la colaboración creando la sociedad celeste aquí en la tierra.

A esa sociedad celeste de la Estrella le da fuerza la libertad del ser humano (tono 5, humano).

La perfección (tono 10) del propósito se alcanza estando alineado, con la tierra y el cielo, pero también con nuestro ser interior. Y cuando esto se consigue, llega la liberación (tono 11), al reflejar la realidad, sin etiquetar ni juzgar.

Lo que nos desafía (tono 2) pero a la vez nos hace avanzar es el trabajo con las emociones. Limpiar las emociones hace que avancemos hacia la luz (tono 13, sol).

El sello oculto del sol es el dragón, luego el trabajo con la solidaridad y la energía femenina está detrás de la iluminación (Dios).

La frecuencia del sol, tono 13 de esta onda, es la conciencia inicial, de la creación. Abrirte a la frecuencia del sol, es sanador. Sabemos que el sol tiene la vibración inicial que no ha sido modificada, y así entramos en contacto con esa vibración. Si una flor tiene una vibración sanadora, la del sol aún más.

El sol está cargado del programa de la creación, y adecuarse a ese programa es abrirse a nacer de nuevo.

Onda del águila: del 19 al 1 de diciembre

El águila se asocia con la visión elevada, la visión de la maravilla, y de esa manera aparece la creatividad, que es una ampliación de las posibilidades, y la intuición, que es una visión sugerida desde dentro.
Una característica importante del águila es su capacidad enlazadora (enlazador, sello oculto del águila). En la propia visión se establece para todas las personas la posibilidad de establecer un enlazamiento que tiene una realidad sólida muy consistente, no visible en el mundo de las apariencias, pero sí muy real, de modo que la visión enlazadora crea la realidad de un auténtico y real puente con otras dimensiones o incluso con otras personas.
La simple visualización de una persona te une con ella de un modo totalmente real, sobre todo con tu intento.

También es importante reconocer en el águila una expresión del tiempo, que te va a decir dónde te encuentras, pero en la realidad real. Esto es debido a su color azul, que significa el tiempo, la conciencia y la activación de la transformación.
El águila, dentro de los sellos azules ocupa el cuarto lugar del azul, por lo que como sello la activación de la visión te va a situar en una realidad de cuarta dimensión.
La auténtica intuición, creatividad y visión enlazadora, como sello expresan algo relacionado con el 4, que es algo que podemos reconocer como cuarta dimensión, donde la persona ya está despierta y su modo temporal de estar despierto contiene el momento evolutivo transformador, en preparación para el acceso a la quinta dimensión.

Pero el águila como onda azul se presenta en el quinto lugar. La vivencia de la onda del águila ya contiene elementos de quinta dimensión, y por ese motivo se sitúa como expresión del tiempo del castillo verde.
La onda del águila es la onda azul del quinto castillo, expresando la atemporalidad y las transformaciones asociadas al quinto castillo.
El águila como sello, que es la cuarta vez que aparece el azul, está viendo al guerrero (siguiente sello), la expansión de la conciencia, pero como onda está viendo la expansión que se produce en la sociedad de la estrella (siguiente onda).
Víatzolkin.

Onda del Viento: Del 6 al 18 de noviembre

La onda asociada del viento es la mano, ya que el oculto del viento 1 es la tormenta 13, cuya onda comienza en la mano. La onda de la mano, de la impecabilidad del hacer, la acción sana y la realización, está asociada y tiene su oculto, onda asociada o complementaria en el viento. Cuando expresas la realidad, puedes hacerlo desde el juicio o desde la bendición, expresando el agradecimiento.
Entonces, esa impecabilidad de palabra está asociada a la impecabilidad en la acción, porque si no, habría una discordancia: dirías cosas pero no harías cosas, o harías cosas pero no dirías cosas.
La comunicación (viento) va asociada a la sanación y realización (mano): la palabra o el sonido es lo más sanador que hay o, dicho en negativo, lo más ofensor que hay, incluso puede destruir a una persona. Si te cierras a la comunicación, enfermas. Incluso algunas personas asocian el aislamiento con enfermedades graves como el cáncer. Según el viento se transforma en mago (onda del viento), la mano se va transformando en tormenta (onda de la mano). Esto quiere decir que cada vez que se avanza en la sabiduría, te vas transformando, pudiendo conseguir la sanación instantánea, aunque exija un esfuerzo.
La capacidad de sanación instantánea por lo tanto es posible trabajando con las ondas del viento y de la mano. Podrá exigir un esfuerzo de conciencia, centrándose, pero es posible.
Mano y Viento son de la misma familia y expresan una similitud, donde lo que cambia es el tipo de experiencia.
El Viento es una Mano, que viene a querer decir que el espíritu es la energía que hace todas las cosas. Si algo llega a realizarse, o sea si algo llega a ser real, es desde una dimensión espiritual. La onda del viento viene a expresar como propósito el espíritu y la comunicación. Podemos encontrar un despliegue maravilloso que en ocasiones aparece claramente como una sanación total.
La tormenta es el sello oculto y le aporta a cada expresión del viento un valor asociado a la resurrección o a reinventarse, todo ello como algo que está sucediendo, porque eso es el tiempo. Lo azul es algo que está sucediendo.
La onda del viento, que es el espíritu, en asociación con la tormenta está expresando al dios Huracán, que es la fuerza creadora, y ello con una característica blanca, es decir, pura emoción y puro amor.
La onda del viento finaliza en el mago (tono 13), por lo que cuando desarrollas esta onda, te conviertes en un mago, o, dicho de otra forma, la madurez de la comunicación es el mago.
Cuanto más te comunicas, más sabiduría recibes. Ahora bien, si te cierras a la comunicación también te cierras al mago. Puede que seas un brujo, consiguiendo poder, pero no un mago, porque este es benéfico.
El maestro en esta onda es la noche (tono 2); nos puede costar ensoñar la abundancia para nosotros o para los demás, pero es lo que nos hace despertar y movernos, avanzando hacia la sabiduría del mago
El tono 5 en esta onda es el desapego (enlazador de mundos), que es lo que da fuerza a la comunicación (viento) para conseguir llegar a la sabiduría (mago). Y en el camino a la sabiduría desde la comunicación, también da fuerza el amor incondicional (tono 9).
Via Tzolkin

Onda de la Luna: del 24 de octubre al 5 de noviembre

Las ondas de la luna y el sol son ocultas entre sí, al ser el oculto de la luna el humano, que es el final de la onda del sol.

La luna significa el agua, las emociones. La onda de la luna propone como propósito limpiar las emociones para potenciar lo que está indicado en su oculto, que es el humano, significando la libertad y los pensamientos elevados, de tal manera que limpiar las emociones te hace más libre.

Si un ser humano no realiza un trabajo de limpieza de sus condicionantes emocionales en cuanto a su toxicidad, es decir no se preocupa de limpiar su toxicidad emocional, esa persona está restringida, cohibida, limitada en su libertad, y no se puede expresar, porque esa toxicidad emocional le está mermando en la expresión, en la libertad.

Consecuentemente, cuando la luna es el propósito, dice que es necesario limpiar las emociones. Es conveniente limpiar las emociones, para que se potencie lo que indica su onda asociada, que es la luz. Limpiar las emociones te va a producir más luz. Pero, limpiar las emociones realmente te va a permitir aumentar la libertad.

Resulta que la libertad está asociada a la luz. Limpiando las emociones estás indirectamente aumentando la luz y directamente, aumentando la libertad.

Es como un cristal. Por ejemplo, si quieres limpiar el parabrisas para ver a los demás coches, realmente lo que estás haciendo es aumentar la luz dentro. Directamente, de forma práctica te preocupas de poder ver al coche de adelante, pero indirectamente estás colaborando por que haya más luz.

Significa que de alguna manera cuando estás limpiando las emociones, experimentas más libertad, pero produces en tu alrededor más luz.

ONDA DEL GUERRERO: Del 11 al 23 de octubre

La onda del guerrero es la cuarta onda del cuarto castillo, y también la cuarta presentación en la familia cardinal (dragón, enlazador, mono y guerrero).


Como vemos está muy asociado al 4, que ya sabemos es el programa diseñado en dimensiones superiores dispuesto a florecer, como la semilla (sello 4) y la luz del sol (onda 4).
El cuatro también está asociado a la cuarta dimensión, estando la onda del guerrero justo en la frontera entre la cuarta y la quinta dimensión.
Representa el final de algo, dando paso a lo óptimo.

El Guerrero cuestiona la realidad y promueve la expansión de la conciencia. No acepta las imposiciones ni sigue las rutinas. Su arma es la luz y su reto es integrarla en la Tierra, que es el tono 2 de la onda.
El propósito, al ser una onda amarilla, es encaminarte a la expansión, que en este caso es la que te permite el acceso al quinto castillo. El Guerrero nos encamina a la Estrella, el ser celeste que trae abundancia y prosperidad; lleva a la armonía, a la belleza, elevando a los pares o sea a nuestro prójimo, al cielo. La Estrella como onda está en el castillo verde y la frontera del castillo verde es el Guerrero.
El castillo verde es el espacio entre la Estrella como sello, en un nivel transcendente, o sea Estrella 13, y la Estrella como onda, siendo el acceso a esa Estrella el Guerrero. Tiene tres herramientas: la alineación de la Tierra, el amor incondicional y el ensueño, que son las ondas del cuarto castillo.

TONOS DE LA ONDA:
La expansión de la conciencia lleva, de forma transcendente, a la armonía, a la abundancia y a la co-creación de la sociedad celeste aquí en la tierra (estrella, tono 13). Ser nosotros mismos, desarrollando el programa interior (semilla, tono 9), nos da fuerza para alcanzar esa transcendencia.
Lo que nos desafía y a la vez hace avanzar (tono 2, tierra) es la alineación cielo y tierra con nuestro interior, descubriendo nuestra faceta de voluntario y cuidando a la tierra como a nuestro cuerpo. De esta manera, la liberación (tono 11, enlazador) se consigue con el desapego mental, físico y material.
Como es obvio, en esta onda da fuerza a la expansión de conciencia el sol (tono 5), es decir la luz.
Pero la expansión de la conciencia se consigue mediante los grandes cambios transformadores (tono 4, tormenta).
También hay que destacar en esta onda la facilidad para expresar verbalmente y canalizar, desde un punto de vista espiritual (tono 7, viento).
Viatzolkin.

Onda de la Noche: del 28 de septiembre al 10 octubre

En la noche se sueña la abundancia desde esa dimensión óptima que significa lo verde: el día verde, el día sin tiempo, la familia del día verde y la quinta dimensión.

Soñar la abundancia desde esa quinta dimensión se ve reforzado desde la mano (tono 5).

En esta relación entre la mano y lo expresado por la noche, que contiene la vivencia de la quinta dimensión, se nos plantean dos acepciones.

Por una parte, hacer bien y sanar, y por otra aparece una resonancia maravillosa con la actividad de los huicholes y sus ceremonias, donde es imprescindible reconocer las faltas al amor.

En la primera formulación, al estar en un color azul se trata de experiencias vivenciales pidiendo hacer algo para activar el contenido. La forma de sanar y hacer de la mano, en la medida que traduce las cosas buenas y la abundancia que estás ensoñando, es la forma directa de hacer todo lo que puedes en favor de ello. De alguna forma refuerzas el propósito de esta manera.

En la otra formulación, se trata de reconocer dónde has roto la conexión con lo óptimo a través de tu falta al amor. Restablecerlo es volver a conectar con lo óptimo, y de alguna manera le da fuerza, porque los contenidos de la ensoñación entonces se ven revitalizados al poder fluir.

Cuando se restablece la conexión le da sentido a ese ensueño.

Viatzolkin.

Onda del Perro: Del 15 al 27 de Septiembre

La energía del amor incondicional va siempre asociada, en una forma que no se ve (onda oculta) a la energía de los cambios transformadores.

Según avanzamos desarrollando ese amor incondicional, se van produciendo cambios, a menudo repentinos, en nosotros y en otras personas, hasta llegar a alcanzar la sabiduría del espíritu, en su vertiente comunicadora (viento, tono 13), y la alegría (mono, tono 13 en la onda oculta).

Las transformaciones y los cambios, por lo tanto, no tienen que implicar un camino de sufrimiento y dolor, sino que van dirigidos a alcanzar la alegría, el juego y la inocencia.

La tormenta, esa energía de resurrección, está asociada al amor incondicional. Siempre que aparece el amor incondicional viene, en lo oculto tal vez, con la resurrección. Siempre que aparece la resurrección tiene como base el amor incondicional.

Muchas personas viven bajo la tormenta, en el sentido que su vida se complica, y les está reclamando la solución del amor incondicional.
Viatzolkin