Hay personas encargadas de romper las paredes

Hay personas encargadas de romper las paredes. Hay personas encargadas de hacer agujeros en las paredes, para que todos puedan en algún momento de su vida ver qué hay más allá de la pared, ver que hay otra realidad.

Normalmente el mundo de lo conocido está como encapsulado, como rodeado de paredes, que determinan lo correcto, lo adecuado, lo lógico y lo seguro, que muchas veces es aquello que sabes hacer. Y lo que sabes hacer te da tranquilidad y fuerza, y no quieres salir de ahí; no quieres situarte en un territorio donde no puedes predecir y donde no sabes hacer. Son otras leyes, otras reglas, otras circunstancias.

Hay personas encargadas de abrir agujeros en la lógica, que muchas veces son agujeros de gusano, es decir, caminos que conectan con otras dimensiones, rompiendo las paredes de lo conocido y ampliando la realidad
Esa ampliación de la realidad es una ampliación de la realidad para todas las personas y también es una ampliación de la libertad, un salir del averno que te limita, como realidad limitante. Y siempre se trata de leyes, es decir de decretos, de frases que decretan cómo es la realidad. Romper esos decretos es explorar la realidad más allá, y entonces es libertad.

Una de estas personas encargadas de ampliar la realidad no sabemos cómo se llamaba, pero decía llamarse Cristóbal, cuya traducción es “portador de lo divino”, y con esto se mostraba como alguien que está cumpliendo una misión. También decía llamarse “uno más”, es decir, uno más de un grupo.

Todas las personas podemos despertar a la conciencia de vehiculizar lo divino, cuando despierta tu conciencia y te conectas con tu misión. De esta manera es un nombre genérico.
También cuando despiertas a tu misión, te encuentras que eres uno más del todo, estás unido a todas las demás personas. Entonces, encuentras que lo que es bueno para ti es lo que es bueno para todos, y que lo que es bueno para todos también es bueno para ti.

De esta manera, sales de una realidad hostil, propia del cerebro reptil, que busca siempre el poder para ponerse a salvo, y encuentras tu conexión con la luz que crea la materia y con el agua cósmica.

No te singulariza tu ego, sino tu misión

No te singulariza tu ego, sino que quien te singulariza es tu misión.
El ego no te singulariza, sino que más bien te apelmaza y te agrupa según los criterios del miedo y te saca de tu auténtica singularidad, que es la que te lleva a cumplir tu misión y a ser feliz cumpliendo tu misión.

El ego te lleva a intentar ser poderoso para huir del miedo, y entonces te juntas, te apelmazas con las personas que te hacen sentir poderoso.
El ego te lleva a querer sobresalir, y entonces te unes, te apelmazas con los que te ayudan a sobresalir, haciendo como bandos de unos contra otros, porque estás utilizando el arquetipo del miedo, de las fronteras, de las guerras y de los abusos.

El abuso te hace sentir fuerte, que es lo que quiere el ego, pero es una distorsión que anula el sentimiento de amor, es decir, rompe los lazos que te unen a todas las demás personas y te aísla.
Lo que te aísla, no te hace feliz. Puede parecer que sí en algún momento, pero finalmente no.

Conectar con tu misión te conecta con tu agua. Pero es que el agua en esta dimensión está cumpliendo una misión. Por eso es adecuado reconocerte en el agua, pero en el agua cumpliendo una misión.

Eso también abre una nueva cuestión. Si el ser humano es en su mayor parte agua, entonces por qué el agua al cumplir una misión se ha singularizado y te ha hecho diferente de todas las demás personas que como tú también son agua; por qué el agua busca singularizarse y lo realiza; por qué cuando el agua se pone unos zapatos, una camisa y un traje busca singularizarse.

Si el agua está cumpliendo una misión es porque esa singularidad que eres tú es parte de esa misión. Y entonces se trata de recuperar todos esos contenidos asociados a esa singularidad.

No venimos a trabajar sino a disfrutar, es decir, a cumplir nuestra misión

Nosotros no venimos a trabajar sino a disfrutar, es decir, a cumplir nuestra misión, porque cuando te alineas con la vida como amor entonces entras en la plenitud y en el gozo, y sales del esfuerzo y del sufrimiento.

Nosotros no venimos a trabajar, como sinónimo de carencia, esfuerzo y sufrimiento, sino a disfrutar, como sinónimo de haber encontrado tu poder, que es aquella actitud o aquel espacio, que parece que es mental pero que en realidad está traduciendo que has conectado con tu alma y te has fusionado con tu ser espiritual. Entonces, todo tiene sentido, porque por difícil que sea la cosa, eres un voluntario para vivirlo.

Es como si la vida fuese el Everest, pero tú eres un voluntario para subir al Everest. Encuentras que cualquier cosa que haces es maravillosa, está llena de maravilla. Sí, mucha gente sube al Everest y en esa subida muere, se le hielan los pies o la nariz, se le producen embolias, se despeña… Y sin embargo, hay algo maravilloso y majestuoso. Estás contemplando la montaña y te atrae. Entonces, eres un voluntario y haces lo que tienes que hacer, con plenitud.

¿Cuál es mi misión?

PREGUNTA
Hola, quisiera saber cual es mi mision y poder conocerme mas. Muchas gracias

RESPUESTA:
Tu kin natal es semilla 13 de la onda del humano y tu psicrono humano 4 de la onda de la luna.
El primer valor que aparece potenciado es el del humano, que aparece con el tono 4 en el psicrono y también en el kin, que es la semilla 13 de la onda del humano. Así, el humano aparece como transcendente cuando recupera su programa inicial, es decir, cuando limpia de hechizos y de pensamientos limitantes su programa inicial que aparece como semilla, lo cual permite el florecimiento. El humano se vuelve transcendente cuando florece desde su programa inicial.
De modo que aparece el humano como kin que expresa la maestría del alma y aparece como la onda que expresa el aprendizaje en esta encarnación. Ahí podemos ver uno de los primeros valores que muestran que tu misión está asociada a la recuperación de la libertad, a la activación consciente de la libertad.

Al considerar el dato que nos ofrece el psicrono, vemos que aparece con el tono 4, que significa cómo, “cómo lograr el propósito”, y vemos que actuando desde la libertad logras el propósito que es la luna, que como onda es el inicio del 5 castillo, es decir, de la quinta dimensión. Actuando desde la libertad permites el acceso a la quinta dimensión.
Eso corresponde a lo que ya sabes hacer: manejar la libertad como forma de entrada en la quinta dimensión.
Pero ahora en esta encarnación la propuesta es llevar la libertad que expresa el humano a su florecimiento transcendental, que viene expresado por la semilla 13 de la onda del humano.
Eso corresponde a tu tarea en estos momentos: desarrollar totalmente la onda del humano en todos sus valores.

Eso, en el segundo nivel, que indica cómo relacionarte con las demás personas (tono 2 onda humano), aparece como el caminante del cielo, pidiéndote que seas creativa en tu forma de relacionarte con las demás personas, que rompas con los estereotipos y explores nuevas realidades. Entonces, eso te transforma en una persona útil para la sociedad, para las personas que te rodean, porque liberas la magia (mago, tono 3), que es la realidad que hay más allá de la apariencia, lo cual haces como águila 4, buscando la maravilla en todo lo que sucede, liberando así una fuerza de quinta dimensión que expande la conciencia, guerrero 5, situándote como un voluntari@ alineado con el corazón del cielo.
Esa actitud es como una puerta que puedes abrir (tierra 6), que te sitúas como un espejo resonante, que quiere decir que estás liberando vivencias que permiten despertar a la conciencia, al devolverle a las personas que te rodean la divinidad que está dentro de cada uno de ellos. Esa imagen, desconocida para las personas que se ven sometidas a su propio juicio y al juicio de las demás, libera una fuerza de resurrección y milagros, que es la tormenta 8.
Esa liberación de la fuerza de la resurrección te llena de luz como sol 9, una luz con la cual puedes entrar en el inframundo, es decir, en el interior de todos los atrapamientos de las personas, todo lo que hace sufrir a la gente, y te instala en la perfección de la solidaridad y de la misión de la luz, expresada por el dragón 10.
Tu palabra, viento 11, entonces aparece como llena de luz, como espectral, y tu ensueño es en favor de todos, colaborando con todo lo existente y aportando prosperidad y bienestar a todas las personas. Entonces cumples tu misión, porque floreces, como semilla 13, cuyo oculto es la tierra 1. Ahí encuentras tu lugar de poder.
Todos estos contenidos forman parte de tu misión, que no es una sola cosa. Es toda una liberación a nivel personal, que permite una liberación a nivel grupal y la entrada en otra dimensión de los acontecimientos.

Hay algo de hechizo en la obesidad, pero también algo de misión y compromiso vital

Hay algo de hechizo en la obesidad, pero también algo de misión y compromiso vital.
Hablamos de hechizo en el sentido de que la obesidad para ser transmutada o transformada requiere algún tipo de trabajo o limpieza espiritual sanadora.
Encontrar esos lugares donde es necesario efectuar la limpieza espiritual es importante para la persona.

Lo que estamos diciendo es que la obesidad no se vence ni elimina desde el exterior, aunque también. Es necesario realizar cambios en la dieta y en el ejercicio, pero es importante el cambio interior, conectando con el ser o doble espiritual que está en la realidad de lo óptimo.
Y entonces es cuando puedes realizar una modificación en la forma, que responde a patrones espirituales y se mantiene hasta que modificas tu planteamiento espiritual y amplías tu dimensión espiritual.
Cuando modificas la forma a través de agredir al cuerpo, por ejemplo con la cirugía, estás consiguiendo una aparente victoria, pero en realidad el problema continúa, a veces en forma de adición a las cirugías, como vemos en tantas personas que están declarando su adicción a la cirugía o esclavitud, donde todo su esfuerzo va dirigido en esa dirección, estando atrapados por una idea de sí mismos que encubre una carencia de ser.

Es como si no fueran nada salvo que tengan esa imagen. Pero están diciendo que en su interior no encuentran nada, algo que suele estar asociado a angustia, ansiedad, depresión e infelicidad, aunque en apariencia estén triunfando.

Decíamos al principio que también puede haber en la obesidad una misión, asociada a la expresión de la felicidad. La persona puede ser feliz independientemente de su aspecto y hay personas que vienen a encarnar y dar soporte a ese argumento.
Las personas somos como argumentos en ocasiones. Hay algo en las personas que expresa su interior, pero también hay algo que sirve para expresar el nivel espiritual de la vida, que es cuando interpretas qué te quiere decir tal presencia o tal otra.

En ese sentido, hay personas que vienen a dar sentido a que no es el aspecto exterior el que es importante, sino la realidad interior.
Hay como un pacto vital y el error sería caer en la esclavitud de la forma.
Por eso es muy importante limpiar los hechizos, ya que si caes en la esclavitud de la forma es como consecuencia de un hechizo, y limpiarlo es parte de la tarea.

Lo importante es la armonía. En la estrella estamos hablando de la ética, la estética y la armonía.
Hay una armonía que no sigue los dictados de la moda. Una persona puede ser perfectamente armónica con un volumen, y absolutamente desarmónica sin él, tratando de tener un cuerpo esquelético, pero sin armonía, al no haber salud ni alegría.