5 marzo 2019: El amor y la alegría son la forma de vivir la nueva realidad que en estos momentos se presenta ante nosotros

5 marzo 2019. MONO Magnético 1. Onda del Mono. Tierra 7 y Mono 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Serpiente.

El amor y la alegría son la forma de vivir la nueva realidad que en estos momentos se presenta ante nosotros.
Es una oportunidad para vivir con consciencia y libertad, viviendo las emociones de forma elevada y por supuesto con amor y alegría (perro y mono sellos ocultos).
Esto es lo que nos propone el Tzolkin como núcleo central (centro del telar). Ahí reside la clave de la nueva vida o del nuevo nacimiento.
Y ahora está disponible para nosotros.

Feliz nuevo nacimiento, voluntario y consciente.
Gracias. Bendiciones.

18 junio 2018: Hoy es posible comenzar a vivir de otra forma, en una realidad donde los miedos, el dolor y el sufrimiento no sean necesarios

18 junio 2018. MONO Magnético 1. Onda del Mono. Tierra 7 y Mono 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Serpiente.

Hoy es un día especial, donde es posible comenzar a vivir de otra forma, en una realidad donde los miedos, el dolor y el sufrimiento no sean necesarios, y donde la relación con las personas y con el entorno no sea competitiva sino colaborativa.
Hoy es un día diferente, donde podemos comenzar a disfrutar de lo que somos y de nuestro proceso, en conexión con dimensiones superiores.

La alegría y el juego pueden instalarse en nuestro día, en lo que hagamos y en lo que sintamos.
Hagamos algo diferente. Comencemos a materializar esa nueva realidad.
Gracias. Bendiciones.

1 octubre 2017: La alegría es contagiosa. Gracias por reír y disfrutar

1 octubre 2017. MONO Magnético 1. Onda del Mono. Tierra 7 y Mono 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Serpiente

Comenzamos desde el centro del telar una nueva etapa, cargada de vida y de energía; una oportunidad de colocarnos de otra forma ante lo que está sucediendo.
El primer paso en esta nueva onda es el mono, que está asociado al nuevo nacimiento pero también a la alegría.
Es la alegría que parte del amor (perro, sello oculto) y que juega desde la inocencia para colocar al niño interior y conectar con su esencia divina.

Quizá el camino comience en este punto a parecer cuesta abajo.
El sufrimiento se puede convertir en alegría y satisfacción.
Todo está evolucionando, al ritmo que podemos seguir y asimilar.

La alegría es contagiosa. Gracias por reír y disfrutar.

14 enero 2017: nuevo nacimiento, voluntario y consciente, para vivirlo desde el amor

14 enero 2017. MONO Magnético 1. Tierra 7 y Mono 11 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 kan
Nos encontramos en el centro del telar, comenzando la onda del mono. Es un nuevo nacimiento, voluntario y consciente, propuesto desde el amor incondicional (perro 13, oculto), donde podemos experimentar y osar, tomando conciencia de lo que ocurre y viviendo el presente (color azul).

La maravilla está disponible para nosotros en este momento y también la paz interior, ya que son experiencias cercanas al ser humano evolucionado.
Si así lo asumimos, podemos comenzar hoy mismo una vida nueva, viviendo lo viejo como nuevo, cambiando la forma de sentir, hablar y actuar. La realidad está preparada para adaptarse a nuestro momento. Una pequeña señal bastará para activarla en cada instante.

Gracias por estar ahí, preparados y dispuestos.
Perdón por mis faltas al amor
🙂

29 de abril. Nos encontramos en el centro del telar, más allá del espejo y más allá de lo aparente

brotando s
29 de abril. MONO Magnético 1. Tierra 7 y Mono 11 en el Tzolkin evolutivo.

Nos encontramos en el momento del nuevo nacimiento, en el centro del telar, más allá del espejo y más allá de lo aparente.
Esta vez, a diferencia del dragón 1, se trata de un nacimiento voluntario y consciente.
Y esa es la pregunta que se nos plantea ¿estamos dispuestos a asumir nuestra vida en la tierra?, ¿a ocupar nuestro sitio desarrollando lo que somos?, ¿a estar plenamente en la tierra de forma voluntaria?
Si es así, enhorabuena, porque estamos en el lugar y en el tiempo adecuado, para vivir y también para osar y disfrutar con alegría de lo que hacemos, sabiendo que en todo lo que sucede internamente está el amor (perro, sello oculto).

Nuestro niño interior está esperando que contactemos con él, que decidamos jugar y que nos atrevamos a emprender nuevos caminos.

En estos momentos la evolución pasa por la alineación con el corazón de la vida y por el nuevo nacimiento.

Gracias por decidir vivir.
Gracias por compartir.
Gracias por participar en este salto evolutivo.
Sin ti, quizá no sería posible

12 de agosto. Es el momento de confirmar el proceso de nuestra vida

12 de agosto. MONO Magnético 1. Tierra 7 y Mono 11 en el tzolkin evolutivo.

Seguimos en el centro del telar y centro del tzolkin, en la mitad de la columna resonante.
Comenzamos la onda del mono, asociada al nuevo nacimiento, de forma alegre, desde el amor, y osada, desde la inocencia.

Es el momento de confirmar que queremos vivir el proceso de nuestra vida, intentando disfrutarlo.
Ya sabemos qué es la vida, pero la oportunidad ahora consiste en experimentarla de forma voluntaria y consciente, en armonía con la tierra.

Abandonemos todo lo que ya no sirve, porque el salto evolutivo es una cuestión de actitud.
Enhorabuena por haber llegado hasta aquí
🙂
Gracias y perdón.

Se llega a Tutmosis III, Thot 3, Hermes Trismegisto o Tres Reyes Magos desde la emoción celeste

Mono 1 - Mono 3 - Hermes Trismegisto - Tres Reyes Magos
MONO 1 – MONO 3.
Moverse por el mundo de los símbolos es moverse por el mundo de las resonancias, o por el mundo de la lógica si nos referimos a la lógica contundencia de las resonancias.

Mono 1 es claramente un babuino 1, o sea Thot. Claro que Thot es la sabiduría, pero Jesucristo también es la sabiduría -que no se ofendan las personas religiosas, porque solamente hablamos desde nuestra ignorancia y encima no pretendemos ser serios. De hecho, nos aburren las series. Sí, podemos estudiar las repeticiones para ver si ganamos a la banca a la ruleta, pero nunca vamos al casino-. Santa Sofía, esa maravillosa catedral existente en Turquía, está dedicada a Jesucristo como santa sabiduría, ya que Sofía, que actualmente es un nombre de mujer, significa sabiduría.
De modo que Mono 1 puede ser Thot 1 y sabiduría 1. Santa Sofía significa lo mismo que el mono 1, ya que es el nacimiento de lo divino.

Esto ya lo hemos dicho, pero, ¿qué pasa con el mono 3?
El mono 3 es la primera vivencia experiencial del castillo verde, ya que es la primera representación de lo azul en el castillo verde, que está asociado al dodecaedro del éter o del plasma de las estrellas, a lo óptimo y a la sociedad celeste.
Al mono 3 podemos llegar en sentido fluyente desde la luna 1, que representa las emociones en el nivel celeste del castillo verde, confiriendo a ese mono que significase sabiduría, el concepto de sabiduría santa o celeste por estar en el castillo verde.

También encontramos al MONO 3 como THOT 3, que entonces sería TUTMOSIS III, que es el faraón que se alimenta de Isis como árbol. Recordamos que los árboles son maestros. Para los seres humanos los árboles son entidades donde actúan las dimensiones superiores como maestros, porque siempre son benéficos.
En mono 3 encontramos una sincronía con Tutmosis III, con una equivalencia de Thot 3, donde se une el nacimiento con el 3, pero también la característica de ser REY de Egipto, o sea faraón, que tiene entre sus títulos el ser hijo de Dios. El Faraón es hijo de Sa-Ra, hijo de Dios.
Aquí hay una nueva sincronía, ya que el faraón hijo de Dios recibe un nombre femenino en el idioma que actúa como enlazador en el mundo -enlazador entre todas las culturas en el nuevo mundo, da igual que provengan de los que entran en América por Asia como los que entran por Oceanía o por Europa-, que es Sa-Ra, o sea Sara, hijo de Dios.

Mono 3-Tutmosis III. Pero Thot también es Hermes, por lo que estaríamos hablando de Hermes III, que es Hermes Trismegisto. Todo esto nos sitúa ante una experiencia vivencial que inicia la vivencia del castillo verde, y este es el momento apropiado, porque también los tres Reyes Magos son un Mono 3, por cuanto que Tutmosis III es “Rey III” o “3 reyes”, y no tres reyes cualquiera sino presentes en el nuevo nacimiento o nacimiento de lo divino ante la conciencia expectante.
Lo divino nace ante la conciencia expectante. Si la conciencia no está expectante, no se entera, luego no sucede. En el nivel azul solo sucede lo que es experimentado, que es atendido expectantemente, o sea con la conciencia despierta y mirando.

Como deciamos, a este Tutmosis III, Thot 3, Hermes Trismegisto o Tres Reyes Magos se llega en sentido fluyente desde la emoción celeste, que es la emoción transcendente del voluntario (la luna es el 13 o la transcendencia en la onda de la tierra). Hay una convalidación entre la tierra (sello 17) y la luna (onda 17), que se sitúa como onda sobre la horizontal 17 donde están los sellos de la tierra, estando el propósito de la onda de la luna justamente en el sello tierra 4, es decir actuando como un voluntario.
A su vez, la luna 1 (fila 9 y columna 11) se va a situar sobre el águila 11 (onda 9 y tono 11) de la onda de la serpiente.

Es decir, la luna 1 contiene referencias a la kundalini de la serpiente y al voluntario de la tierra.
Desde ahí en sentido fluyente te encuentras con el mono 3 de Hermes Trismegisto, los Tres Reyes Magos y todo lo demás.
Pero también hay un acceso desde el oculto, que iría en sentido inverso proviniendo del dragón 13, que es la forma transcendente de la luna 1. Es una solidaridad transcendente, pero también una energía femenina transcendente, porque es esa energía femenina que asociábamos con Sara y con Sofía, pero también con María, que es Miriam.
Esa energía en sentido inverso, es decir proviniendo de lo oculto, cuando llega al mono 3 lo encuentra en el lugar once desde el dragón 13. Esto significa que en un sentido tiene una característica de servicio, es decir que entras allí como un servicio o misión, como los Tres Reyes Magos, pero también hay un servicio desde lo oculto, placentero, gozoso y liberador, asociado al tono 11, resaltando la ubicación de la luna 1 en la columna 11.

El castillo verde empieza desde algo que podemos denominar 11, que es el resultado de un intento mantenido que recibe su premio. El dos es un regalo y el once, que también es un dos, es un premio y también un regalo.
El castillo verde es ambas cosas, un premio y un regalo; solo hay que estar despiertos.

El nuevo nacimiento necesita una nutrición que proviene de dimensiones superiores

Thot, Mono 1, Isis
El árbol de la navidad está hecho con uves, como el árbol de Isis.
Podemos dibujar un árbol de navidad esquemáticamente y hacerlo con varias uves. En eso tiene un cierto parecido o resonancia con el árbol que es Isis, si bien es verdad que en el árbol de Isis las uves tiene su vértice en la parte de los humanos, o sea hacia la tierra, y la V se abre hacia el cielo, mientras que el árbol de la navidad está construido sobre un abeto, y el vértice está arriba y se abre hacia abajo.

Hay una resonancia en los dos, sobre todo si tenemos en cuenta que el árbol de Isis no es solamente un árbol sino que junto al árbol y nutriéndose de los pechos de Isis se encuentra una figura humana, el faraón, que en este caso aparece como un lactante.
En el árbol de la navidad el niño que nace es Jesucristo, como la unión de la humanidad y la divinidad, y el faraón significa lo mismo, hijo de Dios.
El nacimiento de Jesucristo es la invitación a que todas las personas se reconozcan y reconozcan el nacimiento de lo divino dentro de cada persona.

Si nos remontamos un poco en la historia o en el cuentecito vemos que es el resultado de unas palabras dichas; es una comunicación o viento sobre el que hay una respuesta. Hay unas palabras de un ángel, como un emisario de dimensiones superiores de la realidad Dios, y hay una respuesta por parte de un ser humano, María, elemento femenino de la humanidad, que responde “hágase en mí según tu voluntad”. El ángel le dice “Dios va a nacer en ti” y la respuesta desde el humano en la figura de María es “hágase según tu voluntad”. Hay un diálogo.

En el árbol de Isis también nos encontramos con un niño que está lactando, y si la curiosidad, intuición, casualidad o cualquier otra circunstancia nos lleva a mirar el nombre del niño, que es el faraón, nos podemos encontrar que es Tutmoses o Tutmosis, que es traducido como nacido de Thot. Entonces, a partir de ese momento lo que conviene es saber quién es Thot.

Thot es el nombre griego del dios egipcio Dḥwty.
Thot es el nombre griego de este concepto evolutivo -los dioses son conceptos evolutivos- y también es equivalente a Hermes, de modo que hace una referencia a la iniciación como nacimiento y a la sabiduría hermética o sabiduría de los iniciados.

En sí mismo Thot es la sabiduría, pero también es el resultado de la sabiduría, es decir que podemos estar hablando de Thot como una cosa, pero también englobar dentro de ese concepto evolutivo la forma en que se manifiesta.
Es decir, si por ejemplo estamos hablando del mono, algo que vamos a hacer, podemos atribuirle el nuevo nacimiento, pero también el osar, que es una actividad de sabiduría a través de la cual amplías tus conocimientos y tu conciencia, y también podemos estar hablando del presente, porque es azul.
No podemos darle a cada concepto un solo valor, porque el asunto debe ser contemplado desde muchas perspectivas, desde los cien ojos de argos, la luz.

Thot es el dios de la sabiduría. Es un mono o babuino azul. Por eso encontramos una sincronía con el mono uno azul, presente en el nuevo nacimiento, centro del telar o centro del Tzolkin, y entrada en el tiempo experiencial, porque es el castillo azul. Es el resultado de una vivencia experiencial y te sitúa en un nuevo tiempo. Es un auténtico nacimiento consciente.

Hemos encontrado que el Tzolkin en sí mismo es el árbol de Isis, que es nutritivo y adherente. La persona que empieza a conocer el Tzolkin, puede que como un juego, porque lo hacen sus amigos o como simple curiosidad, cada vez encuentra más atracción hacia ese conocimiento que proviene del Tzolkin.
El mono azul está en el centro del Tzolkin, que también es Isis como árbol. Significa nuevo nacimiento, y justamente llegando a él es cuando la nutrición que proviene del Tzolkin se ve claramente potenciada. Hay nutrición antes pero llegado a ese momento es el alimento apropiado para el que nace al nuevo nacimiento. El nacido de la sabiduría necesita nutrirse de la leche de la sabiduría.

El nuevo nacimiento necesita una nutrición que proviene de dimensiones superiores, a través de los sellos, columnas y filas. Todo ese desciframiento o meditación es una nutrición.

La recitación de las ondas desde tu Tzolkin personal es especialmente nutritiva.
Invitamos a todas las personas a que reciten las 20 ondas, situando en primer lugar la natal. Es una recitación que lleva algún tiempo, no sólo unos minutos, porque entre medias se producen muchos ensueños espontáneos donde hay nutrición.
Otra forma de nutrición más elaborada es recitar las 20 ondas a partir de tu onda inicial en sentido fluyente, asociándolas a las 20 ondas en sentido inverso que determinan los ocultos. Decir el primer kin de tu onda con el último de la onda 20 va a producir una confluencia en el centro, indicándote una experiencia especial. En esa confluencia equivalente a perro 13-mono 1 hay una experiencia especial para cualquier persona.
También es nutritivo recitar las ondas evolutivas y sus ondas ocultas en sentido inverso.

Todas esas recitaciones despiertan la nutrición proveniente de dimensiones superiores, que es vibracional y participa del ensueño.

Thot es el Dios de la palabra; el creador de todas las palabras. Todas las palabras pronunciadas desde Thot, es decir al pie del árbol, contienen una vibración creadora de la realidad, porque el azul significa el presente, la vivencia, la realidad y la conciencia.
Todo eso está representado con el azul, el mono azul y el babuino Thot. Crea presente, crea realidad y crea conciencia.