El viaje a Marte es solo para voluntari@s

EL VIAJE A MARTE ES SOLO PARA VOLUNTARI@S (Extracto del libro “El poder del agua. El poder de la emoción”)

El viaje al planeta Marte es para voluntari@s, únicamente para voluntari@s. No se trata de una experiencia forzada ni algo que sucede por azar. Es para todos. Es un paradigma, una explicación de la realidad y al mismo tiempo una propuesta.
De alguna manera estar vivo es “un viaje sin retorno”, es decir algo que excluye la añoranza del estado anterior, el mirar atrás y la regresión, que es también “la enfermedad”, lo no deseable y el negarse a vivir, o sea, simplemente no ser voluntari@.

Las propuestas que contiene el viaje al planeta Marte, como paradigma o explicación de la vida, ante la conciencia del voluntari@ que quizá está despertando, son el presente y la malla, que es lo que te mantiene unido a los demás.
También está la conciencia de la misión. Estar vivo es recuperar la conciencia del voluntari@, del presente, de la misión y de la conexión con dimensiones superiores, o sea del ser siendo del que formas parte y eres expresión.
Soy paz, soy amor, soy vida. Eres paz, eres amor, eres vida.

La Pascua es, como el viaje al planeta Marte, un viaje sin retorno; sin retorno a la esclavitud. Añorar los ajos y cebollas de Egipto es añorar la esclavitud, o sea la enfermedad, la injusticia y el abuso.

Todo está escrito y además lo conocemos. Se trata de elegir y afirmarse.
En realidad, el viaje al planeta marte es como el viaje al cielo, a la inmortalidad, a la trascendencia y al más allá. Es el viaje a SER.
(puedes adquirir el libro por 5 euros en

EL PODER DEL AGUA. EL PODER DE LA EMOCIÓN

/)

Juliano, portavoz o expresión audible de los arcturianos, es un koan

Juliano es reconocido en algunos ámbitos espirituales como el portavoz y expresión audible o entendible de los arcturianos, pero en sí mismo Juliano es un koan.

Un koan es una pequeña expresión en la tradición zen que contiene en forma reducida algo que puede expandirse y entonces mostrar su auténtico contenido. El koan es una palabra de sabiduría encriptada y descifrarla expande tu conciencia y simultáneamente te expande a ti con ello.

Más allá de los contenidos expresados por Juliano, él en sí es un koan. Juliano, que podemos gráficamente continuar con “nosotros los arcturianos”, está diciendo que necesita pluralizar.
Juliano se pluraliza con Gregoriano, y al hablar de Gregoriano ya entramos en un territorio que a muchas personas paraliza o hace sacar sus demonios internos, en el sentido de que no obtiene bendición sino todo lo contrario, mostrando con ello su potencia.

La pareja de Juliano es Gregoriano. De hecho Juliano es un nombre inexistente, que lo único que describe es la forma en que Julio Cesar modificó la cuenta del tiempo en su época. El calendario de Julio Cesar es el juliano, luego Juliano no es un nombre, sino una expresión del tiempo cuyo correlato es Gregoriano, que tampoco es un nombre sino una forma de contar el tiempo.
Es como decir antes y ahora, una nueva actualización de algo, el tiempo de antes y otro tiempo.

Juliano es una versión renovada del calendario egipcio, el cual es a su vez una versión renovada de un calendario egipcio más antiguo, donde aparecen Isis y las pirámides. Con lo cual ese calendario egipcio en su primera versión también es el de la Pascua, del pueblo que en aquella época vivió una experiencia de ascenso dimensional que está relatada como la Pascua.
La primera luna llena después del equinoccio de primavera es la luna de Isis, y esa es la luna de la pascua, para la gente que estaba en el ámbito del Egipto de las pirámides en aquella época.

El testimonio permanente de las personas que vivían en aquella época es el pueblo de Israel, el pueblo judío, que se inicia con la pascua. La pascua es como el nacimiento dentro de la historia de este pueblo. No eran diferentes, pero el tiempo les abre las puertas. Lo peor es considerar que son diferentes. No se trata de un asunto de raza, de cultura, de economía o de política.

Estamos hablando de un asunto vivencial donde lo que se abre es el tiempo de ser, una dimensión, quizá como un espejo que invita a las demás personas. Pero no es una experiencia excluyente sino incluyente. Es algo que permanece abierto actualizándose y de eso es de lo que habla Juliano y Gregoriano, porque posteriormente Gregoriano vuelve a conectar con la vivencia de la Pascua, sacando la fuerza de lo que representa el gregoriano en la pascua, solo que en este caso es una apertura en el tiempo y para todos.

Para ser para todos el requisito era encontrar a todos, o sea dar la vuelta a la tierra, algo que parecía en aquel momento imposible, llegando a todos los lugares de la tierra.
Eso ya se ha hecho a través de exploradores y enlazadores como Colón, Vasco de Gama, y Sebastián el Cano, y los que han entrado en las selvas, en África, en indonesia y en Australia.
Está rubricado en el último tiempo, que es el tiempo actual, de la aparición de los arcturianos, con internet y la gran red de conciencia cuya expresión formal, en el mundo de la forma, es internet.
Hay una gran red ahora mismo abierta, a la que todo el mundo puede conectarse, que traduce la red de las neuronas espejo y de las vivencias que se expresan telepáticamente de forma inmediata.

De esta manera Juliano es un koan que invita a reconocer a Gregoriano, y que invita a reconocer a la Pascua. Y en la Pascua, Gregoriano invita a reconocer aquello que representa el acceso a una nueva dimensión de la vida, donde es posible la paz, el amor y el reconocimiento del otro.

Actualmente también tenemos una pareja visible, un “nosotros los arcturianos” o un plural visible en la figura del papa Francisco y del papa emérito Ratzinger: nosotros, los que para todos sin excepción abrimos la Pascua y el nacimiento a la nueva tierra.
Ratzinger tiene como emblema suyo un oso; en su escudo papal tiene varios elementos, uno de los cuales es “art”, que es el oso. Hablamos de ártico, que es el lugar de los osos, y antártico, lugar sin osos. El polo norte o ártico es el lugar donde hay osos, y el polo sur, Antártida, el lugar donde no hay osos.
Pero aquí lo importante, el koan, está en el emblema de Ratzinger, que elige “art”, que es Arturo. El oso forma parte de Arturo, mostrando así que es un arcturiano.

El eclipse de luna va a coincidir con la nave de isis, la pascua de la libertad, la resurrección y el inicio del tzolkin

Eclipse de sol, eclipse de luna.
En estos momentos, 1 de abril de 2015, va a coincidir el eclipse de luna con la nave de Isis de los antiguos egipcios; la Pascua de la libertad, del pueblo de Sa-Ra; la resurrección y la raíz del tiempo común; y también un nuevo inicio del Tzolkin.

Ante la conciencia despierta, incluso medio despierta, se inicia en este año 2015 un nuevo encuentro con la secuencia de los 20 sellos, que se va a transformar en la secuencia de las 20 ondas, pero que es un hecho dialogante.
Entrando en la vivencia experiencial, es decir, en la conciencia, el periodo que se inicia es de diálogo con dimensiones superiores, es decir, con tu alma sabia. En tu interior sabio se abre un diálogo; un diálogo enlazador con el arquetipo.

Este año 20-15 y en este periodo entre eclipse de sol y eclipse de luna, nos situamos en la consideración de la pureza, es decir, del agua, que está en el interior de cada persona como una conexión con más allá de la luz y más allá de la forma.
La red de neuronas espejo empáticas, es decir, agua y emoción, transcienden el tiempo. Pero en el presente, es decir, en el tiempo en que ES SIENDO, te conecta con lo óptimo.

Las personas vivimos en la tierra no para ignorarnos sino para conocernos, y al reconocernos, amarnos

12 de abril
Todos los años el 12 de abril se repite el sello con el que ha comenzado el año, según lo que denominamos calendario maya.
Todos los años, el 12 de abril es lo mismo que el 26 de julio del año anterior, es decir que la segunda repetición de los sellos que abren el año viene asociada al cambio que muestran los astros objetivamente y que los astrónomos denominan equinoccio.

Es un momento importante, porque vuelves a recibir la misma influencia con la cual comenzó el periodo temporal. Es decir, desde el 26 de julio al 12 de abril pasan 260 días, que exactamente corresponden a un Tzolkin.
La segunda vez que ves algo ya lo conoces. La primera vez quizá te sorprende, porque no lo conoces, pero la segunda vez ya lo conoces. Quizá has estado distraído, pero objetivamente la segunda vez que ves algo, ya lo has visto, y así lo puedes RE-CONOCER.

El equinoccio está asociado a varios momentos fundacionales de la humanidad. En la cultura del Egipto de los faraones, el momento para reconocer y festejar la energía mágica y amorosa, dadora de vida y resucitadora de la mujer, y con la mujer de toda la humanidad, era el primer día de luna llena después del equinoccio. Ese día era considerado la nave de Isis.
De modo que la nave de Isis y la repetición del Tzolkin, es decir, la reconsideración del Tzolkin, aparecen asociados.

También, la salida de Egipto del pueblo de Israel sucede la noche dedicada a Isis en la primera luna llena después del equinoccio, y eso es denominado PASO, o sea Pascua, es decir que la nave o barco de Isis favorecía o producía el paso dimensional.
Estamos hablando de un pueblo que vivía en Egipto hasta ese momento, por lo que eran egipcios.
Al mismo tiempo sabemos por otras informaciones, es decir por otro “ojo”, que la característica de ese grupo humano era que había abierto la comunicación directa con la realidad Dios, y lo que iniciaban con la nave de Isis era una MISIÓN.
Cuando la misión de Isis resuena, en su resonancia se expande a todo el mundo, y hoy vemos cómo en todo el mundo se celebra, todos los días, en lo que se denomina eucaristía o santa misa.

La nave de Isis, además de con la pascua y la eucaristía, encuentra su resonancia también en el Tzolkin, ya que la segunda vez que reaparece el Tzolkin en el transcurso del año lo hace asociado a la primera luna llena después del equinoccio, que solo puede transcurrir entre el 22 de marzo y el 18 de abril. La luna llena siempre tiene que aparecer en alguno de esos días.

Si utilizamos el Tzolkin tipo como muestra, numerando los 260 días que separan el 26 de julio y el 12 de abril, los días anteriores al 12 de abril van a corresponder a alguno de los días finales del Tzolkin, que transcurren en la columna 13. Y a partir del 12 de abril, los días que transcurren son los equivalentes a los primeros del Tzolkin tipo, que están en la columna 1.
Pero los días que aparecen en la columna 13 son los ocultos de los que aparecen en la columna 1, de forma que de alguna manera se trata de los mismos días.

Este año, la nave de Isis y la luna llena después del equinoccio suceden el 4 de abril, de modo que si el 12 de abril es el equivalente a dragón 1 como inicio en el Tzolkin tipo, el 4 de abril es el equivalente al caminante del cielo 6, en la onda de la estrella, siendo su oculto numéricamente el día 19 de abril con el guerrero 3 según los sellos de este año, y al ser el octavo día del nuevo Tzolkin, estrella 8 en el Tzolkin tipo.

Así, todos los años la aparición de la segunda repetición está asociada a ese momento donde los ocultos se juntan, no como días sino con la fuerza de la onda.

El momento señalado por el equinoccio y por la primera luna llena es resonante en las culturas prehistóricas de Egipto y en toda la evolución posterior, que es enlazadora, porque las personas vivimos en la tierra no para ignorarnos sino para conocernos, y al reconocernos, amarnos.

Neftis, Isis y Anubis pueden aparecer como dioses, entidades o seres poderosos, pero sobre todo se trata de conceptos dirigidos al alma

Neftis representa lo que no se ve y está oculto bajo la forma, e Isis lo que se ve. La unión entre lo que se ve y lo que no se ve es el horizonte.
Hay una línea por encima de la cual están las cosas que se ven y por debajo las que no se ven. Por ejemplo, en un árbol se ve el tronco y las ramas pero no las raíces.

El horizonte es Anubis. Podemos decir que Anubis es donde se une lo que se ve y lo que no se ve.
Estas palabras pueden ser oscuras y crípticas. Sin embargo para las personas cuyo corazón o alma se despierta simplemente por oír hablar en los términos del código Tzolkin, aun sin comprender los significados tanto como a veces creen que quisieran comprender, es decir para las personas a quien el Tzolkin les interesa, atrae, despierta y alegra, el Tzolkin contiene un horizonte que se sitúa entre las horizontales 10 y 11.

La horizontal 10 contiene lo que expresa el perro y la horizontal 11 lo que viene expresado por el mono, que es el oculto del perro, siendo la línea que separa las filas 10 y 11 el espejo.
Entras en el espejo (onda 10) cuando llegas al 10, y a partir del 11 naces dentro del espejo.
De esta manera, aparece relacionado con la mitología egipcia de Neftis e Isis, puesto que hay algo que se ve y algo que no se ve, y ambos están siempre unidos.

Neftis, Isis y Anubis no son dioses, aunque aparentemente pudieran parecerlo. Dentro del mundo hipotético, que a veces se transforma en un mundo real, alguna persona puede hacer una petición u ofrenda como consideración de dios, pero son sobre todo conceptos para el despertar del alma.
Dentro de una determinada forma de vivencia, que seguramente no es la tuya al menos plenamente, pueden aparecer como dioses, entidades o seres poderosos, pero sobre todo se trata de conceptos dirigidos al alma.

En este espacio temporal que se ha inaugurado, es decir en este largo presente, la importancia se sitúa en el alma.
También la resonancia se sitúa en este tiempo en la energía femenina, como una energía que no quiere imponerse sino que es amorosa, precisamente porque te hace a ti y al otro importante y no busca imponerse. Una de las cosas que contiene la energía femenina es que hace bello todo, la vivencia, el lugar y el atuendo.
En estos momentos es importante escuchar esta vivencia que está presente en todas las personas, porque todas las personas son, como microcosmos, una expresión de la totalidad.
En unas personas está más presente y forma parte en esta encarnación de su tarea primordial, pero está en el interior de todas las personas, y escucharla forma parte del despertar de la conciencia.

Estos conceptos de la mitología egipcia, Isis, Neftis y Anubis, permiten situarse ante un conocimiento atemporal, puesto que ya no tienen sustento en ningún país, corporación o ejército y sin embargo siguen estando ahí accesibles, en ese horizonte entre lo que se ve y lo que no se ve.
Si añadimos –añadir o sumar, que contiene una cruz, es importante para la paz y la felicidad- el contenido del código Tzolkin, nos dice que las filas 10 y 11 forman parte del paso al interior del espejo.
También hay un espejo derecha-izquierda y un lugar donde se pasa, que es la columna resonante, donde en el centro está el nuevo nacimiento.

Anubis en esta consideración egipcia es el que hace el pesaje del corazón.
Hay muchas personas a quien quizá no les gusta, desde tal vez algo herido en su interior, que exista un idioma enlazador que una a muchas personas y que contenga la palabra pesaje para expresar lo que hace una balanza cuando pesa, pero quizá ese idioma enlazador, cuando está hablando de lo que sucede en la tienda de ultramarinos mientras determinan la cantidad que te vas a llevar de azúcar o de lo que sea, también misteriosamente establece una unión fonética resonante con el paso a la libertad.
El pesaje podemos relacionarlo fonéticamente con “pesaj”, la pascua, el paso a la libertad, la entrada a la libertad y la salida del inframundo al mundo real.
Evidentemente con 3.000 idiomas podrían suceder otras cosas, pero no ésta.

Anubis hace el pesaje del corazón y sabemos que el pesaje es también la pascua, que a su vez también es la nave de Isis, el paso y el atravesar la muerte hacia la inmortalidad.
Esto está situado sobre una resonancia fonética, pero la persona que lo escuche hoy puede pertenecer a de las muchas etnias enlazadas en ese idioma que habla del pesaj para decir que está determinando el peso de algo.
También de lo que está hablando es del paso a la libertad. Esto que decimos “otro mundo es posible hoy”, es la pascua.

El encargado es Anubis, en el horizonte de este lugar resonante donde se pasa a una nueva vida, y es un perro o cánido.
Este año nos encontramos con esta resonancia donde aparece el mago, que es el sello 14, y en la parte que no se ve se encuentra el 10, porque evolutivamente donde se encuentra el sello 14 se puede situar la onda 14, que es la del Perro, cuando se coloca el Tzolkin en forma de ondas.
La horizontal 14 va a contener la onda 10. Hay algo que se ve, en este caso el 14, y hay algo dentro que no se ve, que es el 10. El horizonte, el lugar del pesaje del corazón o lugar donde se pasa, tiene que ver con el mago.

Todo este año 14, también como un hecho sincrónico o como una de esas retumbantes casualidades –bueno, digo retumbantes pero podría decir resonantes, estruendosas-, está iniciando el acceso al mago 10 (año maya 2015).

Hay un tiempo asociado al reconocimiento que viene de fuera, otro al reconocimiento que viene de dentro y otro a la transcendencia

Hay un tiempo donde las personas necesitan afirmarse.
Hay un tiempo donde las personas y también las sociedades necesitan afirmarse, igual que hay un tiempo en el que el bebé para su expansión necesita que le miren y telepáticamente conectar con la imagen.

Hay un tiempo donde lo importante es “tú eres otro yo”, “yo soy otro tú”, como hay un tiempo donde un recién nacido necesita fusionarse en el juego e interactuar con otras personas. Entonces, que le pongan una barrera y le digan “no juegas” le produce daño y disgusto. Aunque también contiene impulso evolutivo subjetivamente le produce disgusto, hasta que encuentra que su autoexistencia no depende del reconocimiento externo sino interno.

Ahí comienza la nave de Isis o también la Pascua como paso a la libertad.
Muchas personas están ya maduras para ello.
Ciertamente es un momento para recapitular y para reconocerse.

Conectar con el programa interior, o sea reconocer la autoexistencia, también es un paso previo para la sociedad de la estrella. Por eso hay dos o quizá tres momentos cumbre en la experiencia interna. Uno está asociado al reconocimiento que viene de fuera, otro al reconocimiento que viene de dentro, que sería la resonancia, y otro a la transcendencia, donde encontramos al caminante del cielo, la sociedad de la estrella y al quinto castillo como expresión.

La información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética

Sincrónicamente se celebra fiesta a la cruz en las tierras andinas -parece ser que desde hace 3.000 años o más-, y también en el ámbito cristiano -solo que desde hace mucho menos, digamos que menos de 2.000 años-. Sincrónicamente se produce esa consideración especial hacia ese símbolo.

En los Andes, que es donde aparece la mayor cuenca fluvial del mundo y a donde se ha desplazado la kundalini de la tierra desde el Tíbet, como expresión de la kundalini de agua de la tierra, se celebra desde tiempo inmemorial una especial reverencia a la figura de la cruz.

La cruz de los Andes se conoce como cruz chacana, que es una cruz donde aparecen 4 escaleras. En realidad toda cruz es una expresión del 4, ya que siempre tiene 4 brazos, pero también es una expresión del 5 si consideramos que los 4 brazos se unen en el centro, que entonces aparece como un quinto lugar.
Podemos hablar de quinto lugar, quinta fuerza, quinta dimensión, y siempre estaríamos haciendo referencia al 5.
También podemos incluir a la mano como una expresión de 4+1, ya que hay cuatro dedos en una dirección y el pulgar; la dirección de los dedos es horizontal, mientras que la del pulgar es vertical, formando una cruz.
Y también podemos hablar de Tzolkin con sus cuatro castillos que representan a los 4 colores visibles, y al castillo verde, quinto color.

Por eso entendemos que es especialmente relevante esa sincronía entre los pueblos andinos, donde en el tiempo va a ser reconocida la presencia de la kundalini de la emoción o del agua de la tierra, y aquel hecho que va a dar origen al reconocimiento de lo común entre todos los seres humanos, que es lo que en el nivel arquetípico supone el inicio del tiempo común, y cuyo origen se instala en el nivel hijo de aquella cultura primigenia que hace posible internet y la máxima comunicación entre las personas a través de la creación sabia e intercultural de un alfabeto fonético, donde con sus 22 letras también van a estar representados los cromosomas.

Es decir, la información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética.

Esa sincronía aparece como transcendente, ya que la cruz de las 4 escaleras, que en los lugares andinos aparece normalmente en piedras milenarias, en la cultura del tiempo común, es decir del arquetipo humano donde está contenida la semejanza Dios, incluso expresada con total claridad en el salmo 82 donde dicen “dioses sois”, va a aparecer en este caso como hecha de madera, es decir como árbol.
También la cruz expresa siempre una pirámide, que a su vez siempre expresa una escalera.

Cualquiera puede reconocer que el árbol se riega y precisa agua.
En el verano del año 2012, bajaba del cielo, es decir cruzaba la atmósfera, un señor llamado “feliz jardinero de los árboles” –Felix Baumgartner-, hecho que sucedía 520 años después de la aproximación de tres naves donde aparecía en cada una de ellas una cruz en sus velámenes, enlazando así el mundo, las culturas, y haciendo posible la aparición del arquetipo y de lo común.
El feliz jardinero de los árboles, gracias, y su amigo el abuelo tejedor – Joseph Kittinger-, es decir el que maneja el telar, hicieron una señal sincrónica en ese momento en que tantas personas habían sido convocadas a observar, o sea al reconocimiento de los sucesos. Y pasó y está pasando.
Por alguna razón el momento es tan transcendente que aparecen señales enlazadoras que son vistas simultáneamente en todo el mundo en tiempo real, aunque quizá no suficientemente interpretadas.

La cruz chacana y la fiesta de la cruz se celebran el 3 de mayo, donde vemos el 3, que aparecía en las naves, también presente.
También sabemos, porque estamos todavía dentro de la primera luna de la primavera, que en este tiempo también se hace presente una gran nave, que es la de la inmortalidad de Isis, la pascua de la resurrección y la pascua de la libertad. Y también se conmemora en este tiempo el absurdo en que puede vivir el hombre y el dolor gratuito que puede producir, porque estamos en la resonancia del holocausto, que está hablando de una misión, de un voluntariado, de una alineación con el corazón amoroso de la realidad.

Gracias y perdón. Es necesaria la paz, es imprescindible, pero no hay paz sin amor, luego es imprescindible una apertura del corazón a una realidad transcendente, porque todo tiene sentido.
Gracias personas que sostenéis la realidad, dando tiempo al despertar de todos.

Hoy, día de la liberación sanadora asociada al voluntario, tiene una profundidad que enlaza con lo óptimo y con la transcendencia en forma de resurrección

La luna llena de Nisán es traducible como paso a la libertad; se superpone con la nave de Isis, como vida sin fin, similar también en ese sentido al arca de Noé, como vehículo que contiene la vida y es capaz de atravesar el tiempo de la muerte hasta otra resurrección; también es traducida como Pascua de Resurrección, es decir, camino, paso o entrada a la resurrección; y también actualiza como luna roja los contenidos presentes en el Tzolkin, donde la luna es roja y es un salto evolutivo, porque expresa el inicio del castillo verde.
La luna roja contiene un salto dimensional, que traduce los contenidos de la nave de Isis en el paso a la libertad y en el paso a la resurrección.
En el calendario del año común 2014, primer año después del 2012-2013 expresado en código Tzolkin, este día aparece cómo MANO ESPECTRAL, entendiendo que espectral se refiere al tono 11, con un significado de liberación.

La luna de Nisán, nave de Isis, pascua de resurrección, pascua de libertad y luna roja, aparecen asociados a los contenidos de la mano en tono 11 o mano de la tierra.
De forma simple asociamos la onda de la TIERRA con la alineación que expresa el voluntario, que alinea su voluntad con voluntades superiores.
También aparece la MANO, que indica tiempo de sanación, y el tono 11 que expresa liberación o cómo puedo liberarme.
Estos tres componentes, voluntario, liberación y momento sanador, se ven completados por los contenidos que aparecen cuando se presenta el Tzolkin de las ondas, que nosotros consideramos como Tzolkin evolutivo.

Por un lado, en el Tzolkin evolutivo aparece la mano 11 asociada al caminante del cielo 5, de la onda de la luna. Efectivamente vemos que la luna roja está presente en forma evolutiva, anunciando el escenario evolutivo donde se completa el proceso y desvelando qué es lo que está sucediendo en otros niveles.
Hoy es un día que aparece dándole fuerza al propósito del castillo verde, de lo óptimo. Es decir, cuando actúas como voluntario encuentras una liberación sanadora, pero en otros niveles estás reforzando tu despertar en el castillo verde, en lo óptimo y tu atracción de lo óptimo, como caminante del cielo, al conjunto de la sociedad.
El tono 5 del caminante del cielo está expresando dimensiones superiores a través de los guías, que están colaborando. Cada vez que actúas desde la onda de la tierra en el tono 11, esa liberación que sientes refuerzas el propósito de la luna como realización del castillo verde.

Por otro lado, en el Tzolkin evolutivo también aparece este día como águila 9, que precisamente es de la onda de la mano.
El tono 9 es lo que impulsa hacia la transcendencia, que aquí aparece como resurrección en forma de tormenta 13.

Así, el día que encontramos como liberación sanadora asociada al voluntario tiene una profundidad que por un lado te enlaza con el castillo verde, reforzando ese propósito, y por otro lado enlaza con la transcendencia en forma de resurrección.
El acceso a la libertad y el acceso a la resurrección aparecen asociados a esa forma de actuar desde tu inocencia -porque el 11 traduce liberación y también los contenidos del mono, donde el osar es inocente- y son una expresión de la canalización que te hace nuevo.

Cuando actúas desde tu interior sin frenar el impulso, porque estás entregado como voluntario a ello, te encaminas hacia la resurrección y además eso es traducible al ingreso en lo óptimo.

Posiblemente podamos entender en estos contenidos qué es la nave de Isis, traducible al arca de Noé, y qué es el paso a la libertad y el paso a la resurrección.
El paso a la libertad, que es el paso del mar rojo, se complementa con el ingreso en la tierra prometida, donde también las aguas se separan. También es un paso.

El paso que se inicia con la salida hacia la libertad se completa con la entrada en la tierra prometida, la tierra transcendente, donde entendemos que la luna -por eso nos sirve el código Tzolkin como algo que está dirigido a todas las personas-, traduce la tierra transcendente, algo que también es comprensible como la tierra prometida.
Gracias.

Los eclipses son de alguna manera una llamada de atención al despertar

Este mes contiene dos eclipses, siendo los eclipses momentos donde la habitual alternancia sol-luna se ve interrumpida o modificada, apareciendo entonces lo no habitual.
Ante lo no habitual, la persona se despierta en un grado u otro, aunque simplemente sea porque se activan los escáneres elementales de la supervivencia.
Lo habitual te duerme y lo inhabitual te despierta, en forma primaria. Si eres conductor y vas por una vía nueva que desconoces, aumentas tu atención. Incluso si eres peatón viandante y de repente te encuentras en una calle o lugar que no conoces, aumentas tu atención, dándote cuenta de que estás perdido o distraído, a no ser que estés caminando sin rumbo y entonces también vas con atención mirando cosas nuevas.

De modo que los eclipses son de alguna manera una llamada de atención al despertar.
En este tiempo, en que nos encontramos en la primera primavera después de la finalización del año maya 2012-2013 donde se anunciaban grandes cambios, hay dos eclipses, que están situados sobre contenidos fundacionales asociados al ser humano, que se reconoce unido a todos los seres humanos.
En este mes de abril aparecen un eclipse de luna y un eclipse de sol. Eso ya solo a muchas personas les incita a mirar.
El eclipse de luna se superpone sobre una fecha especialmente significada, porque la luna llena de primavera es la luna llena de la libertad y traduce la Pascua. Por debajo, de modo no visible a no ser que investigues y mires más profundamente, se encuentra la nave de Isis, con todos sus contenidos asociados a la inmortalidad y a la resurrección, y como una actualización emergente, es decir hacia fuera de la pascua de la libertad, aparece la pascua de la resurrección.

Con emergente hacia fuera queremos decir que lo que era un hecho vivido en la familia se presenta como algo dirigido a todos los seres humanos, de modo que hay una escalera ascendente donde un ser humano tiene una experiencia personal iluminatoria, es decir se ilumina, y transmite esa iluminación a sus hijos, y sus hijos a sus hijos, y los hijos de los hijos transmiten esa iluminación a sus hijos, y estos a sus hijos. De modo que hay una progresión de la transmisión de esa experiencia, pero mientras sucede dentro de la familia en forma creciente, también aumenta en forma mucho más creciente todo el entorno ajeno que corresponde a la humanidad, y en un determinado momento lo conveniente es la transmisión, no a la familia sino a lo ajeno a la familia. Ese momento es el que da inicio a la Era Común, y ya la Pascua y la nave de Isis no es hacia la libertad sino hacia la resurrección, incluyendo a todos y más exactamente a “todos sin excepción”, o sea a todos-todos.

Para la comprensión del asunto, se produce también la necesidad del desarrollo de la ciencia del alma, entendiendo que psicología es ciencia del psiquis, que es el alma.
En un determinado momento se accede a lo transpersonal, que es traducible en el código Tzolkin al descubrimiento del espejo. El espejo como sello da fuerza al mago, que es quien recibe la información del Tzolkin, y el espejo como onda te lleva al nuevo nacimiento, es decir a la experiencia de la Pascua en sus dos vertientes, ya que estando el amor en el programa del arquetipo humano, solo es libre el ser humano cuando ama.
El ser humano es libre cuando es libre para amar, y el descubrimiento del territorio del amor es el del territorio de la libertad.

A partir de un determinado momento ya no era un valor para el matrimonio el tener hijos para perpetuar la especie o el que fuesen una garantía de seguridad, beneficiosa simplemente porque daba seguridad económica. La mujer, o sea la energía femenina, podía ser sacrificada y transformada en objeto, comprable y vendible, y se podía llegar a pensar que era benéfico incluso santo que un hombre rico sustentase como esposas a varias mujeres, sobre todo porque fuesen pobres, y que era generosidad el que la riqueza usase el matrimonio de la pobreza. Pero la riqueza puede ser generosa con la pobreza sin poseerla, simplemente dándole una parte de su riqueza. Otra cosa se llama abuso de la pobreza, donde para sobrevivir abandona el ser persona para ser cosa.

Cuando se produce un eclipse de luna, que en este caso es total indicando así su grado máximo, es porque la luna llena entra en el territorio de lo que se denomina nodo, que es donde la órbita de la luna se sitúa en la eclíptica u órbita de la tierra, lo cual sucede cada 6 meses, estableciendo así un eje nodal.
Ese eje nodal es el que opone también el verano con el invierno y la primavera con el otoño, y también el que opone la nochebuena con la noche de San Juan, o el cumpleaños del mundo con la Pascua. Es decir, que el eje nodal es algo conocido en muchas tradiciones.

Pero lo que nos interesa es resaltar que el eje nodal se refiere a la limpieza del karma.
En este 2014, en un momento de inicio o fundacional, también sucede una limpieza del karma, porque en el día de la luna llena, Marte, que está retrógrado desde hace tiempo, llega a sus momentos más cercanos a la tierra, siendo Marte el regente del signo astrológico asociado el nuevo nacimiento, Escorpio.
Marte también es regente del inicio de la primavera, porque es el regente de Aries, que también es conocido como Nisán y que a su vez es el propio inicio del zodiaco.

Así, Marte, asociado con la guerra, también conviene asociarlo como INICIO. Inicio como Aries, y nuevo nacimiento, que es nuevo inicio, como Escorpio.
Marte se pone conjunto con la Luna en su viaje retrógrado, mientras que la Luna se dirige precisamente hacia el signo que significa el nuevo nacimiento, que es Escorpio, estando situado el Nodo exactamente donde se unen Escorpio y Libra, que es donde se va a producir esa señal del eclipse total de Luna, indicando hacia donde se dirige la humanidad, que es hacia un nuevo nacimiento.

En el otro extremo, el Sol, desde Aries se está dirigiendo hacia Tauro, hacia el otro extremo nodal que está en la frontera entre Aries y Tauro.
Esa frontera entre Aries y Tauro y entre Escorpio y Libra es donde por un lado está el territorio de Marte, y por otro lado el territorio de Venus, es decir amor-guerra.
Mientras lo que representa la guerra se dirige al territorio del amor, lo que se ilumina por la entrada del sol es también el territorio del amor asociado a Venus como regente de Tauro. El sol ilumina Tauro mientras Marte abandona su territorio para dirigirse a territorio de Venus. Y Isis o la luna llena se sitúa justo en esa frontera.

Lo que se produce tiene recurso al código Tzolkin, porque en ese momento la luna puede ser vista con el color rojo, entendiendo que aquello que se inicia con la luna roja es el castillo verde.
Kármicamente son necesarios muchos trabajos internos en colaboración con la libertad y con la resurrección, porque lo que no te permite ser libre y resucitar son contenidos internos, entendiendo que el amor, que traduce una emoción que te libera y haces bien en escucharla, es un estado de conciencia. De modo que no se ama por emoción en plenitud, sino se ama por acceder evolutivamente a la realidad del amor.

Si solamente amases emotivamente, amarías traduciendo tus gustos o lo que te da satisfacción. Pero el amor en plenitud, es decir desde lo óptimo, no es una recompensa sino una totalidad, una forma de ser y estar, y entonces se produce una alquimia, porque también amas a tu enemigo, es decir a aquella persona que crees momentáneamente que es tu enemigo, y eso traduce evolutivamente el nivel de lo óptimo, porque puedes encontrar como aun siendo enemigo de lo óptimo, lo óptimo siempre te da amor, y eso también es un despertar.

El sol en tauro traduce los valores, que también pueden ser riqueza y dinero, porque pueden ser materiales o espirituales según sea una persona, y se sitúa desde el nodo sur precisamente iluminando qué son los valores y qué es el dinero.
El sol en este momento está en Aries, que es donde se produce el eclipse, pero el Nodo y el caminar del sol es hacia Tauro.
Hay una iluminación de los valores, pero la orientación se marca hacia el otro extremo nodal y lo que significa es volver a nacer.

Hay muchas señales en el cielo, un espejo donde puedes mirarte y encontrar lo óptimo dentro de ti

El símbolo de la paz, conocido como CND y que puede ser también reconocido como el ideograma chino del árbol, apareció por primera vez en público el 4 de abril de 1958, encabezando la marcha de Aldermaston contra la guerra nuclear.

El 4 de abril de 1958 es justamente la primera luna llena de Nisán, o sea la auténtica luna de Pascua, que también podemos reconocer como Nave de Isis. Merece la pena considerarlo.

El 4 de abril de 1958 es un día como otros, donde el sol apareció por el horizonte en unas zonas del globo terrestre y en otras, como todos los días, se estaba ocultando. Sin embargo, ese día sucedía la Pascua, un momento fundacional en el arquetipo humano.
No se trata de un hecho cultural o folclórico -entendiendo por folclore las tradiciones de un pueblo-, ni de algo racial. No sucede en la realidad dimensional donde los días son un día más, sino en la realidad dimensional de la transcendencia, porque en esa luna llena se expande la conciencia del arquetipo humano, cuya concreción va a suceder en cada ser humano particular.

Esa resonancia va a aparecer en el tiempo real hacia atrás en el tiempo, no empezando a celebrarse esa fecha en tal momento, sino en un momento mítico indeterminado que entonces era conocido como la Nave de Isis.
También va a resonar en un momento posterior hoy vigente en todo el mundo, con riesgo de la vida, manifestándose una conexión con dimensiones superiores por encima de los pequeños proyectos personales en las personas que nisanean –gracias nisaneadores, mejor dicho saneadores nisaneadores-, y también con riesgo de la vida para los que vibran en relación a la segunda Pascua, que da origen al tiempo común.
Sin embargo, en la versión de Nave de Isis, no hay ningún riesgo, porque esta versión no es funcional, sino que es simplemente programa para comparar con las otras dos versiones y que así se produzcan cambios internos en la persona al expandir su conciencia.

En 1958, las resonancias de la luna de Nisán, la pascua de resurrección y la nave de Isis habilitaron el símbolo de la paz, que ha acompañado al arquetipo humano en la expansión de la conciencia, en contra de las armas nucleares, en favor de la paz, y en manifestaciones a favor de la mujer y de los derechos civiles, apareciendo en cualquier parte del mundo.
Su creador, que ha demostrado ser un auténtico creativo, también ha demostrado ser una persona absolutamente a favor de todos los seres humanos, de modo desinteresado, porque siendo un artista plástico que conoce el valor de sus diseños, no puso ningún obstáculo a su difusión, donándolo a la humanidad –gracias Holtom-.

En este año se cumple el centenario de su nacimiento, que fue el 20 de enero.
En la fecha del 20 de enero actualmente toman posesión los presidentes de EEUU, entre ellos el primer presidente afroamericano. También esa fecha fue el inicio de la descolonización, firmándose el primer acuerdo para que Estados Unidos se independizase de Inglaterra, conteniendo así una expresión fundacional del tiempo actual.
También es la fecha en que Cristóbal Colón se pone en contacto con los Reyes Católicos, siendo también fundacional, en el sentido de devolver la redondez a la tierra que hasta entonces era un lugar plano.
Y también es una fecha significativa en relación con lo que se llamaba la solución final, que era como el suicidio de la humanidad, ya que pretendía nada menos que acabar justamente con lo que significa la luna de Nisán como acceso a la libertad, que es lo mismo que significa la resurrección y la Nave de Isis.
La solución final era el intento de acabar con Israel, Is-hombre, R-ver/espejo, EL-Dios.

Tampoco parece un día cualquiera si añadimos que el nombre de este creativo generoso es Holtom (hol-tom), donde podemos encontrar a “Tomás el del agujero”, es decir el que mete su mano en el agujero de la lanza.
Tomás es el nombre de ese arquetipo. El que llaman apóstol Tomás es un arquetipo de la persona que comprueba y al comprobar expande su conciencia.
Tomás, en hebreo, arameo y otras lenguas semitas incluida la lengua fenicia o lengua de Canán, contiene las letras Tau y Mem. Pero sucede que la tau con el aleph significa célula, y la mem con el aleph significa madre, de modo que hablar de Tomás es hablar de las células madre, es decir de lo mismo que significa la pascua como acceso a la libertad, la pascua de resurrección como acceso a la inmortalidad y la nave de Isis, que también expresa la inmortalidad y la resurrección. La inmortalidad y la resurrección expresan la plenitud de la libertad.
Tomás y células madre es lo mismo en esa lengua primordial que conecta con el big bang, pero no con un big bang ruidoso y fastidión, sino con el amoroso y pleno.
Tomás en los evangelios es llamado Tomás Dídimo, donde dídimo significa mellizo, de modo que Tomás significa células madre, que son células gemelas, y mellizo significa lo mismo.
Todo eso sucede. Gracias sucesos.

Para las personas que resuenan en el código astrológico, diremos que la luna, o sea Isis, que va a dibujar la gran cruz cardinal brevemente al inicio de este periodo lunar, señalando a Marte su lugar para que sostenga con más duración la gran cruz cardinal, y que después va a dibujar el triángulo de agua, es decir el triángulo del amor como propuesta, se va a dirigir al final del periodo, pero antes de la siguiente luna llena de Tauro, a una posición en la que va a hacer aparecer la estrella de David el día 9 de mayo.
El Sol en Tauro, la Luna en Virgo y Plutón en Capricornio van a dibujar el triángulo de la tierra, mientras que va a aparecer con claridad también el triángulo del agua, con Quirón en Piscis, Saturno en Escorpio y Júpiter en Cáncer.
De modo que sobre la gran cruz se va a formar la estrella de David, que es la representación en el código ayurveda del chakra corazón, ahora con la colaboración no sólo de la luna sino también del sol, que ha entrado a formar parte de este comunicado, configurando el día 29 de abril un eclipse anular.

Hay muchas señales en el cielo, un espejo donde puedes mirarte y encontrar lo óptimo dentro de ti.

Ta-am, células madre, resuena con Te Amo.
Perdón, gracias, Ta Am.