Serpiente 6 y Sol 13

La luz no se pelea ni tiene fronteras

El idioma no pertenece a nadie. El idioma iguala a muchas personas, permitiendo reforzar los lazos.

Uno de los valores que tiene la serpiente es Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.

Parte del trabajo espiritual es reconocer dónde has actuado en favor del ego y no del amor, como en las historias de Quetzalcóatl, Hércules…  Está hablando de cómo salir del error, porque cuando estás en el error no estás a favor de la vida.

La noche es el comienzo de las formas. La semilla expande la tierra. En la semilla hay forma pero también quietud. En la serpiente, el 5, comienza el movimiento. En el 5, asociado a quinta dimensión, se está ampliando la realidad, saliendo de lo conocido (onda 5 c.cielo).

Saber quién eres es el antídoto de cualquier enfermedad vírica. Cualquier distorsión, cuando tú recuperas tu centro, se equilibra.
Igual sucede con un mal de ojo, que no es compatible con estar en tu centro. Por eso es importante el trabajo interior, y de reconocer los errores frente al amor.
(extracto del directo)

Respuesta: Gracias Amiga

Compartimos por si es de interés la respuesta a una amiga sobre el comentario al vídeo “gracias amigos”:

Si, tienes razón Amiga.

Parece que el domingo cuarto de Cuaresma va antes del lunes cuarto de Cuaresma y no después del sábado cuarto de Cuaresma. Después del sábado cuarto parece que va el domingo quinto.

De alguna manera eso demuestra que soy persona libre, no dentro de una organización; alguien mirando en muchas direcciones. Gracias.

La propuesta-pregunta es fácil de responder por la evidente sincronía que muestra.

Terminar el Tzolkin es como resucitar. Completar el trayecto es como salir del sueño. El cementerio es como un dormitorio. Salir de la tumba es salir de una dimensión para entrar en otra.

Por eso es interesante ver cómo este Evangelio, esta Noticia del domingo quinto, continúa la Noticia del domingo cuarto, que interpretábamos como dialogo con dimensiones superiores, y cómo es necesario que haya “cosas malas” para poder reconocer las “cosas buenas”, es decir, discernir libremente, por tu propia experiencia.

En el Evangelio cuarto decía en relación a la pregunta “¿por qué está ciego?, ¿ha pecado él o sus padres?”, y la respuesta era que no se trataba de pecado, sino de iluminación: “no es por pecado. Es para que VEÁIS”. Es para que tú tengas una experiencia personal y tú decidas.

Aquí, en este quinto evangelio dice algo así como “ha muerto para que veáis la resurrección. Está muerto y huele a muerto, para que os deshagáis de la creencia y entonces búsqueda de la muerte y creáis, veáis la resurrección, la vida sin muerte y entonces busquéis la vida”.

Es importante resaltar algo que nosotros encontramos personalmente como experiencia. Cuando cometes un error, cuando hablando dices algo incorrecto, muchas veces es porque hay algo mucho más correcto, mucho más esclarecedor de lo que estabas diciendo. En este caso, este segundo evangelio es mucho más sincrónico. Y al ahondar en ello encontramos una información mayor acerca de lo que significa el sol cósmico, y es que el sol cósmico es salir de algo para entrar en otro algo mucho mejor, entendiendo que decimos “mejor” porque sales de la estrechez, que además huele mal, a la luz.

También parece que la intervención de esta amiga nos resalta cómo hay un camino que te lleva del lunes (luna) al domingo (sol). Hay un camino que te lleva a la iluminación, pero la iluminación no es el final del camino; es el inicio de otro camino, y es lo que denominamos sexto sol. De hecho, el sol 13 está unido en esencia con el dragón 1.

Entonces, el Tzolkin te lleva a la iluminación del Sol 13, pero te abre la puerta a una dimensión nueva (sexto sol) donde la base está en la solidaridad, siendo la solidaridad la esencia de la luz, es decir, luz cumpliendo una misión. Entonces, el sexto sol es cuando tú estás cumpliendo la misión de la luz. No la estás buscando. La estás viviendo.

Gracias amiga. Gracias amigos. Gracias amigas. Gracias.

Kin 29 marzo 2020: Estamos cerrando un ciclo de forma trascendente, preparándonos para la nueva etapa

29 marzo 2020. SOL Cósmico 13. Onda de la Estrella. Sol 13 y Sol 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 7 Águila

En este día terminamos una vuelta al Tzolkin, cerrando un ciclo de forma luminosa y trascendente (sol 13), preparándonos para la nueva etapa.

Desde el quinto castillo podemos volver al primer castillo o seguir avanzando, como si de un salto evolutivo se tratase, al sexto castillo o sexto sol. Podemos repetir o avanzar.

Vayamos cerrando el pasado para poder centrarnos en el momento actual, dedicando atención y plena conciencia a lo que va sucediendo. Todo tiene un sentido.

Gracias. Bendiciones.

Kin 12 julio 2019: Estamos en el último día del Tzolkin, cerrando un ciclo y simultáneamente acercándonos al comienzo de otro ciclo

12 julio 2019. SOL Cósmico 13. Onda de la Estrella. Sol 13 y Sol 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Mago.

Estamos en el último día del Tzolkin, cerrando un ciclo y simultáneamente acercándonos al comienzo de otro ciclo. También, en este tiempo entre eclipses, nos acercamos al final del año maya, que es el final de un periodo de 13 años de ondas rojas.

Es por lo tanto un momento trascendente y único. Las experiencias disponibles en estos momentos no se volverán a repetir, al menos no de esta forma. Ahora, justo en este momento, podemos acceder a energías intensas, luminosas y elevadas. Quizá nos remuevan (tormenta, sello de ayer), pero servirán para atraer la luz a nuestra vida (sello sol), a nuestro día a día, a nuestro cuerpo y entorno.

En este presente es cuando el salto cuántico es posible, cuando en vez de repetir, volviendo al primer castillo, se puede acceder al sexto castillo, asociado al sexto sol. De esta manera, el sol 13 continuaría con el dragón 1, pero en otro nivel, con otra energía.

Estemos atentos, receptivos, con la conciencia expandida.

Gracias. Bendiciones.

¿Qué une al sol, que es la luz, con la energía del mago?

¿Qué une al sol, que es la luz, con la energía del mago?
¿Qué une la energía de la luz como trascendencia, es decir como finalización de un proceso, con la energía del mago, pero asociando al mago con una puerta?

Encontrar que la vida no es obligatoria, sino libre. Encontrar que tú siempre puedes abrir una puerta y que aquellas personas que abren una puerta puedes considerarlos como magos, porque mágicamente te introducen en otra realidad.

En el mundo dual, que es el mundo en que vivimos, hay unos sabios mayas que consideran que estamos en el sol 13, sol cósmico, que es el sol trascendente. Y otros en este mundo dual -por cierto, bendita sea la dualidad, bendita sea la posibilidad de elegir- dicen que hoy es mago rítmico, mago 6, siendo el 6 la ubicación de las puertas. Entonces, podemos hablar del mago que sabe abrir puertas.
La pregunta es ¿qué relación hay entre la luz como algo trascendente, la iluminación como un momento trascendente y la habilidad del mago para abrir puertas?
Esto nos sitúa en el presente, porque en este aquí y ahora que sucede ahora, en cualquier momento del ahora y en cualquier lugar del aquí terrestre, este momento está definido con esos términos: sol 13, final del Tzolkin, y mago 6.
Finalizar el Tzolkin es haber despertado en ti aquel mago que abre las puertas. Abrir las puertas es necesario porque si no, es que estás preso. Si tus puertas están cerradas, estás encerrado. Hoy el Tzolkin te lleva a encontrar esa luz trascendente que abre las puertas, que te hace libre.

25 octubre 2018: Es el momento de honrar a los que nos han precedido y cosechar los frutos que ellos sembraron

25 octubre 2018. SOL Cósmico 13. Onda de la estrella. Sol 13 y Sol 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Mago.

Nos encontramos en un momento trascendente, cerrando un ciclo y ya comenzando otro. Pero este nuevo ciclo puede ser diferente a otros si arrancamos desde esa trascendencia. El final se convierte así en principio, con todos los aprendizajes, experiencias y sabiduría acumulados. Nos quedan cosas pendientes, sí, pero también tenemos a nuestra disposición muchas herramientas y ayudas.

Y si lo vemos desde la perspectiva de la tierra-gaia, ahora mismo está disponible toda la sabiduría acumulada por generaciones y generaciones de seres humanos en sus vivencias y por los grandes maestros que nos han ido marcando el camino.
Es el momento de honrar a los que nos han precedido y cosechar los frutos que ellos sembraron.

Gracias. Bendiciones.

7 febrero 2018: Lo nuevo está accesible, si abandonamos la pereza, la inercia y la comodidad

7 febrero 2018. SOL CÓSMICO 13. Onda de la Estrella. Sol 13 y Sol 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Mago

Terminamos en este día el Tzolkin, pero al tratarse de una secuencia, estamos simultáneamente empezando un nuevo Tzolkin (Sol 13 y Dragón 1 son ocultos entre sí), con otros 260 días de una nueva oportunidad. Quizá vayamos a repetir un ciclo, pero también tenemos la oportunidad de empezar algo diferente, situándonos en otro nivel de conciencia, percibiendo y viviendo así una realidad más plena.

Es momento de trascendencia y de iluminación. Hay nitidez en el camino y si hace falta podemos pedir más luz para apreciarlo. No nos dejemos llevar por la pereza, la inercia y la comodidad. Lo nuevo está accesible, si estamos dispuestos.

¿Cuál es nuestro deseo personal para este nuevo periodo?
Un ejemplo, ya que la abundancia está presente, sería pedir la conexión con la esencia espiritual, y desarrollar y materializar en la tierra el programa de dimensiones superiores que reside de forma específica en cada persona.

Gracias. Bendiciones.

23 mayo 2017: La luz ilumina nuestras vidas y entorno, integrando las sombras y permitiendo expandir nuestra conciencia

23 mayo 2017. SOL CÓSMICO 13. Onda encantada de la estrella. Sol 13 y Sol 13 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 6 Ix.

Este es un día de transcendencia, donde estamos culminando el ciclo actual de 260 días que es el Tzolkin. Nos encontramos, si así ponemos la intención, en un día de iluminación a nivel individual (sello sol) pero también a nivel colectivo (onda estrella).
Es un momento para colocar todo lo vivido, asimilando e integrando (color amarillo), preparándonos para entrar no ya en otro Tzolkin más, repitiendo experiencias, sino para comenzar desde un nivel de transcendencia entrando en el simbólico castillo 6.

De esta manera podemos revisar lo sucedido en estos 260 días a nivel evolutivo: ¿en qué momentos hemos “sufrido”?, ¿hemos encontrado un sentido a lo sucedido?, ¿cuándo hemos faltado al amor?, ¿cuándo no nos hemos sentido libres?, ¿cuál es la actitud que más daño nos ha hecho?
Pero también podríamos centrarnos en una pregunta del tipo ¿nos hemos amado estos 260 días lo suficiente? No seamos demasiado exigentes con nosotros mismos. Mantengamos un respeto hacia nosotros y hacia los demás.

En cualquier caso, es posible enviar energía a esos momentos, para sanar y desbloquear, como una forma de recapitular y prepararnos para cerrar y comenzar mañana el siguiente ciclo de 260 días.

La luz ilumina nuestras vidas y entorno, integrando las sombras y permitiendo expandir nuestra conciencia.
Gracias. Bendiciones.