Todas las vivencias son actualmente transcendentes. Por eso es aconsejable que sean tratadas transcendentemente, es decir desde el alma

Desde el año 2012 ha ocurrido un cambio dimensional. Ya la película “el sexto sentido” nos informaba de cómo los cambios dimensionales no siempre son percibidos inmediatamente, y al mismo tiempo tampoco sucede nada aparentemente, sino que todo sigue siendo lo mismo pero con algunas rarezas y singularidades.

Pero todos los acontecimientos son actualmente transcendentes. Todos los acontecimientos y todas las vivencias. Por eso todas las vivencias, debido a su transcendencia comunicadora, pueden ser y es aconsejable que sean tratadas transcendentemente, es decir desde el alma.

Gabriel García Márquez nace asociado a la luna y a lo verde, a cómo colaborar para que lo verde sea para todos, y transciende en un momento en que la luna es justamente transcendente, haciendo transcendente a la tierra

La luna es el sello 9, pero también es la onda 17 y el inicio del castillo verde. Por eso podemos relacionar la luna con lo verde, o sea lo óptimo.

El señor García Márquez nace el 6 de marzo de 1927, en un año luna 12, donde justamente el tono 12 traduce al espejo.
El tono 12 traduce cómo puedo colaborar con todo lo existente y la luna 12 está en el mismo centro del telar, asociada al humano 2. Claro, no vamos a quitarle su lugar central por el simple hecho de que el perro 13 o el mono 1 estén más en el centro, ya que no vamos ni a sacar el metro ni a recurrir a los abogados ni a los jueces, sobre todo porque la consecuencia de colaborar con todo lo existente en el centro del espejo es actualizar, o sea hacer real y actual el amor incondicional que expresa el perro 13.
De modo que el uno es el otro, pero tú no puedes situarte como actualizador del amor incondicional si no te mueves libremente y movilizas todos tus recursos con la intención de colaborar con todo lo existente.

La luna 12 es el año en que nace el señor García Márquez, de modo que él es como una expresión de ese año. Pero resulta que el día que él fallece, es decir que pasa a mejores, es un día 17 según el año común y luna 13 Tzolkin.
Es un momento muy puntual donde la vibración es transcendente desde los contenidos que expresa la luna. Por un lado es el agua, pero concretamente este día lo que expresa es la transcendencia de la tierra, es decir algo que une el 17 sello de la tierra con el 17 onda de la luna y todo ello en un día sincrónicamente también 17.
Es decir la luna 13 traduce cómo la tierra es un lugar transcendente, precisamente porque da nacimiento en las ondas al amor incondicional expresado por el perro, que es la siguiente onda.

Así, el señor Gabriel García Márquez nace asociado a la luna y a lo verde, a cómo colaborar para que lo verde sea para todos, y transciende en un momento en que la luna es justamente transcendente, haciendo transcendente a la tierra.
Pero al mismo tiempo, el día en que él nace, que según el código que manejamos como Tzolkin marcaría su misión, es exactamente humano 1, lo cual muestra su propósito en relación con la libertad y los pensamientos elevados.
El humano 1 significa que su oculto es luna 13, justamente como el día de su fallecimiento.

El día de su fallecimiento, luna 13, ha sucedido muchas veces, pero el que él ha elegido es el día en que comienza la apertura del acceso a la vida eterna para los humanos, asociado a los humanos unidos, es decir los humanos que encuentran lo que les une, que es un poco lo que expresa la Era Común.
El día luna 13 que Gabriel García Márquez elige para transcender es cuando Jesús se reúne con sus discípulos para cenar, lavándoles previamente los pies, siendo un arquetipo para las personas, porque realmente lo que está sucediendo es la apertura de una puerta para que toda la humanidad, pero toda-toda-toda, pasada-presente-y-futura, acceda a lo óptimo.

La luna 13 está guiada por el Caminante del Cielo 13, es decir lo que expresa el dragón como solidaridad, energía acogedora, iniciadora, energía femenina, pero en forma transcendente.

En la descripción a través del psicrono del banco de datos de las energías del alma, encontramos al caminante del cielo 4, es decir, representante de lo que podemos denominar como energía áurea o energía de lo óptimo, precisamente porque expresa el amor incondicional, exactamente “cómo realizar el amor incondicional”, ya que el tono 4 del caminante del cielo responde al cómo de la onda del perro.
El oculto de su psicrono es la estrella 10.
También el caminante del cielo 4 expresa algo de la luna, porque su guía es la luna 4.

Sí, gracias humano 1, luna 13, caminante del cielo 4, estrella 10, gracias 17.