La forma en que traduces las vivencias

La forma en que traduces las vivencias en una realidad material no es la misma en que traduces esas mismas vivencias en una realidad espiritual.
Las vivencias son las mismas, en el sentido de que las energías que mueven, que provocan y dan soporte a esas vivencias son los mismas, pero lo que es diferente es la traducción.
Cuando estás en una dimensión material, la forma en que traduces lo que sucede es totalmente diferente de cómo traduces lo que sucede cuando tu conciencia se ha expandido y está en una dimensión espiritual.

Cuando estás viviendo en una dimensión material todo lo que sucede es causado por fuerzas enemigas, mala suerte y buena suerte, o poder personal, mientras que cuando te sitúas a través de la expansión de tu conciencia, entonces aquello que decías que eran acciones enemigas, la acción de la gente que te envidia, te odia o que simplemente te ignora, o sea no te reconoce y quiere lo tuyo, esa energía no la atribuyes a fuerzas enemigas, sino a fuerzas extremadamente maravillosas, que te mueven y te empujan de tu sitio porque quieren que te despiertes.

Aquello que en una dimensión parecen fuerzas enemigas se transforman en fuerzas maravillosas, precisamente para que accedas a la maravilla. Por eso, alguna tradición maravillosa dice “ama a tu enemigo”.

Todas las vivencias son transcendentes

TODAS LAS VIVENCIAS SON TRANSCENDENTES (El poder del agua. El poder de la emoción)

Desde el año 2012 está ocurriendo un cambio dimensional. Ya la película “el sexto sentido” nos informaba de cómo los cambios dimensionales no siempre son percibidos inmediatamente. Al mismo tiempo tampoco sucede nada aparentemente, sino que todo sigue siendo lo mismo, pero con algunas rarezas y singularidades.
Todos los acontecimientos y todas las vivencias son actualmente transcendentes. Por eso es aconsejable que todas las vivencias sean tratadas transcendentemente, es decir desde el alma.

EL PODER DEL AGUA. EL PODER DE LA EMOCIÓN

Quizá creemos que estamos hablando de emociones y de lo que estamos hablando en realidad es de vivencias.

camino small
Quizá creemos que estamos hablando de emociones y de lo que estamos hablando en realidad es de vivencias.
Quizá pensamos que las emociones son el resultado de la química del cuerpo y que la serotonina o la dopamina te producen bienestar o felicidad, y que la adrenalina, como química orgánica te dispara actitudes de ataque o huida, de modo que la química que produce el cuerpo favorece estados de ánimo.

Pero quizá de lo que estamos hablando es de la respuesta a las vivencias, es decir, a hechos que suceden en presente. Ese es el territorio de las vivencias experienciales, y según sea la actitud con la que entras en presente en esa vivencia experiencial, tu cuerpo va a producir esa reacción química.

¿Es la emoción la que se asocia con la respuesta química o es la actitud la que despierta esa cascada hormonal?
Porque si es la actitud, se trata de un trabajo espiritual, pero si la respuesta química es la que despierta un estado emocional, entonces pudiera ser que se arreglase con cuatro complementos alimenticios, que si un poquito de litio, un poquito de melatonina, el complejo de la vitamina b o un poco cinc.

Si es la actitud, entonces el asunto es de conciencia. El intercambio, la oxidación-reducción que sucede en presente, puede traducir la conciencia. Si hay que producir melatonina, la produce, porque el viaje de las partículas subatómicas es hacia el oro y el platino, es decir hacia la supernova.
Y, por cierto, se lo conoce bien.

FAMILIA PORTAL (luna, mago, tormenta y semilla) – SANAR LAS VIVENCIAS

familia_portal_new
FAMILIA PORTAL (luna, mago, tormenta y semilla) – SANAR LAS VIVENCIAS
Esta familia sana el momento. Expresa el tiempo y soporta las vivencias, que son oportunidades.
En esta familia está la TORMENTA, asociada al renacer. Es la parte matriz de Dios que te vuelve a gestar. En la tormenta hay un renacer, reinventarte y reconstruir tus vivencias.
Como primer elemento (color rojo) está la LUNA, que es la parte cuerpo y tiene luz, pero como espejo, porque no se apropia de la luz. Está trayendo luz a la oscuridad, que es una forma de iniciar el renacer; cuando te toca la luz empiezas a renacer.
La luna favorece el renacer y al mismo tiempo marca un camino direccional hacia la luz.

El MAGO actúa respecto a la sabiduría de la misma manera que la luna respecto a la luz. No se apropia de la sabiduría, solamente la refleja, distribuye y permite aflorar en medio de la confusión, marcando un camino. El mago sigue un camino y marca un camino. Con su actitud demuestra y muestra.
La demostración del mago de paciencia y claridad atrae la atención, no por su marketing, por su escenificación o por su apariencia, sino por su propia vibración, que está expresando la emanación de Dios.
En la onda del mago la tierra es el tono 4 o el “cómo”. El mago actúa como un voluntario, estando su actitud abierta a la sabiduría, pero sin apropiarse de ella. Esa apertura es como limpiar un cristal o un espejo, y permite llevar la luz.

Luego está la SEMILLA, que contiene los programas. Es un potencial que solo necesita que haya buena tierra y buena disposición. Es un voluntario para crecer.
La actitud del mago, de reflejar la sabiduría, es exactamente lo mismo. Es como un símil, al igual que la resurrección. La semilla representa el programa limpio, formateado y auténtico, y el renacimiento de ese programa es la eliminación de los obstáculos. Por eso hay una liberación de hechizos que impiden el programa.
La semilla expresa “se tu”, sin esfuerzo, simplemente permitiendo al programa ser.

Todas las vivencias son actualmente transcendentes. Por eso es aconsejable que sean tratadas transcendentemente, es decir desde el alma

Desde el año 2012 ha ocurrido un cambio dimensional. Ya la película “el sexto sentido” nos informaba de cómo los cambios dimensionales no siempre son percibidos inmediatamente, y al mismo tiempo tampoco sucede nada aparentemente, sino que todo sigue siendo lo mismo pero con algunas rarezas y singularidades.

Pero todos los acontecimientos son actualmente transcendentes. Todos los acontecimientos y todas las vivencias. Por eso todas las vivencias, debido a su transcendencia comunicadora, pueden ser y es aconsejable que sean tratadas transcendentemente, es decir desde el alma.