El árbol, dentro del código Tzolkin corresponde a la semilla, al programa: hay un programa, hazlo, ponlo en marcha

Isis y just do it
Miramos el árbol, que es Isis dándole nutrición con su pecho al faraón y nos damos cuenta de que está hecho con uves. Todo el dibujo son uves, y, sinceramente, nos parece maravilloso hacer un árbol todo con uves. Bueno, claro que hoy en día podríamos decir que también se trata del símbolo de Nike, “hazlo, simplemente hazlo”.
También nos parece curioso expresar que la realidad viva, que sería amorosa como Isis, resucitante como Isis y fértil como Isis, está compuesta por uves, o contratada por Nike o quizá por la creadora de la empresa, no sabría decir exactamente. Pero, bueno, parece que el logo está ahí presente.
Hazlo.

El árbol, dentro del código Tzolkin corresponde a la semilla, al programa: hay un programa, hazlo, ponlo en marcha. Nos parece interesante.
Quizá no sea científico, que parece ser algo que determinan determinadas revistas, pero, bueno, podemos comprar otras revistas y no esas.
Encontrar que hay un programa y que puedes ponerlo en marcha, parece interesante.

Sobre todo teniendo en cuenta que la V también diseña un 3, al estar formada por tres puntos. Una línea de la V une los puntos A ó 1 y B ó 2, y la otra línea iría de B o 2 a C o 3. Así, la línea A-B estaría formando un ángulo con la B-C y, claro, estamos hablando de un 3.
Es el tiempo de la navidad, que es un tiempo de la magia, de los Reyes Magos y del 3. Nos parece interesante como sugerencia. Quizá no sea científica ni seria, pero no nos preocupa demasiado.
Si citamos el término científico y el término serio es porque nos parece un poco aburrido; no es solamente por interactuar, pero bueno, el asunto es que la realidad parece estar formada por “just do it”, por uves pero también por 3.
Quizá los Reyes Magos (ser un rey, ser un mago), sea algo accesible al “hazlo”. No está mal para construir un mundo maravilloso. Hazlo. Gracias.

Sí, se pueden hacer árboles con uves, es maravilloso, no solamente con redondelitos.
El pecho también es una V; la ubre también es una uve, claro, solamente tienes que quitarle una r.
El dibujo de Isis es francamente antiguo, una auténtica antigüedad aunque no esté a la venta. Además, por alguna razón quiere que lo veas, quiere que lo veas, quiere que lo veas.
También, hay un brazo en forma de uve. La mano o el brazo también es una uve. La mano, tu mano, la mano de los huicholes, del venado azul también es una uve, “just do it”.

Las pirámides también son 3 puntos. En cada cara hay dos puntos en tierra y un punto arriba. Podemos decir que es una superficie triangular, pero también que es una línea quebrada que va en una dirección y luego en otra. Hay dos líneas en el aire y una en la tierra, que es diferente, como en la V; dos líneas visibles y otra que une los otros dos extremos, visible con los ojos de la imaginación, aunque no esté dibujada en este nivel de la realidad.
Estamos entrando en el terreno de la sabiduría de las pirámides, que alguna sabiduría tiene, debe o puede tener.

Si te fijas en el árbol, que es Isis, el árbol del “just do it” y el programa de “puedes hacerlo si quieres”, vemos la ubre o pecho en una esquina de la mano, y el hombro, que es el origen del brazo, en otra esquina.
En el centro vemos dos líneas paralelas, que es el tronco del árbol.
Podemos asegurar que esto está en el Tzolkin: dos líneas paralelas que denominamos columnas de hércules y una V que es una línea de portales.
El Tzolkin tiene esta V y otra en espejo. La primera V une al dragón 1 con el dragón 7, y la segunda V en espejo une al sol 7 con el sol 13.

La V donde está la ubre o el pecho parte del dragón 1, al que se le atribuye nutrir y energía maternal. Todos los contenidos del dragón se superponen con el pecho de Isis en ese rumbo de portales. Y el origen del brazo está sobre el dragón 7 de la onda del águila.
El dragón cuando adopta la forma 7 es el dragón 7, y sabemos que el inventor del 7 es la mano.
Casual o sincrónicamente vemos que los contenidos del 7 le coinciden perfectamente.
Vemos las dos paralelas que forman el árbol y esa V, que sale del dragón 7 o dragón mano (canalizar, sanar y hacer), y que llega al pecho en el dragón 1 del nutrir.
Y en espejo, eso mismo se traduce en el sello del sol, pero más allá del espejo.

Estamos hablando de algo que ha creado este dibujo viajando a través de los milenios, que es la misma sociedad que ha dejado también otro dibujo o escultura que son las pirámides, con superficies triangulares.

El dragón 7 pertenece a la onda del águila, que es una visión, por lo que podemos decir que estamos viendo la mano del dragón. La mano procede de un ver, el ver del águila; es la mano del que ve la sociedad de la estrella.
En este árbol está Isis, corresponde al programa y está abierto a cualquier persona desde el hacer, “just do it”; este árbol del “just do it” corresponde a una realidad amorosa, resucitadora y fértil, y está expresando cómo todo esto sucede desde la energía femenina y la solidaridad, esa energía empática y solidaria. Hay un árbol, una realidad y un programa dispuesto para rellenarlo de sentido desde el hacer de la solidaridad, desde el hacer del dragón, desde el hacer.
En espejo también hay todo un árbol dentro de la tierra y de lo que no se ve. A través de la compactación de la luz que adopta una forma para cumplir una visión no vemos el interior, pero lo que nos traduce el Tzolkin y nosotros conocemos, es que las raíces del árbol son la figura en espejo de sus ramas.

La V en espejo une al sol 7 de la onda del mago con el sol 13 de la onda de la estrella. Vemos que también hay un 7. El equivalente al dragón es el sol, la iluminación. Hay una realidad de la iluminación, es decir, todo lo que haces desde la solidaridad, el “just do it” desde la solidaridad, es traducido en algo que no vemos que es luz, y tiene también una mano, un tono 7 que nace en la onda del mago.
El mago tiene una mano o brazo de Isis, un hacer de Isis, que proviene del sol 7, que va a conectar en forma de V con el sol 13, con la transcendencia como equivalente a lo que sucede en la visión.
Estamos hablando en un terreno espiritual. La luz es el resultado de la solidaridad.

En el centro, en las dos líneas paralelas, están la columna resonante y el tronco del árbol. En ese lugar, en la inflexión del brazo está el vértice de la V, ocupado por el sello de la mano en la columna central, y en espejo, en la parte que corresponde al sol, está el mago.
La mano 10 o mano perfecta es el vértice o codo de esa mano de Isis que está dando el pecho. Y por otro lado, en el oculto, el mago 4, la acción como mago o el actuar como mago es el codo de Isis cuando es luz, en esa realidad que representa Isis en lo que no se ve.

El equivalente de la realidad de Isis en lo que no se ve es Neftis. Isis está en la parte que vemos y Neftis en lo que no vemos, pero son dos manifestaciones de algo que denominamos energía femenina; una es la energía femenina en lo que se ve y otra en lo que no se ve. Eso es el mago, que tiene un cierto nivel de acción en lo que no se ve.

En esa columna central 7, el tono 7 de la columna 7 es el programa, la semilla, y sus raíces la tierra. La semilla y la tierra son los tonos 7 que aparecen en la columna 7. Hay un programa y un voluntario que son resonantes cuando son canalizados y no son filtrados por el ego. Entonces aparece el programa y lo que hay detrás del programa es el voluntario, que está alineado con el corazón del cielo, con la vida; el voluntario como alineación.

No entres en el aislamiento, no estás castigado. Entra en la comunicación, porque dentro de ti hay una forma amorosa que viene de más allá

Una de las características del agua es la adherencia. El agua por capilaridad impregna, se mete dentro de las sustancias y de los cuerpos. La parte porosa de los cuerpos se llena de agua, porque esa capacidad que expresa es relacional; desciende y luego se mueve en este nivel relacional, horizontalmente.
El agua ocupa siempre un horizonte, por eso corresponde al espejo y en el Tzolkin aparece en la X que forman los 4 rumbos. El agua cuando cae se mueve en las 4 direcciones, o en las 40.000 direcciones, porque se mueve en todas las direcciones.
El agua forma parte de la realidad del espejo. Por eso es blanca, y lo blanco en el Tzolkin está expresando este mundo emocional, que es también ascendente y descendente, es decir que comunica con dimensiones superiores, pero cuya vocación es horizontal y de comunicación.

Por eso es importante considerar la imagen de Isis convertida en un árbol, con pechos con leche con los que está nutriendo. La leche es blanca y la emoción se asocia también con el blanco. Toda emoción es nutridora y en el cuerpo humano el pecho está en la horizontal. Si saliese un chorro iría en horizontal para acabar siendo descendente. En la vertical del cuerpo, el pecho está en la horizontal.

Por eso la visión gráfica corresponde a aquello que se mueve en las cuatro direcciones, que es nutritivo. La vocación del agua es de comunicación, porque la comunicación siempre es de amor.
La incomunicación y el aislamiento son todo lo contrario; es el castigo.
No entres en el aislamiento, no estás castigado. Entra en la comunicación, porque dentro de ti hay una forma amorosa que viene de más allá de las formas, más allá de la luz, más allá de todo; dentro de ti hay algo que viene de más allá de lo que puedas imaginar, en las cuatro direcciones.
Sí, gracias.

La comunicación precisa ser siempre emocional

Templo Debod-Templo de Isis 1 small
El color blanco del viento en la familia central (viento, mano, humano y tierra), que representa a Isis, tiene gran importancia.
En esa familia tenemos al HUMANO como expresión de libertad y pensamientos elevados, como una forma de expansión por su color amarillo; a la TIERRA en el rojo, como la creación de una realidad como cuerpo visible, que parte de la actitud del voluntario; y tenemos los contenidos de sanación de la MANO, gracias a los hermanos huicholes, del reconocimiento a las faltas al amor.

Todo eso es muy importante, pero el VIENTO blanco significa que la comunicación, para acceder a todas esas posibilidades de voluntario, libertad y sanación, precisa ser siempre emocional, que conectes con la fuerza emocional en tu comunicación.
Porque si la emoción no es el amor, seguirás dejando inactivo los contenidos azules de la mano, que indica una vivencia a través del reconocimiento de la falta de amor, no serás libre y tampoco serás voluntario.
El contenido blanco asociado a la comunicación es imprescindible en este nivel.

El nivel de Isis es la cuarta dimensión, como paso previo al salto a la quinta dimensión, a lo oculto y al velo.
Isis es la cuarta dimensión, y desvelar el velo de Isis es acceder a la quinta dimensión. Una de las pautas es encontrar la emoción en todos los momentos en que estás comunicándote.
Es algo fundamental. Es una alquimia.

Los valores que dan sentido a tu realidad deben ser comprobados, porque si no, son suposiciones y no te llevan al 5

NEFTIS simboliza la oscuridad, la parte invisible y la muerte, pero todo esto está significado utilizando una imagen de mujer, o sea una imagen femenina.
Resaltamos que se trata de una imagen femenina solamente para significa oposición, lo opuesto a lo masculino, y no oposición como término que quiera decir lucha.
En un universo dual algo sería femenino y algo masculino, y Neftis estaría en lo femenino.

Contiene un significado de oscuridad, parte invisible, noche y muerte, y a esto se le da un valor de Dios/Diosa. Sin embargo, quizá se le de este nombre pero su significado no sería el mismo si contemplamos la posibilidad de un Dios tal y como está constituido como concepto en religiones monoteístas.
Esto explicaría fuerzas quizá transcendentes de dimensiones superiores, lo cual puede significar la divinidad pero en un sentido diferente.

ISIS también es una forma femenina de estas fuerzas de dimensiones superiores y se la considera como Diosa de la maternidad y del nacimiento. Es como una fuerza fecundadora de la naturaleza. Se la denominaba gran maga o gran diosa madre.

Las dos son mujeres y estarían, en esa división de la realidad del mundo entre lo masculino y lo femenino, en la parte de lo femenino, solamente que una sería la parte oscura y en la muerte, y otra sería de alguna forma lo contrario, ya que la fuerza fecundadora de la naturaleza solo puede significar fuerza vital y la fuerza de la maternidad solo puede significar la vida que se reproduce permanentemente.
Entonces, una es en femenino la imagen de la oscuridad y la muerte, y otra es desde lo femenino la representación de la vida y la reproducción, que también podemos considerar como la luz, y entonces sería como la luz en la oscuridad.

Por otro lado, representando la parte masculina también hay dos elementos, dos dioses. Uno sería SETH, a quien se considera dios del desierto y es como una fuerza, y el otro sería OSIRIS, dios de la agricultura.
No hay que entender masculino y femenino como hombre y mujer, sino como la parte A y la parte B o como la parte azul y la parte roja, ya que es una explicación dual de la realidad.

Seth es la deidad de la fuerza bruta, lo incontenible y lo tumultuoso, y Osiris sería lo contrario, puesto que la agricultura es fuerza domesticada, vitalidad domesticada y dirigida.
De alguna forma en Osiris es como que la naturaleza se relaciona contigo porque te ve, y en Seth la naturaleza no te ve. Un volcán explota, un rayo cae, cualquier cosa sucede, pero si estás, estás, y si no estás, no estás, mientras que la forma en que se comportan los contenidos que expresa Osiris son en favor del ser humano, porque la agricultura solo existe en unión con seres humanos.
Podemos hablar de una fuerza que se manifiesta en la expulsión de lava y fuego en un volcán, pero también podemos ver una fuerza en expansión en un campo de cereales o en un bosque. Una es una fuerza sin control y otra es una fuerza ordenada.
Quizá el terremoto o el volcán siguen un orden, pero no es un orden humano. Por eso podríamos hablar de fuerza oscura o de la oscuridad en la luz y en la fuerza luminosa.

Hay 4 elementos -en realidad hay un quinto elemento pero está situado en otro nivel-,Osiris, Seth, Neftis e Isis, que son hermanos, lo que significa que son distintas manifestaciones de un mismo origen. Son hijos de padre y madre, porque la mitología nos dice que son de un mismo padre y madre; son distintas expresiones de un mismo origen, y eso significa hermanos.

Es lo que sucede cuando estamos viendo el símbolo de yin y yang del Tao, donde esa imagen está divida en dos partes, lo que llamamos yin y lo que llamamos yang. Pero en realidad en ese caso solo estaríamos haciendo referencia a una de las divisiones, porque dentro de cada uno hay una representación del otro: hay algo en la parte yin que pertenece al yang y algo en la parte yang que pertenece al yin.

Si encontramos que masculino y femenino podría corresponder a yin y a yang, veríamos que por un lado está la muerte (Neftis) y esa fuerza bruta o ciega (Seth), con cosas en común. Desde el punto de vista del ser humano eso es lo no deseable; ni es deseable la muerte ni estar en medio de una fuerza descontrolada, que precisamente lo más fácil es que te lleve a la muerte.
Por otro lado están Osiris e Isis como algo favorable para el ser humano: esa agricultura y esa diosa de la maternidad, de la vida que se reproduce, contienen elementos favorables al ser humano, y se pueden unir en un sentido.

Entonces resulta que algo que está en la parte de lo masculino tiene una conexión con algo que está en lo femenino, y viceversa, volviéndose a formar dos parejas que están en oposición, en cuanto a favorable y no favorable.
En este caso también le quitamos el valor absoluto a favorable y desfavorable, para significar solo dos cosas diferentes. Igual que masculino y femenino podríamos denominarlo rojo y azul, esta forma en contra o a favor de la vida podríamos denominarla manera A y manera B.

Entonces sucede que se forman 4 elementos: masculino y favorable, masculino y desfavorable, femenino y favorable, femenino y desfavorable.
Esos 4 elementos podríamos atribuirlos a estas representaciones de las fuerzas de la mitología egipcia o a la descripción de las fuerzas de la naturaleza que expresa el taoísmo (yin, yang, yin dentro del yang, y yang dentro del yin).
Es como un patrón, que tiene múltiples adaptaciones, igual que femenino y masculino podemos estar hablando de frío y calor, luz y oscuridad, material e inmaterial, etc.
Pero de esta manera, yin, yang, yin dentro del yang y yang dentro del yin se pueden considerar hermanos porque tienen un mismo origen. Son tan hermanos de padre y madre como estas cuatro representaciones de la divinidad Isis, Osiris, Seth y Neftis. Y además forman dos parejas, de la misma manera que Isis y Osiris forman una pareja, donde encontramos eso favorable a la vida, y Seth y Neftis forman otra pareja, que expresa lo desfavorable.

Este aspecto de favorable y desfavorable puede parecer muy agrandado y conectar con nuestros miedos, pero en realidad todos estos dioses han sido considerados como favorables en algún momento. A Seth, dios del desierto, las caravanas se encomendaban para no tener percances, es decir que también era favorable.
Son solamente conceptos que están expresando lo mismo pero con idiomas diferentes.

Es importante ver que hay algo que se expresa con 4 y algo que se expresa con 5, y el 5 siempre expresa una realidad dimensional diferente.
En la tradicional occidental o europea normalmente lo que se utilizan son 4 vectores. Si miramos la astrología – que actualmente es mundial pero ha tomado especial fuerza en este ámbito cultural que podemos relacionar con la cultura europea, aunque su origen se sitúe más bien posiblemente en Asia-, vemos que solamente utiliza 4 fuerzas: fuego, aire, agua y tierra.
Sin embargo podemos encontrar que esas 4 fuerzas están en relación contigo, explicando en tu carta astral fuerzas externas, pero tú eres la conciencia que las unifica en ti, y entonces tú eres el quinto elemento.
Por otro lado también hay un sistema de 4, que es el que se utiliza en las cartas o barajas: oros, copas, espadas y bastos, o trébol, picas, diamantes y corazón, que sobre todo van a adquirir más transcendencia si consideramos su utilización en el tarot.
El tarot tiene arcanos mayores pero además arcanos menores, que son las cartas de la baraja, normalmente la baraja española, que tienen un significado de fuerzas: el fuego o bastos, el agua o copas, la tierra u oros y el aire o espadas.
También serían una expresión de las fuerzas que rodean a tu conciencia. Estos 4 elementos son fuerzas, las fuerzas que dialogan, pero el centro es la persona.

De modo que si estamos en una dimensión puramente material, donde queremos éxitos y logros, podemos a través del tarot o de la astrología ver qué fuerzas o qué circunstancias nos rodean. Pero lo importante evolutivamente es descubrir lo que sería la quinta fuerza, el quinto elemento, aquello que está representado como el 5.
Primero hay que poner orden, porque la división entre luz y oscuridad señala a la luz como el lugar del ser humano y la no luz, o sea la oscuridad, no es que sea ni buena ni mala, solamente que no estarías por ahí merodeando o acechando el descuido si supieras que todo es tuyo.
Horus es el hijo y expresa un nivel donde tú como conciencia tienes un control o un poder sobre la fuerza ciega o la fuerza bruta, porque Horus “vence” a Seth. En ese nivel ya no hay oscuridad, porque el “vencimiento” de Horus-tu es lo mismo que entrar en la sociedad celeste de la estrella.

No hacer suposiciones no significa que a partir de ahora vayas a comprobar cada cosa. Comprobar qué cosas son las que crees, es decir los valores que dan sentido a tu realidad, también y sobre todo deben ser comprobados, porque si no, son suposiciones y no te llevan al 5.

Hay una relación entre la mujer y la inmortalidad

La civilización egipcia, y quizá podríamos decir simplemente la civilización, propone un enigma que quizá sea un tonto enigma pero solo de puro transcendente, o quizá sea otra cosa y el día que lo explicaron no fui a clase.
Al menos, hay que saber reconocer que esa gente sabía construir cosas para que las fotografiasen y además mucho, incluso antes de que se inventaran las cámaras fotográficas, y bueno, luego están los temas de la agricultura.

Pero el caso es que esta gente propone que el sol es hijo de la luna, así como quien no quiere la cosa.
Claro, podemos pensar que se trataba de hacer un elogio a las madres, que siempre piensan que su hijo es un sol. Pero no, porque de lo que habla el mito de Isis –decimos mito pero no como palabra técnica, sino que es lo que se nos acaba de ocurrir para designarlo, pero seguro que se llama de otra manera-, es de que la luna, o sea Isis, es el origen o la madre de la inmortalidad, o sea que no está hablando de esos hijos que al principio solo tienen días pero que al final se hartan de años y quizá se parecen a los niños porque hay que ponerles pañales, pero poco más.
No se trata de eso; se trata de la inmortalidad, de la luz permanente. Y a quien han elegido para representar ese origen es ni más ni menos que al arquetipo de algo así como la menstruación, el mes, ya que Isis tiene un ciclo mensual -un día que estás con la lengua torpe puedes decir “menstrual”; bueno, mensual y menstrual pueden ser sinónimos-.
Discúlpenme, porque además de hablar normalmente desde la ignorancia, hay veces que no se por qué me gusta hacerlo como diciendo tonterías.

Pero el asunto es muy importante, porque esa gente tan sabia como para perdurar aun hoy relaciona a la mujer con la inmortalidad del ser humano.
Hay una relación entre la mujer y la inmortalidad, tanto si la podemos ver como si no, porque Isis, la luna, es la mujer, y en el código Tzolkin además está relacionada con el cielo y con el castillo verde.
Por eso, aunque solo sea a través del ensueño, es propicio bendecir a esa mujer y a ese arquetipo femenino, y conscientemente colaborar, porque ese es el mejor camino para todos.
Cómo no pedir perdón ante tanto atropello.

Gracias y perdón.
Los círculos de mujeres, donde la mujer recupera su poder y expande su conciencia, hoy son prioritarios.

Hay un lugar dimensional donde sucede el ver

El código Tzolkin nos presenta al águila, o sea el VER, como algo que se encuentra la primera vez que aparece y por tanto en su formulación primera, asociado al mago.
El sello del águila aparece como tono 2 o regalo del mago, de aquel que voluntariamente quiere ser instruido o guiado hacia la transcendencia de la solidaridad. Es decir, admite la propuesta contenida en la primera onda del Tzolkin, que va del dragón al caminante del cielo y corresponde en forma expandida al recorrido que va del dragón 1 al sol 13, que es un poco lo que corresponde a la segunda onda, donde aparece por primera vez el águila.

Pero en la expansión de las 20 ondas, el águila va a aparecer con su color azul, que significa el tiempo real, como la tercera onda del castillo verde y onda 19.
El águila, como tercera onda del castillo verde es el tiempo de ver la sociedad de la estrella, que es la cuarta onda, y, por su resonancia con el 19, es similar a la tormenta, es decir hay un ver que es resucitador.
En el ver también se encuentra la resurrección, que es cuando VES lo óptimo, la sociedad de la estrella.

Esa resurrección es de lo que habla la nave de Isis, la pascua de la libertad, la pascua de la resurrección y el arca de Noé.
Sabemos que igual que en la pascua de la libertad hay un periodo de confrontación, que es el que se relata en las plagas, y otro periodo posterior de concentración, donde se viaja por el desierto, también en el caso de Noé vemos que hay un periodo de confrontación, donde no obtienes sentido a lo que haces desde la aprobación exterior, que quizá sea incluso beligerante contigo o simplemente se ría de ti, sino que sacas tu fuerza de tu interior, y a continuación hay un periodo de alta concentración, que es el que se describe en los 40 días dentro del arca.

Bueno, sí, creo que el ver necesita un cierto aprendizaje.
Pero en realidad se trata de un lugar; hay un lugar dimensional donde sucede el ver.

cuando eres voluntario incluso para pasar por el fuego, es cuando te das cuenta de que el fuego es luz

La semilla contiene un programa perfecto para el florecimiento.
También podemos decir que la semilla es el vehículo del florecimiento, es decir una forma en que la realidad transcendente más allá del vehículo se manifiesta.

La aportación a la conciencia que presenta el Tzolkin es que la semilla aparece como integridad en la onda de la tierra. Para que el florecimiento de la semilla sea íntegro necesita de la tierra.
La actitud del voluntario es la que da el sustrato al florecimiento íntegro de la semilla, que necesita el programa perfecto de cada persona y va a florecer de forma íntegra cuando la persona vive la actitud del voluntario.

Esto es importante decirlo en un año 20-14, donde acabamos de traspasar algo que podríamos denominar el espejo, es decir la otra realidad. El 20-12 hemos entrado en el espejo y hemos traspasado la línea que separa las dos realidades.
Es importante decirlo en esta fecha, precisamente bajo el influjo de la gran cruz cósmica, y de la primera luna llena de primavera, donde aparece la nave de Isis, el paso a la libertad y el paso a la resurrección, como unidos en un mismo contenido, porque la semilla es una expresión de renovación constante de la vida, similar al contenido de la nave de Isis.

Pero el voluntario pasa inevitablemente por una prueba, porque si asociamos al amor el gozo, todo el mundo es voluntario. Todas las personas somos voluntarios para gozar sin esfuerzo, sin hacer nada. Para recibir gozo cualquier persona puede ser voluntaria, pero el amor en esta dimensión de la nave de Isis, de la pascua de la libertad y de la pascua de la resurrección, expresa el gozo donde antes ha habido falta de libertad, falta de vida o infelicidad; es pasar de una cosa en la que no estás a otra en la que estás.
El ego también se apunta al gozo. El ego es justamente el sitio donde estás, y el no ego es donde no estás y a donde pasas para ser libre, resucitar y entrar en esa renovación permanente.

La prueba tiene una consistencia donde expresas el amor sin gozo. Incluso cuando la persona no te trata bien, tú la amas, y eso es conocido como amor incondicional.
La experiencia del amor incondicional es parte de la frontera para demostrar que eres un voluntario, y que aquello que rehuías y te llevaba hacia el ego, desaparece.

Hay un ángel con una llama de fuego impidiendo el acceso al paraíso, según una tradición primigenia. Pero eso significa que tú tienes miedo al fuego y te escondes de la luz, y cuando eres voluntario incluso para pasar por el fuego, es cuando te das cuenta de que el fuego es luz.

Por eso es necesario comprobar, ya que aquello que te saca de lo óptimo o te impide estar ahí es un contenido mental de carencia, de miedo, de juicio o de envidia -la envidia es un no reconocimiento de la realidad Dios en ti, que te lleva a desear algo que tiene otro-.
Son contenidos que no expresan la realidad, por eso siempre es importante comprobar, como Tomás, porque las células madre reconocen la realidad, ya que pertenecen a la realidad de lo óptimo.

La información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética

Sincrónicamente se celebra fiesta a la cruz en las tierras andinas -parece ser que desde hace 3.000 años o más-, y también en el ámbito cristiano -solo que desde hace mucho menos, digamos que menos de 2.000 años-. Sincrónicamente se produce esa consideración especial hacia ese símbolo.

En los Andes, que es donde aparece la mayor cuenca fluvial del mundo y a donde se ha desplazado la kundalini de la tierra desde el Tíbet, como expresión de la kundalini de agua de la tierra, se celebra desde tiempo inmemorial una especial reverencia a la figura de la cruz.

La cruz de los Andes se conoce como cruz chacana, que es una cruz donde aparecen 4 escaleras. En realidad toda cruz es una expresión del 4, ya que siempre tiene 4 brazos, pero también es una expresión del 5 si consideramos que los 4 brazos se unen en el centro, que entonces aparece como un quinto lugar.
Podemos hablar de quinto lugar, quinta fuerza, quinta dimensión, y siempre estaríamos haciendo referencia al 5.
También podemos incluir a la mano como una expresión de 4+1, ya que hay cuatro dedos en una dirección y el pulgar; la dirección de los dedos es horizontal, mientras que la del pulgar es vertical, formando una cruz.
Y también podemos hablar de Tzolkin con sus cuatro castillos que representan a los 4 colores visibles, y al castillo verde, quinto color.

Por eso entendemos que es especialmente relevante esa sincronía entre los pueblos andinos, donde en el tiempo va a ser reconocida la presencia de la kundalini de la emoción o del agua de la tierra, y aquel hecho que va a dar origen al reconocimiento de lo común entre todos los seres humanos, que es lo que en el nivel arquetípico supone el inicio del tiempo común, y cuyo origen se instala en el nivel hijo de aquella cultura primigenia que hace posible internet y la máxima comunicación entre las personas a través de la creación sabia e intercultural de un alfabeto fonético, donde con sus 22 letras también van a estar representados los cromosomas.

Es decir, la información genética da consistencia al vehículo, que es el cuerpo, y también da consistencia a la personalidad, pudiéndose asomar todos los ancestros a través de esa información genética.

Esa sincronía aparece como transcendente, ya que la cruz de las 4 escaleras, que en los lugares andinos aparece normalmente en piedras milenarias, en la cultura del tiempo común, es decir del arquetipo humano donde está contenida la semejanza Dios, incluso expresada con total claridad en el salmo 82 donde dicen “dioses sois”, va a aparecer en este caso como hecha de madera, es decir como árbol.
También la cruz expresa siempre una pirámide, que a su vez siempre expresa una escalera.

Cualquiera puede reconocer que el árbol se riega y precisa agua.
En el verano del año 2012, bajaba del cielo, es decir cruzaba la atmósfera, un señor llamado “feliz jardinero de los árboles” –Felix Baumgartner-, hecho que sucedía 520 años después de la aproximación de tres naves donde aparecía en cada una de ellas una cruz en sus velámenes, enlazando así el mundo, las culturas, y haciendo posible la aparición del arquetipo y de lo común.
El feliz jardinero de los árboles, gracias, y su amigo el abuelo tejedor – Joseph Kittinger-, es decir el que maneja el telar, hicieron una señal sincrónica en ese momento en que tantas personas habían sido convocadas a observar, o sea al reconocimiento de los sucesos. Y pasó y está pasando.
Por alguna razón el momento es tan transcendente que aparecen señales enlazadoras que son vistas simultáneamente en todo el mundo en tiempo real, aunque quizá no suficientemente interpretadas.

La cruz chacana y la fiesta de la cruz se celebran el 3 de mayo, donde vemos el 3, que aparecía en las naves, también presente.
También sabemos, porque estamos todavía dentro de la primera luna de la primavera, que en este tiempo también se hace presente una gran nave, que es la de la inmortalidad de Isis, la pascua de la resurrección y la pascua de la libertad. Y también se conmemora en este tiempo el absurdo en que puede vivir el hombre y el dolor gratuito que puede producir, porque estamos en la resonancia del holocausto, que está hablando de una misión, de un voluntariado, de una alineación con el corazón amoroso de la realidad.

Gracias y perdón. Es necesaria la paz, es imprescindible, pero no hay paz sin amor, luego es imprescindible una apertura del corazón a una realidad transcendente, porque todo tiene sentido.
Gracias personas que sostenéis la realidad, dando tiempo al despertar de todos.

No hay cultura que pueda ser considerada superior, ni mucho menos estar justificada por su pasado, porque en toda manifestación del ser humano, su integridad le recomienda, cuando mira hacia atrás, pedir perdón

La nave de Isis, alias Pascua, es un portento enlazador, porque en su actualización permanente, transcultural, es decir realzando, reavivando y reactualizando el arquetipo humano, activa una forma primordial enlazadora, manifestando que en el despertar del ser humano es donde se activa lo común, es decir el in lakech, y no en las fronteras y por tanto en las aparentes o pretendidas supremacías de una cultura, etnia o género.

La actividad enlazadora de la nave de Isis, que actualiza el poder enlazador de todas las naves, es siempre en dirección evolutiva hacia la aparición en el interior de las conciencias de la sociedad común de la estrella. No hay raza superior ni justificada por su pasado, porque el pasado de todas las razas es máximamente genocida.

No hay cultura que pueda ser considerada superior, ni mucho menos estar justificada por su pasado, porque en toda manifestación del ser humano, su integridad le recomienda, cuando mira hacia atrás, pedir perdón.
Actualmente es imprescindible recalcar que tampoco hay un género superior que pueda exigir sumisión al otro, sino que en todo caso en su despertar la integridad también le va a pedir perdón y agradecimiento, así como dejarse de tonterías y escuchar la solidaridad y la generosidad presentes en la energía femenina, porque ese es el único camino hacia la paz, siendo la paz imprescindible para la estrella.
En la estrella no te van a pedir la documentación, pero sí el despertar de la conciencia en la vibración de la paz, donde la paz es amor.

Por eso es conveniente reconocer en la nave de Isis esa energía que es femenina, enlazadora, de paz y liberadora, y por eso es constitutiva de lo común.
Esa energía también está presente en el Tzolkin, que comienza justamente con el dragón, que es la solidaridad y la energía femenina.
El Tzolkin es enlazador, y por eso la familia del dragón se despliega y pasa del dragón al enlazador en su evolución. Entonces, podemos volver a hablar de la proporción áurea, la secuencia de Fibonacci (1,1,2,3,5,8,13…) y el número phi, que son contenidos que no parecen realistas sino metafísicos, pero que en realidad están traduciendo la realidad de dimensiones superiores.
Son metafísicos porque son meta-apariencia, es decir más allá de la apariencia, y meta-reales, más allá de un nivel aparente de la realidad.

Su alto contenido vibracional es adecuado para aquel guerrero de la luz, es decir aquella persona expandiendo su conciencia en el arco iris, es decir en el arco de Noé, porque Noé, el del arca, también es el del arco.
Noé, el del arca que atraviesa el mar de la muerte, lleno de contenidos de vida, enlazando tiempos evolutivos, también expresa el arco de la luz, que es el arco iris, entendiendo que estamos hablando de la paz como una alquimia que permite el acceso a lo óptimo.
Por eso nos interesa resonar en phi, es decir en lo óptimo.

El Tzolkin manifiesta lo óptimo en los sellos a través de la familia del día sin tiempo. Sólo con esa frase hay un contenido meditativo altamente nutriente, porque no es un hecho casual sino que expresa una sincronía.
La noche 3, la estrella 8, el caminante 13 y el 5 representado por el espejo, que en la primera columna ya viene calificado con el tono 5, porque el primer espejo que aparece es el del mago. Esta frase también tiene un alto contenido meditativo y nutriente: “el primer espejo que aparece es el espejo del mago”.

Así, la plena utilización del espejo requiere de la aparición del mago, y en la forma que aparece es bajo el número 5, por lo que el mago trabajando con el espejo está activando la luz interior que expresa el primer 5 de la primera columna, que es la serpiente.
El mago con el espejo activa su propia luz interior. Más claramente, el in lak’ech activa tu luz; aquello que veas mal en otro, está en ti, y es mejor atenderlo que matar al mensajero.

Actualmente, que estamos en el siglo XXI de la era común donde ya todo ha sucedido muchas veces, conviene reconocer que tú eres todo tu linaje, y que todo tu linaje necesita que expandas la conciencia, entres en el in lak’ech, en el perdón, en el agradecimiento y en el voluntario, porque el 5, en palabras del Tzolkin va a manifestar su conexión con el 8.
Sí, gracias, y perdón.
Gracias, expresando su naturaleza enlazadora, ya que Tzolkin abraza al año común, procedente de la nave de Isis, es decir de la Pascua, que se considera y aparece como año común. Tzolkin abraza amorosamente al año común. Por ese motivo el año común no debe ser abolido bajo ninguna consideración mental, sino al contrario, escuchado. Gracias y perdón.

Tzolkin contiene 260 casillas organizadas en 13 columnas, y el inicio de esta forma de contar es el 25 de julio, que en el tiempo en que estamos ha correspondido a la noche 7.
Encontramos que si desplegamos la primera columna desde esa fecha, que aparece con la vibración phi de la noche, que es el sello 3, y a partir de ahí establecemos 8 columnas, encontramos que el inicio de la novena es la noche 11, que es lo que da inicio a este año 2014.

Si esto lo trasladamos al Tzolkin de 260 casillas y 13 columnas, vemos que el encaje entre la forma de contar Tzolkin y su enlazamiento con el año común, sitúa 8 columnas en un lado, que es un número phi, y 5 columnas en el otro lado, en el lado del año 2014 de la era común, siendo el 5 también phi, justamente el que corresponde al espejo, y es el camino al ascenso de la kundalini.
El 8 trae consigo al 5, solo que dimensionalmente traduce otro escenario; al 5 lo traduce el escenario de la era común, es decir el 8 y el 5 van juntos en el Tzolkin cuando sitúas el enlazamiento del año común.
Por ese motivo el diálogo del Tzolkin no es contrario al año común, que podemos encontrarlo como nos diga nuestro corazón. Pero en este caso pudiese ser que apareciese no nuestro corazón amoroso sino juzgador, y por eso es necesario reforzar el contenido ENLAZADOR presente en el Tzolkin, o sea amoroso, que no juzga, algo que confirma la aparición y el encuentro de aquel que habla con el águila, que dio en llamarse Juan Diego, en su encuentro con la nave de Isis.

Si seguimos mirando, podemos ver que la columna 8 es una de las columnas de Hércules, que comienza con el dragón 11, donde la solidaridad y la energía femenina aparecen como agentes secretos de la luz, es decir del sol 3, es decir de su servicio iluminativo.
Pero propiamente contiene, y por eso podemos adscribir a esta columna esos contenidos, la onda de la semilla que representa al programa interno, y también el inicio de la onda 13 que es la onda de la tierra, es decir del voluntario.
Casualmente la onda de la semilla tiene como compañera a la onda cuyo propósito es la expansión de la kundalini, es decir la onda que se inicia con la serpiente, que es el sello 5. De nuevo vemos que del 8 aparece un enlazamiento con el 5. La onda que se expande con la columna 8, se enlaza con la onda que contiene el primer 5, y esto también es una expresión phi, sobre todo en su valoración del 5.

Entonces vemos que cuando la onda que contiene el programa llega a su transcendencia, que es el guerrero 13 y la pareja oculta de la serpiente 1, lo que se produce es el surgimiento del voluntario, es decir de la tierra 1.
Pero también vemos que el sentido retrógrado a recorrer la onda cuyo inicio es la serpiente, sería desde la tierra 13.
El sentido retrógrado es el que aparece en la columna resonante enlazando el 1 y el 20 y todos los demás sellos con su oculto, y por eso es muy importante.
Cuando vemos que la tierra 13 va a desembocar en la iluminación de la kundalini, lo hace como 5, que es en sí mismo la serpiente, apareciendo múltiples manifestaciones de phi.

Por ese motivo hacemos hincapié en que la secuencia 3, 8, 13 va en una dirección, pero el 5 se pone después y va en un sentido retrógrado. Por eso la meditación retrógrada de la onda de la serpiente, que también es una de las columnas de Hércules, concreta de forma mucho más intensa, la vibración phi.

Entramos en la posibilidad de sentir, es decir de vivir experiencialmente el tiempo expandido.

Entramos en la posibilidad de sentir, es decir de vivir experiencialmente el tiempo expandido.
Pero no es que el tiempo tenga momentos en que está expandido y otros en que no lo está, porque el tiempo en sí mismo no existe; solo existe como forma de acompañar a la conciencia en su evolución.

El tiempo para el hombre económico es una “m”, porque responde a su deseo de ser rico, y lo que encuentra simplemente es que se convierte en un decrépito viejo y entonces no le vale ni siquiera ser rico, y eso si lo ha conseguido, que estadísticamente tiene mínimas probabilidades. Por eso es una “m”, porque el tiempo no satisface sino que insatisface.

Pero el tiempo para la conciencia es un abrazo amoroso.
El tiempo es el abrazo de la luz que te transporta al gozo, y ahora estamos en un momento favorable para la vivencia del tiempo expandido, porque los maestros de la libertad son también los maestros del tiempo expandido y del arquetipo humano, del encuentro de la resonancia de lo óptimo, que es SER lo óptimo, porque ERES SIENDO, o sea no buscas algo que justifique el ser, sino que el ser se justifica simplemente en el siendo.

No se trata de ser rico, fuerte, alto, rubio o guapo, sino de ser siendo, dándole contenido expandido, pleno y amoroso al ser.
Ahora se abre un periodo a la conciencia de ser siendo, y los maestros de la libertad lo expresan situando un periodo de tiempo de un día, que en realidad es una noche, que se expande en una semana. Es decir, el periodo de tiempo donde el uno es un día, que en realidad es una noche, se transforma de forma expandida en una semana.
La fiesta de un día se convierte en una fiesta que dura una semana, y la semana se transforma en una semana de semanas, dando 50 días, porque una semana de semanas son 49 días después del primero o hasta iniciar el octavo, siendo todo el tiempo el mismo.

En la traducción del Tzolkin estamos hablando de un tiempo donde transcurre un castillo, que es un periodo donde el tiempo transciende al día y a la onda, pero tiene un contenido que lo unifica. La forma en que unifica un castillo es conteniendo los cuatro colores en forma transcendente a partir de cuatro propósitos.
La versión del propósito se expande en cuatro colores, y en la versión actual de este año 2014 sucede inicialmente en la onda de la tierra, que es el inicio del cuarto castillo, donde se sitúa la nave de Isis como primera luna llena de la primavera, abriendo un periodo que va a enlazar con la primera onda roja del quinto castillo, que es precisamente la luna.

En la resonancia del Tzolkin ese es el periodo donde el día se transforma en una semana y la semana en semanas, como algo transcultural dirigido a todos los seres humanos con acceso a toda la información posible, es decir con acceso a internet, incluso desde su ignorancia, pero despiertos.
Lo que se sitúa inicialmente en la tierra abre una escalera que termina en la luna, es decir en el cielo, en el castillo verde de lo óptimo.
Claro, la luna en tono 1 en su oculto contiene al humano 13 o humano transcendente; quien entra en lo óptimo es el humano transcendente.

La mano 11 de la onda de la tierra es el inicio de este periodo que estamos comentando, finalizando en la tierra 9 de la onda de la luna.
Estas dos fechas expresan y contienen a la familia Central, del humano, la tierra, el viento y la mano.
El humano en la tierra, cuando vive de forma transcendente, es decir incorporando el amor incondicional que es expresado por el perro y el poder creador del ensueño de la noche, que son los contenidos del cuarto castillo (ondas tierra, perro, noche y guerrero), se expande como conciencia y transformándose en un guerrero de la luz o guerrero luminoso donde se ha producido el salto evolutivo, dando sentido a las primeras palabras del evangelio de Juan:
“1.1 Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.”
“1:9 La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre.”
“1:12 Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios.”

Esto es una explicación vivencial, pero sabemos que hay una actualización permanente de la vivencia y que lo que expresa la nave de Isis se sitúa sobre toda la tierra, porque está asociado a un símbolo que son las pirámides, es decir una configuración de la materia como luz cumpliendo una misión, dirigida a todos los seres humanos.
Se superpone en el tiempo y en la experiencia a la vivencia de la libertad, asociado a una vivencia iluminativa donde se abre un camino hacia la libertad.
Además, contiene un hecho único, que es válido en todo el mundo y además necesario, donde se abolen e invalidan los sacrificios humanos como forma de relación con lo óptimo, porque la pascua es la salida hacia la libertad, pero su inicio contiene la abolición e invalidación de los sacrificios humanos.
Dios te da, pero no necesita ese tipo de prácticas, sino al contrario, el reconocimiento de Dios ve, o sea en el monte Dios ve, es decir Dios dialoga, y eso experimentalmente es fundacional, porque de ese diálogo sucede la libertad, y también es un encuentro del tiempo como acompañamiento amoroso.

Pero el Tzolkin, de 260 días, no es relevante en la utilización sacrificial de los templos mayas, porque el Tzolkin contiene el “tú eres otro yo”, que no está contenido en la utilización sacrificial de los templos mayas.
Experiencialmente estamos hablando de asuntos diferentes. Por supuesto, la utilización sacrificial de los templos mayas hoy es inviable porque es un delito e incluso un genocidio, pero sí se mantiene la abolición asociada a Abraham del sacrificio humano, que está refrendada en el Tzolkin, es decir en el “in lak’ech”.

Desde esta página hablamos de experiencias; la verdad proviene del experimentar, y el experimentar precisa del sentir, no de la lógica.
Gracias tiempo y perdón. Se que el perdón es importante.