10 septiembre 2018: Tenemos la opción de mirar con profundidad y de forma panorámica nuestras emociones, para desbloquear lo que ahora mismo no nos deja avanzar

10 septiembre 2018. ÁGUILA Resonante 7. Onda de la Luna. Caminante del Cielo 11 y Tierra 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Luna.

En este día tenemos la opción de mirar con profundidad y de forma panorámica
(águila) nuestras emociones (onda de la luna), para desbloquear lo que ahora mismo no nos deja avanzar, que posiblemente tiene su origen en otras vidas y/o en nuestros ancestros.
Por lo tanto existe la posibilidad de experimentar circunstancias que nos empujen a tomar conciencia de esas emociones y a realizar un trabajo interior de integración.

Todo lo que sucede tiene un sentido, aunque ahora mismo no sepamos o no podamos verlo.
Gracias. Bendiciones.

24 diciembre 2017: Estamos materializando y concretando aquí, en la tierra, todo lo que hemos alcanzado a percibir en nuestros vuelos a dimensiones superiores

24 diciembre 2017. ÁGUILA Resonante 7. Onda de la Luna. Caminante del Cielo 11 y Tierra 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 luna.

En este día podemos volar entre las dimensiones, acercándonos a realidades superiores para bajar a la tierra energías celestes. Estamos materializando y concretando aquí, en la tierra, todo lo que hemos alcanzado a percibir en nuestros vuelos.
Para eso hay que soltar lo que nos lastra (enlazador, sello oculto), ya sean actitudes, dependencias o posicionamientos, dejando volar al águila, sin retenerla, permitiendo que extienda sus alas y se eleve lo más alto posible, divisando la maravilla (la onda del águila es la anterior a la onda de la estrella, que es la última del Tzolkin).

Las emociones pueden ser trascendentes, elevadas, motivadoras y evolutivas. En este día, que representa de alguna forma un nacimiento a lo divino, podemos acercarnos al cielo y disfrutar de lo que sentimos.

En este día están más que nunca activados los vínculos que unen a los seres humanos. Incluso las personas que están solas o aparentemente aisladas, están unidas a otros seres de luz mediante la gran malla que alcanza a toda la humanidad.
Todas las personas son bienvenidas.
Gracias. Bendiciones.

8 abril 2017: Quizá una palabra o un gesto basten para salir de ese bucle en el que nosotros mismos en ocasiones nos situamos

8 abril 2017. ÁGUILA Resonante 7. Onda de la luna. Caminante del cielo 11 y Tierra 7 en el Tzolkin evolutivo. Nawal 13 Toj
En esta onda de la luna donde nos encontramos, estamos profundizando en las emociones. Hay veces que nos enganchamos a las emociones y no conseguimos salir de ahí. En algunos casos incluso pueden aportarnos seguridad y costarnos salir de ese área de confort.

En este día el águila nos ayuda a ver de otra forma la realidad, a encontrar otras perspectivas que nos ayudan a tomar conciencia de cuál es la realidad real.

Quizá es más fácil de lo que pensamos. Quizá una palabra o un gesto basten para salir de ese bucle en el que nosotros mismos en ocasiones nos situamos.
En este caso, la visión de la realidad que podemos incorporar proviene de dimensiones superiores (tono 7 resonante). Es una ayuda para gestionar las emociones con conciencia, elevándolas.
Pero también nos exige soltar (enlazador, sello oculto) los enganches que podamos tener.
Para elevarnos hay que ir ligeros de equipaje. Todos podemos volar.
Gracias. Bendiciones.

22 de julio. El águila ve la maravilla, que es plural y social

22 de julio. ÁGUILA Resonante 7. Caminante del cielo 11 y Tierra 7 en el tzolkin evolutivo.
¿Qué es lo que ves?, ¿qué es lo que resuena en tu vida?
Estamos eligiendo qué es lo que queremos ver, y por lo tanto cómo queremos vivir.
¿El entorno es agresivo?, ¿los demás nos dificultan la vida?
Todos hemos pensado así en algún momento, pero ese tipo de pensamiento es precisamente el que nos impide avanzar y encontrarnos mejor.
Elevar nuestra visión significa encontrar que lo que sucede es lo mejor, aunque quizá en el momento concreto no podamos entenderlo, y que somos nosotros los que tenemos que vivir unas determinadas experiencias, para superarlas, desbloquear algo, o simplemente para no volver a elegirlo. En ocasiones la solución es simplemente observar, con conciencia y de forma elevada, desapegándonos del problema concreto, sin querer vencerlo siquiera.

En este segundo día fuera del tiempo, dentro del uayeb, seguimos viviendo la atemporalidad, lo que sucede justo en este instante, creando en cada momento lo que somos.
Estamos aprendiendo a volar, para despegarnos de lo concreto y lo aparente, percibiendo de forma global y profunda la realidad. Hay mucho más allá de las apariencias.
El águila ve la maravilla (onda estrella), que en nuestro caso es plural y social (sociedad de la estrella).
Nos queda todavía mucho por avanzar, gracias a Dios.
In lak’ech. Yo soy otro tú.

4 de noviembre. Las emociones representan la entrada en el cielo. Son la puerta del salto evolutivo

4 de noviembre. Águila Resonante 7. Caminante del Cielo 11 y Tierra 7 en el Tzolkin evolutivo.

¿Qué tal el mago rítmico 6?, ¿hemos encontrado la puerta para liberar emociones? Todas las herramientas son válidas 🙂

Nos encontramos en el séptimo día de la onda de la luna, donde se ve facilitado la visión elevada de las emociones, porque no se trata de eliminar o ignorar, sino de aceptar, asimilar e integrar.
Las emociones son parte de nosotros en estos momentos y no podemos excluirlas de nuestros procesos o pensar que somos demasiado elevados para ello.
Representan la entrada en el cielo y lo óptimo. Son la puerta del salto evolutivo.
Y mientras, en nuestro interior, empieza a expresarse la luz (sol, onda asociada).

La resonancia está presente en estos momentos facilitando esa evolución. La tierra y el cielo se conectan y nos acompañan.
Podemos dar un paso más.
Estemos atentos a las sincronías.

Gracias y perdón.

17 de febrero. Buen día para elevar nuestras vivencias y descansar de responsabilidades

17 de febrero. ÁGUILA Resonante 7. Caminante del Cielo 11 y Tierra 7 en el tzolkin evolutivo.

Buen día para elevar nuestras vivencias y descansar de responsabilidades, dejando que todo fluya y presentando nuestra disponibilidad para SER, reconociendo que formamos parte de una red espiritual o malla de luz.

Gracias a todos los seres de luz que están expandiendo la energía necesaria para realizar la gran transformación.
Perdón por las faltas cometidas en relación al amor.

Todo está en marcha.

Hay una forma de ver la realidad, una realidad que percibes desde la emoción, que es similar a la que sucede en la columna propiamente resonante asociada a un nuevo nacimiento

CASTILLO VERDE
En el séptimo día del castillo verde encontramos al águila 7, águila resonante, que está hablando de esa resonancia que nace de la emoción, del propósito asociado a la luna, que es el agua.
Cuando esta emoción se vuelve resonante favorece o se ve favorecida desde una determinada forma de mirar o de ver; tú contemplas una realidad desde la emoción que te introduce en la vivencia del gozo.

El águila 7 tiene una traducción en el Tzolkin evolutivo como tierra 7, que pertenece a la columna central o columna del nuevo nacimiento.
Hay una forma de ver la realidad, una realidad que percibes desde la emoción, que es similar a la que sucede en la columna propiamente resonante asociada a un nuevo nacimiento.
La tierra 7 está asociada como oculto a la semilla 7, que pertenece a la onda del espejo, del in lak’ech y del “tu eres otro yo”. Cuando miras desde el in lak’ech, que es lo que expresa la semilla 7, y lo haces desde el voluntario, desde la visión nueva en el nuevo nacimiento, estás conectado con el corazón del cielo y de la tierra.
Esa es la visión de la emoción y del día verde que te introducen en esa vivencia gozosa.

La otra forma en que aparece el contenido evolutivo es como caminante del cielo 11, que está expresando gozo, satisfacción visceral en la totalidad de cuerpo, mente y espíritu, y proviene justamente del ensueño, de la noche.

Esa misión resonante es una misión desde el ensueño, desde el voluntario.

2 de junio. ÁGUILA RESONANTE

ÁGUILA RESONANTE 7. Caminante del Cielo 11 y Tierra 7 en el tzolkin evolutivo.
Podemos observar y tomar distancia respecto a nuestras emociones, a la vez que entramos en ellas.
Así tomamos conciencia pero a la vez podemos trabajar con las emociones. Es una forma de liberarnos e incluso de alguna manera de renacer o de crear una nueva forma de vivir.
Porque no es momento de quedarnos estancados, de renunciar o de permanecer en un rincón. El sol, la luz nos está iluminando con fuerza.
Gracias y perdón.