Establecer una relación armónica con una persona no sabemos lo que vale

Establecer una relación armónica con una persona no sabemos lo que vale. Establecer una relación armónica en la belleza, en la incondicionalidad, en el desinterés, en la no necesidad de ganancia, pero armónica, no sabemos lo que vale.
Estamos en una dimensión que quiere ganancia, que quiere triunfo, que quiere superioridad, pero cuando las dimensiones se despliegan aparece otra realidad, y todo ese deseo de superioridad, de ganancia y de éxito material desaparece, porque en dimensiones superiores todo lo que pesa más que una pluma no existe, no está, no hay nada. Todo lo que has construido sobre el poder, la materia, el dinero y la posición no existe.

Cuando la luz recupera la dimensión de la luz, nada de lo material asociado a la forma permanece. Si no conectas con la esencia, no conectas con nada. Es como un tiro al aire, que no va a ningún sitio bueno.
Por eso, establecer una relación armónica, permitir aparecer la armonía o encontrarte de repente en la armonía, en la belleza, decimos que no sabes lo que vale, porque eso te introduce en algo más allá de los valores materiales y está permitiendo entrar en la maravilla, que existe y sale todos los días a tu encuentro.
La maravilla te mira cara a cara todos los días. El amor y la belleza salen a tu encuentro todos los días.

Vivir bellamente

VIVIR BELLAMENTE (23/10/2015)
El Tzolkin te invita a vivir bellamente, encontrando la estrella como experiencia y viviendo en la estrella como realidad.
El Tzolkin te invita a vivir bellamente, a encontrar lo óptimo y vivir desde lo óptimo, porque detrás de lo óptimo, la ética, la armonía, la belleza y la poesía no está la ruina sino la abundancia.

La abundancia está detrás de vivir con corazón, asumiendo tus emociones como te propone la luna. Porque hay muchos ángeles colaborando en esa realidad dimensional.
Detrás de la acción con corazón no hay ruina sino prosperidad y abundancia. Porque no necesitamos todo lo que nos ofrece la complicidad comercial.

La realidad del ser humano es luminosa cuando vive desde la emoción y el amor incondicional en forma transcendente. Su emoción es luz y su cuerpo emite e intercambia fotones. Eso es gozo.
Pero además, se abren oportunidades y puertas, y la realidad que aparece es una realidad consistente.

No tengas miedo a vivir bellamente.