Caminar en la belleza, de repente aparece como una iluminación

Sí, claro, podemos pensar, creer, desear como necesitar pelearnos con algo, liberarnos de algo, hacernos fuertes frente a algo que nos ata, que nos obliga, que nos vence. Pero quizá en un momento encuentres que simplemente se trata de caminar en la belleza.

Caminar en la belleza, de repente aparece como una iluminación, porque todo lo que te rodea es maravilloso. No necesitas pelearte contra nada. Te estabas debatiendo y luchando y simplemente había un montón de miradas amorosas que te contemplaban, en un sitio maravilloso, cálido, bello, y te das cuenta de que no necesitabas liberarte de nada, sino solamente abrir los ojos. Quizá te das cuenta de que no necesitabas defenderte o ser más fuerte que algo, sino dejarte llevar por aquello que te extraía, te sacaba.
Estabas muy a gusto en un sitio, pero tenías que ir a otro, porque aquella experiencia se había terminado. Aquella experiencia era únicamente el tiempo que necesitabas para terminar tu desarrollo, tu plenitud.
En sí, aquel lugar era simplemente un lugar de paso, donde necesitabas ser nutrido para tomar fuerzas. No es que hubiera algo que tiraba de ti hacia fuera, sino que también dentro había algo que te empujaba hacia fuera, porque era el momento de pasar.
Era el momento de entrar en una nueva dimensión y querías resistirte y te parecía que todo conspiraba en contra tuya, pero eras un voluntario para dar ese paso y había llegado tu momento.

Establecer una relación armónica con una persona no sabemos lo que vale

Establecer una relación armónica con una persona no sabemos lo que vale. Establecer una relación armónica en la belleza, en la incondicionalidad, en el desinterés, en la no necesidad de ganancia, pero armónica, no sabemos lo que vale.
Estamos en una dimensión que quiere ganancia, que quiere triunfo, que quiere superioridad, pero cuando las dimensiones se despliegan aparece otra realidad, y todo ese deseo de superioridad, de ganancia y de éxito material desaparece, porque en dimensiones superiores todo lo que pesa más que una pluma no existe, no está, no hay nada. Todo lo que has construido sobre el poder, la materia, el dinero y la posición no existe.

Cuando la luz recupera la dimensión de la luz, nada de lo material asociado a la forma permanece. Si no conectas con la esencia, no conectas con nada. Es como un tiro al aire, que no va a ningún sitio bueno.
Por eso, establecer una relación armónica, permitir aparecer la armonía o encontrarte de repente en la armonía, en la belleza, decimos que no sabes lo que vale, porque eso te introduce en algo más allá de los valores materiales y está permitiendo entrar en la maravilla, que existe y sale todos los días a tu encuentro.
La maravilla te mira cara a cara todos los días. El amor y la belleza salen a tu encuentro todos los días.

Caminar en la belleza es lo más chamánico

Caminar en la belleza es lo más chamánico. Pero lo chamánico es lo más real, porque se adentra en lo atemporal y expande la realidad.
Caminar en la belleza te introduce en lo óptimo y tus moléculas también despiertan a la belleza y a la magia, y se expanden. Tus átomos se despiertan a la magia y se expanden. Y tus partículas subatómicas se despiertan a la magia, o sea a la maravilla, y también se expanden, y no han fricción ni desgaste.

Caminar en la belleza es entrar en la maravilla, conectar con la maravilla de todas las personas, de todas las cosas y asentarte en el ser siendo. Caminar en la belleza es lo más mágico, lo más chamánico, lo más libre y lo más amoroso. Y es una puerta que se abre delante de cada persona.
Cuando actúas sin miedo a perder, es decir sin querer ganar, estás actuando de forma expandida. Si miras si pierdes o ganas estás atrapado en la dimensión material; no eres libre, y entonces no caminas en la belleza, porque la belleza no responde al miedo.
Hay un cerebro reptil; hay un cerebro mamífero, que responde a la empatía; hay un cerebro racional, que te quiere llevar a ganar; hay un cerebro sabio, que trasciende el ego. Pero también hay un cerebro mágico.
Cuando aun perdiendo, actúas, sin importarte la ganancia sino la belleza, se despierta un cerebro mago que construye una realidad maravillosa.
Algunos piensan que eso te lleva a la irrealidad, pero tú puedes situarte en el aquí y el ahora desde la belleza, porque el aquí y el ahora es el lugar de las moléculas, los átomos y las partículas subatómicas, que son mágicas. Gracias Miguel Valls.

Y es el tiempo del retorno de los seres transcendidos.
El círculo se completa porque hay una elevación, desde las moléculas, los átomos, las partículas subatómicas, desde el aquí y el ahora.
Es puramente experimental: la puerta se abre a la belleza y al amor, y se abre a la maravilla.

No tengas miedo a vivir bellamente

NO TENGAS MIEDO A VIVIR BELLAMENTE (Extracto del libro en preparación “Tiempo de Ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

El espíritu te invita a vivir bellamente, encontrando la estrella como experiencia y viviendo en la estrella como realidad.
El espíritu te invita a vivir bellamente, a encontrar lo óptimo y vivir desde lo óptimo, porque detrás de lo óptimo, la ética, la armonía, la belleza y la poesía no está la ruina sino la abundancia.
La abundancia está detrás de vivir con corazón, asumiendo tus emociones, porque hay muchos ángeles colaborando en esa realidad dimensional.
Detrás de la acción con corazón no hay ruina sino prosperidad y abundancia, ya que no necesitamos todo lo que nos ofrece la complicidad comercial.
La realidad del ser humano es luminosa cuando vive desde la emoción y el amor incondicional en forma transcendente. Su emoción es luz y su cuerpo emite e intercambia fotones. Eso es gozo.

Pero además, se abren oportunidades y puertas, y la realidad que aparece es consistente. No tengas miedo a vivir bellamente.

Me encanta el eclipse, cómo embellece a las personas, cómo les saca la armonía, su conexión con las estrellas

Me encanta el eclipse, cómo embellece a las personas, cómo les saca la armonía, su conexión con las estrellas. Me encanta el eclipse.

Las personas muchas veces huyen de la belleza, porque hay un riesgo en la belleza, un riesgo de apropiación. Pero me encanta el eclipse porque vuelve a sacar hacia fuera la belleza interna. Las personas que más trabajan su conexión con el corazón expresan más esa belleza, porque la vida y la belleza van juntas. La belleza y el amor van juntos, porque el amor y la vida van juntos.
No podemos huir de la belleza sin huir del amor. No podemos huir del amor sin huir de la vida.

En este tiempo maravilloso donde las dimensiones se aproximan y las puertas se abren, todo está más cerca y no es necesario huir de la belleza sino ir hacia ella.
Gracias

Vivir bellamente

VIVIR BELLAMENTE (23/10/2015)
El Tzolkin te invita a vivir bellamente, encontrando la estrella como experiencia y viviendo en la estrella como realidad.
El Tzolkin te invita a vivir bellamente, a encontrar lo óptimo y vivir desde lo óptimo, porque detrás de lo óptimo, la ética, la armonía, la belleza y la poesía no está la ruina sino la abundancia.

La abundancia está detrás de vivir con corazón, asumiendo tus emociones como te propone la luna. Porque hay muchos ángeles colaborando en esa realidad dimensional.
Detrás de la acción con corazón no hay ruina sino prosperidad y abundancia. Porque no necesitamos todo lo que nos ofrece la complicidad comercial.

La realidad del ser humano es luminosa cuando vive desde la emoción y el amor incondicional en forma transcendente. Su emoción es luz y su cuerpo emite e intercambia fotones. Eso es gozo.
Pero además, se abren oportunidades y puertas, y la realidad que aparece es una realidad consistente.

No tengas miedo a vivir bellamente.

Si no existiese la belleza no existiría el ser humano

Si no existiese la belleza no existiría el ser humano.
Relacionamos al ser humano con la belleza.
Para algunas personas, incluso para todas las personas en algún momento, una frase como esta, que olvida intencionadamente el pragmatismo y la utilidad, sería absurda, o romántica todo lo más.

Sin embargo, posiblemente sea una de las frases más ciertas que se puedan decir.
Si no existiera la belleza, si no hubiera nada que actuase desde esa dimensión que traduce lo bello y lo maravilloso, no existiría el ser humano.
Creo que podemos reafirmarnos en ello. La belleza y el ser humano van juntos.

Sin embargo, la mayor parte de la humanidad vive bajo el estrés, aunque la belleza exista a su alrededor, porque la madre tierra tiene empeño especial en manifestar la belleza y cuando es mirada adecuadamente, aparece como bella.
Pero la mayor parte de las personas, incluso la mayor parte del tiempo de casi todas las personas, está dominada por el estrés y por la reacción ante las cosas, más que por la acción y la contemplación.
Muchas veces las personas hacemos cosas pretendidamente obligados, desde un hechizo que hace creer que solamente puede ser de esa forma, y entonces, prescindimos de la belleza, de la armonía y de la gratuidad.

Sin embargo, se considera que aparece el ser humano no solamente cuando dispone de herramientas que modifican las piedras o cuando utiliza los metales para hacer herramientas, sino asociado a algo que mueve la parte estética del ser humano, la belleza.
El momento en que en la historia, pero la historia de antes de la historia, aparece el ser humano, está asociado a manifestaciones de utensilios donde está la belleza, bien sea a través de pinturas o de la forma de las cosas, de forma que cuando lo contemplas es bello. Por ejemplo, además de ser un vaso útil, es bello.
Por eso es importante reivindicar la belleza en medio del estrés, del pragmatismo y de la supervivencia.

En medio del estrés y la supervivencia es importante reclamar el sitio de la belleza, reconociendo la belleza de lo que nos rodea, que además es gratuita. Todo lo que rodea al ser humano es gratis y bello.
Por eso es importante en algún momento pararse a considerar esto, porque cuando descansas contemplando la belleza que te rodea, el ser humano en su forma arquetipo también descansa y se refuerza.
Simplemente, avanzar en tu día considerando las cosas bellas que te rodean y que te regalan su belleza gratis es higiene, descanso y restitución.
Esa belleza está asociada a lo que también podemos denominar energía femenina, como energía que potencia lo que une.