El Tzolkin habla a los que aman la paz: escrito

EL TZOLKIN HABLA A LOS QUE AMAN LA PAZ:
Hablamos para personas que dialogan con el Tzolkin, para seres humanos del siglo XXI con acceso a una información global, pero sobre todo para personas que aman la paz y que en su diálogo con el Tzolkin responden a la información del in lak’ech o “tú eres otro yo”, al conocimiento de que cualquier persona eres tú. Tú estás en conexión con todas las personas y todas las personas están en conexión contigo, con un mismo origen, destino y presente.
Es una información total, con un contenido movilizador total, que abre todas las posibilidades y te saca del aislamiento. La persona que escucha eso empieza a ver las cosas de una forma diferente y a entrar en un comportamiento diferente.

Ha habido un tiempo que se pensaba que la realidad se traducía por materia y energía, pero ha entrado un nuevo concepto que es el de la información. La energía es toti-potencial y puede ir en todas las direcciones, pero elige una dirección por una decisión.
Junto a la información aparece la conciencia. Hablamos para esa persona que accede, sabe y quiere despertar su conciencia. Es la persona que está dialogando y quiere recibir esa información, pero no en el sentido exclusivista del “yo soy el que sabe”, sino del “estoy abierto a la información”.

En esa ecuación que relacionaba la materia y la energía, ahora está la información como destacada, porque la energía se mueve en una dirección como resultado de esa información.
El Tzolkin forma parte de esa ventana que se abre a la realidad de este paradigma, visión o forma de considerar y contemplar la vida. Puedes estar haciendo algo, con un convencimiento de que eso es bueno y positivo, pero de repente recibes una información que te dice “no, no, eso ya no es bueno”. Por ejemplo, puedes estar considerando que hay enemigos, defendiendo tu posición, como esos soldados que estaban ahí perdidos después de la segunda guerra mundial, y seguían en guerra aunque ya se había acabado, pero no lo sabían porque les faltaba información.
Puedes ser también como esa persona que está defendiendo algo y de repente le dicen “no, no, ya no hay que mirar hacia fuera buscando un enemigo, sino hacia dentro, buscando el diálogo con las demás personas”.
La información transforma toda tu energía y la canaliza en otra dirección. Eso es lo que aparece en el Tzolkin, a través del diálogo con él y con las demás personas.

A las personas que les interesa esto, que han entrado en conexión con el Tzolkin, les interesa en estos momentos ampliar los conceptos, mirando desde tantos ángulos como sea posible y sin encerrarse en los conceptos, porque si creen que poseen el concepto entonces ya están eliminando a los que no lo consideran igual. Proponemos ampliar los conceptos, dando validez a una cosa y a su contraria, encontrando donde se unen. Eso es parte del diálogo con el Tzolkin.
En el ámbito maya existen los gemelos como héroes que han vencido a los señores de Xibalba, a la muerte podríamos decir. Uno de los hermanos va a situarse como el sol y el otro como la luna. Ahí hablamos de algo que une al sol y la luna, algo que une los opuestos. Eso es lo que nos interesa, vencer a los señores de Xibalba uniendo a los opuestos.