Respuesta sobre la felicidad

RESPUESTA a una pregunta, por si es de interés:

Releyendo tus mensajes se ve cómo en uno de ellos enumeras cosas que no te hacen feliz, pero en otro enumeras cosas que sí te hacen feliz. De alguna manera la vida está llena de cosas que te hacen sentir la vida como maravillosa, pero también de cosas difíciles, que no te gustan.
Eso muestra cómo se trata de una actitud. Si te sitúas en todo lo que no te gusta, no pasarás un buen rato. Sin embargo, si valoras las cosas maravillosas que te rodean tu vibración sube. Da igual la edad que tengas. Puedes ser un joven triste o un joven alegre, un adulto triste o un adulto alegre, un anciano triste o un anciano alegre.
Normalmente si te sitúas en ti, en lo que se describe como ego, que es como una espiral hacia dentro, fácilmente estarás triste, porque de alguna manera te comparas. Pero, si en lugar de una espiral hacia dentro te sitúas en una espiral hacia fuera, entonces te despreocupas de ti y te conectas con el exterior, y todo fluye.

Si miras la disposición de las ondas y los castillos, eso está descrito en la cuarta dimensión o el cuarto castillo, que está compuesto por tierra, perro, noche y guerrero.
TIERRA es ese momento en que eres consciente, y así lo sientes, de que la vida es maravillosa y está basada en el amor, y tu agradeces la oportunidad de vivir. Para eso ¿qué necesitas? Pues quizá recordar a todas las personas y todos los momentos en que has dado y recibido amor, y has sido feliz.
Hay momentos en que has sido importante para alguien sin esperar nada a cambio y hay momentos en que alguien ha sido maravilloso para ti sin pedir nada a cambio. Es justo como te muestra tu perrito, que te permite ser feliz sin hacer nada especial. Cuando reconoces eso, estás conectado con el corazón de la vida, que es amoroso. Y entonces estás preparada y dispuesta para siendo joven o mayor, siendo gorda o delgada, siendo calva o teniendo mucho pelo, o cualquier otra condición, asumiendo que estás preparada para vivir desde el amor incondicional, porque el amor incondicional no necesita que tengas una belleza exterior, posición social ni ninguna cosa.

Cuando encuentras tu “tierra”, encuentras tu razón de ser. Mientras tienes tiempo, es decir, mientras estás viva, puedes vivir desde el amor incondicional (PERRO), sin dar de comer a tu ego, a tu “para mí”, “yo primero”, etc.
Pero entonces, para vivir en el amor incondicional, que es esa segunda onda blanca de la actitud, te encuentras que hay un problema, y es la calidad de las imágenes mentales que desde tu interior creas, porque no hay nada peor para hacer imposible el amor incondicional, que crear la imagen de que una persona es injusta, egoísta, bandido, abusadora, etc. Todos esos que podríamos decir que son simples conceptos o palabras, también son imágenes. Y eso es lo que llamamos NOCHE o ensueño.
Hay dos tipos de ensueño o creación de imágenes, uno amoroso, que es más o menos como tu relación con tu perrito, porque da igual que te muerda, te rompa los calcetines o que en un descuido se haya comido tu comida, porque nunca vas a decir por eso que es malo, abusador y engañador, sino que incluso normalmente, todas esas situaciones, en principio desfavorables para ti, te hacen reír.

Entonces, se trata de una actitud y unos pensamientos que soportan esa actitud, porque el amor incondicional, que es lo necesario en este momento y no el triunfo económico o social, necesita que tu vibración, y tu vibración es consecuencia de tu ensueño y de tus imágenes, sea como expresa la noche, que contiene la vibración de la quinta dimensión, de lo maravilloso.
Es decir, solo puedes ser incondicional si todo lo que te rodea lo ves maravilloso. Cuando ves todo maravilloso, no porque finjas que es así, sino porque te vibra que es maravilloso, entonces se produce vibracionalmente esa expansión de la conciencia (GUERRERO), que te permite entrar más allá de la apariencia; te permite transcender esa frontera y entrar en el mundo maravilloso de la quinta dimensión, donde no hay jóvenes, viejos, gordos, feos, dolor, enfermedad sino pura maravilla, siendo eso una realidad en tu interior, es decir, esa realidad forma parte consustancial de tu ser.

Una gota, además de agua es un arco iris. Eso es como la felicidad para los seres humanos

Privilegio, técnicamente según el copyright técnico de la RAE, que gobierna estos asuntos de lo que significan las palabras al menos en el nivel de los despachos, significa “exención de una obligación o ventaja especial que goza alguien”.
La pregunta es, si usted está exento de una obligación, repentinamente ¿qué se le produce a usted?, ¿agradecimiento o piensa usted qué injusto es el mundo?
En la segunda posibilidad sería “ventaja especial “. Si usted se encuentra de repente agraciado por una ventaja especial, ¿qué se le ocurre?, ¿surgirá agradecimiento o pensará qué injusto es el mundo?
Si usted va caminando y de repente se encuentra con un paisaje maravilloso, usted dice “qué bello” o “qué injusto es el mundo, con tantas personas que no pueden ver esto”.
Si alguien tiene con usted un detalle y le regala un libro o una sonrisa, cree que su corazón está agradecido y contento o estará diciendo “qué injusto es el mundo”.

El asunto es proponer el agradecimiento, la alegría o como quiera que se llame el asunto, es decir vivir la realidad sin juicio, como forma de elevar la vibración del planeta, permitiendo a la luz pasar a través tuyo para que llegue a todos, sin secuestrarla.
Hay un cookie o galleta de información donde se han incluido elementos que pueden llevar a la confusión, porque llevan al enfrentamiento, y por tanto llevan a la infelicidad estéril.

El abuelo Chaplin era un maestro de este tema, porque con sus zapatos rotos y su ropa ridícula era feliz, independientemente de las circunstancias externas.
Descubrir el mundo y la dimensión de las emociones, que son cosas que no se pueden romper si se caen, es descubrir el gozo y también el alma. El tiempo en que estamos es el tiempo de recuperar el alma.

El engaño que se produce en la cookie o galleta de información es el de querer hacerte creer que la tercera dimensión, donde se afirma el ego y lo demuestra poseyendo cosas, excluyendo a los demás y abusando de la fuerza directa o por intermedio de otros, es la realidad óptima. El engaño es pensar que los privilegios son excluyentes, que hay personas que tienen privilegio y otras tienen sufrimiento.
Personas empáticas y amorosas muerden un anzuelo dentro de la galleta o cookie y parecen quedar atrapados en esa dimensión de las cosas, viviendo una vida infeliz, no por ellos sino porque es injusto.

Muchas de estas personas no saben que ellos mismos quizá son ángeles, o que de alguna manera están tratando de encajar las realidades de las demás personas, o tendiendo puentes a la sociedad de la estrella.
Por ello durante cierto tiempo son parcialmente infelices, porque nadie puede ser “totalmente” infeliz. Lo importante es ampliar la felicidad y una de las formas de hacerlo es mirándola. Viendo la parte de felicidad de tu vida, siempre crece, y la parte de infelicidad busca trabajo en otro sitio.

Esto es lo que nos cuenta el abuelo Charles Chaplin en tantas de sus imágenes simbólicas. Quizá en otro tiempo hubiese utilizado la piedra, pero como ya estaba inventado el celuloide –gracias celuloide-, nos informó ampliamente de esa vía a la estrella.

Algunas personas, que posiblemente sean todas en cuanto escarben un poco en sus recuerdos, se dan cuenta que la felicidad es un destello que aparece súbitamente, sin mucha referencia al esfuerzo que han puesto en conseguir algo, ni siquiera con referencia a haberlo logrado.

Los seres humanos somos un poco como el agua, o parodiando un poco la forma de hablar de esta página diríamos que somos bastante como el agua.
El agua es agua, hay mucho agua por todos los lados, y de repente, una gota, además de agua es un arco iris. Eso es como la felicidad para los seres humanos. Vas de aquí para allá y de repente aparece un arco iris, o sea eres feliz.

Claro, pero si no lo ve nadie, ni siquiera el arco iris es un arco iris.
Un arco iris no es agua y luz, si no hay un ojo que lo ve. Traducido al human@, el asunto es que el human@ es un arco iris que es felicidad ante los ojos de ÉL.
El ser humano es feliz cuando Dios le ve, que es el ojo que te ve siempre. Entonces, debería ser siempre feliz el humano, pero no, solamente lo es cuando él mira a Dios y entonces se da cuenta de que Dios le está mirando.
Ese es el arco iris. Ese es el privilegio y ese es el trabajo.

Es privilegio porque es gozo, y es el trabajo, porque a través tuyo Dios puede ver también. Pero si no le miras, paras esa luz y encima no te sientes bien; quizá necesites buscar dinero porque sabes que te falta algo, o emborracharte, porque sabes que te falta algo, o robar… Bueno, ya paro, simplemente te falta algo; te falta tu privilegio, te falta tu trabajo: ver.

LA EXPERIMENTACIÓN ABRE CAMINO A LA CONCIENCIA (Extracto del Libro de las Sincronías)

Hay una diferencia notable entre los bares y la felicidad, bueno realmente muchas.

Hay una diferencia notable o quizás habría que decir que hay un abismo insalvable entre los bares, las rayas, los colocones, los tripis, el caballo, los cubatas, y la felicidad. Todo parecido posible solo dura un NADA.

En realidad te aleja, y solo puedes volver a acercarte despeñándote, que es justo lo que tratas de evitar, de modo que el éxito es afortunadamente el fracaso, es decir, “no puedo más”, “que sea lo que Dios quiera”.

 

También hay una diferencia notable entre los Porsche, yates, jet privado, éxito social, mansiones, propiedades, honorabilidad, guarda espaldas y acompañantes, la silicona, y la felicidad.

Como también hay una diferencia notable si comparamos la felicidad con el aburrimiento y la rutina, con “lo hago por ti” o “el qué dirán” y con algo que pasará un día llamado mañana, que nadie conoce en mi entorno.

 

La experimentación o los resultados acumulados de esas experiencias del osar, son las que realizan la metamorfosis, algo que en parte es una transformación y un nacimiento, el nacimiento de lo nuevo.

Pero experimentación y nuevo, como resultado solo puede dar nuevo y sabio, nunca nuevo descerebrado, porque el viaje evolutivo es hacia más conciencia.

 

La experimentación abre camino a la conciencia y la conciencia rompe el karma, es decir, trae absolución, liberación del karma. Y eso es alegría, no la acumulación de sensaciones, propiedades, prestigio social o estético.

La liberación del karma es un nuevo nacimiento que libera también las vivencias ancestrales, simplemente porque están presentes en ti en los cromosomas.Y eso es alegría.

Tu experimentación libera a tus antepasados y ellos están presentes en el proceso, tal vez en forma de energía guía.

Merece la pena, además de ser un proceso imparable. Maravillosamente imparable.

(para información de cómo comprar el e-book o libro puedes escribir a nuevocalendariomaya@gmail.com Gracias)