No entiendo cómo puede ser, pero hay cosas imposibles que suceden

EL MOMENTO DE LAS COSAS IMPOSIBLES (Extracto del Libro de las Sincronías)
No entiendo cómo puede ser, pero hay cosas imposibles que suceden.
Quizás no se trata de ENTENDERLO, el caso es que afortunadamente suceden.
Pueden suceder cosas imposibles que te ayudan. A veces, suceden cosas imposibles, afortunadamente.
Quizá dices que no son imposibles, puesto que suceden, pero creo que puede llamarse, y tú posiblemente también lo llames así, imposible a lo que NO PUEDES hacer.

Lo que no puedes hacer es imposible.
Pero hay cosas que tú no puedes hacer y que suceden oportunamente cuando concurren fuerzas y designios desde otras dimensiones de la vida.
Y entonces suceden, como si te estuviesen viendo. En el momento oportuno.
Eso es metalenguaje.

Ahora estamos en ese tiempo, en el del metalenguaje y la comunicación, con dimensiones superiores de la vida, con quién eres o con por qué estás aquí.
Y también es el tiempo de la comunicación inalámbrica, inaudita – que no es oíble-, e impensable. Todos los “in” que quieras, pero real y comprobable.