La solución más fácil: Ante otras culturas

LA SOLUCIÓN MÁS FÁCIL: ANTE OTRAS CULTURAS (Extracto del Libro en preparación “Tiempo de ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

Decíamos que no acogerse a la solución más fácil suele ser una estrategia desde la conciencia que te aproxima al éxito.
Esto es válido para el dolor físico pero también frente a situaciones sociales, laborales o afectivas.
Hay una puerta, que puede ser encontrada. Pero tu puerta es solamente para ti y se abre a través de tus vivencias experienciales, tus experiencias desde la conciencia y tus vivencias desde una conciencia despierta.
Abrir la puerta forma parte de la experiencia. No es un asunto teórico.

Para ello es conveniente agrupar, mestizar y unir. Es la puerta del in lak’ech, que es útil en todas las circunstancias.
Por eso nos acercamos siempre al Tzolkin con respeto y agradecimiento, y por eso nos acercamos igualmente a todas las personas con respeto y agradecimiento.
Todas las culturas son mi cultura, todos los códigos son mi código y todas las etnias son mi etnia.

Pero en este territorio también existe una opción fácil que te aleja de la puerta, que es la guerra y la opción que niega al otro, que también eres tú (ala ken, in lak’ech), el derecho a existir.
Cada vez que desde un código se predica aparentemente la eliminación de otro, podemos determinar “esa raíz la elimino”, “no la riego”. Esa raíz parece fácil porque con el odio y la venganza se consigue un nivel de gratificación que parece alejar el miedo, pero realmente no lo es, porque no pertenece a lo óptimo.
Todo aquello que no está en lo óptimo, no es real, sino hechizo. Acogerse a eso, aunque produzca un cierto desahogo maldecir o vengarte, cierra la puerta y te aleja de lo óptimo.

Actualmente, gracias a Dios, somos sacerdotes de nuestro linaje y nuestros cromosomas. Estamos aquí para bendecir desde nuestro linaje; somos bendecidores representando a todas las personas de nuestro linaje.
Los linajes que existen ahora en la tierra están totalmente enlazados. Todas las personas, por pura que parezca su etnia, tienen cromosomas de otras etnias.

Ahora mismo la masa crítica enlazadora ya está presente y lo que es necesario es situarte en el lugar sagrado; revestirte de lo sagrado y bendecir.
Por eso todo lo que reclama guerra y asocia la guerra con la santidad sabemos que no es cierto y que no pertenece al cielo.
Es necesario honrar y bendecir.
Gracias. Perdón. Bendición.

La solución más fácil: Ante el dolor

LA SOLUCIÓN MÁS FÁCIL ANTE EL DOLOR (Extracto del Libro en preparación “Tiempo de ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

No acogerse a la solución más fácil suele ser una estrategia desde la conciencia que te aproxima al éxito.
No acogerse a la solución más fácil, que entonces sería como una rendición o consideración del “no puedo” como parte de tu realidad, te privaría del desarrollo de todo el proceso, que es iluminativo y requiere tu conciencia.

Cuando te acoges a la solución fácil puede ser que evolutivamente no abras la puerta, porque es rendirte y excluir otras posibilidades, y te mantiene en lo cómodo en lugar de conectar con tu ser interior abriendo los escáneres espirituales, soportando esa incomodidad, amándola como parte del proceso del despertar y reconociéndola dialogando.

Nos referimos a la solución fácil que te permite abrir la puerta por ejemplo a lo que supone la analgesia ante un dolor. Podría ser un dolor crónico repitiéndose constantemente, donde la analgesia únicamente consigue camuflarlo, pero para conseguir un efecto cada vez requiere aumentar la dosis.

En un momento determinado es conveniente centrarse meditativamente, abrir el diálogo con el dolor y hacerle preguntas concretas.
Aun en el caso de que no obtuvieses unas respuestas claras el primer día, es interesante mantenerse en ese diálogo y repetir.
Abandonar, desaprender o eliminar los patrones limitantes no es lo mismo que dar al interruptor de la luz y tener ya la bombilla encendida. Desmontar esos hechizos requiere más tiempo, porque se trata de una profunda catarsis, de un renacimiento o resurrección completo.