2 pensamientos en “El análogo amplía la conciencia

  1. ¡Hola
    Me gustaría entender más acerca de lo Kin Analogo, mi Kin análogo Luna Roja resonante. Con el fin de auto-conocimiento, como el kin analogo podría guiarme?
    Graciass!!

    • La luna es el análogo del perro, que habla del amor incondicional. Pero hablar solamente del amor incondicional te puede llevar a divagar por falta de referencias. Es como cuando te estás afeitando, si solo tienes el tacto de tu mano para indicar si te has afeitado bien o mal, el resultado es peor que cuando además como información tienes un espejo, que no eres tú, pero es análogo a ti. Entonces la mezcla de la información del tacto con la de la vista, te complementa y te aporta una información más exacta, no solo de cómo te sientes tú sino de cómo te ven desde fuera.

      El kin del perro, que es el amor incondicional, se referencia desde su interior con el mono, porque es su oculto. Decimos que el amor incondicional tiene que estar unido a la alegría, y la alegría unida al amor incondicional, por lo que no es expresión de amor incondicional las cosas que hagas enfadado o por obligación.

      En otro escenario, decimos que el perro 7 está en el centro del telar, en el kin 131, al colocar en el número uno al sol 7 (antípoda). Es decir, el sol, la iluminación, centra al perro.
      Así, la energía del análogo aparece como referencia al antípoda.
      Si solamente contamos los 20 sellos y decimos que el sol es el 1, el perro es el 11. Igualmente, si contamos la distancia del perro al sol y decimos que el perro es el 1, el sol es el 11. El antípoda es el sello más alejado del tuyo, porque cuando lo rebasas ya empiezas a juntarte. Pero si contamos sello y tono encontramos que el antípoda te sitúa en el lugar 131 del Tzolkin.

      La energía del antípoda, aunque sea con sello y tono, como un kin, se complementa, no a través del kin oculto sino mostrando dos ondas complementarias. La onda del sol y la onda de la luna contienen los ocultos cada una de la otra.
      Entonces, el análogo es la energía oculta, como onda, del antípoda. Y cuando estamos hablando de la energía de la onda, estamos hablando de la energía grupal, del comportamiento grupal.
      La luna, como análogo del perro, expresa que el amor incondicional, que debe ser también una expresión de alegría, es a nivel grupal como una luz que atrae al ser espiritual de otras personas, y entonces la actitud de otras personas debe traducir la luna, expresando esa emoción que atribuimos al agua.
      La luz va a aparecer a través de tu interacción con las personas. A nivel personal te da alegría (relación perro-mono), pero en la interacción social, la luna traduce la luz del sol, de modo que te introduce en el quinto castillo, castillo verde.

      El sol 7 pertenece a la onda del mago y la luna 7 pertenece a la onda de la luna, que NO son ondas asociadas, pero la energía del sol sí está asociada a la de la luna, como onda.
      Si más o menos puedes encontrar sentido a esto que te estamos diciendo, entonces para encontrar cómo te puede guiar tu análogo, que es la luna 7, se trata de considerar y vivir lo que aporta la luna como familia. La luna se transforma en el mago, dentro del cual está la actitud sanadora de la mano. Entonces, el mago se transforma en la tormenta, con sus hechos milagrosos y su palabra de luz (viento). Aparece en cuarto lugar la semilla; siendo como eres se produce un florecimiento, cuando estás alineado como la tierra. Y de nuevo te sitúas en la luna.
      Es decir que tu forma de vivir el amor incondicional necesita todos esos conceptos y vivencias. Para todo esto es fundamental la meditación y la recitación de tus 20 ondas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.