7 de diciembre. No ocultemos los dones a manifestar

7 de diciembre. NOCHE Cósmica 13. Mono 4 y Mago 8 en el tzolkin evolutivo.
Noche transcendente, con luna llena.
Todo lo que sucede tiene un sentido. Cada pensamiento, visualización o palabra que emitimos tiene una energía que se materializa.
La noche, el invierno, la oscuridad o la enfermedad no son un sinónimo de tristeza o de melancolía, sino de reencuentro con uno mismo para propiciar el nacimiento a una nueva realidad. Y eso lo podemos hacer con alegría, sabiduría y amor, disfrutando del proceso.
Seamos conscientes de lo que hacemos y de lo que somos. No lo queramos ocultar, y menos si se trata de dones a manifestar.
Gracias y perdón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *