Buscando datos en todas las direcciones posibles se produce una expansión similar a la actuación de las células madre, pero conservando un hilo conductor que es el sentir desde el corazón

Con cien ojos mirando, buscando datos.
Buscando datos en todas las direcciones posibles se produce una expansión similar a la actuación de las células madre, pero conservando un hilo conductor que es el sentir desde el corazón.

Sí, ciertamente, se puede mirar con cien, con mil y con un millón de ojos cuando la conexión con las neuronas espejo está abierta y facilitada. Sí, quizá hablamos de una realidad no visible en la apariencia, pero constatable.
De hecho es la experiencia evolutiva del momento actual, encontrar tu resonancia interior, o sea desde el corazón, de lo óptimo; encontrar la resonancia interior donde expandes tu vivencia y estás más vivo, y resucitas.
Porque aquellos contenidos mentales que te convierten en víctima o en verdugo, en engañador o engañado, o en abusador o abusado, que parecen inamovibles y por eso constituyen la realidad, se desmontan mirando en otra dirección, es decir abriendo otra posibilidad, y comprobando. No repitiendo contenidos, sino abriendo otras posibilidades que primero han de ser víctimas para luego hacerse reales a través de un diálogo.

Entonces, primero se trata de mirar y de comprobar, y ese diálogo se produce a continuación, pero porque en realidad ya se había producido antes.
En estos momentos nos situamos en el centro de una resonancia. Por un lado se abre un camino hacia la libertad, que es como un agujero de gusano que une distintos niveles dimensionales, es decir distintos niveles de la realidad de la realidad. Puedes permanecer en el conocido, donde eres esclavo pero te da seguridad tu propia esclavitud, pero hay un camino abierto y volviendo hacia dentro algo te lo puede confirmar a través de tu sentir interior. Pueden ser todos los ojos que han mirado desde la información de tus cromosomas, que coexisten en un nivel dimensional del tiempo gozoso y te animan. Solo tienes que sentirlo.
Y también por otro lado hay un diálogo que te dice que ese viaje a la libertad es una resurrección.

También puedes mirar a Pacal Votan con su cruz, porque tiene una onda de forma sanadora en la vibración de las partículas subatómicas, que te lleva al mismo acontecimiento, que es el nuevo nacimiento, porque la onda de forma, ordenante de la realidad armónica dimensional, existe y es perceptible a través del sentir. Sitúa a Pacal Votan visualmente en cualquiera de tus órganos y siente, o mira a una persona querida y sitúale a Pacal Votan con su cruz en sus problemas o en su daño, y siente y dialoga con esa persona, porque encontrarás que esa persona también siente.

Encuentra qué resonancia y qué respuesta hay cuando uno dice toma tu cruz y sígueme a la resurrección. Hoy puedes ver a un personaje arquetipo con su cruz en otro sitio de la apariencia y en otro tiempo, pero respondiendo a esa resonancia y pidiéndote que abras el sepulcro, quizá que seas libre o simplemente que sientas y encuentres la verdad a través de sentir, o sea la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *