El caminante del cielo

EL CAMINANTE DEL CIELO (Extracto del Libro de los Sellos)

Al Caminante del cielo se le atribuye expansión y exploración del espacio.
No tiene límites ni ataduras; no está constreñido por su mente; no está encerrado en conceptos. Se le asocia al gozo, a la sensación de plenitud, que va más allá de los límites naturales, entrando en lo sobrenatural.

LA ONDA TIPO:
El Caminante del cielo aparece en la secuencia inicial de trece sellos que llamamos onda tipo, justamente en treceavo lugar, y es por tanto el final de un proceso, de tal manera que es algo que uno se encuentra al final de una tensión, y ese hallazgo es el final de la tensión, cuando menos.
Es el final de la onda del Dragón. Significa que el presente se inicia cuando has hecho el trabajo de vivir la solidaridad asociada al Dragón, y vivirla con tal entrega, con tal intento, que descubres la transcendencia. Lo que te convierte en un Caminante del cielo es vivir desde la solidaridad del Dragón y descubrir la energía femenina en ti, que no es la energía de la dominación, sino la de la entrega y el servicio a favor de todos. Por eso puede crear la sociedad celeste.
Supone expansión y se le atribuye expansión, exploración del espacio,… Pero si pasamos de la teoría a las vivencias personales, podemos entender que tal vez has hecho una marcha de varias horas para llegar a un paraje bello, y lo que sucede es que mientras vas caminando con tu mochila, ciertamente te vas divirtiendo y vas disfrutando. Pero cuando llegas al paraje que justifica ese esfuerzo, que puede ser la cima de una montaña, una cascada, unas ruinas antiguas, algo que es a donde quieres ir, entonces te quitas la mochila y simplemente disfrutas dejando expandirse tu espíritu en ese lugar bello a donde ibas.
Por eso el Caminante del cielo contiene ese sentido de expansión, que es justamente lo contrario a la tensión, pero sobre todo contiene gozo y contiene libertad, porque eso que haces con esfuerzo, lo haces porque quieres. Has elegido hacer eso y eres totalmente libre en ese momento. Es decir que el Caminante del cielo une libertad, gozo y expansión.

LA ONDA 13:
Como final de onda, el 13 indica transcendencia. Pero el Tzolkin también muestra la onda 13, que comienza en la Tierra y termina en la Luna.
El uno siempre es Dragón, pero el trece es como sello, es decir de forma individual, un Caminante del cielo, y como onda, es decir como asunto grupal, Tierra.

LA ONDA DEL CAMINANTE DEL CIELO:
El Caminante del cielo, en su onda propia termina en la Serpiente, y la Serpiente es energía, kundalini, una energía de elevación, pero asociada al gozo.
Hay un intercambio de contenidos entre la situación del sello en el lugar 13, y la situación del propósito, Caminante del cielo, como onda en el lugar quinto, que es el de la Serpiente.
Por ello, Caminante del cielo siempre es energético. Su gozo, su expansión, su exploración del espacio son enclave de plenitud y de fuerza. Y su conexión es directa con el Dragón, porque el Dragón es rojo, y el Caminante del cielo también es rojo y un inicio, sólo que en otro nivel.

En la onda del Caminante del cielo se encuentra la Tormenta 7, que es la energía del año maya 2012-2013.
La Tormenta resonante canaliza al Caminante del cielo, y el Caminante trae el cielo a la Tierra. El Caminante favorece experiencias gozosas, o sea celestes, sin referencia a los valores del depredador.
La frontera dimensional se acerca. Es el momento de experimentar el gozo y el disfrute que te ofrece la vida sin tener que comprarlo.
Disfrutar y compartir. Encontrar y generar espacios de encuentro y de colaboración sin ánimo de lucro. Encontrar más allá del disfrute del dinero, de las marcas, de las cadenas comerciales que por algo se llaman cadenas, el disfrute de las emociones de la creatividad y de la solidaridad.
La Tormenta resonante canaliza al Caminante del cielo, y es por ese motivo por el que te propone experiencias que no son producidas por el dinero ni por la publicidad ni por las sugerencias de parecer alguien importante.

En el tono 4 de esta onda aparece el Guerrero. El Guerrero, que es la expansión de la conciencia, ayuda al Caminante del cielo a vivir esa plenitud que posee, de manera que parte de la tarea evolutiva del Caminante del cielo sea expandir la conciencia.

EL LIBRO DE LOS SELLOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *