El cordón umbilical siempre es femenino, ¿lo sabes, no?

El cordón umbilical siempre es femenino, ¿lo sabes, no? El cordón umbilical es siempre el cordón de la madre, ¿lo sabes, no?
Todos lo sabemos pero quizá no siempre lo tenemos en cuenta.

El cordón umbilical que te nutre y te conecta con la vida siempre es femenino. En algún momento conviene reconocerlo, porque el cordón umbilical es una estructura física en un determinado momento, en el embarazo, en el periodo embrionario, pero analógicamente existen muchos momentos. En muchos momentos tienes un cordón umbilical que te conecta, te nutre y te acompaña.
Cuando estás en situaciones críticas, que son situaciones de nuevo nacimiento y que son maravillosas, pero que no siempre son vividas de esa manera, entonces, en todas esas situaciones hay un cordón umbilical, hay una energía femenina, donde Dios aparece como una energía femenina y te cuida. Dios entendiendo que se trata de la vida. La vida, entendiendo que es un proceso expansivo y constante hacia el gozo, hacia la plenitud, y que en sí es un camino, porque va de un lugar a otro, de un lugar experiencial o dimensional a otro, y que en estos momentos los seres humanos están invitados a transitar, a ampliar la realidad a través de su experimentación.

Asociamos trabajo y vida, y parece que se trata de salario para estar vivo. Parece que es necesario un salario para estar vivo, pero queremos, quizá sea adecuado decir, implementar, proponer o recordar que la realidad en la que estamos es maravilla y vida; la vida como algo sin esfuerzo hacia el gozo, hacia la plenitud, sí asociado al despertar.

Estamos hablando de conciencia, integridad, voluntario y vida, mágicamente; de ese águila que ve la maravilla; de ese amor incondicional asociado con la alegría… Todos estos términos quizá no son lógicos, solo que son reales. Somos astronautas en un viaje dimensional hacia el gozo. Nuestra primera cabina es el vientre materno. Somos astronautas en un viaje multidimensional, multiexpandido. Despleguemos la realidad.
Desplegar la realidad es ampliar la realidad y conectar con las emociones. Las emociones son las dueñas o hermanas asociadas al tiempo.

Si quieres entrar en un tiempo maravilloso, conecta con una emoción maravillosa.
Si quieres o si crees que es mejor pelearte con la vida, conecta con una emoción que te encoja. La frontera está cerca para pelearte con ella. Pero no es necesario. Siempre hay un cordón umbilical que te trae nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.