Todo es fácil y además está cerca

(27/12/2014)
Todo es fácil y además está cerca. Muchas veces lo mejor, en momentos de confusión y de alteración, es dejar que las cosas sean.

Dejar que las cosas sean, es decir permitir que realicen su programa, es un acto mágico, entendiendo que la magia es la conexión con la otra dimensión. La conexión sabia con la otra dimensión es la magia.

Dejar que las cosas sean, dialogando con aquello que no conoces, que no comprendes y que no entiendes, pero reconociendo que proviene de dimensiones superiores y de lo mejor; reconociendo que cualquier cosa que sucede viene del corazón del cielo, del corazón amoroso de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.