Limpiar el agua es eliminar todas las transferencias

Limpiar el agua, limpiar tu agua, es eliminar todas las transferencias, todas las informaciones y todas las creencias acerca de qué es la realidad que vienen transferidas y se instalan desde la infancia temporal o la infancia de la conciencia y son aquello que te coloniza y te hacer creer que la realidad es de una determinada manera, porque es la forma de pertenencia al grupo, lo que crea la realidad de grupo, que tu asumes sin contrastarlo. Eso es una transferencia.

Entonces, limpiar el agua es limpiar todas esas transferencias. Teniendo en cuenta que el ser humano es un 70% u 80% agua, esa limpieza es fundamental, porque te saca de ser simplemente reactivo y te pasa a ser consciente, es decir, a ser libre, a elegir desde tu libertad, desde tu conciencia y no a reaccionar según los programas que tienes instalados, que han entrado y se han instalado sin tu aquiescencia consciente, sin tu afirmación consciente, sin que tu quieras o creas que sea así.

Todo eso forma tu sistema de creencias reactivo, no contrastado. Forma tu sistema de creencias como transferencia. Recuperar eso es parte de recuperar la libertad, que es lo que te reconecta con tu ser alado, lo que te devuelve tus alas, lo que te despega, te desapega, lo que te permite elevarte.

En parte es una tarea personal, pero también en parte es una tarea en favor del colectivo de la humanidad, del arquetipo. En parte es una tarea personal que te lleva al gozo y a la plenitud personal, pero en parte es una tarea que concierne a la humanidad, al ser humano total.

El ser humano total se está elevando. Cuando te instalas en tu parte ser humano, como arquetipo, estás entrando en el presente. Entonces, hasta tu propio gozo se expande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *