Onda evolutiva del humano

ONDA EVOLUTIVA DEL HUMANO:

La onda del humano es la octava onda, de modo que cuando ordenamos el Tzolkin siguiendo las ondas, se va a superponer sobre la matriz o el hueco que disponen los sellos de la estrella en el Tzolkin tipo.
Así, evolutivamente fusionan los contenidos, de modo que el Tzolkin propone como humano real al humano estrella.

Lo expresado por el propósito de la onda del humano, HUMANO 1, que es una invitación a considerar como propósito la libertad y los pensamientos elevados, al fusionarlo con su contenido evolutivo (Estrella 8) indica que el humano inicia su viaje evolutivo cuando actúa desde la integridad y en favor de la solidaridad que construye la sociedad de la estrella, ya que la estrella 8 pertenece a la onda en la que se realiza la solidaridad y el cumplimiento de la misión del dragón 1, a través del favorecimiento de la energía femenina.
Es decir, el tipo de pensamientos elevados que expresa el humano, para el encuentro con su fuerza evolutiva precisa de su asociación con la valoración de la energía femenina y de la solidaridad en favor de la sociedad celeste.

En el segundo lugar de la onda del humano y en el segundo lugar donde se expresan los sellos de la estrella, encontramos sincrónicamente un tono 2.
El CAMINANTE DEL CIELO 2, que es la segunda presentación de la onda del humano, se superpone con la estrella 2 de la onda de la mano. Esta superposición sincrónica le confiere un especial valor a esta posición.
El regalo y el desafío que aparecen a través de la sociedad de la estrella, se concretizan cuando el humano aparece resplandeciente como caminante del cielo.
Claro, el lugar en que esto es posible es el regalo de nuestros sabios maestros huicholes, mostrando su seguimiento al venado azul, o sea al reconocimiento que te sana de tu acción en contra del amor y a favor del depredador.
La estrella 2 es el regalo que proviene de manik, el venado azul o la mano sanadora y te transforma en un caminante del cielo. Salvemos Wirikuta. Salvemos lo sagrado en el corazón del hombre. El reconocimiento del depredador te libera del depredador y restaura lo sagrado.

El número 3 de la onda del humano como expresión del servicio, aparece como MAGO 3, reposando sobre la estrella en tono 9, que da fuerza a la luz del sol para llevar al humano hasta la transcendencia. El mago 3 expresa el tono de servicio del humano y se superpone con la estrella 9, que corresponde a la onda del sol desde uno de esos tonos en que actúan los guías, dando fuerza a la onda para la transcendencia, que en este caso es el humano 13.
El servicio que expresa el mago 3 desde el punto de vista evolutivo es llevar al humano hasta la transcendencia, es decir, a conectar con la luz y a reconocerse como hijo de la luz, que es Sa Ra.

El tono 4 lo ocupa el ÁGUILA 4, sobre la estrella 3 de la onda del enlazador. Evolutivamente, el águila 4, que expresaría un modo de ser real y el “cómo” del humano, ve implementado ese contenido cuando encuentra el servicio enlazador en favor de la luz cumpliendo una misión, para hacer aparecer la sociedad celeste de la estrella.
Lo que ejecuta el contenido del águila 4 es la estrella 3, es decir, el servicio enlazador.

En el tono 5 aparece el GUERRERO 5, superponiéndose sobre la estrella 10, que es uno de los portales que dan acceso a la experiencia del nuevo nacimiento.
La estrella 10 es la estrella resucitadora, ya que pertenece a la onda de la tormenta. La expansión de la conciencia expresada por el guerrero 5 aporta esos contenidos resucitadores.

La TIERRA 6 es el sexto tono de la onda del humano y evolutivamente uno de los portales de la columna de Hércules, ya que se superpone sobre la estrella en tono 4 de la onda de la serpiente, que está en la columna de los portales.
Evolutivamente, la actitud del voluntario presente en la tierra en tono 5 abre una puerta dimensional que activa su kundalini y su luz interior, favoreciendo el nuevo nacimiento.

El tono resonante del humano es justamente el ESPEJO 7, o sea la ley del amor y la vivencia del “tú eres otro yo”. El gozo que produce esa vivencia del amor está expresado como estrella 11.

El tono 8 del humano, que sería la TORMENTA 8, también se superpone sobre una de las columnas de hércules, exactamente sobre la estrella 5.
La integridad presente en la tormenta 8 forma parte del programa expresado por la semilla, siendo un portal de acceso al nuevo nacimiento.

En el noveno lugar estaría el SOL 9, que en el Tzolkin tipo también es un portal y está expresado por la estrella 12.
Las ondas 8, 9, 10, 11, 12 y 13 forman la doble columna de portales, que en sí expresan el rombo que hace referencia a la estrella, presente en el centro del Tzolkin, como lugar de conexión ascendente y espejo donde se encuentra a Dios.

En la onda encantada es lo que sucede después de haber entrado en la resonancia expresada por el tono 7 resonante, que da lugar al territorio de la ascensión que te lleva a la transcendencia. Eso es en la consideración de los 13 o agrupación de los sellos de trece en trece.
En la consideración de los sellos de veinte en veinte, expresa el lugar donde se encuentra el espejo, que te va a permitir acceder a lo expresado como castillo verde, que en este caso es solamente la puerta que favorece el nuevo nacimiento y te lleva hacia la segunda resonancia, que es la plenitud en lo verde. Es otro ritmo.

El ritmo del 13 te lleva a la transcendencia, pero en el ritmo de los 20 como agrupación de las 20 ondas se encuentra el territorio del castillo verde.
La transcendencia es una experiencia personal, pero el castillo verde ya es una experiencia grupal, donde en su momento de máxima iluminación los cuerpos son de luz.
El despertar del humano, como onda 8, se sitúa en el inicio.

COLUMNA 5:
La otra presencia evolutiva de la onda del humano es la que se sitúa como una expresión del tono 5 a través de su presencia en la columna 5, para los 9 primeros tonos de la onda.
La onda del humano, desde su propósito como humano 1 hasta su aparición como sol 9, transcurre en la quinta columna, encontrando también evolutivamente los contenidos expresados por el tono 5 en todas estas ondas.

Desde la onda 12 hasta la onda 20 (filas del Tzolkin evolutivo) el tono 5 se va a superponer con la presencia del humano en el Tzolkin tipo, expresando que hay una ayuda desde la columna 5 cuando el ser humano iluminativamente permite que florezca su programa como SEMILLA; cuando es voluntario como el propósito de la onda de la TIERRA; cuando actúa desde el amor incondicional expresado por la onda del PERRO; cuando ensueña desde la NOCHE; cuando expande su conciencia de GUERRERO; cuando actúa desde la emoción expresada por la LUNA que da sentido y origen a la realidad del castillo verde; cuando se relaciona amorosamente desde el VIENTO-corazón del cielo; cuando su visión es la del ÁGUILA que ve la estrella; y cuando se adentra en la ESTRELLA y reconoce a sus pares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *