Onda evolutiva de la luna

Onda evolutiva de la luna:

Cuando colocamos el Tzolkin en la secuencia de sus ondas, encontramos que la luna, como onda 17, se va a superponer sobre los sellos que en la fila 17 ocupa la tierra. De modo que todos y cada uno de los 13 sellos de la luna van a sumar su contenido a cada uno de las 13 presentaciones del sello de la tierra, en el orden en que aparecen estos sellos numerados por las columnas.

Sabemos que la tierra significa esa alineación voluntaria con el corazón del cielo y el corazón de la tierra, por lo que todo lo relacionado con la entrada en el castillo verde es un acto donde está presente el VOLUNTARIO.
Es decir, al castillo verde no se entra por casualidad, ni a ver qué pillo, ni siquiera por simple curiosidad o porque voy a hacer lo que hacen todos, sino que se trata de la respuesta a un acto donde está presente la conciencia del voluntario, es decir, el voluntario consciente.
Ese voluntario consciente normalmente ha sido probado en la cuarta dimensión, donde la persona no se deja arrastrar por emociones tóxicas, sino que se deshace de ellas, las identifica y las dice “no me interesáis”, “esa persona que actúa por odio, envidia, juicio, etc. no soy yo”, “borro de mi programa todas esas exigencias, revanchas y victimismos”, etc.

COLUMNAS 11 Y 12:
Casi toda la onda de la luna, excepto su tono 13 o transcendencia, se encuentra en la columna 11, asociada al tono 11 de liberación. Quiere decir que la limpieza emocional supone una gran emisión de luz (sol, onda asociada) y una gran liberación. Y cuando se transcienden las emociones (columna 12) se entra en un proceso diferente, de colaboración con el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *