Respuesta a una pregunta sobre el kin tormenta 7 y el psicrono semilla 7

Compartimos, por si es de interés, la respuesta a una pregunta sobre el kin tormenta 7 y el psicrono semilla 7:

Tu kin (tormenta 7) te propone una tarea a realizar en esta encarnación, mientras que tu psicrono (semilla 7) habla de resultado, es decir, de todos los aprendizajes y logros que has hecho en otras vidas.
Tu kin habla de tu espíritu hoy y tu psicrono habla de tu alma y de lo que ya conoce y contiene.

Apareces como tormenta 7, donde el tono 7 es resonante y te dice que tienes que sintonizar, conectarte y ser resonante con la energía Dios de la creación, que está presente en ti y que favorece la resurrección para todas las personas, la reconexión con la vida, porque en algún momento se ha perdido esa conexión. La tormenta habla de resucitar, que podemos traducir como reconectarte.

La tormenta 7 pertenece a la onda del caminante del cielo. Es fundamental que te reconozcas, no solo como tormenta sino como caminante del cielo. Caminante del cielo significa explorar, y explorar es ampliar la realidad.
Tú amplías la realidad por inmersión en la realidad, porque el color azul de la tormenta significa conectar con el tiempo que te lleva a la inmortalidad, el tiempo de la plenitud, saliendo del tiempo que te llega a la decrepitud, a la muerte; dejar de ser un fuego que cuando no tenga nada que quemar se extinguirá, para convertirte en una luz que está conectada con la luz y por tanto es luz. No es fuego ni está quemando, sino iluminando.
Esa es tu propuesta; esa es la propuesta de tu espíritu. Y ahí es muy importante recuperar la conexión con el viento (sello oculto), con la palabra que crea realidad porque convoca la maravilla, lo óptimo.

Para ello tienes la ayuda de tu alma, que sabe florecer. La semilla significa florecer siendo tú, quitando los obstáculos a la manifestación de tu programa. La semilla 7, semilla resonante, pertenece a la onda del espejo. Es una maravillosa configuración.
Gracias por asumirla y bendición. La resonancia produce bendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *