Hay una similitud entre los egipcios y los mayas

amapolas y violetas s
Hay una coincidencia entre el calendario egipcio de 360 días más 5 días fuera del tiempo y el calendario civil, Haab, en el código maya, que también contiene 360 días más 5 fuera del tiempo.
Podríamos decir que son dos calendarios similares, con un comienzo también similar, en relación con la crecida del Nilo en el calendario egipcio, en la segunda parte del verano, y con la alineación astral en el año maya, que cuando llegan los españoles estaba sucediendo el que decían ser 15 de julio, que al añadirle los 10 u 11 días por el cambio de la forma juliana en gregoriana, se convierte en el 26 de julio, pero es el mismo día, que como juliano comenzaba el 15 de julio, quedando el 25 como fuera del tiempo.

Hay una similitud en la forma de contar el tiempo entre los egipcios en el Nilo y los mayas en el Caribe.
También sucede, y esto es lo que es interesante resaltar, que los primeros que hablan de la Atlántida son los egipcios, situándola más allá de las tierras de Europa y África, que serían las columnas de Hércules. Están hablando por tanto de tierras mar adentro, que corresponde según vemos a América.
Es decir, los primeros que hablan de que hay tierras más allá de donde acababa el mundo conocido, son los egipcios. Platón narra que esa información proviene de los egipcios.
Podemos decir que los egipcios conocían América o quizá venían de América. No necesitamos decir que nosotros hemos llegado allí, sino que podemos decir que hemos venido de allí.
Los egipcios conocían tierras más allá de las costas de África y Europa, y de eso habla Platón al referirse a la Atlántida.

Los navegantes de los egipcios eran los fenicios, que son los cananeos pero también los habitantes de Jerusalén y Galilea, es decir el pueblo de la libertad, los pueblos semitas que eran los pueblos del mar, los pueblos del agua, los encargados de los viajes a través del mar, siendo Salomón al mismo tiempo rey de Jerusalén pero también del Líbano.
Con lo cual, estamos diciendo que las culturas semita y hebrea eran similares, solamente que los hebreos tenían una experiencia de la libertad, que los configura y da coherencia, y es lo que han preservado hasta nuestros días.

Entonces, entendemos que esos pueblos son los pueblos del mar, encargados de hacer esos viajes, que es de lo que habla la biblia cuando cita las naves de Tarsis.
Es posible que la cultura viniera de allí para aquí o de aquí para allá, y que se allá perdido el recuerdo de esos tiempos antiguos, porque cuando los egipcios se lo dicen a los griegos, se trata de los últimos invasores del mediterráneo en aquel momento. Los pueblos griegos indoeuropeos invaden de este a oeste toda Europa y todo el norte de África, dirigiéndose hacia la Atlántida, pero esa ruta ya la conocían los egipcios y sus pueblos del mar, los pueblos semitas de Jerusalén, de Galilea, así como los cananeos.

Gracias y perdón.

El comienzo del segundo periodo de 365 días es enlazador

El dragón es el sello 1 y el enlazador el 6, pero es posible encontrar un momento donde el enlazador es el 1. Si contamos 260 completamos un Tzolkin, aunque no un año, ya que se necesita que hayan transcurrido 366. Ese sello 366 es enlazador 2.
Por lo tanto, el comienzo tipo, es decir donde está expuesto el programa del segundo periodo de 365 días va a ser enlazador.
Hay un periodo que es el año, donde pueden suceder determinadas experiencias, pero hay un momento donde todas esas experiencias, relacionadas con la energía de solidaridad, ayudar a los demás, etc. (dragón), van a potenciar la vivencia del enlazador.

El enlazador del que estamos hablando es de la onda de la serpiente, es decir, de tu kundalini. Cuando se activa tu kundalini comienza un periodo nuevo de experiencias basado en la vivencia del enlazador con todos sus contenidos.
Este enlazador 2 está en una de las columnas de Hércules, que es una de las dos columnas de portales. Concretamente está en la sexta columna, siendo la decimonovena vez que aparece el enlazador. Es decir, es el enlazador-tormenta, el enlazador asociado a la resurrección. Entrar en la experiencia donde se está activando tu kundalini en su faceta emocional enlazadora, forma parte de tu resurrección.
Estamos hablando del segundo periodo de 365 días, pero no es necesario asociarlo con el año; son tiempos de lo real.

El oculto o forma interna del enlazador 12 es el águila 12, en el doceavo lugar de la onda de la semilla.
Hay un programa, pero en este caso no está activado desde el propósito, semilla 1, sino desde el tono 13 que es el guerrero. El guerrero 13 o guerrero como forma transcendente de ti mismo, del programa que eres tú, en sentido retrógrado va a dar fuerza a esa capacidad de ver en favor de todo lo existente, que activa la resurrección al activar la kundalini.

Expandir la conciencia es similar al logro del oro

Hay un misterio, que es el recorrido invisible que une el uno y el 52. Por supuesto, estamos hablando en código Tzolkin, pero el Tzolkin dirigido a toda la humanidad, o sea, en relación con toda la tierra, no con una pequeña área geográfica.
En este código Tzolkin, el 52 es importante, y desde su frecuencia aparecen contenidos interesantes para los que siguen con interés esta vía evolutiva.

En este Tzolkin el 1 está unido al 52, por ejemplo en los CASTILLOS, que son como escalones dimensionales.
El 52 también va a dar los contenidos de cada AÑO, que se inician con un sello de la familia portal, es decir, habiendo 52 posibilidades de año.
El 52 también aparece en el interior de cada FAMILIA, expresando los 52 “haceres” en los que se introduce cada persona cada año.

Esto es así en lo teórico; el misterio está al bajar a lo concreto, es decir, cuando una persona que nace como dragón 1 completa su experiencia al llegar al guerrero 13.
Esto traduce una experiencia personal, pero también tiene un contenido acerca del arquetipo humano que es importante para todas las personas, y también nos está dando una información, en este caso muy concreta, referente a la materia, al arquetipo de la materia, o sea a la REALIDAD.
Vemos que el fotón, es decir la luz entrando en la materia expresada por el dragón, que incipientemente es el bosón, va a transformarse al final de su recorrido en CONCIENCIA EXPANDIDA.
Entendemos muy bien que el dragón es luz adoptando una forma para cumplir una misión, y en su formulación cuatro o formulación en familia, ese dragón encuentra su misión cuando expande su conciencia y adquiere una conciencia transcendente, formada por luz cumpliendo una misión.

Al mismo tiempo, sabemos con otro lenguaje, más físico y químico, que el átomo tipo contiene un protón y un electrón.
Es decir, esas partículas subatómicas se van a organizar en otra estructura basada en protones, neutrones y electrones, como forma que adoptan para empezar a cumplir esa misión.
Hay un recorrido desde el primer átomo con valores uno, electrón-protón-neutrón, y los átomos cada vez más elaborados, que lleva a esas partículas subatómicas a conformarse, es decir a adoptar la forma expresada por el oro y por el platino, lo cual sucede únicamente en un ámbito que denominamos supernova. De modo que el viaje de la luz cumpliendo una misión, o sea del dragón al guerrero, es similar al viaje del átomo de hidrógeno hasta el átomo de oro, de platino y similares.
Expandir la conciencia es similar al logro del oro, de modo que queda abierta la posibilidad consciente a la conciencia para iniciar ese camino, el camino a la estrella.