Onda evolutiva del Mago

ONDA EVOLUTIVA DEL MAGO
On
La onda del mago es la segunda onda del Tzolkin y la primera de color blanco.
El Tzolkin evolutivo o Tzolkin de ondas aparece cuando se colocan los sellos de izquierda a derecha en vez de en sentido descendente.
Así, la primera onda ocupa la primera fila, situándose sobre los sellos ocupados por el dragón en el Tzolkin tipo, y la segunda onda, que es la del mago, se sitúa sobre los SELLOS DEL VIENTO, de tal manera que hay una correlación, traducción o similitud conceptual entre los sellos del viento y los componentes de la onda del mago.

COLUMNAS 1 y 2
Por otra parte, la onda del mago ocupa el primer lugar de las filas 14, 15,…, y 20. El primer lugar corresponde al propósito como primer tono, por lo que la onda del mago es el lugar del propósito de las 7 últimas ondas.
También ocupa el segundo lugar de las 6 primeras ondas, por lo que la onda el mago ocupa el nivel del propósito en las 7 últimas ondas y el nivel del regalo en las 6 primeras.

Traducido al escenario de los castillos, el contenido expresado por el mago -que potencialmente es cualquier persona que se inicia en el Tzolkin- corresponde a los propósitos de las 7 últimas ondas, que expresan el cuarto castillo y cuarta dimensión, y el quinto castillo o castillo verde en plenitud; y también las 6 primeras ondas, que corresponden al castillo rojo y parcialmente al castillo blanco.
El intento que supone esa apertura donde el mago -esa persona que está adentrándose en el Tzolkin- se abre a nuevas posibilidades, desaprende y se desapega de sus conocimientos y valoraciones para acceder a un nuevo ver, forma parte de lo que significa el acceso a dimensiones superiores expresado en el castillo verde.

LOS SELLOS DEL VIENTO:
La onda del mago se superpone con todos los sellos del viento, pero dentro del primer castillo. De alguna manera el trabajo que hace el mago en el primer castillo adquiere los contenidos asociados a la materia, que es el castillo que representa lo material, que en definitiva es luz cumpliendo una misión.
Todo el trabajo con los sellos te lleva a interactuar con tu parte material y a validar lo que sucede en ese lugar como parte de tu misión. Se trata de ver como bueno todo lo que sucede en el nivel dimensional donde te encuentras, donde el juicio te llevaría a dividir el mundo entre buenos y malos, y a los acontecimientos entre correctos e incorrectos. Sin embargo, si te sitúas ante la posibilidad de que todo lo que sucede sea luz cumpliendo una misión, suspendes el juicio, que es agresivo, y haces la paz.
Cuando haces la paz con todo estás actuando como el viento/espíritu, abriendo el diálogo con las cosas, y no el insulto o la condena.
La forma del diálogo es escuchar, tratando de buscar en tu corazón lo mejor para interpretar las cosas, respetando al otro. De esta forma, aunque lo que vivas sea fácil o difícil, cómodo o incómodo, ya lo haces desde un diálogo.

Eso te va haciendo permeable, refinando ante lo que sucede y quitando todo lo que destruiría lo óptimo desde el juicio.

El unir del mago es una tarea primordial

Cuando el mago une, el águila abre los ojos y ve.
El unir del mago es una tarea primordial, solo que el mago tiene un instrumento mágico, que es el espejo, que une en la quinta dimensión, en la dimensión espiritual. El espejo aparece como cinco respecto al mago.

Mientras, el águila tiene al espejo como cuatro, mostrando cómo lograr el ver.
El mago presenta una realidad desde el espejo, pero el águila logra ese propósito de ver a través del espejo. Sólo que el águila, en su ver la maravilla, se adentra en el inframundo, que en la sabiduría maya aparece como noche 9, y que es el oculto del espejo 5.
El presentar la realidad en el espejo del mago, que une, abraza, ama y asume todos los componentes de la realidad presentes en el espejo, está expresado en la onda del águila, que ve la maravilla, como ver la abundancia en el inframundo (noche en tono 9), que es justamente donde no hay abundancia sino carencia.
Comandar la energía desde el espejo 5 te permite entrar en el sufrimiento, en la muerte, en el disgusto que expresa el inframundo, a través del ensueño de la noche.

Es necesario recuperar el agua primordial. Es necesario no creer en lo imposible sino conocer la realidad de la plenitud. Limpiar el agua primordial significa dejar de creer que la realidad es el sufrimiento, para recuperar la conciencia de la plenitud, porque la vida es plenitud. Y la vida es plenitud porque la vida es amor.
Elegir es ser libre. Elegir qué es la realidad es ser libre y elegir la realidad del amor, además, es ser feliz.

Una de las cuatro direcciones está representada por el mago, que es el mago del agua

En el mundo maya y en la sabiduría de ese pueblo, de esa nación misteriosa, que tiene un conocimiento tan profundo de los movimientos estelares y del tiempo, una de las cuatro direcciones o cuatro puntales que sostenían la realidad está representado por el mago, que es blanco. Es el mago del agua. El término mago se asocia con el agua, en esta sabiduría ancestral primigenia.

Aquello que representa el mago es tan fundamental como aquello que representa el agua. El agua es imprescindible para el cuerpo del ser humano, para que se mantenga vivo y no acontezca el final, sino que continúe.
Entonces, se vuelve especialmente importante saber de qué se trata ese conocimiento que expresa el mago, de qué conocimiento trascendental se trata.
Y aparece como más importante, como más trascendental cuando vemos que lo que expresa el mago, es justamente lo que hace, permite o está asociado a que el cuerpo esté vivo, por cuanto tiene calor. El blanco, que expresa al mago y al agua, va con el azul, que expresa al águila y al fuego. Sí, el águila, la visión elevada, la visión de la maravilla, de aquel que ve la maravilla, está asociado al mago como onda. Son las ondas asociadas.

El mago aparece antes del espejo y el águila después, cuando has atravesado esa línea, esa frontera dimensional entre la dimensión material y la dimensión espiritual.
¿Cómo podemos traducir esto a un lenguaje coloquial? Vamos a recurrir a María Magdalena. El mismo cuerpo, la misma persona corpórea es María Magdalena cuando está sometida a los siete demonios que dice el Evangelio, y cuando está viendo la resurrección.
El mismo cuerpo, que es lo que expresa el color rojo. La misma persona, el mismo cuerpo que está sometido a los siete demonios es el mismo cuerpo de la misma persona que está viendo la resurrección, pero en otro momento. La resurrección es la maravilla.

Entonces, el mago está expresando un nivel de realidad que podemos asociar al agua, en cuanto que es algo que une, que son las emociones. Las emociones, el amor, unen a las personas: el hijo ama a sus padres, los padres a los hijos, los hermanos se aman entre sí. Hay algo que une, que está expresado por el blanco.

Hay una sabiduría en la que, aquello que une, esas emociones, también son lo que te permiten estar vivo. En realidad, todas las personas están unidas con todas las personas, pero como en círculos cada vez más amplios, trascendiendo el tiempo.
Estás unido a personas que hace milenios, siglos o años que no existen y estás unido a personas que todavía no han entrado en un cuerpo y que quizá no lo hagan nunca, porque quizá la evolución de la humanidad se dirija en otra dirección.

El caso es que lo blanco está asociado a lo azul, que es el fuego. El mago es la expresión de lo blanco y está asociado al águila, que es la expresión del azul, que también es el presente. Por eso sabemos que el blanco es tan importante para entrar en el presente.
Es importante conectar con tus emociones, pero con las trascendentes, no con las emociones que puede haber en la tercera dimensión, donde está el dolor, el miedo, sino conectar de forma trascendente.

Hay algo en ti que es anterior a cualquier afrenta, a cualquier dolor, a cualquier injusticia, a cualquier enfermedad. Si logras conectar con eso que es anterior a cualquier desastre, entonces saldrás de cualquier desastre, de cualquier enfermedad, de cualquier disgusto. Y si lo haces, cuéntalo, porque facilita el proceso.

Me gusta sentirme conectado con esa magia que hace que la gente se ría

Me gusta sentirme como un mago pero que es como un payaso, porque hace que todas las personas se rían.

Me gusta sentirme conectado con esa magia que hace que la gente se ría, porque cuando la gente se ríe no tiene ninguna malicia en su mente. Me refiero a la risa que activa esa inocencia donde simplemente te ríes. Esa es la magia a la que personalmente me siento más vinculado.

Me gusta vincular la magia con la risa.

Me gusta vincular la magia con eso que sucede cuando la gente ríe desde la inocencia.

Me gusta vincular la magia con despertar esa vibración.

Respuesta sobre el caminante del cielo y el mago

PREGUNTA:
Les envío mi fecha de nacimiento. El día corresponde al caminante del cielo y el nahual al mago. No entiendo mucho del evolutivo y cómo influyen en mi personalidad y en lo cotidiano. Si alguno pudiera aclararme sería genial.

RESPUESTA:
El caminante del cielo se asocia de manera clásica con la exploración, pero en el lenguaje más propio de esta página, nosotros asociamos al caminante del cielo con el gozo, entendiendo que se trata de una expansión. Explorar es ampliar la conciencia y el conocimiento, pero nosotros le añadimos un contenido gozoso. Nos sirve saber que se trata de explorar algo y entonces ampliar, pero eso estaría como traduciendo una dimensión ordinaria y material de alguna manera. Sin embargo, el caminante del cielo pertenece y por tanto expresa la quinta energía, la energía del día verde, que es gozosa. Por eso encontramos que los niños juegan y en su juego exploran, y si no tienen ninguna presión que les amedrenten están gozosos desde su inocencia de forma natural.
Esta familia del día verde, señal, que te instala en lo óptimo, en la maravilla, contiene ese gozo, y encontramos que esa exploración está asociada al gozo. No es la exploración bajo estrés; no estás explorando cómo escaparte de la cárcel, sino que estás jugando desde la inocencia.

El caminante del cielo es el sello 13. La primera vez que aparece es con el tono 13, de modo que es como el dueño del 13 y el que conoce el 13, donde el 13 significa transcendencia.
Por eso en esa exploración tenemos que situarnos en la trascendencia, que es gozo.

Tú naces, desde esta mirada, como caminante del cielo con esas cualidades, como propósito. Pero en una mirada más compleja, donde asociaríamos también la propuesta de los nawales, apareces como mago 7.
El mago 7 pertenece a la onda final del Tzolkin, a la onda de la estrella. Es la forma amarilla de la energía verde (cuarta onda del castillo verde), significando expansión, madurez de lo verde. Dentro de esa onda apareces como resonancia, que en un aparato de radio o televisión, por ejemplo, es que has conectado con la fuente y la estás canalizando. Esto lo sitúa con el valor de la magia, del conocimiento de la realidad más allá de la apariencia.

Esto te describe como potencialidad, pero también es algo que tienes que encontrar a través de tu trabajo interior. El mago es el sello 14, que significa, cuando miras los tonos, que has llegado a la transcendencia y has dado un paso más, entrando en otra dimensión. La primera vez que aparece el mago es cuando se ha terminado la onda del dragón y el sello 14 entonces es el primero de un nuevo ciclo. En sí el 14 significa el salto. Es el primero que ha dado el paso de una realidad a otra, el resultado exitoso de esa exploración del caminante del cielo, que es la transcendencia.
En el mago vemos un nuevo inicio, porque el mago siempre tiene en cada columna el mismo valor que el dragón. El mago es una transmutación de la luz. En cada columna el mago y el dragón tienen siempre el mismo tono; se traducen, pero en realidades diferentes.
Ese mismo inicio nuevo que vemos en el mago, lo vemos con el caminante del cielo en los castillos, porque el caminante del cielo 1, que es propiamente tu kin natal, inicia el segundo castillo, y eso es también un salto dimensional.

Entonces, tú tienes una relación con la transcendencia, con la exploración, con el gozo, con la canalización, con la resonancia, con el conocimiento más allá de la apariencia, y sobre todo con el salto cuántico. Es como si tú vinieras enviada de dimensiones superiores a sintonizar desde esta dimensión para con tu canalización hacer posible y real la sociedad de la estrella.

El caminante del cielo 1 es el inicio del segundo castillo y el mago 7 es el final del quinto castillo. En los castillos 2, 3, 4 y 5 aparecen de manera coherente todos los sellos de la familia verde como onda. El caminante del cielo, como onda, presenta en el segundo castillo lo rojo, asociado a esta energía verde; el espejo blanco como onda en el tercer castillo hace aparecer lo blanco de esta familia del día verde; la noche azul hace aparecer en el cuarto castillo la forma azul de esta familia; y la estrella hace aparecer en el quinto castillo la forma amarilla de esta familia. Esta secuencia es coherente: rojo, blanco, azul y amarillo aparecen en los castillos 2, 3, 4 y 5.

Respecto al evolutivo, aparece cuando colocas el Tzolkin en lugar de hacia abajo en horizontal. De esa manera se despliegan las 20 ondas. Y en el lugar 53, que corresponde a la línea 13 ocupada por los sellos del caminante del cielo se va a situar la onda de la tierra.
Esto significa que todos los sellos del caminante del cielo están asociados posicionalmente con los contenidos de la onda de la tierra. Encontramos que la onda de la tierra tiene un significado de voluntario. Cuando estás alineado con el corazón amoroso del cielo te descubres como voluntario.

Entonces, asociar al propósito del caminante del cielo el valor de la onda de la tierra, significa que te has encarnado como un voluntario y que no vienes aquí a cumplir con tus sueños estándar de posición social y económica, sino que vienes con una misión; vienes a sintonizarte con dimensiones superiores.
Vemos que sobre ese lugar se va a situar la tormenta 3. Entonces, el valor de voluntario está asociado con el valor de servicio que le da el valor 3 y con la tormenta, los hechos milagrosos. Eres voluntaria para que se produzcan hechos milagrosos y ayudar a la resurrección. Y cuando te sitúas ahí recibes a través de tus células madre un extra de energía para ti.

Al mismo tiempo vemos que también el sello del caminante del cielo se va a situar, puesto que es la quinta onda, sobre los lugares que ocupa la serpiente. Concretamente se va a superponer sobre la serpiente 5 de la onda del dragón. Situarte ahí, con los valores de la serpiente 5, comandando energía de la quinta dimensión desde la solidaridad que expresa el dragón, activa tus neuronas espejo, la empatía y la sabiduría.

En recuerdo de José Arguelles: Tu ser mágico necesita, para florecer, la experiencia del nuevo nacimiento

Hoy, mono 11. En recuerdo de José Arguelles

Tu ser mágico necesita, para florecer, la experiencia del nuevo nacimiento.
La experiencia del nuevo nacimiento o nacimiento consciente está expresada en el código Tzolkin por la onda del mono.
La experiencia del nuevo nacimiento, mono 1, es el resultado del amor incondicional transcendente, perro 13, de modo que cuando vivencias este amor incondicional en forma transcendente, automáticamente, o sea vibracionalmente, despiertas la conciencia y conectas con tu ser espiritual.

La conexión con tu ser espiritual o nuevo nacimiento abre un proceso en el cual tu ser espiritual te lleva a vivenciar el ensueño en forma transcendente: noche 13 en la onda del mono.
Cuando vivencias el ensueño en forma transcendente aparece tu ser mago. La vida es mágica para ti porque conoces y creas realidad desde tu ensueño, noche 13. La noche 13 produce la semilla 1, o sea, despierta tu programa maravilloso.
Desde el mono 1 la semilla 1 es el 14, el mago. El 14 es el lugar del mago. Y entonces la serpiente se convierte en águila. La serpiente 2, desde el mono, es el 15, el águila.
La serpiente vuela cuando tu programa interior aparece como mago.

EL ACTIVADOR DEL KA (Escrito)

EL ACTIVADOR DEL KA (Escrito)
El Tzolkin aparece como un despertador del KA, del doble espiritual.
En cada columna vamos a ver siempre al dragón, que es el inicio del Tzolkin. Es el Tzolkin en su inicio.
En cada columna lo vamos a ver siempre con el mismo tono que el mago. Es como si el mago fuera el segundo dragón. De hecho, es la segunda onda, y siempre en cada columna van a aparecer con el mismo tono los sellos del dragón y el mago.

Si enlazamos el contenido del mago en una tradición primigenia como es la de los egipcios de las pirámides, que también tenían un calendario de 360 días más 5 días fuera del tiempo, similar a la forma de contar en el ámbito maya, vemos que el mago es el despertador del KA. Heka es el despertador del KA.

El dragón toma forma como el bosón de Higgs y en algún momento se transforma en el interior de la persona que despierta, recordándole que es un despertador del KA, que ha encarnado en este tiempo y ha tomado forma. Es un dragón que ha tomado forma para despertar el KA, el doble espiritual de las personas en este momento.

El mago aparece como un sanador, porque los sacerdotes de Heka eran sacerdotes, magos y sanadores.
Muchas personas son magos sanadores. Quizá no lo saben y por eso esta irrupción del Tzolkin en la conciencia de los siglos XX y XXI, siglos de tecnología elevadísima, de viajes espaciales y de bombas que despliegan una potencia tremenda. ¿Por qué entonces recuperar y conectar con tradiciones antiguas?
Muchas personas han vivido en tiempos antiguos y han encarnado de nuevo, pero son magos sanadores. Esa es su función. Ahora es el momento del despertar del mago sanador sagrado, sacerdotal, que enlaza con dimensiones superiores.

El mago, que como onda es la segunda, en su interior lleva un águila que ve la maravilla, la conexión con el interior.
El despertar es una conexión con el interior.

Onda evolutiva del mago: El mago se abre a nuevas posibilidades

onda evolutiva del mago
La onda del mago es la segunda onda del Tzolkin y la primera de color blanco.
El Tzolkin evolutivo o Tzolkin de ondas aparece cuando se colocan los sellos de izquierda a derecha en vez de en sentido descendente.
Así, la primera onda ocupa la primera fila, situándose sobre los sellos ocupados por el dragón en el Tzolkin tipo, y la segunda onda, que es la del mago, se sitúa sobre los SELLOS DEL VIENTO, de tal manera que hay una correlación, traducción o similitud conceptual entre los sellos del viento y los componentes de la onda del mago.

COLUMNAS 1 Y 2:
Por otra parte, la onda del mago ocupa el primer lugar de las filas 14, 15,…, y 20. El primer lugar corresponde al propósito como primer tono, por lo que la onda del mago es el lugar del propósito de las 7 últimas ondas.
También ocupa el segundo lugar de las 6 primeras ondas, por lo que la onda el mago ocupa el nivel del propósito en las 7 últimas ondas y el nivel del regalo en las 6 primeras.

Traducido al escenario de los castillos, el contenido expresado por el mago -que potencialmente es cualquier persona que se inicia en el Tzolkin- corresponde a los propósitos de las 7 últimas ondas, que expresan el cuarto castillo y cuarta dimensión, y el quinto castillo o castillo verde en plenitud; y también las 6 primeras ondas, que corresponden al castillo rojo y parcialmente al castillo blanco.
El intento que supone esa apertura donde el mago -esa persona que está adentrándose en el Tzolkin- se abre a nuevas posibilidades, desaprende y se desapega de sus conocimientos y valoraciones para acceder a un nuevo ver, forma parte de lo que significa el acceso a dimensiones superiores expresado en el castillo verde.

El ser humano es la consecuencia de la luz

El ser humano, es el ojo de Ra. Existe la luz, que es para ver y el ser humano se sitúa en esa consecuencia de la luz que es el ver. Por eso el ser humano, o sea, tú, yo, cualquier persona, forma pareja con la realidad Dios, que es la luz.
No es solamente la luz, pero es la luz. La realidad Dios es la luz porque hace aparecer todas las cosas, pero no es solamente la luz.

El ser humano se sitúa en la consecuencia de la luz, que es el ver, que en el código Tzolkin es el águila. Se trata de ver la maravilla, de ver a Dios, y ahí tenemos un ejemplo maestro en la tradición primigenia, que nos introduce en la historia. Hay un momento en que comienza la historia, y ese momento en las convenciones humanas se sitúa con la aparición de la escritura fonética. La escritura ya recoge hechos, ya recoge historia. En la tradición primigenia que nos introduce en la historia, ser humano se dice IS; la luz y el ver se dice RA; la realidad Dios se dice EL.
La humanidad que ve la maravilla, la humanidad que ve a Dios. Es el comienzo de la historia. Y lo cuenta. Su palabra está traduciendo lo que ve.

Eso en el código maya es el mago, que como onda está asociado al águila. El ver la maravilla del águila está asociado al mago.
El mago como sello es la forma transcendente de la palabra (onda viento). Existe la palabra y por ejemplo se puede decir “hola, quiero comprar unos zapatos”, “mire, se le ha caído eso”. Todo eso son palabras, viento, que es la forma de relacionarse. Pero la forma de relacionarse transcendente, la forma en que el viento aparece como transcendente, es como mago 13.
Por eso sabemos que el mago está expresando en forma transcendente en el nivel humano al viento. También sabemos que la onda del mago va asociada a la onda del águila.
Así, todo lo que ve el águila está relacionado con el mago, que es la expresión transcendente, el 13, del viento.

Cuando tu expresión no es transcendente, no estás en el mago. Puedes estar en la expresión, pero no en el mago.