Es el tiempo del preguntador

ES EL TIEMPO DEL PREGUNTADOR (Extracto del nuevo libro en preparación “Tiempo de Ser”)
Es el tiempo del preguntador. Es el tiempo del que determina tu linaje. Es el tiempo del que te dice quién eres. Es el tiempo del espejo.

Es el tiempo en que los que cortan cabezas tienen que decir por qué lo hacen, porque ese es su linaje.
Es el tiempo en que los que propagan la guerra digan por qué lo hacen, porque ese es su linaje.
Es el tiempo en que los que maltratan a la mujer digan por qué maltratan a la mujer.
Es el tiempo en que los que trafican con seres humanos digan por qué lo hacen.
Es el tiempo en que los que engordan con el sufrimiento de otros digan por qué son insensibles al sufrimiento de otros.

Es el tiempo en que digas en qué utilizas tu tiempo.

Es el tiempo del preguntador. Es el tiempo del que determina tu linaje

camino con nieve en el bosque
Es el tiempo del preguntador. Es el tiempo del que determina tu linaje. Es el tiempo del que te dice quién eres. Es el tiempo del espejo.

Es el tiempo en que los que cortan cabezas tienen que decir por qué lo hacen, porque ese es su linaje.
Es el tiempo en que los que propagan la guerra digan por qué lo hacen, porque ese es su linaje. Es el tiempo en que los que maltratan a la mujer digan por qué maltratan a la mujer.
Es el tiempo en que los que trafican con seres humanos digan por qué lo hacen.
Es el tiempo en que los que engordan con el sufrimiento de otros digan por qué son insensibles al sufrimiento de otros.

Es el tiempo en que digas en qué utilizas tu tiempo.

La realidad y lo existente ¿están bien hechos o están mal hechos?

río y follaje s
La realidad y lo existente ¿están bien hechos o están mal hechos?
Al contemplar la realidad y la vida desde nuestra particular visión y diálogo podemos determinar que la vida está mal hecha, con cosas que no deberían suceder, o quizá podemos situarnos en otra actitud.

Habría dos imágenes, la de una persona diciendo que la vida está mal hecha y la de una persona que no mostrase enojo ante la vida sino atención y observación.
Y entonces la pregunta que alguien, algo o tu mismo podría hacer ante esas dos imágenes sería si es más adecuado, correcto o práctico juzgar y enfadarte con la vida o centrarte y observar, aumentando tu conciencia.

Si dices que la vida está mal hecha también estás diciendo que el creador lo hace mal, que no sabe o directamente que es malo.
Sin embargo, si te sitúas ante los acontecimientos por inexplicables que sean con los escáneres de la percepción y de la conciencia abiertos, entonces no estás diciendo que la vida está mal y que el creador de la vida está mal, sino que tú estás aprendiendo, siendo convocado a un conocimiento al que te preparas para recibir diligentemente.

Podemos ver al águila desde su altura como maestro del viento mientras mira y ve. Se para en el aire, siendo también la figura de la elevación. Para ver como el águila necesitas alejarte.
También tenemos al jaguar o al ocelote, que está quieto e inmóvil en el acecho, concentrado en su visión. Cuanto más inmóvil, más rápido será después.
Y también la serpiente se sitúa en la quietud.

Cuando dices que la vida está mal, te sitúas en la víctima y tu energía no se eleva sino que disminuye.
Cuando te elevas y sitúas en la observación es cuando conectas con las fuerzas superiores que crean la vida, que también están dentro de ti, porque tú eres su canal.

Podemos decir que sucedió una cosa muy mala hace 500 años. El guerrero preguntador no daría esa respuesta como válida porque si algo pasó hace 500 años fue extraordinario y maravilloso; bendición y plenitud.
Gracias y perdón.

Ciertamente dentro de ti hay un águila bendecidor. Solo necesita que le liberes de hechizos, es decir, que le liberes.
Gracias

Cuando eres hijo, todo es tuyo. Cuando no es tuyo, es porque no eres hijo; lo has olvidado

Es importante encontrar y dialogar con el preguntador, porque viene a decirte que eres Sa-Ra, hijo de la luz, y que es la luz tu alimento.

Cuando desplegamos los ocultos, los 20 sellos se enlazan de dos en dos formando una palabra, o mejor dicho 10 palabras, revelando cómo las cosas son luz, pero también cómo la luz está llena de cosas.
Por eso, si necesitas cosas, realmente lo que necesitas es luz. Cuando eres luz, vienen todas las cosas. Todas las cosas que necesitas vienen cuando eres luz.

Cuando eres hijo, todo es tuyo. Cuando no es tuyo, es porque no eres hijo; lo has olvidado. Quien te da de comer te hace esclavo. Te da lo tuyo pero te hace creer que se lo debes.

La falta de luz aleja las cosas, porque las cosas son luz.
La luz atrae a las cosas.

Es importante encontrar al preguntador porque viene a certificar tu linaje y a recordarte que eres hijo de Dios

creciendo en la roca s
Es importante encontrar al preguntador, porque está. Está siempre.
Es importante identificar y reconocer al preguntador, porque eso es encontrarlo.
Es importante encontrarlo porque viene a certificar tu linaje y a recordarte que eres hijo de Dios.
Viene a recordarte que eres hijo del amor y por tanto eres el amor; eres amor.
Viene a recordarte que eres hijo de la libertad y de la plenitud, porque eres plenitud y eres libertad.
Por eso es importante identificar a la conciencia expandida que permite la iluminación.