El Bosón de Higgs y la Atlántida (Continuación)

EL BOSÓN DE HIGGS Y LA ATLÁNTIDA. Continuación (Extracto del Libro en preparación “Tiempo de Ser o la impecabilidad sin esfuerzo”)

El espectacular éxito de las teorías de José Arguelles acerca del mundo maya provenía en parte de la información que daba acerca de los mayas galácticos, como seres que se habían desmaterializado y que también podrían volver a materializarse en el momento adecuado.
El mundo maya era conocido y estudiado en las universidades, vivido por las naciones mayas, pero la fuerza atractora que emergió a través de las publicaciones de José Arguelles fue en gran parte por esa resonancia, la de hablar de humanos evolucionados capaz de materializarse y volver a desmaterializarse.

También desde otras tradiciones se ha hablado de inmortales, de maestros ascendidos, ángeles y arcángeles, así como de apariciones de santos y de la Virgen en las tradiciones cristianas, y de la imagen de Jesucristo que entra y sale de la muerte, algo que también está relatado en las tradiciones de la mitología de tantos pueblos.
La inmortalidad y entrar en el reino de la muerte saliendo victorioso, está expresado en muchas mitologías.

¿Podemos considerar que la mitología contiene la sabiduría de estas naciones? ¿o que no hay sabiduría en la mitología?
Hoy sabemos que las neuronas espejo existen porque lo que llamamos ciencia lo ha confirmado. La pregunta es ¿cómo se puede hablar de neuronas espejo cuando ni siquiera se sabe que existen?
O quizá podríamos preguntar ¿cómo podemos hablar de la materialización y la desmaterialización cuando ni siquiera sabemos que el bosón de Higgs existe?
¿Cómo podemos hablar de realidades profundas si no se ha creado el concepto?
El concepto funciona en el mundo discursivo y lógico, pero si ha sido creado el concepto ¿cómo puedes hablar de ello?

El símbolo no utiliza un lenguaje lógico, sino que conserva en su interior una verdad que quizá tarde tiempo en ser revelada.
Por eso existen los lenguajes simbólicos, que pueden ser desacreditados desde el mundo lógico -que no ha creado conceptos-, pero, poco a poco, en su tiempo, cuando hay una masa crítica que ha interactuado con esa realidad, aparece el concepto.

Ese es el mecanismo del bosón de Higgs. Si hay interacción con ese campo unificado, aparece la masa. Si no hay interacción, si la luz no interactúa con ese campo, no aparece la masa.
La teoría aceptada acerca del bosón de Higgs sugiere que “un campo impregna todo el espacio, y que las partículas elementales que interactúan con él adquieren masa, mientras que las que no interactúan con él, no la tienen” (Wikipedia).
Según el mecanismo propuesto por Higgs, el bosón adquiere masa como resultado de la interacción con las partículas del campo unificado, pero si no hay interacción, no aparece la masa.
La masa aparece al interactuar con el campo. Esa es la materialización. Y si dejas de interactuar con el campo, se puede producir la desmaterialización.
Esto que decimos del Bosón de Higgs es lo mismo que sucede con la creación de los conceptos. Si no interactúas con una información, no aparece concepto, lo cual no quiere decir que la información no sea real.

Vivimos en un mundo donde algo que no es real, como no tiene concepto, lo llamamos “irreal”. Es irreal porque las personas no pueden suponerlo ni imaginarlo. Pero si hay suficiente cantidad de personas que interactúan con esa información, hay un momento que se crea el concepto. Eso es lo que se llama la masa crítica, cuando hay suficiente cantidad de personas interactuando con esa información.
Eso es lo mismo que el bosón de Higgs. La interacción materializa y genera masa, tanto en el mundo de los conceptos como en la realidad formal.

Si no quieres modificar tu pensamiento, no pienses; simplemente, repite.
Si quieres evolucionar, considera las propuestas que aparecen y no digas “imaginación”. La imaginación es como la luz, ya que se puede materializar.
Pero perfectamente, si ese es tu deseo, puedes vivir en un mundo donde la única imaginación válida y permitida como materialización sea el dinero y su corolario de deudas, estafas, esfuerzos, gastos.
Puesto que es una realidad de tercera dimensión, nunca te permitirá estar en el cielo, gozando, sino solo sufriendo, y sintiéndote bien si la acabas de trincar, pero luego poco a poco, va desapareciendo. Esa es la materialización del mundo de la dependencia tóxica y de la adición.
Pero hay un mundo donde no existen las adiciones y solamente se materializa el gozo, aunque no la carencia.

El ser humano tiene un hemisferio lógico que se mantiene interactuando con el campo unificado donde se encuentra, o sea con la realidad que puede formular, cuya base es el recuerdo, porque la realidad en la tercera dimensión está basada en el recuerdo y lo que busca siempre es seguridad.
También forma parte del recuerdo el conocimiento de las leyes, acerca de lo correcto y lo incorrecto, en la interacción entre las personas, o sea las normas sociales.

Mientras, el hemisferio creativo no interactúa con ese campo, porque se sitúa permanentemente ante lo nuevo posible.
Pero lo difícil es entrar precisamente en ese hemisferio creativo sin recurrir al hemisferio lógico, o, recurriendo a él en una forma adecuada.
Todo eso forma parte de las iniciaciones y del uso adecuado de los símbolos.
Los símbolos manejan una realidad diferente a la realidad que maneja el hemisferio lógico. De esa manera, a través del hemisferio creativo, puedes entrar en conexión con dimensiones superiores.

Los símbolos son frases

LOS SÍMBOLOS SON FRASES ((Extracto del libro “El poder del agua. El poder de la emoción”)
Los símbolos son frases. Tienen un contenido que se relaciona con el ser humano a través del sentido de la vista, pero puede ser traducido a palabras, que enlazadas forman frases con un contenido.
De esa manera, los símbolos son frases esperando ser pronunciadas, esperando ser encontradas, esperando que alguien las libere de la inmovilidad y las permita ser. Las frases permiten salir de la inmovilidad a los contenidos expresados en los símbolos.

A su vez, el contenido de los símbolos es una nutrición para el ser humano, es como una lluvia que hace florecer, poniendo en marcha el programa de ser.
El vehículo se alimenta de materia, pero el ser humano se alimenta de palabras. Las palabras son alimento. La sangre se envenena del disgusto y se nutre del disfrute.

(puedes adquirir el e-book, por 5 € con paypal, en E-BOOK )

Los símbolos son como los whatsapp de Dios

LOS SÍMBOLOS SON COMO LOS WHATSAPP DE DIOS (Extracto del libro “El poder del agua. El poder de la emoción”)

Los símbolos son como los WhatsApp. Son mensajes que envían desde dimensiones superiores.
Están ahí y solamente abren su contenido cuando tú los miras, si no, pueden estar durmientes con todo su contenido.

Han salido de dimensiones superiores y eso se traduce en el móvil de Dios con un tick o línea, diciendo que han salido, y cuando tú lo recibes y lo abres, aparece el doble tick, el dos.
El uno se transforma en dos cuando te entrega su contenido.

Los símbolos son como los whatsapp de Dios.

(puedes adquirir el e-book, por 5 € pagando con paypal, en
http://viatzolkin.com/e-books-libros-y-calendarios/poder-del-agua-poder-la-emocion/ )

Curso online 20 de septiembre: El Tzolkin y sus símbolos

Tzolkin
El próximo martes 20 hablaremos en el curso online sobre “El Tzolkin y sus símbolos”

Más información y reservas: nuevocalendariomaya@gmail.com
Curso online

INTRODUCCIÓN AL TZOLKIN:
El Tzolkin habla en varias direcciones y en distintos niveles. No es una sola cosa.
El desciframiento del Tzolkin sucede de manera simultánea a los descubrimientos científicos de última generación.
Para recibir la información contenida en el Tzolkin es imprescindible la visión de conjunto y menos la visión de los detalles. Sabemos que hay un hemisferio cerebral que se ocupa preferentemente de los detalles, de la lógica y de los recuerdos, y otro hemisferio creativo, que contiene una visión global. Pero esta división no es excluyente, porque ahora mismo se sabe que en cualquier actividad pueden actuar los dos hemisferios, aunque siempre hay una predominancia.
Para recibir el mensaje viajando en el tiempo y contenido del Tzolkin, es imprescindible utilizar preferentemente el hemisferio creativo, global, holístico.
Normalmente los estudios son cosas serias y para ello se utiliza el hemisferio lógico. Quizá por ese motivo, la riqueza contenida en el Tzolkin había pasado desapercibida, y aparecía más bien como un hecho folclórico, algo bonito, curioso, peculiar, pero de un contenido de sabiduría por debajo de nuestra ciencia.
El Tzolkin es algo para ti. Es como un libro esperando que lo leas, o como un espejo esperando que mires, o una carta o e-mail dirigido a ti. Algo que te espera para entregarte algo en el momento oportuno, que te ayude a ser tú con plenitud. Una comunicación. Es como el idioma, algo para ti, para que te comuniques.
Si sólo miras los sellos y los números un ratito, sí necesitaras alguien que te diga qué miras. Pero si vives, te enseña todo. Con pocos datos el Tzolkin se abre a la meditación y a la contemplación.
EL TZOLKIN:
El sello habla a la persona, la onda informa sobre lo grupal y el Tzolkin sobre la humanidad.
Está formado por 260 periodos temporales, que son la combinación de 20 sellos y 13 tonos.
Comienza en la onda del dragón, y va recorriendo el resto de ondas hasta acabar en la de la estrella.
COLUMNA RESONANTE:
A la columna central del telar se le denomina columna mística o columna resonante, accediéndose a ella mediante la onda del espejo. Precisamente la columna mística actúa como un espejo, separando los sellos ocultos de los exteriores, pero en sí no se refleja, sino que “es” el espejo.
Se caracteriza por no tener ninguna casilla portal, ya que directamente está conectada con otras dimensiones, y también porque los 20 kin que la componen tienen su oculto en la misma columna: dragón 4 y sol 10, viento 5 y tormenta 9, noche 6 y espejo 8, etc.
En la parte central superior de esta columna se encuentra el perro, y en la central inferior, el mono, que es el primer sello de la siguiente onda. En ocasiones se le denomina centro del telar y representa el lugar del nuevo nacimiento.
Es donde se une la columna 7, llamada mística o resonante, con el horizonte, situado en las filas 10 y 11.

Los símbolos son como frases, con un contenido

LOS SÍMBOLOS SON COMO FRASES (Extracto del próximo libro a publicar “El poder del agua. El poder de la emoción”).

Los símbolos son frases. Tienen un contenido que se relaciona con el ser humano a través del sentido de la vista, pero puede ser traducido a palabras, que enlazadas forman frases con un contenido.
De esa manera, los símbolos son frases esperando ser pronunciadas, esperando ser encontradas, esperando que alguien las libere de la inmovilidad y las permita ser. Las frases permiten salir de la inmovilidad a los contenidos expresados en los símbolos.

A su vez, el contenido de los símbolos es una nutrición para el ser humano, es como una lluvia que hace florecer, poniendo en marcha el programa de ser.

El vehículo se alimenta de materia, pero el ser humano se alimenta de palabras. Las palabras son alimento. La sangre se envenena del disgusto y se nutre del disfrute.

Los símbolos en el Tzolkin: la estrella de David (vídeo)

Los símbolos en el Tzolkin: la estrella de David (vídeo)
El Tzolkin utiliza un lenguaje de símbolos.

La tradición que sigue el tzolkin con la tripleta de configuración binaria cuenta años.
La otra tradición cuenta días.
Sin embargo, lo que interesa es no lo que separa sino lo que une y complementa.

Buscando la coherencia en el Tzolkin encontramos en su interior el símbolo de la estrella de David

Los símbolos en el Tzolkin (extracto de la clase online del 16/8/2016)

Los símbolos en el Tzolkin (extracto de la clase online del 16/8/2016):

Comenzamos a sacar en vídeo extractos de la clase online de los martes. Entendemos que la calidad de la imagen es muy mejorable, pero creemos que en algún caso puede aportar algo al audio.

Invitamos a mirar el Tzolkin. Es una estructura de 260 cuadrículas que tiene 52 casillas negras y el resto blancas.
Las casillas oscuras o casillas portal en el Tzolkin forman la llamada “tripleta de configuración binaria”, que es fundamental para encontrar los símbolos del Tzolkin.
En esta tripleta de configuración binaria aparecen resaltados con claridad la X del espejo y el rombo de la estrella, pero además también aparece el símbolo de la chacana, la cruz griega de brazos iguales, la estrella de Davvid, el número phi o la cruz celta.

Curso online martes 16 agosto: Los símbolos en el Tolkin

sellos estrella y espejo
El próximo martes 16 vamos a hablar de los símbolos en el Tzolkin.

Invitamos a mirar el Tzolkin, que, más que un calendario, es un libro de sabiduría que se expresa a través de símbolos, con el cuál interactúas a través del diálogo.
Uno de los ejemplos que se distinguen con más claridad son los símbolos de los sellos espejo y estrella:

Las casillas oscuras o casillas portal en el Tzolkin forman la llamada “tripleta de configuración binaria”, que es fundamental para encontrar los símbolos del Tzolkin.
En esta tripleta de configuración binaria aparecen resaltados con claridad la X del espejo y el rombo de la estrella.

La X del espejo, o sea del in lak’ech y del “tú eres otro yo” nos habla de la relación con las demás personas. La X señala cada uno de los rumbos o direcciones aquí en la tierra.
Mientras, la estrella señala la vertical, que conecta con el corazón del cielo y con el corazón de la tierra, marcando así los dos rumbos ascensionales.

Desde el hemisferio creativo conectas con dimensiones superiores, es decir, con lo óptimo y con la energía del gozo, que también podemos denominar energía Dios. Pero no solo es una energía ascendente, hacia el corazón del cielo, sino que para elevarse la energía también debe ser profunda, es decir hacia el corazón de la tierra.
Ese diálogo es el que se establece desde el hemisferio creativo, siendo la puerta el lugar donde se conectan las 6 direcciones, las que corresponden a los cuatro rumbos en horizontal, y la elevación y lo profundo en la vertical. Ese lugar es el corazón de cada persona.

Mientras, el hemisferio lógico debe descender esa iluminación a la relación con las demás personas, en este caso a través de la palabra, de modo que puedas dar una explicación lógica de tu comportamiento y de tu sistema de creencias, es decir, de tu cosmovisión, saliendo del corazón, pero iluminado.
Hay una iluminación en lo creativo, pero ahora se trata de trasladarlo a las demás personas.

Cuando tus palabras traducen tu corazón iluminado, desde la integridad, lo que expresas libera los hechizos; la kundalini se ha iluminado y se eleva, mientras las palabras están llenas de luz, y el hemisferio lógico puede establecer un diálogo que también es lógico.
Es lógico en parte porque está enraizado. No solamente está elevado sino que ha descendido en profundidad, porque tú comprendes en ti mism@ dónde estás atrapado por el ego, o sea, dónde estás instalado en la dimensión del sufrimiento.
Entonces, ese discurso lógico produce liberación, porque produce luz.

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
nuevocalendariomaya@gmail.com (Ana)
Teléfono 034 697.666.252 (whatsapp)
curso online

El lenguaje de los símbolos es supracultural y supralingüístico, y además enlazador

5 de agosto 2014
El lenguaje de los símbolos, en el tiempo de la comunicación, merece ser encontrado como supracultural y supralingüístico, y además enlazador.
No conviene relacionar un símbolo únicamente con una cultura, de donde ha surgido o que le ha dado soporte o cobijo, sino encontrar cómo todos los símbolos, independientemente de la cultura en que parecen surgir, del idioma que pudiera ser que hablasen sus creadores y del tiempo, en realidad están creados para la persona despierta del siglo XXI, que está resolviendo un problema que atañe a toda la humanidad.

Todo está hecho para florecer, triunfar, lograr, expandirse y para la plenitud. No está hecho para perder el tiempo, que también es vida.
El oro del que puede hablarse es el del HOR, que es la luz y el aura, o sea tu luz, y también el de hablar desde el corazón, como la catarsis más preciosa y la alquimia más conseguida.

Esas personas despiertas del siglo XXI que están resolviendo un problema que atañe a toda la humanidad, realmente están contemplando gozosamente la expansión, la plenitud y el florecimiento, desapegándose de todos aquellos valores que quieran nutrir su ego personal, nacional y racial, y por supuesto su ego de género.
En este siglo que podemos llamar XXI, todos los símbolos parecen estar despertándose y volviéndose muy charlatanes. Escucharlos es gozoso, nutritivo, pacificador y expansivo.

Hay muchas vidas mirando. Avanzamos conectados con el corazón y despojados de la mente, por un terreno sagrado, que es el de lo cotidiano. Todos nuestros ancestros están presentes.

Los símbolos en el Tzolkin: audio de 6 minutos

Los símbolos en el Tzolkin. Audio de 6 minutos, extracto de la clase online de hoy.

En el Tzolkin se ven símbolos (chacana, cruz griega, estrella de David, Pakua…). No so excluyentes sino útiles para todas las culturas.
Todos tenemos que conocer todos los símbolos de las culturas primordiales, porque pertenecen al arquetipo del ser humano, donde “tu eres yo” y “yo soy tu”