Cómo vivir la onda de la tormenta

Compartimos la respuesta a una pregunta sobre cómo vivir la onda de la tormenta, por si es de interés:

PREGUNTA:
Cómo ayudamos al proceso de transformación por estos días.

RESPUESTA:
Sin duda se refiere a estos días en los que está trascurriendo la onda de la tormenta. La forma en que activamos y entonces vivimos la tormenta como transformación viene más o menos expresada en el propio enunciado de la onda.
La tormenta aparece como propósito, es decir la transformación, la resurrección, la apertura a la posibilidad de realización de hechos milagrosos. Ese es el propósito de este tiempo, proponiendo que lo descienda a su vida, en primer lugar a través de su relación con el otro, es decir, con todas las demás personas.

Le propone que su diálogo con las demás personas (tono 2) sea desde la luz (sol). Esto significa que usted no transmite ni su pesimismo, ni su duda, juicios, envidias, sino que se sitúa para dialogar con las demás personas, ofreciéndoles como el sol lo mejor de usted. Si usted en este periodo es consciente y trata de situarse en esa actitud al relacionarse con las demás personas, abre las transformaciones.

En tercer lugar aparece la forma en que va a ser útil a las personas que le rodean, y es actuando como el dragón, enseñando, cuidando, preocupándose por los problemas de las personas y tratando de darle todas las informaciones que necesiten, es decir desde la solidaridad. No se trata de la solidaridad con los amigos, que es como reforzar el clan, sino de romper ese mundo de fronteras y de grupos, apareciendo como solidaria con personas que a lo mejor no coincide o no empatiza especialmente.

¿Y cómo lo va a hacer? Eso es lo que expresa el tono 4. Aquí aparece de forma clara la palabra (viento).
Vemos que el propósito de cambio le pide que usted sea una luz, que sea solidaria y para eso tiene la palabra. Todo esto le va a facilitar la entrada en la quinta dimensión. Para que su palabra sea luz y solidaria, va a necesitar trabajar su interior, las imágenes, todo lo que representa el ensueño, la noche (tono 5). Todo eso le va a provocar un cambio en su interior.

Eliminar las fronteras con las demás personas, eliminar los juicios y eliminar todas esas actitudes que le impiden compartir, le van a provocar un cambio, porque se trata de que sea una fuente de abundancia para todos. Eso la transforma a usted.
Y como consecuencia de ese trabajo con las imágenes dentro de usted, necesita conectar con su propio programa, que es lo que expresa la semilla (tono 6); necesita cambiar aspectos acerca de lo que piensa acerca de usted misma. Si va haciendo estas modificaciones, se va a encontrar con que la vida va a florecer en su entorno.

En la forma resonante de la onda (tono 7) aparece la serpiente, porque cuando ha cambiado la imagen de sí misma, al eliminar barreras y abrirse a la solidaridad y a la luz, su kundalini y energía vital va a aumentar. Ese florecimiento se presenta como un extra de vitalidad, que a la vez es un extra de luz.
Ese extra de vitalidad le hace ser cada vez más abierta a la conexión con las demás personas que le rodean, incluso modifica sus criterios acerca de la propia realidad.

Y la consecuencia, tono 9, mano, es que se produce una transformación en la calidad de sus acciones. Por un lado es usted más activa y más segura en lo que hace, pero también su acción será cada vez más impecable.
Luego aparece la estrella (tono 10), significando que los cambios que ha estado usted haciendo le introducen en un mundo de armonía, estética y belleza, y muy importante, de sociabilidad. Habrá usted resuelto conflictos, y eso le supone más alegría, más salud, más empatía y más respeto.

La consecuencia, luna en el tono 11, es que usted encuentra que su emoción, la forma en que considera a las personas y las cosas que forman la realidad, es una energía positiva, que nutre. Toda esa solución que venía desde el ensueño de la noche, como expresión de la quinta dimensión, redunda en su propio beneficio y le introduce en el tono 12.
Y finalmente, los cambios son que usted recupera su alma, su inocencia, su alegría y su sabiduría (mono, tono 13).
Cuando recupera la inocencia, entonces usted es sabia, incluso y sobre todo sin proponérselo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *