22 mayo 2020: Tranquilos. No hay prisa. No hay urgencia. Todo lleva su tiempo

Tranquilos. No hay prisa. No hay urgencia. Todo lleva su tiempo. Los procesos tienen un ritmo que no conviene acelerar.

Paso a paso, sin parar, sin entretenerse o dispersarse, prestando atención a lo que sucede, a lo que se siente.

Las ayudas están por todas partes, desde todos los planos, en todos los rincones.

No se precipiten. Siempre desde su centro, tomando conciencia, siendo.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.