Año maya 2016: la iluminación del guerrero que expande su conciencia

Nos aproximamos al cambio de escenario que supone el cambio de año desde el código Tzolkin del calendario maya.
El 25 de julio será el día fuera del tiempo como espejo 10, espejo perfecto. El espejo es por un lado la realidad, podríamos decir que la “realidad perfecta”, pero también por otro lado es la ley del amor, y entonces tendríamos que hablar de la “ley del amor perfecta”.

Eso es un momento fuera del tiempo, como un anticipo. Luego comienza la tormenta 11. La fuerza resucitadora que expresa la tormenta proviene de la emoción de la luna (onda de la luna).

El código Tzolkin es un lenguaje de minorías, ya que en el total de la humanidad las personas que se interesan por ese diálogo son minoría.
La mayoría se mueve en estos momentos en el año 2016. Utilizando el código Tzolkin de esa minoría, el año 2016 significa la iluminación (sello 20, sol) del guerrero (sello 16), la iluminación del que expande su conciencia. Para que una estancia esté iluminada no es necesario que todas las paredes, suelo, techo y mobiliario sean de luz; simplemente con una minoría de lámparas se ilumina una estancia.
Este es el momento, la iluminación que produce el guerrero, la iluminación que produce la expansión de la conciencia.
Aparece como emisión de luz (tono 11) desde el que refleja la luz de dimensiones superiores (onda luna, quinto castillo). La emisión de luz que proviene de dimensiones superiores ilumina la realidad. Este es el momento.

Este año maya 2016, donde se inicia el 26 de julio esa tarea de emitir la luz que proviene de dimensiones superiores como la luna con un efecto resucitador, lleva en su interior la iluminación del voluntario (20-17).
Primero hay una iluminación al expandir la conciencia y luego hay una iluminación cuando te alineas con el corazón del cielo como un voluntario.
El espejo 10, cuando se inicia el 20-17, la iluminación del voluntario, se transforma en el espejo 1 (el día 1/1/2017), y esa es la onda donde se va a producir el nuevo nacimiento al llegar a su forma transcendente como perro 13.

Nos acercamos a un cambio de ciclo que lleva en su interior el nuevo nacimiento.
Gracias, bendición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.