Cuando te instalas en los contenidos que te propone el Tzolkin, sales de la tercera dimensión, que es la del ego

Compartimos la respuesta a una persona mago espectral, por si es de interés:

Eres mago espectral blanco, de la onda de la semilla y esa ubicación señala una tarea a realizar. Te invita a encontrar el significado que te propone, como forma de armonizarte y de encontrar sentido a tu encarnación en este tiempo.
Digamos que esto es como la tarea de tu espíritu y contiene lo que tu espíritu necesita para expandirse y despertar su conciencia.

Ser espectral te sitúa en una dimensión de la vida y produce modificaciones en los valores que diseñan una dimensión, diferente de cuando los valores con que te mueves son producto del ego y del miedo, que es la forma habitual en que las personas viven por inercia, donde están siempre tratando de evitar aquello que temen.
Cuando te instalas en los contenidos que te propone el Tzolkin, sales de la tercera dimensión, que es la del ego, y te adentras en una nueva dimensión, que podemos denominar cuarta dimensión, donde el tiempo es tu aliado, porque es un tiempo de oportunidad, en concreto de oportunidades de crecimiento.
Se trata de acceder a la quinta dimensión, que es una dimensión espiritual y de lo óptimo, basada en el amor y no en el temor.

En la propuesta que contiene el mago espectral blanco, mago 11, lo primero que aparece es la característica de ser blanco, que hace referencia a la emoción, porque las emociones y también el agua se expresan con el color blanco como símbolo.
Pero las emociones no son estados emocionales pasajeros, sino estados vibracionales.
Se trata de elevar la vibración, y lo que facilita el reconocer las emociones es que te permitan entrar y vivir en el tiempo presente.
Cuando escuchas tu corazón y no huyes de la emoción, sino que te adentras en las experiencias, esas mismas experiencias te van transformando.

El mago 11 es el lugar 11 de una onda encantada de 13 posiciones que comienza con la semilla. La semilla te invita a ser tú misma, a ser tú. Al conectar con tu interior encuentras qué es lo que hay y al escucharlo te das oportunidad de ser. La semilla, el ser tú misma, te lleva a expandir la conciencia y a activar tu kundalini.

De momento es todo lo que te podemos decir, porque no es un asunto de “decir”, sino de vibrar y adentrarte en las experiencias que están en tu presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.